La heterodoxia llevada al extremo, 'El Gleason'

Por: | 12 de marzo de 2013

Capaz de torear con un bodyboard...

Glisonsurf

 

 

 

 

 

 

 

 Capaz de escribir un poema y acompañarlos de música... 

Torobravo: cierto es que tu me has herido
y cierto es también que yo te he matado
pero ambos sabemos que al huerto de nuestra pasión
hay que regarlo con sudor, sangre y dolor
y es tan solo el precio justo
para poder ser y hacer
simple y llanamente lo que queremos
Yo Torero y tu Toro bravo.
(El Glison. Del libro De la mar, del toro y de la vida)

Conversación improvisada entre casi desconocidos. Un español que vivió 14 años en México, un chilango y quien suscribe. Surgen los toros como tema de conversación... Primero José Tomás y su ausencia en Aguascalientes. Después llegó el turno de los conocidos en común. Finalmente, la prueba de fuego: "Pero seguro que no sabes quién es El Gleason...". "Claro, Jorge de Jesús". 

Gleasonmiedo

 

 

 

 

 

 

 

 Y comenzó la cascada de leyendas, situaciones cómicas y aventuras. El mundo del toro abarca todo. Es capaz de promover la interpretación de un arte con la máxima pureza y al mismo tiempo dejar espacio a grandes heterodoxos. Justo es reconocer que, en parte, alguno de estos exponentes, histrionismo al margen, han revolucionado la fiesta. El calado de El Cordobés fue similar en los despachos y en la calle, pero su zurda marcó una forma de rematar el natural. Belmonte cambió para siempre la técnica del toreo. Manolete, en parte, la colocación y el compromiso con los terrenos del toro. 

El coletudo mexicano, descendiente de irlandeses, no ha dejado una faena memorable o un pase para añadir en el Cossío, pero sí la huella de un artista sin complejos, cercano, impulsivo. Nacido en 1960 hasta bien entrado el siglo XXI se mantuvo en activo. Desde 1983 andaba (y toreaba) ayudado por un aparato mecánico en una de sus piernas. En ocasiones tomó la muleta (de franela) ayudado por otra muleta (ortopédica).

Se agradecía una nota de color entre tanto matador uniformado, cortado por el mismo patrón.Tan diferente que su historia se contó en People en 1986.

No se le recordará por ninguna de sus faenas. Sí por los titulares cuando se debatía entre la vida y la muerte. También en las empresas que asumieran el riesgo de contratar sus servicios como motivador.También por su cabalgata de 3.500 kilómetros por México para recaudar fondos para una fundaciónEl Gleason o El Glison, depende, un personaje al margen de la norma.

Hay 2 Comentarios

►►►SORPRENDENTE VIDEO Te Explica Como BAJAR DE PESO en Un Tiempo RECORD!!
►NO es una dieta
►NO te matarás en el gimnasio
El Secreto Está En...¡TU HÍGADO!!
►►►Mira El Video AQUI! http://su.pr/2we2i5

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Primer Aviso

Sobre el blog

El mundo de los toros visto por los periodistas de EL PAÍS. Rigor, exigencia y sensibilidad para analizar un arte que vive uno de los momentos más complejos de su historia.

Sobre los autores

Antonio Lorca es crítico taurino en El País. Amante del toro en el campo, en la plaza y en el plato. Hijo del Capitán Trueno, venera a los héroes de carne y hueso ya vistan de oro o plata, vayan a pie o a caballo. Por favor, no le digáis a mi madre que soy periodista; ella, orgullosa de mí, cree que soy banderillero...

Rosa Jiménez Cano. Periodista de EL PAíS especializada en Tecnología, aficionada a los toros desde su niñez. Como cualquier abonado de Las Ventas reparte su corazón entre Chenel, Esplá y los hierros más duros. Se derrite cuando a Morante le da por torear.

Quino Petit es periodista de EL PAÍS. Desde 2006 escribe reportajes en El País Semanal. Durante la adolescencia sufrió un shock leyendo la biografía de Chaves Nogales sobre Juan Belmonte y persiguió a Curro Romero y a Rafael de Paula hasta que ambos se cortaron la coleta. Desde entonces no persigue a nadie. Tampoco ha vuelto a ver torear tan despacio.

Paz Domingo, periodista de El País y admiradora de la portentosa belleza que atesora el toro de lidia, cuando se da con toda la integridad física y temperamental, con la fuerza descomunal que representa su genio, acometividad, defensa, y resistencia al sometimiento.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal