¡Extra, extra! Una periodista ha hecho su trabajo hoy

Por: | 15 de marzo de 2011

Abandonemos por un rato Japón, porque es descorazonador ver así a un país que es el colmo de la civilización, la seriedad y la sofisticación humanas. Entreguémonos mejor a una historia en la que los buenos ganan y los malos pierden, en la que está claro de parte de quién hay que ponerse, en la que hay momentos de tensión, peligro, una chica guapa, un supervillano y un trozo de tela escurridiza que añade emoción y significado simbólico a la trama. Para asistir al espectáculo no hace falta ir al cine: en realidad, las mejores películas de la temporada las están echando en los informativos. Algunos afortunados han podido ver en directo la entrevista que la directora del programa de la televisión pública española Los Desayunos de TVE ha hecho esta mañana al presidente de Irán. El resto deberá conformarse con la versión corta que aparece aquí abajo o -mejor- ver la media hora de entrevista completa en la web de RTVE.

El contenido de la entrevista es lo de menos, porque Ahmadineyad no cuenta nada especial y la traducción tampoco ayuda a aclararse. Lo que ha fascinado de la entrevista a los espectadores, que llevan toda la mañana compartiendo el vídeo como locos en las redes sociales, es la forma. Lo pesado que se pone el presidente iraní -que al fin y al cabo es un político- tirando balones fuera y lo pesada que se pone la entevistadora repitiéndole una y otra vez las mismas preguntas, sin intimidarse por estar jugando en casa de él y con sus normas, pañuelo cubriendo la cabeza incluido. Pastor pregunta una y otra vez por la seguridad nuclear en Irán, su posición ante Libia, la estabilidad de su gobierno, la situación de la oposición. Ahmadineyad contraataca con la venta de armas occidentales a oriente e incluso con el separatismo español. Pastor insiste tanto y le saca tanto de quicio que en un momento dado él acaba diciendo: "A usted le gusta que yo le conteste según usted quiere... permita que los televidentes ellos mismos juzguen. Usted no tiene que decidir en lugar de los televidentes. Usted quiere imponerme su opinión y por supuesto que no voy a aceptarlo".

Lo que nos fascina al ver el vídeo es que Ana Pastor despliega como un pájaro exótico un baile al que no estamos acostumbrado y que se llama periodismo. En teoría, una entrevista debe ser incómoda e incisiva, porque si no, es propaganda para el entrevistado. Si no te responden, repreguntas. En la práctica, lo tenemos tan olvidado que cuando el oficio está delante de las narices, nos llama la atención. Las reacciones twitteras se han dividido en dos: quienes dicen que no es para tanto, que Pastor sólo hacía periodismo, y quienes se han entregado a ella precisamente por eso. Su nombre ha sido el Trending Topic más popular del día en España e incluso ha aparecido en la lista internacional. Los usuarios la han acribillado a felicitaciones (posee cuenta en la red social) y han aparecido los consabidos #anapastorfacts. Hasta los forococheros han expresado su admiración a su manera: le han dedicado una encuesta que dice que el 75% de los foreros se casaría con ella y han photoshopeado algunas secuencias en su honor.

Pastorforocoches

En realidad, la periodista lleva una buena temporada haciendo que las entrevistas en la televisión pública sean un poco menos complacientes de lo habitual. Su estilo firme y machacón, de hecho, no gusta a todo el mundo. La más recordada de esas entrevistas es la que realizó a Esperanza Aguirre. Si se escucha atentamente el vídeo se oyen volar los cuchillos: "que no voy a comentar eso, doña Ana", "me hace usted unas preguntas" / "Ya sabe que aquí los asuntos importantes no sólo los decide usted", "Ya sé que le gustaría hacérselas usted [las preguntas] y respondérselas usted, pero la mala suerte tiene de que yo sea la periodista y usted la invitada".

Para añadir aún más morbo al enfrentamiento con el iraní, a Pastor se le resbala a media entrevista el pañuelo con el que lleva cubierta la cabeza. Ni más ni menos que delante del presidente de un país en el que es obligatorio para las mujeres. En su palacio y mientras le da cera. Después conseguiría enviar unas líneas a su blog: "Más allá de lo ocurrido con el velo, que no ha sido intencionado sino por la intensidad de la entrevista, me quedo con lo dicho por Ahmadineyad. El periodista no debe ser noticia. Y sí lo es lo que ha dicho él sobre Libia y sus declaraciones sobre los derechos humanos en Irán". Ya puede decir el Corán que nadie le va a hacer caso. Que lo del velo ha sido sin querer parece cierto, por la cara de concentración que pone durante toda la entrevista, en la que ni parpadea. Pero es que en la tele española no veíamos un trozo de tela tan inteligentemente caído desde Sabrina y los boys boys boys.

Al final del vídeo dan ganas de aplaudir. A ella y al pañuelo. A una, por hacer su trabajo y al otro, por no hacerlo.

Pastortwitter

Hay 33 Comentarios

Cuando se le cae el velo, hubiese estado muy bien enfocar la cara de Ahmadineyad con expresión de "valla, no me lo experaba".

Enhorabuena Ana, has estado en tu línea. Eres una maravilla entrevistando a los políticos, no les dejas hasta que no te contestan a las preguntas que les haces.

La he visto en directo y he pensado que cuando Ana Pastor y Jorge Javier Vázquez comparten profesión es que algo falla en el universo cuántico. Y que si Pedro J. y Buenafuente te felicitan por el mismo hecho, entonces ya no hay prueba más evidente de que has entrado en un agujero de gusano.

O quizás sea todo más simple, y aplicando la navaja de Ockham lleguemos a la conclusión de que Ana Pastor ha hecho su trabajo. Un buen trabajo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Trending Topics

Sobre el blog

Este blog va de lo que se está hablando, los temas calientes, lo que estás buscando en la red. En Trending Topics rastreamos la información que te interesa y te la servimos en bandeja.

Archivo

marzo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal