Debate sobre el estado del planeta toro

Por: | 17 de enero de 2012

MarisatorosFoto: Marisa Flórez

El mundo de los toros está que arde cuando aún no se han presentado los carteles de las primeras ferias. Pero el ardor no es consecuencia de una ansiedad desmedida por que suenen clarines y timbales; antes bien por el crepitar constante de los variados y nada fáciles problemas que bailan alrededor de este singular planeta que presenta un semblante ceniciento. Y mantiene ese mal color, qué curioso, a pesar de los ingenuos aplaudidores habituales que entienden erróneamente que el silencio es la mejor medicina. Se oculta la realidad, no se ofrecen salidas, pero se extiende como la pólvora una corriente tan buenista como falsa  consistente en una defensa numantina de la fiesta frente a sus supuestos enemigos como si  -primero- éstos estuvieran identificados, y, segundo, como si la pervivencia del espectáculo no dependiera de causas de mayor calado.

La crisis, la económica y otras no menos llamativas y hondas; la cruzada de los toreros sobre sus derechos de imagen; la incertidumbre sobre la afición del nuevo Gobierno del Partido Popular; la incógnita sobre el horizonte de José Tomás; la nueva y antigua empresa de la plaza de toros de Madrid; y sí, claro que sí, las nacientes y variadas corrientes antitaurinas que van desde Galicia hasta Ecuador, pasando por Perú, Colombia y México, agitan peligrosamente el mundo de los toros. Y mientras esta lluvia se torna en una fuerte tormenta con ruidoso aparato eléctrico, las redes sociales se desbordan con hashtag  del tipo #losantitaurinosnonoscallaran como una cariñosa y divertida manifestación de colegiales portadores de banderitas y buenas intenciones.

Las crisis.- El mundo de los toros sufre, como el propio país, dos crisis diferenciadas: la económica, gravísima y de efectos dañinos, y una propia, que afecta a la identidad del toro y a la emoción del espectáculo. El dato es escalofriante: en 2011 se han celebrado 1.000 festejos taurinos menos que en 2007, y son legión los Ayuntamientos que han suspendido la partida correspondiente a los toros. Es verdad que las grandes ferias no se han visto alteradas, y que la reducción se ha ensañado con las plazas de tercera categoría, pero el dato es incuestionable. Y el toro, ese animal que dicen que era poderoso, altivo, fiero y noble, ha quedado reducido a una caricatura de sí mismo. Quizá, por eso, las plazas no se llenan como antes y los aficionados huyen del engaño envuelto en papel de rutina. ¿Y dónde están los jóvenes? La creciente sensibilidad sobre el cuidado a los animales aleja de las plazas a las nuevas generaciones.

Derechos de imagen.- No les falta razón a los toreros cuando caen en la cuenta de que son dueños de su propia imagen y que tienen derecho a gestionarla convenientemente. De hecho, han contratado los servicios de la empresa All Sports Media para que gestione su participación en los festejos televisados y su correspondiente contraprestación económica. Pero la pregunta es inevitable: con los numerosos y graves problemas que amenazan la existencia de la fiesta de los toros, ¿cómo se les ocurre en este momento paralizar las primeras ferias y crear una alarma social innecesaria? A veces, hay motivos para pensar que los toreros solo tienen capacidad para demostrar su inteligencia en la cara del toro. Y otro pensamiento más: ¿alguien cree que a los toreros les importa la fiesta? Ellos y los taurinos componen el colectivo más insolidario que imaginarse pueda. No son pocos los convencidos de que los más grandes antitaurinos son los toreros; especialmente, las llamadas figuras.

¿Es taurino el Gobierno?.- Habrá que verlo; habrá que escuchar al nuevo ministro de Cultura, de quien se dice que es aficionado. Además, Juan Manuel Albendea, diputado del PP, el más taurino del Parlamento, será el nuevo presidente de la Comisión de Cultura del Congreso. En sus tejados está la promoción de la fiesta de los toros como producto cultural.

José Tomás.- ¿Volverá a vestirse de luces? ¿Competirá en plazas de primera con compañeros de postín? ¿Pisará los ruedos de Sevilla y Madrid? No es baladí el inmediato futuro de este torero, y su decisión incidirá para bien o para mal en el curso de la temporada. Ojalá vuelva y salga por la puerta grande para bien de todos.

Antitaurinos.- Cuando ocurrió ‘lo’ de Cataluña, alguien avisó de que aquella decisión era la antesala de nuevos movimientos contra la fiesta de los toros. Galicia ha sido la primera en levantar el estandarte al prohibir la entrada a los toros a los menores de 12 años en la nueva ley de espectáculos que se está preparando. Y lo incomprensible es que cuenta con el voto favorable del Partido Popular, ‘aficionado de toda la vida’. La corriente está echando raíces en países sudamericanos, donde los aficionados españoles creíamos que la fiesta era sagrada. Ya no se matan los toros en la plaza de Quito, y hasta allá han ido figuras españolas a hacer el más completo de los ridículos. El Congreso peruano discute en marzo una propuesta para prohibir la entrada a las plazas a los menores. El alcalde de Bogotá quiere que se supriman en la ciudad ‘espectáculos alrededor de la muerte’, y el asunto no está definitivamente cerrado en México.

Mientras todo esto ocurre, los toreros andan preocupados por su imagen; no por la integridad del toro, por la recuperación de la emoción, por la pureza y la verdad de la fiesta; no: por ‘su’ bolsillo.

Ah, y que nadie piense que no estamos al día: #losantitaurinosnonoscallaran. ¡Qué bonito…!

Hay 13 Comentarios

mira que os gusta a los antitaurinos leer a los taurinos,nunca me dejareis de sorprender ; ignorantes y masocas

Una vergüenza la cultura sangrienta en honor de nuestros santos patronos pueblerinos.

En un mundo que cierran Megaupload no pueden dejar los Toros tampoco, el crimen no paga

Oiga, Sr. Lorca, yo creo que usted debía hacer estudiar su caso. ¿De verdad cree lógico que los menores vayan a espectáculos tan bochornosos para la especie humana como éste al que a usted le dejan un espacio para comentar lo absurdo? Yo fui una vez en mi vida, en un pueblo, a una "corrida" con muy pocos años y todavía no se me ha quitado la imagen de la cabeza (y ya peino canas). A ver si se pone usted a defender la educación pública para esos menores, en vez de hacerles el caldo gordo al PP con los dichosos toros. Que España no es el ombligo del mundo y ya está Europa para poner los puntos sobre las íes como se pongan estos muy cañís!

¿¿¿Y el listo de los cinturones, los zapatos y los filetes....??? ¿¿y las verduras?? Anda, que buen conjunto los de la tauromaquia...

Yo me dejaré de toros Si o toros No.
Pero alguien ha pensado en que situacion más patética va a salir este hombre a la plaza,sin un área de visión,con poca y mala audición,Una de dos o el toro sale dormido,o este hombre busca el suicidio algo que creo está prohibido por ley.Allá Uds y sus conciencias si le pasa algo de quiien será la culpa ,del toro?Lo dudo.

Que felicidad encontraros a los tres por este blog!!!

Además de algunas de las distintas causas expuestas, podríamos hablar, en mi opinión, de otras con un carácter más de fondo acerca de la situación actual de la tauromaquia. Entre éstas, podríamos destacar el total desconocimiento de la fiesta por parte de una gran parte de la población: es indudable que ante el desconocimiento de la misma, la atracción es difícil de crear, máxime cuando, no lo neguemos, la tauromaquia tiene aspectos de crueldad dificilmente a priori entendibles si no es con un completo conocimiento de la misma. Así, entre los aspectos que han llevado a esta falta de cultura sobre tauromaquia, podríamos destacar la continua urbanización de la población española, el aumento de las posibilidades de ocio, así como la falta de una atención mayor a la tauromaquia por parte de los medios de comunicación.

Juraria que esto era iun blogs sobre toros y para los que nos gusta el mundo de los toros. Os importaria a los que vais de culturetas y defensores de animales:
- dejad de poneros vuestros cinturones, abrigitos, zapatitos de piel, etc (de un animal)
- Dejad de comer carne, pescado y verduras (que todos son seres vivos, esto es de primero de E.G.B.)
- y lo mejor, dejad vuestros comentarios sobre personas que nos gusta esto que se llama Tauromaquia.

Gracias

Las plazas de toros se llenaban durante el franquismo -mayormente con turistas- y ahora se medio llenan igualmente con bastantes turistas. La corrida no es más que un residuo esperpéntico del romanticismo decimonónico -potenciado más tarde por el turismo barato, inculto y despiadado que nos trajo Fraga en la década de los 60 del siglo XX- con el que la mayoría de nosotros no se identifica ni nunca se ha identificado ni desea para el futuro. Tampoco la corrida es tan antigua como se pretende, ni tan "hispánica" en su origen, ni el toro es un animal tan bravo porque es producto de un cruce con animales que ni siquiera son autóctonos. Tiempo es ya de romper mitos y de hacer negocios con otras cosas que no sean el turismo salvaje de torturar animales, destruir costas y paisajes, etc. Los cinco millones de parados y la enorme deuda que arrastramos necesitan urgentemente replantear modelos económicos y culturales de forma urgente. Más pan pero sin toros, por favor.

El sentido comun y el mundo de los toros parece que van por caminos muy diferentes. Lo que seria normal en cualquier otro sitio no lo es en los ruedos. Que se prohiba la entrada a menores es algo que se deberia haber hecho hace tiempo. Despues de las imagenes tan espeluznantes que aparecieron en todos los periodicos. Que se prohiba la entrada a menores ahora parece que es un escandalo. Este mundillo realmente es patetico. Solo espero que en algun momento se lleguen a prohibir del todo, en todos los paises. No es mas que un espectaculo macabro, patetico, casposo. Los que los defienden creo que es mas por un patriotismo arcaico que por otra cosa. Como espectaculo además es patético

Los más pro-taurinos son los mayores anti-toros y viceversa. Al final la razón y la sensibilidad se impondrán.

¿En qué época era éso de "el toro, ese animal que dicen que era poderoso, altivo, fiero y noble" que ya no me acuerdo?
Y otra pregunta, ¿A qué época nos referimos cuando se dice "las plazas no se llenan como antes"?.

El antes da mucho juego, porque nos podemos referir ayer, anteayer o hace un siglo. Habría que precisar y a lo mejor nos llevamos muchas sorpresas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Primer Aviso

Sobre el blog

El mundo de los toros visto por los periodistas de EL PAÍS. Rigor, exigencia y sensibilidad para analizar un arte que vive uno de los momentos más complejos de su historia.

Sobre los autores

Antonio Lorca es crítico taurino en El País. Amante del toro en el campo, en la plaza y en el plato. Hijo del Capitán Trueno, venera a los héroes de carne y hueso ya vistan de oro o plata, vayan a pie o a caballo. Por favor, no le digáis a mi madre que soy periodista; ella, orgullosa de mí, cree que soy banderillero...

Rosa Jiménez Cano. Periodista de EL PAíS especializada en Tecnología, aficionada a los toros desde su niñez. Como cualquier abonado de Las Ventas reparte su corazón entre Chenel, Esplá y los hierros más duros. Se derrite cuando a Morante le da por torear.

Quino Petit es periodista de EL PAÍS. Desde 2006 escribe reportajes en El País Semanal. Durante la adolescencia sufrió un shock leyendo la biografía de Chaves Nogales sobre Juan Belmonte y persiguió a Curro Romero y a Rafael de Paula hasta que ambos se cortaron la coleta. Desde entonces no persigue a nadie. Tampoco ha vuelto a ver torear tan despacio.

Paz Domingo, periodista de El País y admiradora de la portentosa belleza que atesora el toro de lidia, cuando se da con toda la integridad física y temperamental, con la fuerza descomunal que representa su genio, acometividad, defensa, y resistencia al sometimiento.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal