Antonio Estella

Sobre el autor

es Catedrático Jean Monnet de Gobernanza Económica Global y Europea y Profesor Titular de Derecho Administrativo en la Universidad Carlos III de Madrid. Es doctor en derecho por el Instituto Universitario Europeo y posee un master en Derecho Europeo por la Universidad Libre de Bruselas. Es promotor y miembro del Grupo de Trabajo 'Plan B', dedicado a realizar propuestas alternativas a las salidas de la actual crisis económica.

Archivo

julio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Eskup

No sólo se ha hablado de espías

Por: | 25 de octubre de 2013

En el Consejo Europeo que se ha celebrado los días 24 y 25 de Octubre (hoy mismo), no solamente se ha hablado de espías. También se ha hablado de la Unión Bancaria, un tema capital en el actual contexto de crisis económica. Veamos el siguiente párrafo (42 de las Conclusiones del Consejo Europeo):

 

“In this context, the European Council recalls the urgency, for the Member States taking part in the Single Supervisory Mechanism, of establishing a coordinated European approach in preparation for the comprehensive assessment of credit institutions by the European Central Bank. Member States should make all appropriate arrangements, including national backstops, applying state aid rules. European instruments are available according to their agreed rules. The European Council asks the Council to develop this approach as a matter of urgency and to communicate it by the end of November, in line with the goal that the European Central Bank completes the comprehensive assessment of credit institutions in a timely manner. It also calls on the Eurogroup to finalise guidelines for European Stability Mechanism direct recapitalisation so that the European Stability Mechanism can have the possibility to recapitalise banks directly, following the establishment of the Single Supervisory Mechanism”.

 

Esto quiere decir, esencialmente, que las espadas siguen en alto entre la Comisión Europea y el BCE en lo que se refiere al tema más importante: cómo aplicar las normas sobre ayudas de Estado a las instituciones financieras. Ya sabemos que la Comisión Europea, guiada por una interpretación muy formalista del Tratado, quiere una aplicación ciega de dichas reglas en relación con las instituciones crediticias. Por el contrario, el BCE quiere “amoldar” la aplicación de esas reglas al contexto actual. ¿Quién tiene razón en este terreno? Claramente Draghi: tengamos cuidado con una aplicación ciega de las reglas del Tratado sobre esta materia, en estos momentos. Hay que ser mucho más finos. ¿Quién va a ganar en esta batalla? Almunia es vasco, Draghi romano, pero pasó unos diez años en Florencia, lo que le hace medio florentino. Con eso creo que está todo dicho.

CDU o SPD, ¿qué más da?

Por: | 24 de octubre de 2013

Algunos se preguntan si habrá cambios en la política de Alemania hacia el resto de Europa si se forma una Gran Coalición. La respuesta es un rotundo NO.

En este excepcional trabajo de Yotam Margalit y otros (Sharing the Pain: What Explains Public Opinion Towards International Financial Bailouts? Massachusetts Institute of Technology Political Science Department Working Paper No. 2012-5) se muestra de manera clara que las preferencias de los votantes de la CDU/CSU y del SPD son prácticamente iguales en cuanto a un tema clave, como es el de los bail-outs, los rescates financieros a los países en dificultades. Si acaso, lo que muestra la Figura 1 (vid. más abajo) es que los primeros están ligeramente más a favor que los segundos en relación con esta cuestión.

Si examinamos el resto de las variables, las conclusiones son similares. Los votantes de las dos formaciones políticas muestran un grado de coincidencia bastante llamativo cuando se les pregunta si quieren que Alemania contribuya menos al Fondo de Rescate Europeo, o si estarían de acuerdo en mandar un mensaje claramente identificable a eurodiputados a favor de que Alemania contribuya menos a dicho fondo.

Por supuesto, la coincidencia en relación con el tema de los rescates no significa coincidencia en todo lo demás. Pero sí que es una indicación que, de confirmarse con otros trabajos sobre la cuestión, parecería señalar que existe una posición muy similar entre los votantes de ambos partidos sobre la postura que Alemania tiene que tener en relación con los países periféricos en medio de la crisis. La conclusión parece clara: para los votantes de ambas formaciones, solidaridad de Alemania hacia el resto de los países sí, pero con cuentagotas. Ello es en gran medida lo que hace posible la Gran Coalición, una buena noticia quizá para Alemania, pero una pésima nueva para Europa y el resto de las formaciones socialdemócratas de la UE.

  Figura 1

 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal