María Teresa Ronderos

Sobre el autor

María Teresa Ronderos es periodista colombiana, directora del sitio especializado en el conflicto armado de su país, VerdadAbierta.com y asesora editorial de la revista Semana, autora de los libros 5 en Humor (2007) y Retratos del Poder (2002)

TWITTER

María Teresa Ronderos

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Recomendamos

Imagen y realidad en Cartagena

Por: | 30 de abril de 2012

A los colombianos ahora les dio la convulsión nacionalista que suele venir después de que alguna noticia lava los trapos nacionales al sol de las naciones del mundo.

Varios dirigentes de Cartagena y del país han salido a decir que la farra de los once agentes secretos (y probablemente también diez militares, según informó The Washinton Post) que incluyó la llevada a sus cuartos hoteleros de por lo menos 21 Cartagena centro hsitoricoprostitutas en los días previos a la visita de Obama a la Cumbre de las Américas, le hizo mucho daño a la ciudad. "La prensa exageró cuando dijo que Cartagena nadaba en prostitutas", dijo uno, y otros que todo el esfuerzo de años para vender a La Heróica como destino turístico se había ido por el caño. (ver reporte de Semana.com al respecto).

!Cómo nos importa a los colombianos la imagen internacional! Lo curioso (o lo triste) es que nos angustia bastante menos la realidad. Por ejemplo que en Cartagena abunda la pobreza. Una medición de 2005 descubrió que 6 de cada 10 cartageneros estaban bajo la línea de pobreza, y de esos casi dos, estaban en la indigencia. (ver documento Banco de la República La Pobreza en Cartagena) Bajo el único buen gobierno que ha tenido Cartagena en décadas (entre 2006 y 2010), liderado por Judith Pinedo, la pobreza bajó 6 por ciento y 35.000 familias que estaban en la miseria, fueron cobijados por un programa de múltiples ayudas. Además, por fin les enseñaron a leer y a escribir a los 32.000 adultos analfabetos que tenía la ciudad de más de un millón de habitantes. 

Pero la pobreza de Cartagena aún es grande y la nueva alcaldía ya no parece tan centrada como la Tejedoras trenzasanterior en disminuirla. Además.uno de cada cinco cartageneros viene huyendo del sangriento conflicto armado, y con un coraje tremendo, y sin demasiada ayuda oficial, se han organizado en asociaciones solidarias como la Liga de Mujeres para salir adelante. El 46 por ciento de los que habitan en la ciudad vive por cuenta propia, lo que quiere decir que tiene un puesto de empanadas, o de dulces, o les teje trenzas en el pelo a las turistas.

Y hay niñas y niños con familias destrozadas por tanto sufrimiento que son empujados, a la postre, a la prostitución. Con el dinero de los extranjeros circulando en las narices de gente tan pobre, es difícil evitar que así suceda. 

Porque todos los esfuerzos por traer más y mejores turistas, por hacer que las giras de los grandes trasatlánticos paren en Cartagena han rendido sus frutos y han traído crecimiento. Esa Cartagena pobreriqueza reciente, sin embargo, baja poco hasta los ranchos de La Virgen, y casi nunca sube a los tugurios de La Popa.(foto a la izquierda)

Si en 2002 el más rico en Cartagena tenía un ingreso 84 veces el del más pobre, en 2005 este ingreso era ahora 176 veces mayor. El Gini (que va de cero a 1, donde 1 es la desigualdad total) pasó de 0,38 en 1995 a 0,45 en 2005. Es decir, más turismo, peor distribución de la riqueza. Una ciudad tan desigual, y llena de extranjeros buscando pagar por placer termina en turismo sexual bastante generalizado.

!Que bueno sería que un escándalo de éstos nos hiciera dar verguenza por lo mal que tratamos a nuestras colombianas! Que vernos retratados como sociedad en la prensa mundial nos llevara a pensar cómo una ciudad próspera y divina como Cartagena les podría abrir oportunidadades a sus muchachas de ser gerentes hoteleras, chefs o músicas. Pero no es lo que pasa. Simplemente, vemos las vestiduras rasgadas de siempre, y los lamentos de sirena sobre cuán injustamente nos trata la prensa internacional y cómo esa mala imagen nos daña los negocios.

 

 

La renuncia de Ocampo

Por: | 13 de abril de 2012

Como se esperaba, sin el apoyo de su propio país, Ocampo terminó renunciando a la candidatura a la Presidencia del Banco Mundial. Aqui su carta de renuncia:

TEXTO COMPLETO COMUNICADO DE JOSE ANTONIO OCAMPO

Para mí, como economista y como colombiano, ha sido un gran honor participar en esta primera competencia abierta por la Presidencia del Banco Mundial. Estoy complacido por la gran aceptación que han tenido entre los Directores, que evaluaron mi candidatura como una de las más fuertes, y la opinión pública internacional, las ideas que he propuesto a lo largo del debate, y que hoy espero contribuyan a reformar el Banco Mundial en los próximos años.

Sin embargo, en la medida en que nos acercamos a la fase final de este proceso, es claro que ésta, se está transformando ya no en una competencia basada en los méritos de los candidatos sino en un ejercicio de carácter político. En ese ejercicio estoy en clara desventaja por la falta de apoyo del gobierno de mi país y la manera como ello ha obstaculizado la acumulación de respaldos políticos a mi candidatura.
Aunque esta elección no cumplirá en forma plena la característica de un proceso abierto, transparente y basado en el mérito de los candidatos, sí ha establecido el precedente de que la elección del Presidente del Banco Mundial tiene que ser diferente. Espero que el Directorio del Banco reflexione sobre esta experiencia y establezca reglas mucho más democráticas para la próxima elección. Para mí es muy satisfactorio que mi candidatura haya contribuido a sembrar la semilla para un mejor sistema de gobernabilidad de la institución más importante de cooperación para el desarrollo del mundo.

Al apoyar mi candidatura, el ex-Presidente Ricardo Lagos me envió este hermoso mensaje: “Te deseo el mejor de los éxitos. Hay peleas que hay que dar. Y la tuya es de esas que se hacen para ganarlas, si no hoy, mañana. Y esto requiere coraje y tú lo estás demostrando.”

En ese espíritu, por los motivos expuestos anteriormente, y para facilitar la deseada unidad de las economías emergentes y en desarrollo en torno a un candidato, hoy me retiro de la contienda para apoyar a la Ministra Ngozi Okonjo-Iweala, a quien le deseo la mejor suerte en esta fase final del proceso.

Quiero agradecer al gobierno de la República Dominicana, y en particular al Presidente Leonel Fernández y al Ministro Temístocles Montás, que presentaron mi candidatura; el apoyo que recibí del Director de la silla que lidera Brasil, el Dr. Rogerio Studart, del Director del Grupo de los 24, Amar Bhattacharya y de múltiples otras personas que contribuyeron voluntariamente a esta campaña; especialmente a las redes de economistas internacionales, latinoamericanos y colombianos, y a todos los colombianos, provenientes de múltiples sectores de la sociedad civil, que me permitieron sentir el respaldo de mi patria y que me acompañaron en este proceso.

Gracias al fuerte respaldo internacional y de mis compatriotas, me retiro con la gran satisfacción de que mi participación en este proceso dejó en alto el nombre de mi país, Colombia, que ha sido y seguirá siendo el principal objeto de mis preocupaciones y afectos.

Jose Antonio Ocampo.

La presidencia del Banco Mundial y la miopía

Por: | 12 de abril de 2012

Por primera vez en la historia del Banco Mundial tres candidatos se disputan la presidencia de la entidad y los directores han empezado esta semana a entrevistarlos y deberán decidir en unos diez días quién es el ganador. El candidato médico y antropólogo estadounidense Jim Yong Kim hubiera sido escogido sin discusión en el pasado, pues tiene el aval de su país y de la Unión Europea.

Pero ese consenso se perdió esta vez, y los países del Tercer Mundo han postulado a la ministra de Finanzas de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala, mientras que varios países emergentes, respaldan al economista colombiano José Antonio Ocampo. Jose Antonio Ocampo, candidato a presidente del BMBrasil lo nominó, y está intentando buscar un candidato de los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sur África), pero aún no le da su apoyo. (ver análisis de Reuters)

En esta coyuntura, cuando la potencias industriales del norte pasan por una severa crisis financiera, las naciones emergentes quieren proponer otras opciones de manejo económico internacional, que contribuyan a construir un mundo más equilibrado, con menores desigualdades, más sostenible y estable. 

Ocampo, quien ha venido trabajando con el premio nobel de Economía Jospeh Stiglitz en la universidad de Columbia, ha dicho que no existen recetas pre-establecidas que le garanticen el desarrollo a los países. Si no que más bien los países deben buscar un equilibrio propio entre el dinamismo que da el mercado, la justicia que asegura el Estado y y la legitimidad que dan los actores sociales para poder poner en práctica las políticas públicas. Por eso considera que no es tarea de los organismos multilaterales imponer modelos a los países deudores, sino que estas entidades deben tener expertos que tengan la diversidad de enfoques de desarrollo que hay en el mundo hoy.

Brasil se enorgullece de haber podido descubrir su propio modelo de desarrollo, una vez que pudo pagarle sus deudas al FMI. Y este modelo lo ha llevado a disminuir la desigualdad y la pobreza de manera radical. Por eso estaría interesado en llevar esa visión del mundo al Banco Mundial, apoyando a Ocampo, sin importar que no sea brasilero. Sabe que tiene la estatura intelectual para encarar ese gran debate internacional con una vocería alternativa a la de los poderes del norte. Pero tiene un problema: no cuenta con el apoyo de su propio país.

Las autoridades colombianas se han hecho un ovillo intentando explicar por qué rechazan de plano semejante oportunidad de que un compatriota lidere a los países contestatarios del poder tradicional mundial. 

El primer argumento es autoderrotista. Aseguran sus autoridades que jamás votarán por Ocampo porque el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, ya es colombiano. ¿Por qué no dejan que sean los otros los que digan eso, antes de darse por vencidas de antemano? Quizás lo real es que Colombia no se atreva a apoyar a otro candidato que no sea el ungido por Estados Unidos. Cuando el mismo Ocampo fue considerado para presidir el BID, el entonces gobierno Uribe tampoco lo respaldó porque no era el favorito de los estadounidenses.  Al gobierno colombiano le tenía sin cuidado que Moreno fuera más un relacionista público que un líder intelectual o un economista de peso, como Ocampo.

El segundo argumento oficial es que Colombia prefiere concentrarse en impulsar la candidatura del vice presidente Angelino Garzón a la OIT. Sin embargo, el asunto es en realidad de filosofìa acerca de cómo encarar la política exterior. Esta se puede asumir como una tarea grande, como lo hace Brasil, que esoge a sus mejores y más preparados cuadros porque busca impulsar su visión política para el mundo.

Colombia, en cambio, sufre de miopía en su política exterior desde hace tiempo. Cree que esta sirve para darle contentillo político a los congresistas y para nombrar al círculo de amigos del gobierno de turno. Y, lo peor, se suele creer que el liderazgo diplomático consiste ocupar puestos internacionales importantes, como la secretaría de la OIT, para que nos ayuden a disimular ante mundo los problemas que aún no hemos podido resolver y que nos avergüenzan, como, por ejemplo, que aquí, en pleno siglo XXI, aún se persiga a los sindicalistas.

Pero profesionales como Ocampo no son para esas tareas. Por eso Colombia no le da su aval, y es probable que por ello su loable intento tenga menos probabilidad de éxito. Y los que perderán serán todos los países en vías de desarrollo, entre ellos, por supuesto el nuestro. 

 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal