Blogs Comunidad Valenciana Ir a Comunidad Valenciana

Speiñolism

Por: | 29 de mayo de 2012

Speiñolism

 

Nacionalismo, pitidos, españolismo, fútbol, catalanes, separatismos, vascos. No enlazaremos a ninguno de los incalculables manifiestos, artículos, comentarios, discursos, humaredas perdidas, neblinas estampadas, portadas de La Razón… que hablan de nación ni nacionalismo. Simplemente lanzaremos al aire algunas obviedades y preguntas de poca monta.

    “Los españoles no somos nacionalistas”. Miramos el artículo 2 de la Constitución de 1978: “la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española”. “Han sido los nacionalistas”, se dice como un disco rayado. “Patriotismo constitucional”. “Los partidos nacionalistas: CiU, PNV, ERC y Amaiur”.

    ¿Por qué no obviar que el nacionalismo español existe desde hace dos siglos aunque haya conseguido camuflarse en patriotismo constitucional o incluso en no nacionalismo? ¿Por qué no obviar que está en el poder ahora y en legislaturas anteriores y es compartido por los principales partidos políticos españoles? ¿Por qué no obviar que la nación es una construcción histórica, una comunidad imaginada, una invención que no tiene nada de natural, ni de eterna, ni de inmutable?

    ¿Por qué no obviar que Estado y Nación no tienen por qué ser lo mismo? ¿Por qué no obviar que un nacionalismo más banal, generalmente menos reconocible, está presente en casi cada aspecto de nuestro entorno; en el telediario, en el mapa del tiempo, en nuestro mapa conceptual, en los envases de los alimentos, en el deporte, en Manolo Escobar, en Manolo el del Bombo, en los Manolos de Noticias Cuatro, en Manolo el de Españoles por el mundo?

    Y nosotros, ¿sentimos los colores de La Roja?

  tuibasdeazul@gmail.com

Hay 6 Comentarios

¿Por qué no obviar que Estado y Nación no tienen por qué ser lo mismo? Creo que en esta pregunta está la clave del problema.

Nos están imponiendo un discurso en el que nos quieren convencer de que todos aquellos que hemos nacido en el Estado español deberíamos sentirnos fatal si no nos identificamos con la Nación española (o directamente nos consideran separatistas antiespañoles), cuando hay que separar dichos términos.

Si buscamos la etimología, tendríamos que concluir que en el Estado español hay diferentes naciones, con idiomas y costumbres diferentes, incluso hay personas que no se sienten de ninguna nación en particular. ¿Por qué por el hecho de que nos hayan parido en este Estado se nos tiene que imponer que nuestra "nacionalidad" es la española? La mayoría de los países utilizan la palabra ciudadanía allí donde nosotros ponemos nacionalidad...

Enhorabuena por la entrada. En un texto breve apuntáis realidades que son evidentes pero que el nacionalismo banal convierte para una gran mayoría, en algo no existente. ¡Bravo!

César, yo creo que quieren decir "por qué no obviar" como "qué tal si no obviamos...", es irónico. No tiene sentido que pregunten "por qué obviar", porque ya han dicho en el primer párrafo (irónicamente), que son "obviedades"

"¿Por qué no obviar"? Creo que los autores quieren decir todo lo contrario, pero se han hecho un lío con la gramática.

Érase una vez un grupo de HOMBRES sin nación, portadores de derechos y de retazos de historia. Se llamaban a sí mismos españoles. Esputaban mierdas contra OTRAS, sus enemigas NACIONALISTAS. Y querían un imperio que antaño fue material; después enflaqueció, se quedó en espíritu. El avatar de este grupo fue un ave fénix moribundo, siempre dispuesto a renacer de sus cenizas. Pero su nacimiento, siempre inconcluso. España: media, diminuta y claustrofóbica.


Tranquilas, la crisis se acaba... Vuelve la heroica, la agonística, la excepcional, la armada invencible, el remedio de todos nuestros males, la taumatúrgica sanadora, la excelsa y metafísica entidad... vuelve "La Roja"

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Tú ibas de azul

Sobre el blog

Un espacio a pie de calle, desde los bordes de la sociedad valenciana. Este pretende ser un lugar colectivo, un altavoz de lo cotidiano, que también es político, pues la política no solo son las siglas y lo institucionalizado. Una encrucijada flexible donde todo pasa y todo queda, donde se intenta dar luz a las sombras de los muros que se han construido.

Sobre los autores

Mayka de Castro Rodríguez, Marc Delcan Albors y Jorge Ramos Tolosa

Los autores son jóvenes de una "generación perdida", estudiantes, trabajadores, activistas. Mayka de Castro Rodríguez (1988) es licenciada en Periodismo. Marc Delcan Albors (1986) aprende Periodismo e Historia. Jorge Ramos Tolosa (1986) es investigador de Historia Contemporánea en la Universitat de València. Los tres son de esta ciudad.

Archivo

octubre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal