El derecho a la inmortalidad de Alexandr Herzen

Por: | 23 de marzo de 2013

HerzenPeticionImagenCAYXNAWC
por RICARDO SAN VICENTE
 
 “Alexandr Herzen es el más interesante escritor político ruso del siglo XIX. No existen buenas biografías de él, quizás porque su propia autobiografía es una gran obra maestra literaria”. Así empieza Isaiah Berlin el capítulo dedicado al autor, incluido a su vez en un libro magnífico: Pensadores rusos, publicado en 1980 en Fondo de Cultura Económica (en versión de Juan José Utrilla) y cuya reedición sería una buenísima noticia para los lectores. Y poco más adelante sobre la obra escribe: “En algunos aspectos se parece a Dichtung und Wahrheit de Goethe, más que ningún otro libro, pues no es una colección de recuerdos totalmente personales y reflexiones políticas: es una amalgama de detalles personales, descripciones de la vida política y social y de varios países, de opiniones de personalidades, consideraciones, relatos de la juventud del autor y de su temprana madurez en Rusia, ensayos políticos, notas de viaje por Europa (…), consideraciones acerca de los dirigentes políticos y de los objetivos y propósitos de varios partidos”.


Se trata, pues, tal vez del cuadro más completo de una época visto por un exiliado ruso de izquierdas. Si Rusia está entonces dividida entre occidentalistas y eslavófilos, el máximo representante de la primera corriente en su versión más populista y de izquierdas es Alexandr Herzen. Cabe además subrayar el destacado valor literario de la obra. Pues nos hallamos ante un político, pero también un escritor. De ahí la importancia de la labor del traductor y editor, Jorge Ferrer, que realiza una labor de exégesis y traducción digna de elogio.


Herzen decide recoger desde el exilio de forma premeditadamente fragmentaria el mosaico de sus recuerdos, desde la infancia a su presente, y en el proceso de reconstrucción de su vida aparecen las distintas situaciones políticas que le tocó vivir y los diversos líderes con los que mantuvo una estrecha relación política, desde Bakunin a Marx o Garibaldi. Las memorias políticas y recuerdos surgen desordenados de la pluma del autor y van apareciendo en la propia revista de Herzen, y será al final de su vida y con posterioridad a su aparición que el texto se organiza de manera cronológica. Pertenece pues al esfuerzo de Jorge Ferrer el haber escogido de entre el voluminoso texto los fragmentos más significativos.


De la obra apareció una versión más breve —Pasado y pensamientos— traducida del ruso por Olga Novikova para la editorial Tecnos en 1994. Y de Herzen también se ha publicado no hace mucho (2006, 2012) en Alba Crónica de un drama familiar. La presente es una edición más extensa y, a diferencia de otras publicaciones del Taller de Mario Muchnik (como Guerra y paz), se trata, esta vez sí, de una nueva traducción.


HerzencubiertaAlexandr Herzen (1812-1870) —hijo natural de un noble ruso que le puso este curioso apellido a su hijo: “Hijo del corazón”—, siguiendo los pasos de otros nobles revolucionarios, empleó su privilegiada situación para luchar contra el autoritarismo ruso. Primero su lucha se desarrolla en Rusia, hasta ser detenido y deportado, y posteriormente proseguirá su combate fuera de su patria, en el extranjero, donde pasó sus últimos 23 años.


Este hombre, que publicó con su amigo de juventud y compañero Ogariov las revistas Estrella Polar (1855-1868) y La Campana (1857-1867) —un hito en la prensa libre rusa—, así como un sinfín de obras de autores prohibidos en su país, aún tuvo tiempo de escribir una valiosa obra literaria y estas magníficas memorias escritas durante sus años de exilio.


A la obra y su autor han dedicado sus investigaciones estudiosos como el ya citado Isaiah Berlin, o Lidia Guinzburg, en un intento serio de rescatar de la beatificación soviética a la que fue sometido Herzen en la URSS. Pero a pesar de los esfuerzos por sovietizar al pensador y escritor, Herzen, tal vez más que otros pensadores y revolucionarios rusos, abrió las puertas de la libertad a los lectores de su país y expresó en sus escritos la idea de un socialismo en libertad, el proyecto de una vocación democrática, vinculada a la tierra, expresión de la verdadera voluntad del pueblo.


El pasado y las ideas es una obra recomendable, incluso para un lector español, más preocupado por su acuciante presente, justamente indignado por la corrupción, el estancamiento y el paro, y sin embargo, confiemos en que encuentre el tiempo para leer este libro. Esperemos que en las memorias de Herzen el lector oiga notas de esperanza, voces que restituyan su verdadero sentido a palabras como conciencia, dignidad o libertad.


Y por si quedara alguna duda sobre el valor de la obra, acabemos, como hemos empezado, con las palabras de Berlin: “Mi pasado y mis ideas no está dominado por ningún propósito claro, no está comprometido con una tesis; su autor no se dejó esclavizar por ninguna fórmula o doctrina política, y por esta razón sigue siendo una obra maestra profunda y viva, el mayor derecho de Herzen a la inmortalidad”.

........................

El pasado y las ideas. Alexandr Herzen. Traducción de Jorge Ferrer. El Aleph / Del Taller de Mario Muchnik Barcelona, 2013. 848 páginas. 35 euros (electrónico: 31,99)

........................

Artículo publicado en Babelia, suplemento cultural de EL PAÍS, el 23 de marzo de 2013. En la imagen,  Alexandr Herzen retratado por Serguéi Skulsky.

........................

RICARDO SAN VICENTE (Moscú, 1948) es profesor de Filología Eslava en la Universidad de Barcelona, traductor de autores como Chéjov, Brodsky o Shalámov y responsable de las Obras completas de Dostoievski en Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores.

 

Hay 4 Comentarios

No es cierto que no existen buenas biografias de Herzen. "Los exiliados romanticos" de E. H. Carr es una excelente vision de Herzen y su entorno sica¡ial, politico y cultural. Saludos Marina Gonzalez

La diferencia fundamental entre la pintura hasta el s. XIX y la fotografía sucesiva es la mirada. Los rostros pintados aparecen siempre serios, concentrados, en actividad reflexiva, con la mirada divagante al margen del pintor porque es su actitud habitual; los rostros de la fotografía suelen ser mayoritariamente sonrientes, concentrados en el momento y en complacer al fotógrafo. Sin duda el arte de la primera es más arte porque capta el alma en la mirada.

Este gran pensador es unodelos que opinan como yo y muchos que sacamos de cada sitio lo mejor y lopeor sin inmutarnos ni esclavizarnos en ideas de un lado ni de otro un hombre del que todos deberíamos sacar conclusiones para ser mejores en la vida y en la eternidad . si es que existe.

http://www.antoniolarrosa.com

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Tormenta de Ideas

Sobre el blog

Dedicado al pensamiento desde todas las perspectivas posibles –la ética y la estética; la antropología y la sociología; la física y la metafísica-, este blog es un espacio para razonar. Y para debatir.

Sobre los autores

Tormenta de ideas es un blog colectivo de información y opinión. La primera toma forma en la redacción de EL PAÍS. La segunda, en el cerebro de sus expertos y colaboradores.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal