Así empezamos a llamar caraduras a los eurodiputados

Por: | 07 de abril de 2011

Jorge Martínez ojeaba Twitter anoche mientras veía el fútbol. Alguien enlazaba a una lista publicada en Google Docs donde aparecían los nombres de los eurodiputados que habían votado en contra de realizar sus viajes de trabajo a costa del erario en clase turista. 

"Me indigné tanto que el fútbol pasó a un segundo plano", dice Jorge. Entonces inventó la palabra del día, #eurodiputadoscaraduras, tan simple, eficaz, descriptiva y oportuna que aglutinó suficientes mensajes como para convertirse en el Trending Topic español más popular de la noche y que aún hoy mantiene el tipo. El cisco montado en Twitter ha provocado que los distintos grupos políticos tuvieran que dar explicaciones sobre lo ocurrido en el Europarlamento, e incluso PSOE y UPyD anunciaron que modificarían el sentido de sus votos y optarían por la abstención. 

Cokeluark
Es un misterio saber por qué algunos hashtags prenden la mecha en Twitter y otros no, pero en el caso de los eurodiputados jetas no se me ocurre un pirómano mejor que Jorge. Con 26 años, vive en casa de su padre en Luarca, Asturias. Está en paro y no cobra subsidio porque le faltan 60 días de cotización para ello. Con un módulo de telecomunicaciones e informática, se ha buscado la vida ("como todos los jóvenes") haciendo cursos e incluso ha conducido autobuses. Indignado con los políticos, aún así dice que sigue creyendo en la política y que por eso -me cuenta por teléfono- se acaba de afiliar al PSOE. No porque le encaje del todo sino porque le sirve más o menos. "Es un momento crítico, la gente está perdiendo la fe y quiero participar dentro del partido que más se acerca a mi". Como cada vez más personas en un runrún creciente, cree que hay que movilizarse, tiene la sensación de que hay que hacer algo. Pero no sólo los jóvenes ("a partir de los 18 votamos todos para toda la vida").

"Por algún lado hay que empezar", se dijo, y empezó a pedir en mitad del partido a algunas de las personas a las que él seguía en Twitter el apoyo al #eurodiputadoscaraduras. La mayoría, dentro de su ámbito de interés, el fútbol. Aunque Jorge no tiene muchos seguidores (unos 200), enseguida le apoyaron algunos periodistas deportivos -un submundo tuitero muy influyente- como el presentador Juanma Castaño (60.000 seguidores), Juan Carlos Crespo (8.000) o Gaby Ruiz (12.500), explica Jorge. Después lo recogerían otros periodistas, como Ignacio Escolar (mayor blogger político español, llevaba toda la tarde escandalizado con el asunto, pidiendo explicaciones, recopilando información y distribuyéndosela a sus seguidores); o Eduardo Suárez (el corresponsal de El Mundo en Londres, autor de la famosa lista negra que se ha popularizado de tal forma que en el momento de escribir esto hay 500 personas viéndola de forma simultánea). 

Listanegra
 

Y con el Trending Topic, el lío, con las cuentas de los partidos políticos dando explicaciones, los ciudadanos pidiéndolas, los medios publicando sus informaciones y algunos políticos e implicados autojustificándose hasta la medianoche mientras los usuarios afilaban sus tuits. La nota de prensa del PSOE anunciando su pequeño paso atrás (abstenerse no significa votar en contra) llegó de madrugada. La noticia de la votación se había producido al mediodía. 

Para entender este trending hay que tener en cuenta que llovía sobre mojado. Primero, porque otros dos casos de eurodiputados caraduras habían escandalizado la red en poco tiempo (el de las dietas de los viernes y el del untado por el falso lobby). Y segundo, porque la comunidad twittera está cada vez más crítica, organizada, concienciada y crecida desde el sustrato del #nolesvotes, un movimiento que comenzó pidiendo el voto de castigo a aquellos políticos que apoyaron la Ley Sinde y que está catalizando el desengaño político en general de los internautas.

El hashtag #nolesvotes enseguida empezó a arrimarse al #eurodiputadoscaraduras, convirtiéndose también en uno de los temas más populares del momento, aunque por ejemplo, Jorge no comparte sus premisas. Pero sí la indignación por los políticos de todos los signos que viajan en cochazos oficiales "cuando hay gente que no puede ni pagarse el autobús", porque sólo tienen que cotizar ocho años para tener una buena pensión cuando al resto le aumentan los años o porque bajen el sueldo a los funcionarios mientras mantienen sus privilegios, o porque nunca se acuerden de su región, se queja el joven. "Si ahora están en Twitter" -dice- "habrá que utilizarlo". 

Esta vez se ha utilizado y ha funcionado. Como ya saben los famosos, Twitter es único para montar cirios, y dado que los políticos tienden a hacer caso a los ciudadanos sólo cuando les están gritando a la cara y entre esos ciudadanos hay directores de periódicos, ha funcionado. Ayer se vigiló a los políticos, se les hicieron preguntas y exigieron declaraciones, se desvelaron sus miserias por el método de reirse de ellas, se puso nombre y cara a los desvergonzados y se lubricó un poco la función periodística de la vigilancia al poder. Que montar un escándalo en Twitter haya triunfado una vez no quiere decir que ahora gracias a internet seamos más democráticos, pero como dice Jorge, por algo hay que empezar.

1
2

PS:
Me dicen que a otro usuario, @guarroman, se le ocurrió unos minutos antes el mismo hashtag, y es cierto (como otros grandes descubrimiento simultáneo, como el teléfono o el virus del sida). Pero la mecha que prendió fue la de Jorge, al ser retuiteado por influyentes. 

¿Justin Bieber? Échale la culpa a Internet

Por: | 06 de abril de 2011

El Artista Adolescente está en España de gira y la está liando. Que si el plantón de los fotógrafos, que si Andreíta y Belén han ido a verlo, que si mira que ponerse una camiseta del Barça para jugar en Madrid, que si menuda vergüenza estar en Alcalá de Henares y cenar en un McDonalds con las tapas tan ricas que hay ahí. Como a estas alturas seguro que estáis buscando un responsable para lo-de-Bieber, en esta ocasión (y sin que sirva de precedente) es fácil. Internet tiene la culpa de todo. Por estas 10 razones:

1. Justin Bieber fue descubierto con trece años por su manager cuando este navegaba por YouTube y vio los vídeos de un niño un poco moñas pero con voz y sin una pizca de autotune. Mira su versión de Respect, con más de 20 millones de visitas.

2. Su manager tuvo claro desde el principio que iba a crear la primera gran estrella adolescente salida de internet, inventando una nueva estrategia on line para ello (aunque antes hubo otros fenómenos de YouTube o MySpace como Arctic Monkeys o Lily Allen). Ha reconocido esta premeditación en múltiples ocasiones. Para cuando firmó con Universal, los tempranos vídeos del niño Bieber iban ya por 55 millones de visitas. En realidad, antes de que las multinacionales musicales lo descubrieran, ya lo había descubierto su público sin intermediarios. 

3. Bieber sabe manejar las redes en las que están sus fans porque él es uno de ellos. Por edad y por cultura. Mientras las empresas, instituciones y partidos subcontratan a terceros ajenos al negocio la actualización de Twitters seguidos por pocos cientos de personas... Justin maneja su identidad digital él solo, y contenta a más de ocho millones y medio de seguidores. Si no fuera famoso, seguramente también tendría Twitter por gusto, y eso se nota.

4. Es la persona más popular de las redes sociales. Sólo Lady Gaga le tose en un tiempo en el que eso significa también ser la persona más famosa del mundo. El año pasado Justin ganó por goleada. Fue el único humano dentro de los 10 Trending Topics de Twitter del año, el que más creció en búsquedas de entretenimiento en Google, el protagonista del clip más visto de la historia de YouTube (500 millones de reproducciones en un año y dos meses) y la única persona dentro de los diez temas más mencionados por la gente en sus actualizaciones de estado de Facebook. 

5. A pesar de ser el humano más famoso de internet y que no hay un adolescente en el planeta que no esté posicionado a su favor o en su contra, Bieber es desconocido para muchos adultos. Es el ejemplo más claro que encuentro del poder de las subculturas y los fans, una de las grandes fuerzas subterráneas de la red. Twitter calculó que el 3% de sus servidores estaban dedicados al chaval. También tuvo que modificar su algoritmo de Trending Topics para que no apareciera siempre entre ellos. El día que se cortó el flequillo se dice que perdió 80.000 followers

6. Tan grande como el poder de los fans en la red es el de los anti-fans. Justin Bieber lo tiene todo para ser odiable, y las parodias y burlas han aumentado aún más su fama. El Tumblr "lesbianas que se parecen a Justin Bieber" es ya un clásico de la red. Se ha llegado hasta el punto de que ayer los cámaras y fotógrafos españoles llegaron a insultarlo en un acto, llamándolo estúpido, payaso, niñato y puta ladilla, todo por no detenerse ante las cámaras. Teniendo en cuenta que es un menor y que no es el Rafita, me escandaliza. Si en lugar de ser un fenómeno de niñas lo fuera de treintañeros, otro gallo cantaría.

7. Su negativo, la pequeña Rebecca Black, también ha sido un éxito. En cierto modo son opuestos, el fenómeno y su antifenómeno. Como bien dice TechCrunch, el talento de Bieber fue descubierto en YouTube por las adolescentes primero y por la industria después. En el caso de Black todo está prefabricado, su madre pagó por crear su vídeo en YouTube y el éxito le ha llegado por las razones equivocadas: la falta absoluta de talento e interés.

8. Una superestrella de hoy tiene enemigos a su altura. En 4Chan, el escuadrón más temible de la red, le tienen una ojeriza especial, y manipularon unas votaciones on line en las que se pedía ayuda para elegir el próximo destino de su gira. Lo quisieron mandar a Corea, un destino precioso si no fuera porque se trataba de Corea DEL NORTE.

9. Bieber tampoco se anda con chiquitas a la hora de defenderse usando los nuevos medios, como buen adolescente de hoy. En una ocasión pidió a su legión de fans que llamaran a un teléfono que pertenecía a un quinceañero de Detroit, Kevin Kristopic, que hackeó la cuenta de Twitter de un amigo de la infancia de Justin para conseguir el número de móvil del cantante. Esto es lo que le pasó al móvil del joven.

10. Aunque su experiencia vital sea corta y no de ni para un documental ni para una biografía, Bieber lo sabe todo sobre la relación entre los artistas y la red. Y es consciente de lo que le debe. El mismo lo dijo ayer: "sin internet mi éxito no sería posible. Sin esos nuevos medios sociales yo realmente no estaría aquí". En algún momento de la historia hemos pasado de oír el 'todo se lo debo a mis fans' al 'todo se lo debo a internet', y creo que es este.

El método J. para ligar

Por: | 05 de abril de 2011

Tengo un amigo que liga mucho. Muchísimo. Tanto, que una de las cosas más divertidas que te puede pasar en la vida es preguntarle un lunes por la mañana en la oficina con el café en la mano:

- ¿Qué tal el finde, J.?

Y a esa pregunta donde la mayoría de la gente contesta "psé", J. responde con un amplio catálogo de situaciones surrealistas que suelen comenzar por la frase "te acuerdas de mengana, la amiga de fulana?". Si la respuesta es "no", conlleva la descripción de otra situación chanante anterior. J. ha hecho estragos entre sus amigas, las amigas de sus amigas y las amigas de las amigas de sus amigas. Y por supuesto no se llama J., sino que ese nombre es una sutil referencia a nuestra tradición literaria en la que no profundizaremos.

 

Todo esto viene a cuento de que cuanto más aprendo de redes sociales -desde el punto de vista sociológico, no sólo tecnológico- más convencida estoy de que el éxito en el ligue de mi amigo proviene de un uso excepcional e inconsciente de algunos de los últimos descubrimientos sobre cómo funcionan estas redes. Y de cultivar una magnífica posición en su red. Un caso de éxito, vamos.

En la web de Televisión Española acaban de colgar una entrevista de Punset con James Fowler, de la Universidad de California, uno de los investigadores que más saben hoy de redes sociales. En un momento dado el catalán le pregunta por una estadística que le ha impresionado, y es que solo el 30% de las personas están casadas con alguien que nadie les presentó. Es decir, que la idea romántica del encontronazo entre dos almas gemelas desconocidas en una estación, ajenas al mundo, es falsa. Que aunque lo del matrimonio concertado ya no se lleve, en cierto modo tus amigos y familia (es decir, tu red) se organizan para presentarte a tu futura pareja. "Bueno, estamos otra vez ante las ideas recibidas del cine y de la ficción. La ficción siempre gira en torno a acontecimientos extraordinarios y no en torno a lo común pero, cuando hacemos encuestas, descubrimos que lo más común es que te presenten a quien al final va a ser tu futuro marido o mujer, pues esa persona ya forma parte de tu red social y ni siquiera lo sabías", responde Fowler a Punset.

El investigador escribió junto a Nicholas Christakis Conectados, un libro interesantísimo para comprender que las redes van más allá de Facebook y que plantea preguntas pertinentes sobre su influencia en nuestro comportamiento. La obra ahonda en el tema del ligue. "Si conocemos a veinte personas y cada una de ellas conoce a otras veinte, etcétera, estamos conectados con ocho mil personas a tres grados de separación. Si estamos sin pareja es muy probable que una de esas ocho mil personas sea nuestra futura pareja", dicen.

J. está utilizando la técnica que mejor ha funcionado a los humanos desde el principio de los tiempos para encontrar pareja. Rastrear su red.

A Christakis, el otro investigador, le preguntaron en una entrevista para las charlas TED (si alguien no las conoce aún, no debe perdérselas, vienen con subtítulos en castellano y son las mejores conferencias del mundo) cómo acelerar el proceso de ligue en esta época de las redes sociales tecnológicas.

"Mi consejo sería pasar tiempo socializando con los amigos de tus amigos. De alguna manera, esa forma pasada de moda de socializar es altamente efectiva presentándote a otras personas. Digo esto sabiendo que un montón de gente hoy en día es muy eficaz usando internet -en el libro decimos que algo así como el tres por ciento de los matrimonios modernos la gente ha encontrado a sus parejas a través de Match.com y eHarmony y similares, y personalmente conozco a un montón de gente que lo ha hecho. No hay duda de que ese tipo de sitios de citas son altamente efectivos, pero la mayoría de la gente aún encuentra a sus compañeros a través de un proceso de red social", contesta.

Que internet ayuda también lo sabe mi amigo, que por cierto, trabaja como experto en medios sociales. No hace falta recurrir a las webs de citas. Un hábil uso del añadir-como-amiga en Facebook y otras sofisticadas técnicas para mantener en buen estado su posición y los nodos de su red -conservar el contacto por chat, por ejemplo- es suficiente. Es decir, utilizar lo mejor de lo on line para las técnicas off line.

Sin embargo, Christakis y Fowler sí que reconocen que el ligue on line ha cambiado de algún modo las cosas. Y eso que no son autores sospechosos de estar deslumbrados por internet (por ejemplo, sostienen que el número de amistades íntimas que poseemos no se ha modificado por la red, ni tampoco el número Dumbar de personas con las que podemos relacionarnos sin volvernos locos, que es de 150 individuos). 

"Es lo mismo pero diferente", dice Christakis en esa misma entrevista. "Por ejemplo, las búsquedas específicas son algo nuevo, no sólo en el ligue sino también en la habilidad para encontrar cualquier tipo de individuo. Por ejemplo, si hace 20 años estabas buscando un veterinario del ejército noruego esto no hubiera sido tan fácil. Pero ahora, con unos pocos clicks, puedes encontrar una persona así. Lo mismo se aplica, por supuesto, a la búsqueda de pareja (aunque no te estoy sugiriendo que busques un veterinario del ejército noruego, aunque seguramente alguien sí lo está haciendo). Internet ha facilitado esa clase de interacción. No hay duda de que hay formas en las que internet ha cambiado la interacción humana".

Las ciencias sociales también confirman mitos comprobados por J. como que nada hace más atractivo a un hombre para una mujer que el deseo de otras mujeres. Existe un contagio inconsciente del atractivo. "Tiene mucho sentido desde el punto de vista meramente evolutivo", dice el libro antes citado, "porque copiar las estrategias de otras mujeres puede ser una estrategia muy eficaz para decidir qué hombres son deseables cuando, en términos de tiempo y energía, la valoración tiene un coste o cuando decidirse resulta difícil". Los hombres reaccionan de otra forma a la información de este tipo que reciben de su red social. Incluso al contrario: la presencia de otros hombres puede significar demasiada competencia y pérdida de tiempo.

Aún no se sabe bien cómo funcionan todos estos mecanismos, que no sólo influyen al ligue, sino a muchos otros ámbitos donde parece que estamos sobreestimando nuestra individualidad. Por ejemplo, hay indicios de que tener amigos gordos nos engorda, de que la felicidad se contagia o de que los grupos de trabajo más creativos son aquellos que mezclan personas ya unidas por lazos con desconocidos.

Pero mientras los científicos de las distintas disciplinas que están estudiando las redes acaban sus experimentos, puedes ir probando la técnica J. para ligar. Recuerda: la clave son los amigos. Los amigos de los amigos. Y los amigos de los amigos de los amigos. Cada nueva persona es una puerta abierta a un nuevo mundo de posibilidades. En siete de cada diez ocasiones, acabarás casándote con alguien está a no más de tres grados de separación, solo que aún no sabes quién es. Y que ya te está esperando.

Así que J.: ten cuidado. No vaya a ser que estés utilizando demasiado bien las redes.

Test: ¿Cuánto sabes de las locuras de Ryanair?

Por: | 01 de abril de 2011

Lo sabe Apple y lo sabe Ryanair. La mejor publicidad es la que no se paga y aun así, sale en todos los telediarios. Ambas empresas son expertas en sacar partido a su fama, buena o mala. De Apple nos creemos lo que sea. De Ryanair, también. La última de Ryanair ha sido el anuncio de que a partir de octubre, iba a crear vuelos libres de niños. ¡Ha colado! Y eso que esta vez estaba claro que se trataba de una inocentada porque hoy, primera jornada de abril, es el día de los inocentes anglosajón. La compensación de los dos euros nos hace dudar más. Este es un pequeño test para comprobar cuánto sabes de la mítica aerolínea donde realidad y Garrofer se confunden.

Oleary

Ryanair se está planteando montar viajes low cost a la luna.
Falso. Fue la inocentada de 2007.

Ryanair es capaz de dejar en tierra a 100 pasajeros por un conflicto con el volumen de una maleta... y después subir un vídeo a YouTube vacilándoles.
Verdadero. Ocurrió este febrero en Lanzarote con un amplio grupo de jóvenes belgas, y les ha dedicado esta nota de prensa y este vídeo.

Ryanair no deja subirse en vuelos nacionales a menores de tres años con libro de familia y acompañados de sus padres.
Verdadero. Es la única aerolínea que exige algo así y ha sido sancionada por ello.

Con Ryanair, si no te imprimes en casa la tarjeta de embarque te la imprimen ellos amablemente en la cola a un módico precio de 40 euros.
Verdadero. Dice la leyenda que los cartuchos de tinta de esas impresoras llevan sangre de unicornio. Eso sí, un juzgado de Barcelona ya lo ha considerado ilegal.

Ryanair va a incluir primera clase
Falso. Fue una broma de la newsletter interna el año pasado. Entre los extras se incluían: papel higiénico en el baño, espacio para ti y para tus maletas gratuitas o luz de lectura.

Con Ryanair los asientos no van numerados y la gente espera en los aeropuertos haciendo cola de pie durante horas porque si no acaban en el palomar y las azafatas se llevarán su maleta al limbo de las maletas
Verdadero. ¿Es que nunca has viajado en Ryanair?

Ryanair se pasa por el forro todos los manuales de social media y es capaz de llamar a los bloggers lunáticos
¡Verdadero! Ocurrió en 2009. Un blogger encontró un bug en su sistema de reservas y desde las oficinas de la compañía le dejaron -entre otras delicadezas- un comentario que decía "Jason, eres un idiota y un mentiroso". Ante la pillada, emitieron un comunicado que decía: "Ryanair puede confirmar que un miembro de su personal se ha implicado en una discusión en un blog. Es política de Ryanair no perder tiempo y energía respondiendo a bloggers idiotas y Ryanair puede confirmar que no volverá a suceder. Los bloggers lunáticos pueden quedarse toda la blogosfera para ellos solos porque nuestra gente está muy ocupada reduciendo el precio de los viajes aéreos".

Ryanair es elegante con los intermediarios y caballerosa con la competencia
Falso. A no ser que consideres que llamar a Atrápalo "bastardo que estafa a sus clientes" lo sea. O montar una encuesta on line sobre si es mejor que su directivo y el de EasyJet peleen en el barro o hagan carreras en Trafalgar Square... o disfrazarlo de pinocho en una publicidad.

Ryanair tiene tanto morro que es capaz de anunciar el cobro de la primera maleta a 20 euros y emitir un comunicado diciendo "Ryanair anima a los pasajeros a viajar ligeros de equipaje en verano"
Verdadero, mira.

Ryanair probó a decir que iba a regalar servicios sexuales con sus vuelos y coló
Verdad, en junio de 2008.

Ryanair probó a decir que no entienden por qué los aviones llevan dos pilotos si con uno vale y coló
Verdad, en septiembre del año pasado.

Ryanair probó a decir que estaba investigando eliminar los asientos para sus pasajeros y coló
Verdad, en julio de 2009.

Ryanair probó a decir que iba a cobrar tarifas especiales para gordos y coló
Verdad, en abril de 2009.

Ryanair probó a decir que iba a cobrar por ir al baño en los vuelos y coló
Verdad, en febrero de 2009.

Ryanair tuvo que pagar 60.000 euros a Carla Bruni por usarla en sus anuncios
Verdad. Además de a ella, han usado con todo el morro a dirigentes como Zapatero o a la Reina Sofía. La Casa Real española llegó a expresar su malestar. La multa -si la hay- suele significar solo una pequeña parte del valor publicitario de sus apariciones en medios.

Ryanair ha llegado a regalar billetes a los andaluces que contasen chistes sobre catalanes
Verdad, es una de sus conocidas acciones de guerrilla. Aquí se explican muchas más.

Al jefazo de Ryanair le gusta más disfrazarse para las fotos que a Esperanza Aguirre
Verdad. Michael O'Leary no tiene vergüenza. ¿Lo quieres ver con barretina? Concedido.

La próxima vez que Ryanair la líe, volveremos a hablar de ellos
Verdad. Como aerolínea no sé, pero son unos genios del márketing viral. En una vieja entrevista de 2003, O'Leary reconocía que mientras British Airways gastaba tres millones de libras en anuncios de televisión, ellos ni siquiera tenían agencia de publicidad y lo hacían todo en casa. "El centro de nuestra estrategia es gastar lo menos posible en publicidad", decía. En su momento calcularon que un anuncio en el que aparecía el Papa explicando a una monja que el secreto de Fátima eran sus tarifas les había generado cinco millones de euros en publicidad en medios en todo el mundo y no les había costado ni una libra. Aunque a saber si eso era cierto o no. Entre los publicistas han corrido ríos de tinta sobre si su estrategia de cabrear a todo el mundo (clientes, empleados, presidentes autonómicos, reinas de España) es de suicidas o de genios. Desde luego tienen la mejor mala fama del mundo.

Bebés en YouTube: cuando la fama llega antes que los dientes

Por: | 31 de marzo de 2011

Bebés, bebés por todos lados. Riendo, llorando, babeando y haciendo todas esas cosas de bebés que la especie humana considera adorables en una elaborada trampa genética contra la extinción. No se trata de una percepción personal corrompida por el hecho de que soy una treintañera, sino la constatación de que internet está superpoblado por recién nacidos. Los vídeos virales cada vez implican a niños más pequeños, YouTube se pregunta por qué y algunos adelantados, por sus implicaciones éticas.

El vídeo del momento es el de los gemelos de 17 meses discutiendo entre ellos su plan para dominar el mundo. Lleva un millón de visitas la primera parte y cinco la segunda. En dos semanas. Incluso han inspirado completos artículos con la opinión de expertos sobre la comunicación humana. La conclusión, por cierto, es que no están hablando y no, no es ni inglés ni ningún lenguaje secreto entre hermanos: están jugando a imitar los sonidos del habla y el turno de palabra, que es como aprendemos a comunicarnos todos los hombres, incluso los menos encantadores. La madre, sobrepasada, dice en su blog que se están parando a pensar hasta dónde llevar estos "15 minutos" de gloria. Ha salido en los telediarios y en los digitales de todo el mundo, pero por si acaso aún no lo habéis visto, aquí está.

Los mecanismos de la viralidad se han acelerado. En los buenos tiempos pasaban meses desde que descubrías un vídeo en YouTube hasta que aparecía en la tele. Con suerte, ni siquiera llegaban. Ya no. En pocas horas entran en el circuito de los blogs de actualidad de internet y de ahí saltan a los medios de masas. Grandes hits infantiles de YouTube como David After Dentist (86 millones de visitas) o Charlie Bit My Finger (casi 300 millones de visualizaciones) tardaron mucho más tiempo en llegar al gran público.

El éxito de los vídeos de bebés proviene en parte de que los cachorros humanos, como los de otros animales, tienen el grado de monismo necesario para dedicarles dos o tres minutos de escaqueo en el trabajo. Hacen cosas simples y graciosas, condición muy aprecida para la difusión de un viral. Por qué nos gustan está claro. El problema es si los padres deberían o no grabar a sus hijos cuando no tienen edad ni para cabrearse con ellos porque millones de personas los hayan visto haciendo sus cosas de bebés. Mientras los videos familiares se mantuvieron en el entorno cercano, con el súper 8 y las primeras videocámaras, no existía el problema porque pocos amigos se dejaban convencer para ver los vídeos en las reuniones. Pero prácticamente todos los padres de ahora están armados con móviles con vídeo y muchos usan YouTube, así que las monerías de los chavales pueden alcanzar audiencias planetarias. En días. Las normas sobre la privacidad familiar han sido fulminadas.

Se habla mucho de que los niños o los adolescentes no saben comportarse, y de que deben aprender las nuevas normas sociales, porque lo que dejen grabado o por escrito hoy les perseguirá toda la vida. Pero apenas se plantea que los padres también deben adaptarse al nuevo mundo. Algunos no ven ningún mal en grabar a sus churumbeles. Pero muchos, como la madre de los gemelos, empiezan a plantearse si la carrera de los 15 minutos de fama no está empezando demasiado pronto. ¿De qué forma afectará a David, el niño que decía tonterías drogado por la anestesia del dentista, ese vídeo cuando sea mayor? Millones de personas lo conocen, se han reído de él, lo han imitado y lo recordarán por una anécdota que antes sólo se hubiera contado en vergonzantes nochebuenas. Los menos apocalípticos defienden que la sociedad irá adaptándose a este tipo de cosas cambiando sus normas, por el simple hecho de que todos los padres, jefes y profesores del futuro habrán tenido su tuenti, habrán dicho inconveniencias en Facebook y habrán aparecido en YouTube desde su infancia.

El vídeo de los gemelos de charleta no es el único que se ha disparado en los últimos días. Seguro que recordáis el vídeo del bebé descojonado con un papel, el "laughing baby". Tiene ocho meses, se llama Mica y es hijo de un doctorando parado de Atlanta llamado Marcus McArthur. El divertidísimo papel es, según el padre, una carta de rechazo de uno de los trabajos que solicitó. Al ver a su churumbel reaccionar así, lo grabó y lo subió a YouTube el 24 de enero. Pasó un mes sin pena ni gloria hasta que la actriz Alyssa Milano lo descubrió y lo tuiteó. Ese simple tuit fue suficiente para dispararlo: lleva más de trece millones de visitas en dos meses. Bebé y padre han salido en la tele y aunque afirma que ha rechazado ofertas económicas, ha creado un tono para el iPhone.

El caso de Emerson, el bebé canadiense famoso por su capacidad para pasar del terror a la risa gracias a la congestión nasal, fue aún más rápido. Su madre llevaba una semana enferma y cada vez que se sonaba la nariz el niño ponía cara de terror. Un día empezó además a reirse. "Así que hice lo que cualquier padre novato haría: ir a por la videocámara", ha dicho la madre en los diaros. Subió el vídeo un lunes para que lo vieran su marido y los amigos. Para el miércoles de esa semana ya se estaba emitiendo en los magazines matutinos. Trece millones de visitas en dos semanas.



Estos tres vídeos de bebés hablando, riendo y asustándose son los más virales del momento, pero un vistazo a YouTube Trends desvela otros que pronto verás en la oficina -si no los has visto ya-. Al parecer, hay crituras por el mundo capaces de ser calmados por sus padres con Black Metal noruego cuando todo lo demás falla, y bebés que bailan en las partes traseras de los coches dándolo todo. Y lo que nos queda.

Causa de la muerte: Twitter

Por: | 30 de marzo de 2011

Desmentir la propia muerte es un honor, una suerte y un signo de auténtica fama que últimamente cada vez se prodiga más. El fiambre-fake de ayer fue Jackie Chan, fulminado por un ataque al corazón según una web más falsa que judas hasta que sus representantes negaron los hechos por la misma vía por la que se había extendido el rumor: las redes sociales. En Twitter los muertos vuelan: ves las palabras "RIP Fulanito" en la lista de temas más populares de la derecha y parece como si una mano invisible te obligara a tuitear sobre el fallecido, esté caliente o no, aupándolo aún más en la lista de trending topics.

Jackie

Los hoaxes o leyendas urbanas sobre estrellas muertas existen desde que el primer chamán de la tribu sufrió un colapso en el escenario por calcular mal las cantidades de las plantas medicinales y lo dieron por perdido. De eso no nos quedan pinturas rupestres, pero sí nos han llegado noticias de muchas otras falsas muertes y simpáticos asesinos. En 1708, Jonathan Swift publicó un almanaque bajo seudónimo en el que predecía la muerte en cierta fecha de un famoso astrólogo de la época con el que tenía cuentas pendientes. Todo Londres estuvo pendiente de la profecía y el almanaque imprimió la esquela del astrólogo en la fecha prevista. El pobre astrólogo tuvo que desmentir su muerte en su propia publicación, a lo que Swift replicó que obviamente tenía que estar muerto, porque las basuras que escribía no podían ser obra de un hombre vivo. Años después, en 1733, Benjamin Frankin le copió la idea, adivinando la fecha de defunción del autor del almanaque rival. Como no murió cuando tocaba, se dedicó a sostener durante cinco años seguidos que su rival sí había fallecido pero que había sido sustituido por otra persona. Cuando finalmente murió, Franklink felicitó al "sustituto" por su coherencia.

Lo mejor de que a uno le den por muerto es poder soltar después la frase "las noticias sobre mi muerte han sido exageradas" como hizo George Clooney en 2009 o Steve Jobs después de que Bloomberg publicara en 2008 su obituario precocinado por error. En realidad la frase es de Mark Twain y no es exactamente así, pero qué más da. El escritor fue enviado a la tumba dos veces: la primera, cuando la muerte de su sobrino fue confundida con la suya. La segunda, cuando The New York Times dio por perdido un barco en el que se suponía que viajaba. Twain se rió bastante cuando leyó la noticia de su propia muerte y más al escribir la rectificación al día siguiente para ese mismo periódico. Otro que también leyó en los periódicos su necrológica fue Hemingway en el 54, se dice que con una copa de champange. La verdad es que sobrevivió por los pelos de un accidente de aviación. El caso del rumor de la muerte de Paul McCartney, desmentido en portada de Life incluido, es tan conocido que no merece la pena ni detenerse en él. Todo nació en un periódico universitario.

Paulhemingway

Que nadie caiga en la tentación de culpar a internet de la afición humana por dar un empujoncito a los que aún están vivos. Cualquier método vale, desde las redes sociales formadas en la puerta de la iglesia del pueblo los domingos tras la misa, hasta los mensajes de texto. Hace un par de años los conservadores canadienses casi envían un comunicado de condolencia por la muerte de Margareth Thatcher cuando en realidad el que se había muerto era el gato de un ministro local, llamado así en honor de la dama de hierro. La noticia les había llegado vía mensaje. En los tiempos de la red previos a Twitter y Facebook se hicieron muy famosas las leyendas urbanas sobre un accidente de tráfico de Britney Spears y Justin Timberlake (2001) o de Eminem (2000). La red es -eso sí- una facilitadora tremenda tanto de los rumores provocados por la gente como de los errores mediáticos que acaban convertidos en bulos. CNN mató en 2003 de un plumazo a Castro, Mandela, Reagan, el Papa y la Reina de Inglaterra por un error informático que dejó al aire las necrológicas que tenían a medio preparar. Bill Gates y Johny Deep tienen cierta tendencia a morirse por mail desde hace tiempo. Michael Jackson también, hasta que dejó de hacerlo.

Pero hay que reconocerle a Twitter una eficacia extrema en el arte del asesinato veloz. Además de a Jackie Chan, en los últimos meses ha liquidado a Justin Bieber, Kanye West, Morgan Freeman e incluso a gente de la que nadie podría sospechar un súbito accidente como Lindsay Lohan, Mick Jagger o Charlie Sheen. Bill Cosby llegó al límite el año pasado cuando tuvo que desmentir el rumor por ¡cuarta vez! "Uno de mis amigos estaba llorado desconsolado hasta que le confirmaron que se trataba de una mentira", dijo. "Quizá un psiquiatra dirá que con mi intervención estoy alimentando el ego de la persona que inventa estas cosas, pero sólo quiero pedirle a sus amigos y a su familia que le digan que es momento de parar porque ya no es gracioso", dijo Cosby.

El lugar donde nacen los bulos

La Wikipedia ha elaborado una exahustiva lista de causas de obituarios prematuros que no tiene desperdicio, pero nos quedamos con algunos de los más habituales motivos de los hoax (bulos malintencionados). Nacen por errores de los medios, intentos de estafas o spammers, malentendidos, bromas de internautas o hasta hackeos de cuentas, como le ocurrió a Miley Cyrus en 2008 cuando alguien subió un vídeo a su YouTube en el que se afirmaba que había sido víctima de un conductor bebido. También pueden nacer porque sí y sin motivo alguno, como en el caso de Justin Bieber, que a su corta edad ha sufrido muchas muertes en Twitter gracias tanto a sus fans como a sus antifans.

Fake

Existe también otro factor de riesgo habitual. Miremos sólo este mes de marzo, cuando además de Chan, han "muerto" un hijo de Will Smith, Jim Carrey y Adam Sandler, todos durante un accidente de snowboard en Zermatt, Suiza. No hace falta ser muy listo para darse cuenta de que ahí hay gato encerrado y así es. El culpable de un buen número de los hoax de celebrities fallecidas de los últimos tiempos es Rich Hoover, dueño entre otros negocios digitales de todo tipo de una web en la que puedes crear tu propio bulo con apariencia de noticia. Si quieres extender un rumor tu mismo, sólo tienes que pinchar aquí, escribir el nombre del famoso al que tienes ojeriza, elegir si prefieres que se despeñe en Austria o Nueva Zelanda, tenga un accidente de tráfico o desaparezca en el mar de Saint Tropez. Le das a un botón y listo para enviar a los amigos. La noticia queda con una pinta bastante real. Que el nombre del mayor nido de bulos sobre muertes de celebrities suene tan serio como Global Associated News ayuda bastante.

Hoover ha reconocido en alguna ocasión, como en esta entrevista en el Sydney Morning Herald, que lo hace por conseguir tráfico para sus webs, una afluencia que se multiplica cuando estos rumores tienen éxito. Su generador de famosos muertos lleva mucho tiempo en línea, pero ha sido últimamente cuando ha inundado de verdad internet de falsas noticias. Para él, las redes sociales como Twitter y Facebook "han dado nueva vida a estos hoaxes" que antes circulaban por correo, mail y foros y a los que llevaba semanas o incluso meses tener impacto. "Se trata literalmente de capitalizar las prisas y el deseo de los medios de ser los primeros en informar de las cosas y la razón por la que soy más exitoso ahora que antes es porque la información viaja condenadamente rápida", ha dicho. No sin parte de razón.

Efecto "llamada"... desde la otra vida

No es raro que el bulo de Jackie Chan siga a la muerte real de Elizabeth Taylor. En las siguientes 24 horas a la muerte de Michael Jackson se difundieron gracias a Global Associated News los decesos de Jeff Goldblum, Miley Cyrus, Ellen DeGeneres, George Clooney o Harrison Ford. En los artículos que se publicaron en 2009 intentando averiguar por qué se habían acumulado tal cantidad de bulos y en los que se destapó a Global Associated News, los expertos explicaron que los hoaxes de internet tienden a seguir a acontecimientos reales parecidos. Primero porque psicológicamente nos resultan más creíbles (¿quién no ha escuchado que los famosos se mueren de tres en tres?) y segundo porque es una forma de manejar una situación incontrolable. Por ejemplo, tras un ataque terrorista son habituales los rumores sobre "no visites tal sitio" porque un desconocido ha avisado al amigo de un amigo de que ahí pasará algo, habitualmente en pago por un favor casual o por un gesto de amabilidad. Ocurrió en Nueva York, en Londres y en Madrid después de los atentados.

PS: Me decís en los comentarios que también hay muchos falsos muertos españoles y es cierto. Hace dos o tres años se corrió el bulo de que cierta abogada mediática y conocidísima acababa de fallecer. La más dispuesta de las periodistas de la redacción en la que trabajaba por aquel entonces cogió el teléfono y llamó a su despacho preguntando sutilmente si podía concederle una entrevista. En la oficina, acostumbrados al rumor, le respondieron ¿lo que quieres sabes es si ha muerto o no, verdad? Mi compañera lo negó e insistió en la entrevista, muy digna. Afortunadamente nunca le hicieron caso. Porque a ver qué se le pregunta a un no-muerto.

El secreto de los ojos de Liz Taylor

Por: | 24 de marzo de 2011

Si los titulares sobre el violeta de los ojos de Elizabeth Taylor fueran radioactivos, la población mundial estaría tan sobreexpuesta que debería alimentarse con tabletas de yodo desde ayer -cuando falleció la actriz- hasta el fin de los días. Pero ¿por qué tenía la Taylor los ojos más bonitos del mundo? Existen dos razones.

Liztaylor 1. La primera razón es obvia. ESE color de azul profundo, que no violeta."No hay ojos violeta, igual que no hay ojos negros", explica el catedrático de Oftalmología de la Universidad de Madrid José Manuel Benítez del Castillo. "El color depende de la cantidad de pigmento del ojo y el rango va desde el marrón muy oscuro que se confunde con el negro al azul". Otra cosa es que nos parezcan violetas, como demuestran un montón de encarnizadas discusiones en la red sobre los ojos de Liz Taylor como la mantenida en la Wikipedia, que en un principio incluía pero que después retiró los contenidos sobre iris de ese tono. Aparte del hecho de cada uno entiende por violeta lo que le da la gana (¿habéis probado alguna vez a discutir con un diseñador gráfico sobre el color de un objeto cualquiera?).

Benítez del Castillo señala otro factor: el ojo refleja la luz y su apariencia varía a causa de lo que hay alrededor. Iluminación, ropa, maquillaje. Ella se conocía y sabía maquillarse muy bien, pero tuvo a los mejores y en el mejor momento de la historia para el glamour aplicándole Photoshop en tiempo real antes de que existiera Photoshop. En cualquier caso sobre lo que no hay duda es de lo excepcional de unos ojos de ese tono, se llame como se llame.

2. La segunda razón es un poco más desconocida. Taylor tenía dos filas de pestañas y no una como la mayoría de los mortales. Sus biógrafos cuentan cómo el médico informó a sus padres de que su hija tenía "una mutación", aunque a su madre no le pareció nada alarmante. Normal. Su amigo el actor Roddy McDowall se preguntaría después "¿Quién más tiene doble pestañas que una chica que ha nacido absolutamente para la gran pantalla?". También es sabida una anécdota que le ocurrió cuando tenía solo once años de edad y rodaba 'Lassie come home'. Un cámara le pidió que se quitara las pestañas postizas. La niña Taylor se defendió con una frase maravillosa. "It isn't make up, it's me" (¡no es el maquillaje, soy yo!).

Me cuenta Benítez del Castillo que algo así es más común que los ojos "violetas", porque normalmente tenemos pestañas a distintas alturas, y aunque hay ocasiones en las que eso es un problema también existen personas en las que son más tupidas o poseen más pigmento y por eso parece que las tienen más negras. Ya hay medicamentos para hacerlas crecer y oscurecerse a lo Taylor.

A la actriz le tocaron en la lotería genética dos papeletas por las que cualquiera de las que nos pasamos la vida probando sombras y máscaras de pestañas mataríamos. A cambio también le tocó una salud extremadamente frágil. Pasó decenas de veces por quirófano a lo largo de toda su vida. Aún así resistió más de lo que se pensaba: el obituario que ayer le dedicó The New York Times lo había dejado escrito alguien que murió en 2005. Fue la comidilla periodística del día en Twitter, donde muchos se preguntaban cuántas necrológicas precocinadas se guardan los diarios en la nevera. En el Times lo confesaron una vez hace cinco años: en su archivo guardaban unas 1.200.

¿Cuántos países hay en la península ibérica?

Por: | 22 de marzo de 2011

Es la comidilla desde que La Noria se emitió el sábado pasado. El vídeo donde la ganadora del Gran Hermano de este año, Laura Campos, es sometida a un "test" cultural bate récords aupado en lo más visto de los medios. La copresentadora Sandra Barneda pregunta "¿Qué dos países forman la península ibérica?", a lo que la chica responde "ninguno". "No puede ser, Laura, íbamos bien" replica Sandra mientras insiste "qué dos países", dibuja en el aire la forma de la península y le da pistas como "hay uno aquí y hay como una colita...". "España y Portugal", dice ella al fin. Bieeen, aplauden todos con condescendencia.


(la polémica pregunta ocurre en el minuto 5:20)

Jijijaja. El problema es que en la península ibérica no hay dos países. Hay tres: España, Portugal y Andorra. Lo dice la Wikipedia, lo dicen algunos de los ¡mil comentarios! de El Mundo y hasta lo dice Yahoo Answers, la fuente de conocimiento más seca de internet. Pero por si acaso, le pregunto a Ángel Navarro, profesor de Geografía de la Universidad Complutense de Madrid. "Tanto en términos de estado como de país debería considerarse a Andorra, a Gibraltar no", me dice. Reconoce que la pregunta es capciosa, que conlleva un problema de semántica ("podría responderse por ejemplo que también está el País Vasco, que lleva en su nombre 'país', o también otros"), pero que tanto si se entiende país literalmente como si se entiende en el sentido de estado, la respuesta es tres. Casi todo el territorio andorrano está al sur de los Pirineos, y la existencia de dos co-príncipes importa poco en la práctica, añade. Hay tres países legalmente constituidos e independientes.

Laura sale con gracia de esa práctica tan popular en los últimos tiempos que consiste en coger a una chica joven y guapa y zurrarle en público por sus carencias educativas. A los señores mayores, poco agracidados y con un trabajo relevante que presupone inteligencia también se les hace, pero tiene mucha más gracia reafirmar el tópico de la miss imbécil o de la mujer iletrada de extrarradio. Sin cultura, pero digna, humilde y ausente de malicia mientras los que se chotean de ella están igual de equivocados. Y luego se preguntan por qué alguien así gana Gran Hermano o cuál es el secreto de la empatía que provoca Belén Estaban. Pues ahí está.

¡Extra, extra! Una periodista ha hecho su trabajo hoy

Por: | 15 de marzo de 2011

Abandonemos por un rato Japón, porque es descorazonador ver así a un país que es el colmo de la civilización, la seriedad y la sofisticación humanas. Entreguémonos mejor a una historia en la que los buenos ganan y los malos pierden, en la que está claro de parte de quién hay que ponerse, en la que hay momentos de tensión, peligro, una chica guapa, un supervillano y un trozo de tela escurridiza que añade emoción y significado simbólico a la trama. Para asistir al espectáculo no hace falta ir al cine: en realidad, las mejores películas de la temporada las están echando en los informativos. Algunos afortunados han podido ver en directo la entrevista que la directora del programa de la televisión pública española Los Desayunos de TVE ha hecho esta mañana al presidente de Irán. El resto deberá conformarse con la versión corta que aparece aquí abajo o -mejor- ver la media hora de entrevista completa en la web de RTVE.

El contenido de la entrevista es lo de menos, porque Ahmadineyad no cuenta nada especial y la traducción tampoco ayuda a aclararse. Lo que ha fascinado de la entrevista a los espectadores, que llevan toda la mañana compartiendo el vídeo como locos en las redes sociales, es la forma. Lo pesado que se pone el presidente iraní -que al fin y al cabo es un político- tirando balones fuera y lo pesada que se pone la entevistadora repitiéndole una y otra vez las mismas preguntas, sin intimidarse por estar jugando en casa de él y con sus normas, pañuelo cubriendo la cabeza incluido. Pastor pregunta una y otra vez por la seguridad nuclear en Irán, su posición ante Libia, la estabilidad de su gobierno, la situación de la oposición. Ahmadineyad contraataca con la venta de armas occidentales a oriente e incluso con el separatismo español. Pastor insiste tanto y le saca tanto de quicio que en un momento dado él acaba diciendo: "A usted le gusta que yo le conteste según usted quiere... permita que los televidentes ellos mismos juzguen. Usted no tiene que decidir en lugar de los televidentes. Usted quiere imponerme su opinión y por supuesto que no voy a aceptarlo".

Lo que nos fascina al ver el vídeo es que Ana Pastor despliega como un pájaro exótico un baile al que no estamos acostumbrado y que se llama periodismo. En teoría, una entrevista debe ser incómoda e incisiva, porque si no, es propaganda para el entrevistado. Si no te responden, repreguntas. En la práctica, lo tenemos tan olvidado que cuando el oficio está delante de las narices, nos llama la atención. Las reacciones twitteras se han dividido en dos: quienes dicen que no es para tanto, que Pastor sólo hacía periodismo, y quienes se han entregado a ella precisamente por eso. Su nombre ha sido el Trending Topic más popular del día en España e incluso ha aparecido en la lista internacional. Los usuarios la han acribillado a felicitaciones (posee cuenta en la red social) y han aparecido los consabidos #anapastorfacts. Hasta los forococheros han expresado su admiración a su manera: le han dedicado una encuesta que dice que el 75% de los foreros se casaría con ella y han photoshopeado algunas secuencias en su honor.

Pastorforocoches

En realidad, la periodista lleva una buena temporada haciendo que las entrevistas en la televisión pública sean un poco menos complacientes de lo habitual. Su estilo firme y machacón, de hecho, no gusta a todo el mundo. La más recordada de esas entrevistas es la que realizó a Esperanza Aguirre. Si se escucha atentamente el vídeo se oyen volar los cuchillos: "que no voy a comentar eso, doña Ana", "me hace usted unas preguntas" / "Ya sabe que aquí los asuntos importantes no sólo los decide usted", "Ya sé que le gustaría hacérselas usted [las preguntas] y respondérselas usted, pero la mala suerte tiene de que yo sea la periodista y usted la invitada".

Para añadir aún más morbo al enfrentamiento con el iraní, a Pastor se le resbala a media entrevista el pañuelo con el que lleva cubierta la cabeza. Ni más ni menos que delante del presidente de un país en el que es obligatorio para las mujeres. En su palacio y mientras le da cera. Después conseguiría enviar unas líneas a su blog: "Más allá de lo ocurrido con el velo, que no ha sido intencionado sino por la intensidad de la entrevista, me quedo con lo dicho por Ahmadineyad. El periodista no debe ser noticia. Y sí lo es lo que ha dicho él sobre Libia y sus declaraciones sobre los derechos humanos en Irán". Ya puede decir el Corán que nadie le va a hacer caso. Que lo del velo ha sido sin querer parece cierto, por la cara de concentración que pone durante toda la entrevista, en la que ni parpadea. Pero es que en la tele española no veíamos un trozo de tela tan inteligentemente caído desde Sabrina y los boys boys boys.

Al final del vídeo dan ganas de aplaudir. A ella y al pañuelo. A una, por hacer su trabajo y al otro, por no hacerlo.

Pastortwitter

El gato Maru y cuatro ideas sobre la catástrofe de Japón

Por: | 12 de marzo de 2011

Maru es japonés y está bien. Lo sabemos porque ha publicado una foto en su blog tras el terremoto junto a los elementos de su plan de evacuación y porque ha dado las gracias a todos los que se han preocupado y rezado por él. Han sido muchos porque es una celebridad de la red: sus vídeos de Youtube se han reproducido 89 millones de veces y tiene una entrada en la Wikipedia ya actualizada con su supervivencia al desastre. Maru es un gato. Posiblemente el gato más mono de internet, pero un gato.

Maruok

Aunque ayer estuve todo el día pegada al ordenador siguiendo la catástrofe de Japón, fui incapaz de actualizar este blog, intoxicada de información sobre muertos y también sobre Maru, porque en el cerebro, como en el estómago, todo se mezcla. El terremoto (y después tsunami y después accidente nuclear) no ha ocurrido en un país subdesarrollado, sino en el que quizá sea el lugar más tecnológico y conectado del mundo. Cuando lo visité hace seis años la gente ya usaba el correo electrónico del móvil como si fueran sms y volvían del trabajo usando ultraportátiles en el metro. No voy a descubrir ahora su amor por la fotografía y el vídeo. El récord de tuits lo ostentan ellos, con más de 7.000 por segundo en  año nuevo. Por si fuera poco, freaks hipercomunicados de todo el mundo viven autoexiliados felices allí. La consecuencia ha sido una cantidad salvaje de información por internet de todos los formatos y orígenes posibles, animada por el hecho de que las líneas de voz fallaron, pero no el tráfico de datos, que se convirtió en la única forma de tranquilizar a la familia. En Japón hay 96 millones de móviles con internet. Aún es pronto para mediciones, pero imagino que se habrán batido récords. Millones de grabaciones aficionadas en Youtube, fotos en cualquier soporte, Twitts, actualizaciones en Mixi (su Facebook) que no comprendemos, llamadas por Skype, vídeos en directo en Ustream.

Hoy ya me atrevo a lanzar algunas ideas:

1) Continúa la loca mezcla de información en todos los niveles de importancia que ya vimos con el rescate minero en Chile. De lo histórico a la chorrada. Si entonces supimos hasta que las gafas que llevaban en el rescate eran de Oakley, esta vez nos hemos enterado de que el gato Maru está bien, de que a un español se le rompieron unas tazas en su apartamento (21.000 visitas en 24 horas), de que un político americano borró un tuit sin gracia o de que en Indonesia están muy preocupados por una actriz porno japonesa. La sublimación fue la aparición de la palabra "Godzilla" entre los trending topics de Twitter, que dio lugar a los consiguientes artículos explicando por qué estaba ahí (primero por los chistes y después porque la gente que criticaba el chiste contribuía a su propagación). La locura también tiene sus cosas buenas, como que hoy hemos amanecido todos convertidos en técnicos expertos capaces de diferenciar las partes de un reactor nuclear. Los seguimientos en vivo facilitan la distribución de información de distinto tipo, importancia y fuentes, pero siguen sin ser perfectos. Empresas e individuos siguen experimentando, por ejemplo, con Storify.

2) Los bulos se propagan igual de rápido que las noticias. Por citar sólo dos de las últimas horas y de muy distinto calado, pero en los que han caído medios, bloggers y usuarios de todo el mundo. 1) El de los 88.000 desaparecidos (fruto ayer de un error al traducir a la agencia de noticias japonesa, otra cosa son las últimas informaciones de hoy que hablan de miles de personas sin localizar). 2) El de la estatua del Gundam gigante -para los no iniciados, un Mazinger Z- destruida (que resultó ser un bulo fotográfico). "Muchos rumores y noticias falsos se pasan por Twitter, Facebook, Mixi y los e-mail. Revisen bien las informaciones incluso mías", decía con sinceridad y en español el periodista japonés Takeshi Taniguchi en su Twitter.

3) La información iguala, el conocimiento decide. Con la mayoría de medios sin corresponsales sobre el terreno, las novedades que llegan a los periodistas en una redacción al desatarse una catástrofe son parecidas a la que llegan a un usuario bien informado a través de internet en su casa. Cuando los afectados tienen twitter y blogs y cuando las televisiones locales se pueden ver en directo con un clic, es el conocimiento el que marca la diferencia: saber cómo funcionan los flujos de información, a quién seguir, con quién hablar, qué es fiable, contextualizar. También el conocimiento del idioma y la posición ocupada en la red social: mi amigo Antonio Delgado se ha adelantado a muchos medios al tuitear desde su casa en Suiza en español lo que veía en el streaming de la televisión japonesa.

4) Los iconos. Entre la marea de vídeos e imágenes -de momento y a diferencia de Haití, sin cadáveres- ya se van fijando algunos en la memoria. Los periódicos han elegido una u otra foto de la ola, o de los incendios. La del remolino es una de las instantáneas más increíbles que hemos visto jamás. No tengo palabras para el vídeo de la explosión de la central nuclear de Fukushima, ni para las coloridas simulaciones de impacto del tsunami en el Pacífico. O los vídeos caseros de rascacielos temblando como gelatina y supermercados en medio del caos. También increíbles, al menos para mi, las fotos de los trabajadores sorprendidos en mitad de sus oficinas y rutinas y trabajos y mundos inamovibles hasta un segundo antes del disparo.

1
(XINHUA / Gamma-Rapho via Getty Images)
2
(Reuters/Kyodo)
3
(Reuters/Kyodo)
4
(Reuters/Kyodo)

Trending Topics

Sobre el blog

Este blog va de lo que se está hablando, los temas calientes, lo que estás buscando en la red. En Trending Topics rastreamos la información que te interesa y te la servimos en bandeja.

Archivo

marzo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal