Don Draper: EL HOMBRE

Por: | 15 de septiembre de 2010

Don_draper

Foto: James Minchin III para Rolling Stone (toda la galería es espectacular)

Es EL HOMBRE. Así, con mayúsculas. Don Draper, el personaje principal de la serie Mad Men, es a la masculinidad lo que Lady Gaga a la fama. La serie ambientada en el mundo de la publicidad neoyorkina de finales de los 50 y principios de los 60 lleva tres años consecutivos siendo considerada el mejor drama de la televisión. Pero últimamente (con permiso del físico de Christina Hendricks, otro gran Trending Topic) todo gira alrededor de Don, y no sólo porque los episodios sean más doncentristas que nunca: Don con sus chicas en la portada de Rolling Stone. Don hombre del año para GQ (y si ellos lo dicen...).

Sale Don y las visitas se disparan. Don tiene tanto tirón que le ha bastado una semana para protagonizar uno de los ‘memes’ más descacharrantes de los últimos tiempos en internet: “Sad Don Draper”, creado al segundo de emitirse el único momento de las cuatro temporadas en el que EL HOMBRE sale por unos instantes sucio, hundido y lloroso. Para los no-iniciados en la subcultura de internet, este tipo de memes consiste en photoshopear de la forma más burda y absurda la misma imagen, a ser posible sobre un meme previo. Sí, como lo de las hijas de Zapatero o la felicitación navideña de la familia real. Don Draper lagrimea durante unos segundos y la mano negra creadora de “Sad Keanu” se cachondea durante meses. Así es la vida digital.

Saddon

Hay más. Don tiene hasta sus propias siglas: WWDDD significan “What would Don Draper Do” (¿Qué haría Don Draper?) que es lo que se preguntan muchos caballeros de hoy en día, y que se responde en este consultorio-blog. Aunque los más ácidos defienden que sería mejor hablar de What Would Don Draper Drink, es decir, de lo que bebería el personaje interpretado por Jon Hamm. Un actor que por cierto, despojado de su papel, pierde mucho sex-appeal. Así somos algunas. Nos encanta, pero si nos encontráramos con un Don en la vida, machista y alcohólico para los estándares de hoy, lo abofetearíamos.

En internet se ha creado un microcosmos de fans de Mad Men que no tiene nada que envidiar al de los vampiros, por ejemplo. Uno puede ‘madmenizarse’ para crearse su avatar -aunque está ya un poco pasado de moda-, o pasarse horas navegando por sesudísimos blogs que diseccionan sus referencias culturales. La creadora de uno de los mejores se llama Natasha Vargas-Cooper y cuenta que lo creó después de dejar a su trabajo, a su novio, volver a casa de sus padres y de sufrir la escapada de su perro. Un mes después de montar Mad Men Unbuttoned, HarperCollins la llamó para editar un libro homónimo. En un artículo para The Daily Beast, analiza El secreto del sex appeal de Don Draper: “La amalgama de cualidades que hacen a Don Draper tan irresistible pueden ser encontradas también en las grandes estrellas masculinas del cine de todos los tiempos”, dice.

Después, Vargas-Cooper compara a Don con el lado siniestro de Cary Grant, el atractivo sexual de Clark Gable, la soledad de Bogart y la masculinidad protectora de John Wayne.

Imagino que para los norteamericanos ver la serie debe ser una experiencia un poco Cuéntame, aunque su protagonista no me acaba de encajar como Antonio Alcántara. Para nosotros, esa vida de suburbios bulletparkianos es una fantasía aún hoy (especialmente hoy). Lo cuenta mejor R. Ventura-Melià en Levante. A mi me gusta pensar que encontramos atractivos esos años encorsetados porque los identificamos con nuestro momento y porque en ellos está el germen de lo que vendrá después. Una explosión después de una época oscura.

Mi amiga Marga y yo compartimos –y no somos las únicas- una pequeña obsesión por ese momento y lugar que comenzó con el estreno de Revolutionary Road y que hemos sublimado con nuestra pasión por Don. Gracias a la película de Mendes se ha reeditado en España a Richard Yates (Vía Revolucionaria y Las Hermanas Grimes en Alfaguara; Once maneras de sentirse solo y Cold Spring Harbor en RBA). Y la editorial Libros del Asteroide ha rescatado del olvido novelas como el Diario de un ama de casa desquiciada, de Sue Kaufman o El hombre del traje gris de Sloan Wilson. Han captado la tendencia al vuelo. Así que Marga y yo no debemos ser las únicas.

De momento estamos encantadas porque dicen que Mad Men dictará la moda esta temporada, como en otras ocasiones hizo Gossip Girl -que por cierto, acaba de regresar a las pantallas-. Yo no tengo ni idea de pasarelas, pero doy fe de que en último catálogo de otoño de H&M no paran de hablar del look Mad Men. Y eso quiere decir que este año muchas llevaremos rebequitas como Peggys esperando a Don.

Hay 18 Comentarios

"... si nos encontrásemos a un Don en la vida diaria... lo abofetearíamos..." Déjame que lo dude.

Voy tarde, pero voy. Don Drapper es el tipo del que tod@s nos enamoramos perdidamente al comprobar su falta de empatia emocional y lo adorablemente indiviso que es. Él es él, a pesar de todo lo que conlleva, quiere ser el hombre que le ensañaron ser, lo que la sociedad americana consideraba como personaje "crak" en la época que el engaño del consumismo nos hacía ser seres cuasi inermes. Don es el personaje más logrado de una contemporaneidad que comienza a decaer por el espabilamiento de la mujer...¡menos mal!

si Don es EL HOMBRE, Mad Men es LA SERIE:
http://lacomunidad.elpais.com/latelemiente/2011/1/5/todos-somos-hombres-locos-mad-men-

Hay que reconocer la idoneidad de la serie. Don es un tipo que goza de muy buena imagen entre las mujeres, sabe seducir y menos, beber. Su principal carencia es no saber cómo mantener unida a su propia familia. Los avatares que le han tocado vivir, le justifican un poquito. La serie acaba bien y ello, le hace aún más atractivo.

A mi me encanta todo lo que está pasando en Twiiter sobre la serie!! :)
http://fuckbeautycontests.wordpress.com/2010/08/23/mad-men-twitter-y-fanfiction/

Soy publicista. Mujer. Y me da VERGÜENZA ver tipos como este, y más vergüenza todavía que sean el origen de mi profesión en la actualidad. Ser inteligente y guapo no es un valor si no se sabe usar bien. Y les invito a leer un poquito de antropología para darse cuenta de que Don Draper no es la bandera de la masculinidad. Egoista, hipócrita, inseguro, sin escrúpulos.. así es cómo vemos a los hombres?? Pobrecitos no?? Un poquito de trabajo de género e igualdad y el mundo iría mucho mejor.

Querida Pilar,
Creo que confundes la educación con la sensibilidad, esto es, captar los sentimientos de los demás y empatizar, tu amado Don (hasta te permites tutearlo) es un robot muy educado sí, aunque mejor podríamos decir que es un tópico masculino con patas. Por cierto, la capullez y el egoísmo son ajenos a las épocas, no lo justifiques. Pero es que además me siguen pareciendo circunloquios para aceptar lo que es: puro instinto adornado, eso sí, de cursilería. Seremos petardos, pero al menos no somos hipócritas.

Efectivamente el personaje de Draper cae en esos clichés en la primera temporada de la serie. A partir de la segunda el personaje va ganando en matices, cayendo en contradicciones y en errores en las que cae todo ser humano. Draper es infiel, egoísta y arrogante pero también es sensible y educado... para mí lo que le hace irresistible y justifica todo este seguimiento planetario es la combinación de belleza (que la tiene), de inteligencia (que nadie ha mencionado hasta ahora y que incluye su manera de hablar, su sentido del humor, etc) y de temple (su manejo de las situaciones tiene incluso un punto de superheroicidad). El GRAN personaje de la última GRAN serie

La serie consigue detener el tiempo en el cruce de caminos al final de la teoría de la histeria, en el climax de las Stepford wives cargadas de anfetaminas para hacerlo todo a la perfección durante el día y de Valium para sobrevivir al desencanto y/o mortal aburrimiento por la noche, y da el pistoletazo de salida al pánico de los hombres frente a la duda de su hasta entonces descansado y testosterónico rol en el mundo.
Los guionistas convierten el arte de la manipulacion en obra maestra.
Pero Mad Men es también como las películas de Denys Arcand, La caída del Imperio Americano y Las Invasiones Bárbaras. Un bufet de anticipos de lo que nos estamos comiendo ahora.
En cuanto a Draper, es la clase de individuo que por su aspecto dispara en las mujeres el instinto de redención del chico malo. Aunque sea un delirio arriesgado, es super morboso.

Bienvenida a Trending Topics, Delia!
Gran entrée.


Es una serie muy interesante!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Trending Topics

Sobre el blog

Este blog va de lo que se está hablando, los temas calientes, lo que estás buscando en la red. En Trending Topics rastreamos la información que te interesa y te la servimos en bandeja.

Archivo

marzo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal