Ana Carbajosa

Un cierto despertar laico

Por: | 23 de septiembre de 2012

 

Que los sectores ultra religiosos ganan en asertividad y poder en Israel, no es ningún secreto. Sí resulta algo más novedoso un cierto despertar de los sectores más laicos de la población, que dicen estar hartos de la dictadura que imponen las minorías religiosas en el día a día del país.

Iniciativas las ha habido de todos los colores. Un grupo de mujeres ha puesto la foto de sus caras en los anuncios de los autobuses para desafiar la presión religiosa, que de facto ha borrado la impresión de rostros femeninos del espacio público. De lo contrario, consideran los ultras, incurrirían en una violación de las reglas del recato y del judaísmo ultra ortodoxo.

 

2-Wa

Protesta en Tel Aviv en una foto que publica el diario Yedioth Ahronoth.

Hay otros luchadores laicos, que se han lanzado a la calle cuchillo en mano y han cortado los eruv, los precintos rabínicos que acordonan los barrios religiosos. La instalación de estos cordoncillos quiere decir que los rabinos dan el visto bueno al barrio y que a partir de entonces empezarán a mudarse familias ultra ortodoxas. Luego, argumentan lso activistas laicos, los religiosos empiezan a montar guarderías ilegales y a llamar la atención por la calle a las mujeres que no vistan los suficientemente recatadas o a los vecinos que violen las reglas del shabat, el día de descanso en el que no se puede trabajar, circular en coche, o utilizar aparatos eléctricos entre otras muchas prohibiciones.

La última protesta, la de este fin de semana ha sido como las demás. Minoritaria, imaginativa y peregrina en cuanto a su motivación. Esta madruga, en Israel, los relojes han cambiado la hora. Hemos entrado en el llamado horario de invierno. El cambio, que en cualquier otro país sería un acuestión de darle uan vuelta a las manecilla del reloj –ya ni eso, el móvil lo hace sólo contribuyendo por cierto a una mayor confusión ¿lo ha cambiado solo? ¿no lo ha cambiado?- aquí,es motivo de gresca política.

Cientos de manifestantes han salido a la calle en Tel Aviv y Jerusalén a protestar, porque el horario de invierno se introduce cuando aquí todavía es verano –del de verdad, con piscina y sol abrasador de mediodía- y no quieren que anochezca una hora antes. Calculan que supone un dispendio innecesario, además de un trastorno para los niños, los viajes y un sin fin de actividades que enumeran los activistas. Pero protestan sobre todo, porque saben que es un político ultra religioso el responsable del adelanto horario. La de adelantar los relojes es la batalla que ha ganado Eli Yishai, ministro de Interior israelí, del partido ultra ortodoxo sefardí Shas. Su empeño responde, evidentemente, a motivaciones religiosas. Esta semana, el miércoles, se celebra el Yom Kipur, el gran día sagrado para los judíos, el del arrepentimiento, el ayuno y la oración. Adelantar el reloj una hora, se supone que facilita la tarea a los que ayunan y a los que rezan con la salida del sol.

En Tel Aviv hubo una manifestación. En Jerusalén, algunos activistas se acercaron a la casa del ministro Yishai, armados con despertadores. Y en la Red, proliferaron las campañas en Facebook y las recogidas de firmas en contra del adelanto horario y a favor de un boicot, que según el diario Haaretz alcanzaron las 400.000.

Para los sectores más laicos de la población el cambio horario significa simplemente que el Gobierno de Benyamín Netanyahu ha vuelto a claudicar ante los mandatos de los más rigoristas. Significa en palabras de los activistas “el regreso a las tinieblas” o “la vuelta a la oscuridad de la edad media”.

 

 

 

 

 

 

Hay 9 Comentarios

¡Sácate otra foto que pareces un hámster!
En cuanto al pseudo-articulillo.... ni merece un miserable descalificativo.

Con la que está cayendo en Siria y en todo el mundo musulmán por la religión y ésta hablando de los ultra religiosos israelíes ¡Se te ve el plumero, Ana Carbajosa!

Por qué en vez de informar desde Israel, no se va a Gaza?? no sería mas útil que informara desde allí??

para nada es un secreto http://goo.gl/fb/EEOUF

Otra vez la antisemita de guardia de El País escupiendo veneno. Hace un par de días tres TERRORISTAS asesinaron a un chaval de 20 años de las IDF, y la crónica de esta judeófoba hablaba de "incursores", cuidándose muy bien en todo el artículo de no llamarlos por su nombre: TERRORISTAS PALESTINOS. Vale que su amor por los yihadistas la ciega, pero al menos podría tratar, alguna vez, de disimular un poco, como en este caso, con el asesinato de un joven. Pero para eso se necesita dignidad, y los amigos de los terroristas de eso no tienen.

Que odio Gerard, aunque tienes razon. Pero controla las emociones tio. EL concepto que se pondra de moda en el futuro proximo es la auto-proteccion, la cual no requiere ser de ningun credo o raza o color politico, se trata de la estrategia de quienes queremos vivir en paz, en un mundo que progresa, al margen de los extremismo religiosos de cualquier color y sabor y de las teorias economicas basadas en salvadores, salvados, trabajadores y parasitos. Debemos protegernos de todos los extremistas, sean estos islamistas, banqueros, politicos, paranoicos que ven amenazas en todos lados y que nos llevan directo a otro holocausto, pero esta vez autoprovocado.., solo con la autoproteccion podremos dsifrutar de un ISrael y un mundo hermoso y en paz

Una vez más, Carbajosa, alimentando públicamente su rancio antijudaísmo en sus tendenciosos comentarios. ¿Preocupada por las consecuencias del fanatismo ciego religioso? ¿Escandalizada por los muertos a manos del salvajismo islámico? ¿Proponiendo algo de sensatez y racionalidad en las reacciones criminales frente a las caricaturas y la película de Mahoma? ¿Planteando el crucial dilema entre las conquistas de Occidente (cuyo uno de los principales logros es la libertad de expresión) y las teocracias orientales y su derecho o no a influir sobre las normas organizadoras de los países civilizados?
No.
Nada de eso, en cambio, para compensar, centra su interés en la creciente y "opresiva" religiosidad judía en Israel.
“El regreso a las tinieblas” o “la vuelta a la oscuridad de la edad media". Me pregunto, si coincide con esos planteos, cómo definiría entonces ella las reacciones permanentes de los musulmanes respecto a la (in)tolerancia religiosa.
Dado su falta de imparcialidad y de sus burdos prejuicios manifestados persistentemente en cada una de sus notas no es dificil imaginarlo.

Carbajosa, mi mujer ha hecho topless en Eilat y en Tel Aviv y nadie vino a decirnos nada. es Ud una embustera, o recibe raros sobres. Me he sentido mas libre en Israel que en Valencia donde ya me han robado 3 veces, sus amigos del magreb.

Quien vea una foto de Yshai, barba rala, camisa blanca comprenderá lo que los israelíes no son capaces de notar: son iguales a los hermanos musulmanes y hamás: Israel ya es un país árabe más, con los mismo valores, la misma intimidación de los religiosos sobre el resto de la población y la guerra de desgaste contra los derechos individuales. HAce 25 años las niñas de gaza iban al colegio en vaqueros y no llevaban velo ni pañuelo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Ana Carbajosa es corresponsal para Oriente Próximo de EL PAÍS. Empezó su carrera en la sección de Internacional y de allí saltó a la corresponsalía de Bruselas. Es autora de Las tribus de Israel. La batalla interna por el Estado judío

TWITTER

Ana Carbajosa

Eskup

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal