Se busca oveja para pastar

Por: | 20 de mayo de 2013

 En los presupuestos del Ministerio de Agricultura para este ejercicio, una de las pocas partidas que no sufrirá un ajuste era la destinada para la lucha contra los incendios forestales tras un año negro de superficie arrasada. Y, si no cambian mucho las circunstancias, es probable que se trate de una cifra escasa para las necesidades que se pueden presentar en los próximos meses, tal como está viniendo el año de lluvias con los campos a reventar de hierba.

Los incendios se producen, en unos casos por una imprudencia, en otros son intencionados, en ocasiones por factores climatológico imprevisibles como un rayo,( los hubo siempre), por problemas provocados con los cables de la energía eléctrica, por el abandono de botes o cristales, por muchas más razones, pero sobre todo, por una: porque hay mucha hierba en todos los campos, porque los bosques se han convertido en una maraña de maleza y abandono, porque cada día hay menos gente viviendo en ese medio rural y porque nos estamos quedando sin cabañas ganaderas extensivas puliendo los campos, donde destacan ovejas, cabras o el vacuno.

 Nos estamos quedando sin ese tipo de cabañas ganaderas extensivas y ahora en muchas zonas, los agricultores cerealistas no saben qué hacer con la hierba, salvo matarla a base de veneno. Conozco un pueblo de esas inmensa Castilla de cereal, donde han desaparecido la media docena de rebaños que había hace una década y donde las hierbas cubren hasta la eras que antaño estaban limpias como la patenta y que eran como campos de fútbol. Los cerealistas son muy suyos y han dicho no a que un ganadero de fuera se ubicara en el pueblo con sus ovejas, que además pagaría unos dineros que bien habrían venido para la música en la fiesta del pueblo.

 En el conjunto de las cabañas ganaderas extensivas, el proceso de caída más grave se ha producido en el ovino. Por remontarnos solamente a los últimos cinco años, se ha pasado de un censo de 22 a solamente 16 millones de animales, lo que ha supuesto la desaparición de miles de explotaciones y, sobre todo, de rebaños extensivos con sus pastores que limpiaban montes y campos y donde los pastores juegan un papel de de guardianes en el mantenimiento y cuidado del territorio.

 Por qué se cierran explotaciones y sobre todo, se eliminan las cabañas ganaderas extensivas como ésta? Primero, por falta de una adecuada rentabilidad. Se ha producido un fuerte incremento de costes, mientras los mismos no se han compensado con los precios de los productos en un sector dominado por el minifundismo, por la falta de organización a la hora de comercializar sus productos y donde también han caído en manos de los intereses de la gran distribución, con el cordero como reclamo. Eso, sin contar con importaciones desde terceros países y, en muchos casos, unos etiquetados donde te dan cordero importado por nacional. Segundo, porque se trata de una actividad que, a diferencia de otras en el sector agrario, requiere una dependencia total. El ganado come y se ordeña todos los días y, si además es una explotación extensiva, es preciso ir al campo, llueva o truene. No se ha desarrollado la figura de los trabajadores sustitutos de fin de semana, aunque, en todo caso, no es fácil que un pastor deje su rebajo dos días en manos de nadie. No hay vocaciones para ser agricultor, y menos para trabajar de pastores, una profesión difícil de aprender, ni adecuadamente remunerada. Tercero, ser pastor no es una figura reconocida socialmente más allá de la imagen bucólica en el campo con su rebaño, enfoscado en su capa y con sus perros alrededor. En el campo ya no se ve nadie. Y cada día es más evidente que las ayudas PAC, tanto las del primer pilar, ayudas directas, como las del segundo pilar, desarrollo rural, deberían ir prioritariamente a los activos y, sobre todo, a quienes vivan en el medio rural. En los próximos meses, hablaremos de año hierbas, abandonos y del coste de los incendios....

Hay 2 Comentarios

Si, lamentable.
El asunto es que quienes tienen la obligación de escuchar por trabajo y cargo parecen sordos y sin alma

No hago más que leer noticias que hablan del despoblamiento rural. Y ni una sola noticia que hable de medidas para promocionarlo. Les quitan las aulas a sus niños, les quitan sus centros de salud, también les van a quitar los trenes. Por otro lado, hablan de unificar municipios, parece ser que para poder vender las tierras y montes públicos. Se está privatizando el agua. Cada vez hay más semillas transgénicas (de patente privada). En todo el planeta, multinacionales compran la tierra a manta. Cuando toda la producción de alimentos esté en unas pocas manos poderosas, nos vamos a enterar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Trigo Limpio

Sobre el blog

Hablaremos de la política agraria, de los políticos que la ejecutan, de los agricultores y ganaderos que la sufren o disfrutan, de la agricultura y la ganadería, de la agroindustria, el consumo y del mundo rural

Sobre el autor

Vidal Maté

Vidal Maté. Soy periodista y pequeño agricultor. Nací y viví pegado al campo y al mundo rural. Aprendí de agroindustria y la distribución para seguir el calvario (ahora se llama cadena alimentaria) que siguen los productos agrarios hasta el consumidor. Dicen que soy un histórico - he visto pasar a todos los ministros - y un tipo crítico. Nunca me he casado con nadie. Defiendo un futuro para el mundo rural. Soy trigo limpio.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal