Pasabán vs Miss Oh, ¿cómo se certifica que has subido un ochomil?

Por: | 19 de abril de 2010

Los trending topics son caprichosos. Mientras Europa habla hoy de cenizas en motores de aviones, el mundo del alpinismo y la alta montaña está rumiando una noticia. ¿Será verdad eso de que la coreana Miss Oh no tiene los 13 ochomiles que asegura tener?

Edurne Pasabán coronó la cumbre del Anapurna el pasado sábado y consiguió así igualar a la coreana. La que antes haga cumbre en el siguiente ochomil será primera mujer en subir los 14. La coreana ha de subir el Anapurna, donde se encuentra y Pasabán se lanza en unos días por el Shisha Pangma. 

La alpinista guipuzcoana lleva tiempo diciendo que no compite con Oh Eun-Sun y que irá a su ritmo, pero lo cierto es que ya ha sacado la artillería, al menos la dialéctica. Hoy El Correo publica una entrevista con Pasabán: "La coreana no subió al Kangchenjunga". Según explica, los sherpas que acompañan ahora a Miss Oh trabajaron con Pasabán en 2007 y tienen muy buena relación. "Nos han dicho que no digamos nada, pero en el Kangchenjunga no han subido a la cumbre", contesta en la entrevista.

Los ochomiles no lucen en sus cimas un aparato para fichar así que es complicado acreditar la llegada salvo por fotografías, testigos y algunas preguntas capciosas que te pueden dejar en evidencia. Un compañero de expedición de Edurne Pasabán, Ferrán Latorre, que ha tenido que ser evacuado por una lesión, lleva ya tiempo insistiendo en que hay algo turbio en la historia de Miss Oh. Tras su ascenso al Kangchenjunga algunos compatriotas que también habían hecho cumbre dudaron de las palabras de la coreana, pues según ellos había unas botellas de oxígeno en la cumbre, y ella no las mencionó.

Además, y como explicó el propio Latorre en rueda de prensa: "Cuando el año pasado ascendió el Kangchenjunga ella misma reconoció que la foto no era de la cumbre, sino de más abajo. En el siglo XXI y en la era digital no se entiende cómo no pudo hacer una foto en la cima y no vale que sea por el mal tiempo". Desnivel, revista de alpinismo, preguntó a Miss Oh por todo esto y aquí están sus explicaciones que, al parecer, el equipo de Pasabán no cree.

Las preguntas sobre lo que los alpinistas han visto en el ascenso no se limitan a montañeros profesionales. Cualquier persona que intente subir a una cima del Himalaya será sometida a un interrogatorio por parte de Elizabeth Hawley,que lleva 50 años apostada en la base de las montañas. Nunca ha subido, pero se las conoce al dedillo. Tanto que es capaz de acreditar si una persona ha hecho cumbre o se está tirando un farol. Miss Halley tiene más bien pinta de cándida abuelita, pero si rastreas un poco por la red verás que los montañeros pasan verdaderos nervios el día que tienen que charlar con ella. Nadie escapa, tampoco Edurne y los suyos. Su dictamen es determinante -aquí lo contó Juanjo San Sebastián- porque no hay ningún organismo oficial que ponga un sello en el pasaporte de ochomiles.

Por eso existe la posibilidad de hacer trampas y apuntarse montañas no conquistadas. Pero eso significa pervertir la esencia de la montaña. Son palabras de Juanito Oyarzábal en un encuentro digital en elmundo.es: "Hay posibilidades de hacer trampa y se puede engañar a mucha gente, pero no a uno mismo. Hay alpinistas tramposos, pero la mayoría de la gente son gente que suben a una cima para disfrutar de ella".

La montaña tiene su ética, y también sus normas. La UIAA -Federación Internacional de Alpinismo y Escalada- acordó el pasado año un código ético que se basa en la Declaración de Tirol. En ésta queda clara una cosa, los informes de ascenso deben ser lo más detallados y precisos posible. Y se asume "la honestidad y la integridad de un escalador salvo que haya evidencias comprometedoras". Así que el resultado de la investigación que los sherpas pretenden emprender revelará cuál de las dos no está cumpliendo con ese código ético.

Para seguir al detalle la expedición de Edurne Pasabán:

- El blog de Edurne Pasabán.

- El blog de Ferrán Latorre.

- El blog de Fernando J. Pérez e Íñigo Muñoyerro en El Correo.

- La revista Desnivel.

Hay 8 Comentarios

A la mañana visita a la estación de clasificación Comprobar incluido (buen historial) y ajustar y optimizar la forma en que la situación actual EY220DND

Gracias freerider. Y ahora Tolo...

Me sigo asomando por aquí a ver los comentarios, sí. Toda una alegría ver que estas cosas gustan. Sólo les queda verlas en vivo, no es tan difícil.

Más saludos!

welcome to my store:
http://www.facebookshop.org

Bueno, el caso de Edurne no es exactamente ese, aunque es cierto que se le acerca bastante. Ese sería más el caso de Miss Oh. En fin... lo lamento de veras por tu hermano y por la gente que le queríais.

Estoy deseando ver como sube el shinsha pangma...si necesitará helicópteros para llevar sus cositas, quien es el cocinero, cuantos sherpas van:20, 30, 50???no entiendo el mérito. Casi la suben en volandas.
Mi hermano se quedó en esta montaña hace cinco años. Le acompañaba un sherpa. UNO.

El propio Oiarzábal debería cerrar el pico pues en medios alpinísticos es sabido que él engañó a todos con su cima en el Makalu. Por eso fue la primera cima que repitió después de adjudicarse los "14 ochomiles", para intentar aclarar ese asunto. Otra cosa es que a los medios generalistas y al público en general se la metiera doblada. En Oiarzábal y sus 14 ochomiles hay mucho de mentira, otra cosa es que los profesionales de esta movida, por los motivos que fuera, no hayamos hablado nunca de este tema, pero ahí está...

Nunca me lo había planteado, la verdad. No hay GPS o algo así, para certificar la posición? No me creo que a estas alturas se puedan hacer trampas...

Quiero conocer a Elizabeth Hawley!!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Trending Topics

Sobre el blog

Este blog va de lo que se está hablando, los temas calientes, lo que estás buscando en la red. En Trending Topics rastreamos la información que te interesa y te la servimos en bandeja.

Archivo

marzo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal