El campo y la potencia de las eléctricas

Por: | 04 de febrero de 2014

Desde 2008, una de las reivindicaciones más importantes en el conjunto del sector agrario y especialmente entre los regantes, fue el desarrollo de una nueva regulación para fijar el coste de la factura eléctrica tras la eliminación de las tarifas especiales de riego. Durante el mandato de los socialistas, los populares se hartaron de reclamar al gobierno de Zapatero el cumplimiento de su promesa para reestablecer el viejo sistema de la tarifa especial u otra fórmula que, al final, supusiera un ahorro en el coste de la energía. Hoy, al cabo de más de dos años en el poder, son los socialistas quienes acusan a los populares de no modificar ese sistema de tarifas, mientras el PP, lejos de aplicar rebajas prometidas, encarece y agrava aún más los mecanismos denunciados por los agricultores, el concepto de potencia, en relación con la factura eléctrica.

Según las cuentas que hacen los regantes, desde la eliminación de las tarifas especiales de riego en 2008, la factura pagada ha pasado de 389 millones de euros a más de 700 millones, con un incremento superior al 80%, y con un aumento de los costes fijos, los regulados, por encima del mil por cien. Los regantes han planteado a la Administración una serie de demandas como la rebaja del 21% del IVA, como si regar fuera un lujo, a una cifra más reducida del 10%, frente al 7% de Italia. Pero, lo que más preocupa al sector, es tener que pagar un precio alto por el término fijo de potencia contratada durante todo el año, una potencia que debe ser alta dadas las condiciones existentes para la obtención de agua vía pozos a gran profundidad o para su transporte, cuando la misma solamente se utiliza varios meses. Los regantes piden algo tan simple como pagar solamente en término potencia en los periodos de riego, no pagar esa potencia elevada cuando no se utiliza, o la posibilidad de poder firmar al año varios contratos en función de las necesidades de riegos.

Mucha potencia deben tener las compañías de la energía en la Administración para que los populares, no solamente no hayan respondido positivamente a las demandas que se hacen desde el sector agrario, sino que además, hasta la última decisión de hace uno días, hayan seguido incrementando el término potencia en las facturas y vayan a poner el campo en pie en las próximas semanas. Cabe señalar que los riegos suponen en España 3,5 millones de hectáreas, solo el 15% de la superficie agraria, pero que representa más del 50% de la Producción Final Agraria ya que son una pieza clave en las producciones más importantes. Además el coste del término potencia afecta, no solamente a los riegos, por ser una actividad de temporada, sino también a otras industrias que operan fundamentalmente varios meses al año, como podrían ser las más de un millar de almazaras en época de molturación o bodegas en el periodo de vendimia.

Se ha dicho históricamente que el sector agrario, desde los grandes a los pequeños empresarios, es un vivero de votos para la derecha. No debe de serlo tanto cuando la Administración popular está prácticamente dejando secos esos viveros de afines o creen sus políticos que esos plantones de agricultores tienen raíces para aguantar sin agua…

Hay 2 Comentarios

El otro día asistí a una reunión de agricultores donde había representantes de la UPA y de ASAJA, mientras unos proponián
sacar los tractores a la calle los otros comentaban que no eran partidarios de salir a la calle a quemar contenedores ni papeleras.
El problema,amigo Vidal, no esta en los lobbies eléctricos ni en los oligopolios sino en nuestra propia casa.

Yo creo que, lo mismo que les pasa a los agricultores, les ha pasado a mucha gente que votaron al PP, no sabían a quien votaban. Espero les sirva de lección.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Trigo Limpio

Sobre el blog

Hablaremos de la política agraria, de los políticos que la ejecutan, de los agricultores y ganaderos que la sufren o disfrutan, de la agricultura y la ganadería, de la agroindustria, el consumo y del mundo rural

Sobre el autor

Vidal Maté

Vidal Maté. Soy periodista y pequeño agricultor. Nací y viví pegado al campo y al mundo rural. Aprendí de agroindustria y la distribución para seguir el calvario (ahora se llama cadena alimentaria) que siguen los productos agrarios hasta el consumidor. Dicen que soy un histórico - he visto pasar a todos los ministros - y un tipo crítico. Nunca me he casado con nadie. Defiendo un futuro para el mundo rural. Soy trigo limpio.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal