Blog Cataluña

Blog de Tomás Delclós desde Barcelona

Tomás Delclos

SOBRE EL AUTOR

Subdirector de EL PAÍS y responsable de Ciberpaís

marzo 2008

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

Inicio | marzo 2008 »

28 febrero, 2008 - 17:11 - EL PAÍS

El utilómetro

Si se quiere saber si el voto que tiene pensado entra en la categoría de voto últil y se trata de un concepto que maneja a la hora de decidir el voto…hay un auxilio cibernético para saberlo. Se llama Utilómetro y lo he visto en generales2008. Uno se va a la circunscripción propia y puede preguntar si el voto para el partido que piensa votar es útil o no lo es. El concepto de utilidad va en función de las posibilidades de obtener escaño. He hecho la prueba en las cuatro circunscripciones catalanas y el resultado es demoledor para algunos partidos. En Barcelona, el voto para cualquiera de los partidos con representación parlamentaria en el Congreso, más Ciutadans y UPyD, es “extremadamente útil”. Sin embargo, en Girona, Lleida y Tarragona sólo lo son los votos de PP, PSOE (en el lenguaje del sitio), CiU y Esquerra. El resto es “completamente inútil”. Los análisis sobre la utilidad, sin embargo, no son únicos. Mientras que en el Utilómetro aseguran que en Girona hay dos escaños que bailan y pueden ser para PP, PSOE, CiU o ERC, en el blog del republicano Francesc Canet, por ejemplo, hay otra teoría de la matemática electoral en esta circunscripción. Según Canet, sólo está en juego un escaño entre PP y ERC y está a 700 votos de diferencia.

   En el Utilómetro no están identificados los autores de la máquina y, de entrada, uno podría pensar que es una idea perversa de algunos de los partidos grandes para arrastrar a su cesto a electores de partidos más pequeños. Pero leyendo la teoría que despliegan para justificar el invento se aprecia que se trata de un artefacto para criticar el actual sistema electoral que penaliza a los partidos pequeños. La gente del Utilómetro critica la existencia de circunscripciones pequeñas (más de la mitad sólo eligen entre 5 y 6 diputados) que fomentan el bipartidismo “flagrante”. En 35 circunscripciones sólo tendrán escaño PP y PSOE. Hay 16 provincias con la misma distribución de escaños desde 1996. Para los autores del sitio, el “voto últil” es una distorsión democrática que “es un asco”. En fin.

27 febrero, 2008 - 01:04 - EL PAÍS

Escuelas catalanas

El debate sobre la política lingüística en Cataluña se reaviva lógicamente en cada campaña. PP y Ciutadans, en contra de la inmersión escolar en catalán y el resto de partidos catalanes, defendiéndola. Pero siempre aparecen nuevos episodios. La existencia de escuelas en España donde se enseñe catalán, o incluso en catalán, fuera de Cataluña es uno de ellos. Sin entrar en el análisis de las propuestas, lo raro, o no tanto, en esta polémica es cómo las opiniones varían según quién las haga y en qué momento, lo que merma gravemente la seriedad de los discursos.

El presidente socialista andaluz, Manuel Chaves, anunció hace unas semanas que iba a permitir que en las escuelas de idiomas andaluzas se enseñara euskera, gallego y catalán. No parece nada estrambótico, pero el PP saltó a la yugular. Rajoy consideró que Chaves había perdido el norte y que estaba haciendo campaña en Cataluña en lugar de hacerla en Andalucía. Pero a los pocos días, Esperanza Aguirre, presidenta popular de la comunidad de Madrid, anunció que iba a facilitar a aquellos padres que lo desearan la posibilidad de escolarizar a sus hijos en catalán. Al PP, esta vez, la idea les pareció fantástica. CiU, PSC y ERC atacaron. Más que criticar totalmente la idea del colegio se olieron una maniobra electoral (“disimular las orejas del lobo”, dijo Mas). La oferta serviría, por agravio comparativo, para reforzar la reclamación del PP de que en Cataluña la lengua vehicular de la enseñanza no sea sólo la catalana.

  En cualquier caso, la idea no es inédita. En 1999, cuando Alberto Ruiz-Gallardón gobernaba la comunidad, se anunció un proyecto para permitir a las escuelas madrileñas, como asignatura optativa y fuera del horario escolar, la enseñanaza de catalán, euskera y gallego en los colegios públicos. Nunca más se supo. Habrá que ver si estas nuevas promesas siguen vivas después del 9M.

27 febrero, 2008 - 01:00 - EL PAÍS

Actores secundarios

Ayer en el canal 33 también hubo debate electoral. Como los invitados no eran los líderes  hubo menos ceremonia, menos protocolos. De entrada, no hablaron sólo los cinco debatientes, se emitían sms no precisamente gentiles y podían escucharse llamadas telefónicas. Uno contó que tenía una madre de 102 años y todavía no había conseguido el amparo de la ley de la dependencia.  Otro dijo que no votaría ningún partido que defendiera superávit público. Un tercero criticaba a los partidos de izquierda tan aficionados a agujerear los bolsillos… Fue un desfile de quejas de todos los colores

   Ante las cámaras, los intervinientes transmitían convicción, pasión por la cosa pública y se sabían mejor las cifras que algunos de sus mayores. Hubo disparos dialécticos sin perder la elegancia. En algún momento se creó cierto guirigay, pero es preferible eso que los turnos y los monólogos. Sería aconsejable que sus líderes se lo mirasen.

Digamos el reparto de la noche: Esperança Esteve (PSC), Carles Campuzano (CiU), Georgina Oliva (ERC), Alicia Sánchez Camacho (PP), todas ellas y él, diputados, y Núria Buenaventura (ICV-EUiA), ex alcaldesa de Rubí. Son actores secundarios y no lo digo como una merma de mérito. Hollywood siempre ha sabido que la credibilidad de sus mejores películas no se jugaba sólo en las primeras líneas del reparto y el último Oscar a Javier Bardem demuestra qué tipo de soberbios actores juegan en estas plazas. En fin, felicidades por la valentía de los cinco que debatieron desprotegidos, sin solemnidades, transmitiendo una cercanía que le falta mucho a la política que vemos. Como gran final, la emisora mantuvo primeros planos de los políticos participantes mientras se oían más llamadas de los telespectadores. Es decir, después de escucharlos a ellos, ellos tuvieron que escucharnos.

Otrosí. La Corporación Catalana de RTV ubicó el debate en el segundo canal. Es difícil entender cómo lleva la Corporación la cosa de los debates en esta campaña. TV-3 prescindió del debate Zapatero-Rajoy, que vieron más de 13 millones de espectadores en España. No lo dió ni en TV-3, ni en el 33, ni en el 3/24... cuando después abrió todos sus noticiarios.

26 febrero, 2008 - 00:34 - EL PAÍS

Agua va

El agua escasea y lo hará más. Y el conflicto salta. Además, en los cálculos de futuro que cada zona hace de sus necesidades no entra sólo la cobertura de su actual abastecimiento sino el afán de prosperar y para ello, dicen, hace falta más. ¿Esos cálculos responden a un diseño de futuro legítimo o se engordan cautelarmente las cifras?

Los partidos trazan las grandes líneas de su política de agua pero tropiezan en sus propias filas con enormes recelos locales que llevan a la infidelidad. El PP lo ha vivido en sus carnes. El partido de Aragón se opone al trasvase del Ebro que defienden sus correligionarios valencianos. Pero en el manual de campaña, el trasvase reaparece como opción popular.

    Pero las tensiones internas no son exclusivas del PP. En Cataluña, la discordia doméstica está viva. Los regantes leridanos del Canal d’Urgell proponen ofrecer agua a Barcelona, a cambio de compensaciones para pagar la modernización de sus regadíos. Han recibido la oposición de ERC, ICV-EuiA, PP y Ciutadans. CiU la respeta y el PSC lo elude, afirmando que no ha llegado el momento de abrir el debate. Más conflicto plantea la posición de la Diputación de Girona y de varios municipios de la provincia. La diputación reclama que se hagan públicas las balanzas hídricas -cuánta agua se manda a Barcelona- ya que, asegura, no se respeta el caudal mínimo que debe tener el río para trasvasar agua. La petición la suscriben ERC, PSC y CiU, éste desde la oposición. Desde Barcelona, el Gobierno tripartito a través de su consejero de Medio Ambiente (ICV-EUiA), ha replicado que no es el mejor momento para hablar de “agravios históricos” sino de solidaridad con las zonas azotadas por la escasez.

En Tarragona, en cambio, el ayuntamiento (ERC y PSC) aprobó ayer, con los votos en contra de PP y CiU, realizar las inversiones necesarias que permitan la cesión de agua a Barcelona. Esta proposición supone que la Agencia Catalana del Agua (ACA)
invertirá unos 2,5 millones de euros en el acondicionamiento de las tuberías y los pozos para garantizar el suministro y su transporte por vía marítima.

Que la respuesta más frecuente sea que no es el momento… puede salvar la agenda electoral, pero el momento llegará y junto a los grandes principios, habrá que decir a unos y otros cómo afrontar el problema. Los amagos y los parches, el miedo político a enemistarse con territorios o colectivos, al final, pasará una terrible factura. Se impone una nueva cultura del agua, pero con sólo invocarla no se instalará y seguirá siendo necesario la política que más temen los partidos, la que es antipática para alguien.

25 febrero, 2008 - 01:39 - EL PAÍS

El otro

En principo, en España, Coca-cola no puede decir en un anuncio que la Pepsi es mala. Está prohibida la publicidad negativa del competidor. Pero en política este principio no es aplicable. Obviamente es lícito contradecir la mensajería del contrincante, discutirla. Otra cosa, es el empleo de imágenes del otro buscando astutamente sólo el mensaje connotativo más que el debate de ideas. En muchos anuncios electorales, paradójicamente, el protagonismo no lo tienen los líderes del partido anunciante sino sus más directos rivales. Están más dedicados a proclamar la nocividad del otro que a predicar sus propias ideas. PP y PSC destacan en este capítulo. El PP retrata el desalojo de una familia de su hogar mientras escucha las falsas bienaventuranzas de Zapatero. En Cataluña, además, han editado 30.000 folletos con la sonrisa de Zapatero para comunicar que detrás de esta sonrisa se esconde el paro, la inmigración ilegal y las hipotecas subiendo. En su web hay un banner en el que aparecen Camen Chacón y Magdalena Álvarez con el lema “son lo mismo”. La intención ahí es un tanto hermética porque no hay desarrollo de esta semblanza, pero se adivina una homologación negativa de los dos personajes. Una réplica a la campaña de Chacón en la que emplea la imagen de Zapatero y Rajoy para predicar que no son lo mismo. El PSC dedica íntegramente un spot a recopilar las iniciativas o los gestos más equivocados o engañosos de los líderes del PP, empezando con Aznar defendiendo la guerra de Irak con el argumento de su peligrosísimo arsenal de armas. En otro, igualmente dedicado en su totalidad al PP, hace una antología de los “no” que son capaces de decir.

Menos insistentes ya son en CiU, que muestra a Acebes en una manifestación contra el retorno a Cataluña de los papeles de Salamanca y subtitula una foto de Montilla y Zapatero con un llamativo “Expolio fiscal”.  Ciutadans, en su anuncio de campaña, demoniza a Ibarretxe y Carod, entre otros, colocando su rostro entre “terrorisno” y “nacionalisno”.

Quienes no parece que vayan a aplicar esta estratagema son ERC e ICV-EUiA. El primero emplea más de 24 segundos, de los 30 del anuncio, para ofrecer una pantalla en negro. Acabado este tiempo, resulta que estamos  a menos segundos de la independencia. El problema es que veintitantos segundos sin nada en televisión se hacen muy largos y la conclusión que puede sacar el espectador es que más que acercarnos al objetivo de ERC... nos estamos aburriendo. Joan Herrera ha optado por dedicar este breve tiempo a exponer sus tesis. En el dedicado a la igualdad de la mujer, siempre en tono angelical, termina con una reprimenda al electorado masculino. No todo lo puede arreglar la política... los hombres también han de ayudar.

24 febrero, 2008 - 01:01 - EL PAÍS

El 'cross-blogging'

En el blog De bat a bat, don-aire promueve una nueva práctica, el cross-blogging. Resulta particularmente sugerente el análisis que hay detrás de la propuesta. Para el ponente, uno de los principales problemas de la catosfera política es la falta de puentes entre la comunidad bloguera. La mayoría son blogs de consumo interno donde cada cual expone sus ideas y es leído por sus afines. Salvo las tradicionales salvajadas, apenas hay posts de otras cuerdas ideológicas. “Els republicans escriuen i llegeixen els blogs republicans; els socialistes escrivim i llegim els blogs socialistes...”. Por ello, los blogs dejan de ser un espacio de contacto, de encuentro de miradas diferentes. ¿Cómo podemos romper la endogamia?, se pregunta. Al invento lo llama cross-blogging. El autor de un blog cede su espacio para que blogueros con otra militancia  lleguen a una audiencia distinta. Y el favor es recíproco.

  Las respuestas llegan en cuentagotas. Otro colega, José A. Rodríguez, del Observatori de ciberpolítica de Joselito , lo ha importado a su cuaderno y convoca, por su nombre, a colegas de ICV y ERC a este cruce de mensajes. De momento le han respondido dos colegas de ICV y Esquerra.

Poco a poco.

23 febrero, 2008 - 01:01 - EL PAÍS

El voto útil

Todos los partidos invocan el voto útil. Hay una enorme trasiego con esta idea que, además, se despliega con muy distintas acepciones. Tanto y tantas que puede fatigar. Veamos algunos ejemplos

Los partidos lo predican a su favor y  temen que se les aplique en su contra. Un temor, en algunos casos, muy  visible. Duran Lleida, felizmente repuesto, escribe en su blog que ve demasiado PP y PSOE instalados en el subconsciente de la gente. La gran mayoría de las informaciones sobre la campaña, escribe, van a remolque de lo que se dice en Ferraz , Génova o Moncloa. En este reproche incluye la nostra TV. Y concluye: si estas eleciones engordan al PP y al PSOE, “poc que anem pas bé”.

No es el único que está preocupado con el efecto llamada del voto útil y que lo cuenta. El republicano Bernat Joan, en su blog, explica que algunos nacionalistas le han dicho que votarán a Zapatero para frenar al PP. Y, admite, puede ser un voto útil para derrotar al PP, pero, contraataca, no para que Baleares camine hacia objetivos como...el concierto económico.

El candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, considera que en Cataluña no se entiende ni comprendre el falso bipartidismo que se quiere imponer “desde una visión estatal” y apela a los ciudadanos “no centrados y de izquierdas” para combatirlo. Joan Ridao tembién detecta una obsesión bipartidista en el calendario de debates televisios cara a cara que excluyen al resto de grupos palamenarios. El candidato republicano quiere convencer al votante del PSC de que su único voto útil es ERC  para frenar las “políticas anticatalanas” del PSOE.

En un blog convergente, se citan los argumentos de Artur Mas. Una persona con sensibilidad catalanista, con el corazón y la cabeza, “sólo puede votar CiU" porque, prosigue, se ha demostrado que puede resolver situaciones complicadas. Hasta ahí todo en orden, pero en el buzón de comentarios, uno muy breve, se lamenta con sinceridad de que “somos demasiado pocos para hacer una cosa grande”. A eso se le llama fuego amigo.

Una aportación del PP a la teoría, enormemente adaptable, del voto útil la hizo su candidato leridano José Ignacio Llorens. El único voto útil es el que levará el PP al Gobierno, para eso, en la mencionada circunscripción, el PP ha de recuperar el diputado que perdió en 2004 y el PSOE tendría que perder los dos que logró entonces. A eso, Llorens lo denomina la batalla del Segre.

Y en las filas socialistas no hay que escarbar demasiado para ver las tácticas de apelación al voto útil: "Si tu no hi vas, ells tornen". José Zaragoza, al presentar este lema, avisó de que los riesgos de que regrese el PP son muy altos y llamó a los catalanes a escoger entre Zapatero y Rajoy “sin inermediarios que los puedan traicionar”.

La duda es si el electorado vota más por ideología que por tacticismo, que no deja de ser otro tipo de convicción, o a la inversa. Se verá.

22 febrero, 2008 - 10:44 - EL PAÍS

Confeti

Empezó la campaña con la ceremonia de medianoche de mostrar los primeros carteles. Cada vez tiene menos misterio. Se llegó a ella con muchas semanas a cuestas que en nada se distinguen de lo que viene estos próximos días, salvo por una agenda más apretujada de mítines. Antes, los candidatos pegaban los primeros carteles. Ahora enchufan una pantalla plana. De hecho, en sus sedes digitales ya podía verse su cartelería mucho antes de la hora cero, incluso los vídeos de propaganda.

TV-3 se paseó por las sedes de los partidos catalanes. La imagen más recurrente fue ver a los candidatos del PSC, CiU y ERC bañados en confeti. Conectaba TV-3 y los equipos de atrezzo electoral soltaban papelitos. ¿Por qué? ¿Imitando los trucos escénicos de las campañas norteamericanas? ¿Una, no muy sutil, metáfora sobre su respectiva ansia de que les lluevan los votos? Según la Real Academia, el confeti son pedacitos de papel de varios colores, recortados en varias formas, que se arrojan las personas unas a otras en los días de carnaval y, en general, en cualquier otra celebración festiva. Vamos a coger el lado bueno de la acepción: empieza la campaña electoral, una fiesta de la democracia. La otra sería demasiado peligrosa, triste, injusta.

Los candidatos entraron en campaña con un preocupante saludo demoscópico. El último barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió de la Generalitat refleja un aumento del desistimiento político de la ciudadanía. El porcentaje de ciudadanos "desvinculados insatisfechos" (aquellos que no se sienten integrados en el sistema político y son críticos con la coyuntura) sube del 38,3% de noviembre al 42,5%, mientras que baja el de los "integrados satisfechos" (aquellos que se sienten integrados en el sistema políticos y están satisfechos con la situación política), que pasan del 25,1% al 14,8%.  Esta creciente lejanía del ciudadano de la política lleva al CEO a calcular una participación del 58,9%, 18 puntos por debajo de la participación de 2004. La abstención beneficia al PP, con un electorado más participativo (74,9%) que el del PSC (71,1%

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal