Agoniza el medio rural, ¿resucitará?

Por: | 01 de abril de 2012

Mi pueblo, Mazuela,es un pequeño municipio burgalés de la Castilla profunda, donde las casas habitadas se cuentan con los dedos de las manos y las abandonadas se multiplican, dando fé de quienes un día se fueron a trabajar a la “Kas” en Vitoria, a los Altos Hornos de Vizcaya,  a Suiza o a la textil  catalana; donde cada año se echan las llaves a varias puertas,se ponen nueva lápidas en el camposanto y el alcalde de siempre, Andrés, porque nadie quiere cargos, lo tuvo que ampliar, no con fondos del Feder, ni con la letra Ñ..Es lo único que ha crecido.

 Desde que dos pastores de vocación, Marcianín y el Crescencio se fueron para el otro barrio, las tenadas han criado telarañas y nos quedamos sin rebaños, con la hierba comiéndose los caminos y las eras. Un buen día,en la bodega, los ganaderosde porcino, Migueleta, Antonio, el Loren... dijeron que ya no querían perder más, que para eso se quedaban en casa, que para trabajar así, que lo hiciera el gobierno, que para eso le pagan. Dieron portazo a las granjas, pidieron un crédito a la “Caja”, se compraron una New Holland y ahora siegan a maquila para otros.

En mi pueblo, vive Fidel, compañero de faenas en los lagares y alambiques ilegales.Fidel ha sido un hombre fuerte curtido por más de medio siglo de cierzos. Ha pateado, escopeta al hombro, barbechos y rastrojos, sabía dónde tenía querencia para encamar la liebre de “La Viñona”, y  las retamas donde se abrigaban las perdices. Ha pelado yeros entre gatuñas con el rocío del amanecer, amorenado hasta el  infinito gavillas de cereal y le han crecido los callos desde los manillares del arado romano hasta el volante de los tractores con GPS.

La otra noche, en el tiempo de descuento, a mi amigo  Fidel, “El Grillo”,  se le reventó la aorta. En la soledad de un pueblo  semi abandonado, su mujer acertó a marcar un número de teléfono, funcionó  la red de asistencia sanitaria rural y Fidel,  hoy jubilado, se ha vuelto a montar en el tractor y tirar el abono desafiando la sequìa.  Hace unos años, habría sido carne de camoposanto,  como tantos otros habitantes del medio rural más profundo, donde  muchos agricultores se quedaron en el camino en la ambulancia desde el pueblo al centro de salud, por falta de medios.

Ser agricultor es cuestión de rentabilidad o  falta de otras salidas. Vivir en miles de aldeas de un medio rural semiabandonado, requiere  disponer, al menos,  de  los mismos servicios de los que disfruta el resto de las personas de la sociedad urbana. En ese medio rural de pueblos semivacíos, no se puede ser jubilado por falta de movilidad y dependencia de la venta ambulante  y la solidaridad del vecino para cubrir las necesidades más elementales; no se puede ser niño por falta de compañeros con quienes compartir un juego y meter a un hijo en la educación superior supone, muchas veces, destinar a ello los beneficios de la explotación por un sistema de becas injusto que tiene en cuenta el valor de los patrimonios y no la rentabilidad de la actividad en ese año. Antes, la salida era enviar al hijo/a  casi gratis a los curas o al convento

De los agricultores y el sector agrario, en el medio urbano generalmente sólo se habla cuando lloran por crisis como la actual sequía, cuando se movilizan y protestan sacando los tractores a las carreteras o cuando se dice que cobran sin cultivar o que engordan a los animales con clembuterol. En consecuencia, a los agricultores se le ve como llorones, protestones y hasta tramposos. Pero, en realidad, son una garantía de seguridad de una oferta alimentaria, guardianes del 90% del territorio y mantenedores de  unos pueblos, ahora incluso con problemas de seguridad, que el resto de la sociedad disfruta desde los fines de semana a las vacaciones. Se puede ir al pueblo, ahora en semana santa y siempre, porque durante todo el año hay gentes que lo sostienen.

Hoy, en miles de pequeños pueblos, la vida se apaga y van camino de ser  unas ruinas fantasma. Los socialistas dieron vueltas durante dos legislaturas a la ley de Desarrollo Rural que nunca aplicaron. Los populares  han ido más lejos y no se han cortado un pelo. En el  ajuste de fondos para este año, se han cargado los recursos para desarrollo rural. Dicen es cuestión de prioridades...No cambia nada. Y, por miles de pueblos y aldeas  suenan las campanas...

Hay 22 Comentarios

LLevo 3 años en paro ,vivo con mis padres y tengo 40 años. A mi no me importaria irme a vivir a uno de esos pueblos abandonados . Soy Graduado social, auxiliar de geriatria, Guia de naturaleza, ornitologo amateur y estoy estudiando Un grado superior en gestion del recursos naturales y paisajisticos. Deseo una oportunidad de vivir mi vida no me importa donde. Mi correo es fjag34@gmail.com

Lo que mas pena me da es que nosotros la juventud queremos poder vivir en los pueblos .... y que nos dejen vivir en ellos y cuando nos vean que somo eso el pequeño artesano. y trampeador.... pues el mismo valor tiene una trucha que un conejo ...un javali que un sirullo o una supercarpa.... un elefante que un ballenato....y que no hacemos mal a nadie ni sikiera al que le okupamos o como dicen las autoridades.....las usulpamos.....pero como ya decimos..... queremos hacer algo por nosotros primero y después por el medio que nos rodeara.... repoblar lo que nuestros querido mayores abandonaron y es mas ......... el otro día al limpiar de chupones una encina ..... plante seis.... y haber si crecen....

Suelo leer ( más bien ojear) en el País, artículos a página completa sobre "finfiss porri, compra Timpis Loring" , o sesudos comentarios de- a mi juicio- jetas de la vida que estarían mejor callados -. Escasamente veo comentarios sobre " lo de comer" . En mi opinión, el sector agrario y alimentario, deben de empezar a ser tratados con mayor atención. No sólo el Ministro es de "segunda" , también la información sobre este importante sector, se maltrata, dando más importancia a la economía irreal.

Abraza la Tierra no tengas tanto morro; sois lo mismo que critica el autor, fondos públicos, salarios millonarios para vosotros y puesta de zancadillas a los que intentan salir adelante...dónde quedará Macario

Acuerdo total con el autor, desgraciadamente es así, por eso ya en 2004 iniciamos nuestra andadura en un intento de frenar la despoblación, de revitalizar el tejido social y empresarial de nuestros pueblos, porque queremos un futuro con vida opara tod@s.
También podéis vernos en: www.fundacionabrazalatierra.org

Me identifico con el autor al cien por cien. Y añado de mi cosecha, nunca mejor dicho, el secano castellano se tiene que reciclar o

Mientras la gran distribución alimentaria sea el único comprador de las cosechas los agricultores estarán perdidos: si tienes un único cliente o un único proveedor él manejará tu producción y tu precio de venta y/o compra. Una idea sería buscar un canal alternativo que compensara la venta exclusiva a la gran distribución basado por ejemplo en la cercanía (a las ciudades o pueblos cercanos) o en la calidad o en la disponibilidad de servicio, u otros, vamos, echarle imaginación. Tampoco tenemos unos gobernantes (izquierda o derecha) que impidan la compra por parte de las grandes distribuidoras de cosechas de verduras y hortalizas producidas con mano de obra con salario infrahumano o sin seguridad social, o a base de abonos y fertilizantes ilegales o sin control que bajan el precio de nuestros productos por debajo del coste de producción.
No nos imaginamos la gente de ciudad lo duro que puede llegar a ser el campo...
Y un último dato: ¿cuántas veces nos hemos echado de la boca un tomate perfectamente liso y redondo, con una piel de 2mm de grueso y que cuando lo abrimos está hueco y la poca carne que tiene no sabe a nada? Pensemos en cuanto estaríamos dispuestos a pagar de más para que ese tomate fuera blando, carnoso y supiera a tomate
Saludos a todos.

Gracias Sr. Vidal, por creer en los agricultores y en el medio rural. Soy agricultora, de un pueblo de Cáceres, y el dia a dia para nosotros es como echarle un pulso a la vida, sufriendo y viendo continuamente como la distribución nos tira nuestro trabajo para agravar precios y transmitir al consumidor la idea equivocada de que nos estamos forrando. Necesitamos estar preparados, solo así podremos resistir, son necesarias cabezas y manos formadas y sin miedo, que sepan abrirse futuro entre la tierra y el fruto, en esta preciosa forma de vida.

Gracias Sr. Vidal, por creer en los agricultores y en el medio rural. Soy agricultora, de un pueblo de Cáceres, y el dia a dia para nosotros es como echarle un pulso a la vida, sufriendo y viendo continuamente como la distribución nos tira nuestro tabajo para agravar precios y transmitir al consumidor la idea equivocada de que nos estamos forrando. Necesitamos estar preparados, solo así podremos resistir, son necesarias cabezas y manos formadas y sin miedo que sepan abrirse futuro entre la tierra y el fruto, es esta preciosa forma de vida.

Se está regresando al campo...buen lugar para retornar escapando de la Crisis...y llevarse a la familia...

No se puede desconocer en la modernidad del hoy actual, que el campo y los pueblos de provincias también existen.
La gente somos la prolongación de un ayer muy querido y cercano.
Nuestras raíces están en la tierra y en el cultivo de la misma, de ahí venimos casi todos.
No se puede despreciar ese medio dejándolo en el olvido social, desprotegido y sin ayudas.
Favorecer el retorno a los pueblos, sería una forma de solucionar esta desmesura en la que vivimos en las ciudades, y otra manera de recuperar una estabilidad emocional que ya se echa en falta.
La normalidad que da la tierra y la naturaleza.

Dicen que nadie quiere vivir en los pueblos, pero lo cierto es que nadie ha sido invitado. Me refiero a una invitación que pueda ser contemplada, y aceptada.
Porque sin servicios, tal y como se comenta, no se puede vivir. Algunos han intentado heroicidades como las que hemos leído, volviendo al campo. Tratando de salvaguardar la vida. Pero parece ser que lo prioritario no es para nosotros sino para ellos. Cuando veo cómo subvencionan en países sin sol el cultivo tecnológico de pimientos o de lechugas iceberg cuya vida es casi una ilusión, cuestión de días, me siento estafada. Porque si por una parte, los que tienen nunca han querido, los que gestionan no preguntaron. Es una cuestión de mentalidad. Enferma. Algo así como: si me dejas en evidencia te mato, así que mientras tanto, dejemos morir. Sea.

Gran artículo de Vidal Maté.
Su lectura resulta emocionante y refleja la realidad de muchos pueblos de Castilla que están condenados a la desaparición. Es cuestión de años...
Con una población muy envejecida y pocos campesinos jóvenes la realidad se percibe con gran pesimismo. Muchos pueblos desaparecerán y sus casas serán el mejor testimonio de la historia de esta tierra donde tengo mis raíces.
Pedrosa de Duero

Excelente artículo del prestigioso periodista, Vidal Maté. Con un enfoque periodístico muy acertado ha sabido plasmar como nadie la dura realidad de muchos pueblos de Castilla. Vidal Maté conoce el medio rural a la perfección y nos enseña el futuro incierto que le espera a muchos agricultores de esta tierra que tanto ha trabajado durante su vida. Enhorabuena por este artículo pleno de sabiduría y conocimiento como atesoran estos castellanos que tanto han trabajado para salir adelante y poder vivir dignamente. Desde la Ribera del Duero brindo por ellos, valorando su valentía y capacidad de resistencia, que han hecho historia en esta tierra burgalesa. José Manuel Pérez

Gran artículo....de denuncia, de recuerdo, de esperanza??? esperemos que la realidad del mundo rural no se termine quedando solo en soporte papel o electrónico.....Desde que Miguel Delibes dedicara un libro al abandono rural a principios de la democracia casi nada se ha hecho. Los políticos, como al protagonista de la novela, prometen y prometen...hasta las próximas elecciones....

Enhorabuena Vidal, has hecho un buen análisis de la situación de muchos pueblos de Castilla y de Aragón. Esta situación no es nueva, aunque el proceso de despoblamiento se está acelerando. Con respecto a la falta de compromiso de los políticos con el medio rural, las matemáticas no fallan. Pocos votos, pocas inversiones. ¿Tú crees que tanto en los programas electorales como en las líneas de actuación de los gobiernos existen líneas concretas de actuación en este sentido? ¿ Al ciudadano español le interesa más parar esta agonía o que le permitan circular más rápido con el coche? En este país, de mirada cortoplacista y siempre a la busqueda de resultados grandiosos, esta agonía no tiene cabida en las prioridades políticas. Algún día, si todavía no ha llegado, nos daremos cuenta que no hay marcha atrás.

La ciudad es un cáncer. Si yo pudiera me largaba de Madrid...

Charo, me hablas de Navarra.... donde se respeta y se mima al sector agrario, a su mundo rural y a sus gentes desde sus administraciones,Pero donde también el sector agrario, ademas de tener una huerta en el Ebro, ha creido siempre en sus fuerzas, ha sido capaz de poner en marcha sus propias estructuras desde las financieras hasta las cooperativas,pasando por las sindicales,desde la UAGN con un José Joaquín Pérez de Obanos,( con su pérdida nos falta algo), hasta la actual AN.. Sois un ejemplo, una situación única,donde ser agricultor,a diferencia de otras zonas, es un orgullo, un prestigio,no una condena. Recuerdo una de aquellas movilizaciones contra ETA donde quien leyó el manifiesto en la Plaza del Castillo no fue un político, sino un agricultor, José Joaquín.Yo siempre he dicho que el mejor curso de formación que se podría dar a los agricultores y ganaderos de este pais, sin desmerecer ejemplos en otras zonas del pais, sería estar una semana visitando al sector agrario navarro,conocer sus estructuras y, sobre todo a sus gentes. Navarra es una tierra que cree en el campo y en sus gentes. Sólo te puedo deciir que me dais envidia, porque la situación de la que te hablo,esa otra realidad, es como una mancha de aceite que nadie quiere parar.. y que no a resucitar ni en semana santa....

yo creo que no es correcto hablar de agonía en el medio rural, yo vivo en Navarra en un pueblo que , en absoluto agoniza, ni ninguno de los alrededores, es más aquí vemos la vuelta de la ciudad al pueblo y la vuelta al campo, a la huerta. Por suerte es una zona próspera, aunque también nos ha tocado la crisis pero salimos mejor parados que otras zonas,
No hay que generalizar habrá zonas rurales agonizantes, porque realmente no tienen sustento para sus habitantes ni agrícola ni industrial y porque quizá estén mal comunicadas y zonas rurales con un buen entramado industrial y regadío y buen uso del suelo agrícola y bien comunicadas con las ciudades que favorecen que los habitantes no solo, no se marchen sino, que vuelvan.
http://www.recetariodesirena.com

Estamos a las puertas del colapso de la llamada revolución verde, basada en el petróleo desde el tractor a los agroquímicos. La revolución verde se torna en revolución negra. Cierto que se han multiplicado los rendimientos por unidad de superficie y por hora de trabajo pero a costa de una reducción drástica de los rendimientos energéticos.
En la agricultura castellana tradicional no eran extraños rendimientos de 40 a 1. Es decir, se invertía una caloría de energía de origen humano y animal para obtener 40 en el plato. Actualmente en EEUU se invierten diez calorías procedentes del petróleo para obtener 1 caloría de alimentos. Según la Agencia Internacional de la Energía el pico de producción del petróleo fue en 2006. El fin de la era del petróleo comienza su agonía. Los precios de los alimentos volverán a dispararse mas temprano que tarde y entonces lloraremos nuestra desgracia por no tener un mínimo de soberanía sobre la producción de nuestros alimentos.

Me parece muy interesante su punto de vista sobre el campo y el medio rural, soy agricultor y comparto plenemente todas y cada una de sus opiniones. Aqui en Valencia no tenemos ese despoblamiento en el area del regadio de citricos, pero con los precios actuales, con los acuerdos con terceros paises y los comercios trabajando a resultas no tardaremos mucho en estar como vosotros.

Enhorabuena por expresar con tanto cariño, cercanía y conocimiento la situación del medio rural. Punto de vista emotivo y realista. Da pena sentir el vacio y soledad de los pueblos, en mi caso de los pueblos de castilla...todo el apoyo al resurgir del mucno rural es poco...No nos olvidemos que todos, en parte, tenemos un origen rural....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Trigo Limpio

Sobre el blog

Hablaremos de la política agraria, de los políticos que la ejecutan, de los agricultores y ganaderos que la sufren o disfrutan, de la agricultura y la ganadería, de la agroindustria, el consumo y del mundo rural

Sobre el autor

Vidal Maté

Vidal Maté. Soy periodista y pequeño agricultor. Nací y viví pegado al campo y al mundo rural. Aprendí de agroindustria y la distribución para seguir el calvario (ahora se llama cadena alimentaria) que siguen los productos agrarios hasta el consumidor. Dicen que soy un histórico - he visto pasar a todos los ministros - y un tipo crítico. Nunca me he casado con nadie. Defiendo un futuro para el mundo rural. Soy trigo limpio.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal