Blogs Comunidad Valenciana Ir a Comunidad Valenciana

Tú ibas de azul

Sobre el blog

Un espacio a pie de calle, desde los bordes de la sociedad valenciana. Este pretende ser un lugar colectivo, un altavoz de lo cotidiano, que también es político, pues la política no solo son las siglas y lo institucionalizado. Una encrucijada flexible donde todo pasa y todo queda, donde se intenta dar luz a las sombras de los muros que se han construido.

Sobre los autores

Mayka de Castro Rodríguez, Marc Delcan Albors y Jorge Ramos Tolosa

Los autores son jóvenes de una "generación perdida", estudiantes, trabajadores, activistas. Mayka de Castro Rodríguez (1988) es licenciada en Periodismo. Marc Delcan Albors (1986) aprende Periodismo e Historia. Jorge Ramos Tolosa (1986) es investigador de Historia Contemporánea en la Universitat de València. Los tres son de esta ciudad.

Archivo

octubre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

¿Qué hace un político como tú en un partido como este?

Por: | 27 de junio de 2012

Qué hace un político como tú en un partido como este

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Asistimos al bombeo de la Selección española desde medios de información, bares, partidos políticos, vecinos en su balcón y compañías que se suben al carro de vender patriotismo. Todos unidos con la Selección, aventuran en titulares. Bebemos cócteles llamados “La Roja”, comemos colores nacionales, nos regalan camisetas “de tu Selección”. “Es un orgullo un día más sentirte español con esta Selección que es la envidia de todo el mundo”, dijo Miguel Cardenal, el comisario superior de deportes. Pero, ¿el fútbol es simplemente un mundo de shorts, héroes, novias modelos, figurines de anuncio publicitario y orgullo patrio?

    El fútbol tiene un largo historial de instrumentalización política. Desde Giorgio Vaccario, antiguo presidente de la Federación Italiana de Fútbol, que dijo en 1934: “la última meta del acontecimiento [el Mundial, que se celebró en Italia] es demostrar al universo el ideal del fascismo en el deporte”; pasando por Joseph Goebbels, ministro de propaganda del III Reich, para el que “ganar un partido internacional es más importante para la gente que capturar una ciudad”. Sin olvidar la liturgia política que el franquismo imponía antes de cada partido de liga con el Cara al sol y el Viva Franco. Hoy se discute acaloradamente sobre vetar los pitidos al nacionalismo español y al Rey, dos de los grandes pilares de lo atado y bien atado, mientras los políticos asisten a los partidos como si su presencia no fuera significativa. Que Rajoy fuera a ver el España-Italia el día después de haber rogado por unos manguitos comunitarios que le mantengan con la cabeza fuera del fango de la deuda, es solo un ejemplo de cómo el mundo de la alta política se apropia de la españolidad de las masas futboleras para legitimarse.

    Pero vayamos a lo práctico. La mayoría de los sueldos multimillonarios de los futbolistas tienen la mínima retención del IRPF: el 24%. Esto se debe a que la derogada Ley Beckham (que viró para imponer un porcentaje más alto sólo a los contratos que superen los 600.000 euros anuales) todavía está vigente para los contratos realizados antes del 2010. Es decir: casi todos, incluyendo al tercer jugador que más gana del mundo, Cristiano Ronaldo, con 29’2 millones de euros/año; o algunos de los figurines de la Selección, como Iker Casillas, que en 2008 renovó su contrato hasta el 2017. A ello se une la facilidad para declarar en otros países o en el creciente negocio de las sociedades de inversión especiales (SICAV), donde casi no se les gravan los ingresos.

    Estos privilegios fiscales coinciden en un momento en el que desde las Agencias Tributarias repiten por activa y por pasiva que los impuestos los pagamos todas. Al mismo tiempo, se aprueba otra amnistía fiscal para los defraudadores. ¡Basta ya! No tratemos como héroes a los chicos de la camiseta nacional. Por cierto, en el art. 31.1 de la Constitución de 1978 leemos: “todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo, inspirado en los principios de igualdad y progresividad”. ¿Qué sentido tienen entonces las declaraciones del mencionado Miguel Cardenal cuando dice que los jugadores de la Selección española “ya han ganado esta Eurocopa moralmente” por “llevar la satisfacción a un país que lo está pasando mal”? ¿De qué tipo de moral hablamos?

    No es que clubes y jugadores de fútbol sean los que promulgaron una ley para atraer a las grandes fortunas, pero se aprovechan de ello. Si la Liga española es de las más punteras del mundo, hay que vincularlo no sólo al éxito de nuestros futbolistas, sino al alto grado de corrupción y las ayudas políticas. Sin ir más lejos, es paradigmática la relación ruinosa de los últimos gobiernos de la Comunitat Valenciana, el Valencia C.F. y la desaparecida Bancaja.

    Nace una sensación de estupidez cuando nos damos cuenta de que la afición se deja los ganglios animando a quienes tienen sueldos multimillonarios y eluden los impuestos, por la simple razón de tener el poder de crear ese sentimiento visceral, patriótico y tan manejable políticamente. La Selección ondea la bandera de un país al que no contribuyen de “forma justa, igualitaria ni progresiva”. Y, pese a ello, siguen siendo Los Héroes. Si la Selección  gana, no saldremos a celebrar los 300.000 euros que cada jugador se llevará. El fútbol no es un remanso de alegría aséptico y apolítico. Ni los jugadores son héroes que nos representan, ni el mundo de la política institucional merece apropiarse de esa heroicidad.

 

Fotografía: Milton Font


tuibasdeazul@gmail.com

Ratas: las capturas

Por: | 22 de junio de 2012

 

Si somos Ratas, según el Comisario general de coordinación territorial de los Mossos, así es como nos capturan las fuerzas del (des)Orden:

 

Ratas. Las capturas (I)
(15/06/2012, exteriores del Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Los de azul protegen a la ciudadanía ante la amenaza que suponen estas Ratas, que recibieron con una cacerolada al alcalde de la ciudad, imputado por prevaricación).

 

Ratas. Las capturas (II)

 (15/06/2012, exteriores del Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Un polícia aplica una técnica que consiste en presionar zonas del cuello, como la tráquea y el seno carotídeo (arterias carótidas), pudiendo bloquear la irrigación de sangre y provocar pérdidas de conciencia o síncopes. También puede causar graves lesiones e incluso la muerte instantánea).

 

 

(16/06/2012, exteriores de las Torres Kio en Madrid. Se convoca una cacerolada frente a la sede de Bankia. La policía detiene a una de las Ratas asistentes, quien relata los hechos después en su blog en una entrada titulada: "LA POLICÍA ME DETUVO Y ME TORTURÓ").

 

"(...) Me estamparon contra la pared y, totalmente atónito, escuché cómo un policía le decía a otro algo así como: 'prepárate que te voy a dar un par de hostias con la porra', supongo que sería para dejarle señales de violencia, para que pudieran denunciarme por haberles pegado o algo así"

 

tuibasdeazul@gmail.com

Ratas

Por: | 15 de junio de 2012

Ratas

 

Les iremos a buscar, ya se pueden esconder donde quieran porque les buscaremos, sea en una cueva o en una alcantarilla, que es donde se esconden las ratas. Tampoco les servirá esconderse detrás de unas siglas, o de una asociación, o de una capucha, o de una revista, o de una asamblea que no representa a nadie, o incluso detrás de una silla de la universidad (David Piqué, comisario general de coordinación territorial de los Mossos d’Esquadra, 20/04/2012)

 

Les voy a tratar de usted por lejanía de especie, no por educación. Como todo el mundo sabe, Las Ratas no tenemos ni respeto ni educación.

    Sin embargo, por alguna extraña circunstancia, sabemos algo de historia. Misteriosamente, en las cloacas por donde merodeamos hay libros de esta materia. ¿Saben ustedes algo de historia? ¿Saben ustedes algo del III Reich? Permítanme que les mencione el siniestro documental nazi El judío eterno (1940), donde a través de ficticios mapas históricos se comparaba al mayor Enemigo nazi de entonces, los judíos, con las ratas. En Maus, un cómic ambientado en la II Guerra Mundial que recibió el premio Pulitzer, estos mismos enemigos, un “cáncer social que debía ser perseguido”, en términos nazis, también son representados como un tipo de roedor.

    El Enemigo debe ser derrotado por la fuerza; Las Ratas, exterminadas. El que habló de El Enemigo ha sido ascendido. El que habló de Las Ratas fue el más aplaudido el Dia de les Esquadres, la festividad de los Mossos. Entonces, la mayoría de los asistentes se pusieron en pie para encomiar la tesis de que Las Ratas deben ser perseguidas hasta su último escondrijo. Está claro; no se puede permitir la presencia de estos cuerpos extraños, infectos y terriblemente peligrosos, en nuestra sociedad. 

     Pero; ¿por qué entonces andarse con medias tintas y únicamente reformar el código penal? ¿Solo se trata de que la gente tenga más miedo al sistema”, como dijo el conseller Felip Puig? El Enemigo está por las alcantarillas de la ciudad, detrás de una revista o por las aulas de la universidad. Contra esta tremenda amenaza, ¿qué supone entonces incluir como delito de “atentado a la autoridad” quedarse sentado con los brazos en alto o hacer acto de presencia en una movilización espontánea? ¿Qué supone tipificar la difusión de protestas a través de internet como “delito de integración en organización criminal”? Si estas restricciones de derechos hubiesen existido durante las acampadas del 15M y en los días de la Primavera Valenciana, hoy no habría sitio en las prisiones para tanto delincuente, para tanto Enemigo, para tanta Rata. Y eso que actualmente España tiene el orgullo de tener la mayor tasa de presos de toda Europa Occidental. No podemos bajar la guardia, hay que continuar en la dinámica, ya que estamos acostumbrados a ser los campeones de Europa. Como dijo Berlanga, Todos a la cárcel.

    El que habló de Las Ratas es una persona letrada, al contrario que los roedores que anidamos los albañales. En el proyecto final del máster en Políticas Públicas de Seguridad de la UOC que realizó, aportó al mundo de la ciencia y la investigación un manual de actuación policial en manifestaciones. Filtrado en la red, en la página 28 se puede leer, a modo de ejemplo:

Incluso si la concentración o manifestación, que es de lo que estamos hablando, no se prevé bastante violenta, se puede llegar a provocar un poco, con detenciones poco justificadas y nada pacíficas unos días antes para calentar el ambiente. También se pueden hacer ‘redadas’ preventivas en los lugares donde se encuentran habitualmente personas cercanas a la ideología de los convocantes con la excusa de buscar drogas o lo que sea necesario. La ‘redada’ estará especialmente mal hecha y con un trato humillante para encender más los ánimos, si es necesario.

    Bajo estas directrices y reconocimientos como “las cargas policiales en ningún momento quieren ser disuasorias, no se disimula”, en torno a un centenar de jóvenes Enemigos y Ratas han sido detenidos en los últimos tiempos, tras la huelga general del 29 de marzo y el 12M-15M. Algunos permanecieron en prisión preventiva varias semanas, otros todavía lo hacen, como es el caso de Andreu. Un Enemigo valenciano, que había salido del hospital pocas horas antes tras habérsele realizado un trasplante, fue detenido en un autobús en marcha al más puro estilo hollywoodiense. Otro fue llevado a los calabozos cuando participaba en una cacerolada contra Bankia, supuestamente por “robar pólvora” el 12M. Esta semana, un juez de Barcelona ha imputado a dos mossos por detención ilegal y lesiones a un joven de 18 años. Otras Ratas enemigas han sufrido persecuciones selectivas, teléfonos pinchados o imputaciones por atentado a la autoridad por el simple hecho de estar en una protesta e identificarse frente a un no-identificado. ¿Su número de placa? ¡Un 43 de mi bota en tu cara!

     Las palabras no se las lleva el viento. “Provocar un poco, con detenciones poco justificadas y nada pacíficas” es parte de un trabajo que evidencia una violencia legalizada, una manera cotidiana de actuar y una forma de pensar. Es inseparable de la criminalización del diferente, del que no está dispuesto a consentir los abusos del poder. Este, hoy como ayer, es tildado de Enemigo o Rata. Mientras esta violencia legal aumenta, también se vuelve natural, se normaliza, se torna sigilosa en el día a día. Mientras algo atufa a setenta años atrás, cuando los alemanes iban de gris, no parece tan raro que unos encapuchados armados entren a un campus universitario a llevarse a estudiantes.

Fotografía: Ismael Khayal

tuibasdeazul@gmail.com

¡Vuestra coca sí la pagamos!

Por: | 08 de junio de 2012

 

Enjoy_capitalism-large2

 

Coge el dinero y corre; o al menos haz como que corres sin parar, aunque sea mentira. Hacia dónde no importa, piensa que estás en medio de un huracán sin mañana. Gástatelo sin problema, que el dinero es papel y si se moja vale menos. Que pasa el tren y eres bobo y no lo coges. Ahora que todos vamos en AVE, ¿tú no? Estamos sobre la vía de dirección única sin límite, vamos dejando atrás a los que no lo logaron. Es la histeria de un mundo donde vivir es competir en el desquicio del evolucionismo social. Lo vemos cada día. Lo vemos en nuestros vecinos, en el transporte público, en las vallas de publicidad, en los periódicos, en la televisión.

    En el tema más manido -la crisis- nos ofrecen películas y miles de buenos bienes de consumo cultural. Hollywood nos machaca desde hace un par de años con estas películas sobre manzanas podridas en un sistema que -según dicen- también es “el mejor entre los peores”. Por ejemplo, contamos con la mítica Wall Street y su peligroso discurso que afirma que “la codicia, a falta de una palabra mejor, es buena; es necesaria y funciona” haciendo eco de lo que dijera Adam Smith en el siglo XVIII. Le sigue El precio de la codicia, que nos ofrece un cuadro de Wall Street con gente respetable, cínica, trajeada y adicta al éxito. O Sín Límite, donde un joven escritor frustrado descubre una droga mágica que lo convierte en un éxitoso corredor de bolsa. Tenemos por otro lado Inside Job, un documental oscarizado donde unos superfinancieros le echan la culpa a otros superfinancieros descarriados. En lo que nos cuentan ahora sobre las bolsas y bancos resuenan ecos del ex presidente George W. Bush diciendo: “he abandonado los preceptos del libre mercado para salvar al libre mercado” . ¡Claro! Gracias. ¡Qué alivio, tú!

    Pero aún no sabemos cuáles son las caras de “los mercados”, ni cuáles los valores exactos que defiende el contrareforma conservadora. Casi nada de periodismo de fondo en los grandes medios para explicar razonamientos que son parte de un sistema que se niega a sí mismo. Lo que sí sabemos -lo que tienen en común- es la adicción. Igual nos están diciendo que sí al consumo, pero no a la adicción... Aunque el enganche sea a la droga, al dinero, al sexo "de lujo" o a la compra descarriada sin límite al más puro estilo Far West. Como dijo el ex inversor del banco francés Société Générale, Jérôme Kerviel, ese placer orgásmico de especular y salir victorioso.

    Aquí en casa nuestra tenemos a presuntos imitadores de estos personajes de película que han popularizado la expresión de "la puerta giratoria" entre empresas y gobiernos de distinta índole. La prensa local nos ofrece también un cuadro con gente respetable, cínica, trajeada y adicta al éxito. Son imitadores esquizofrénicos de las pantallas.  Que si tarjetas de crédito público para pagarse sexo. Que si cobros de cocaína del presupuesto común. Y que no nos digan: "¡que para eso aquí en Valencia somos los mejores!". Hacemos fiestas del pijama de cinco estrellas para traducir textos al rumano. Nos agasajan con relojes, y bolsos buenos buenos que son regalo habitual.

    Pero nadie se salva, parece que nadie es inocente en el ascenso y con esto del dinero moderno nunca hay suficiente. Ya ni siquiera las baronesas están seguras con sus colecciones de arte. Todo nos dice: “¡coge el dinero y corre!”,  que lo “lo que importa es el dinero, el resto es conversación”. Todo nos dice que imitemos al capital... pero nosotras esta Coca no se la pagamos a nadie.

 tuibasdeazul@gmail.com 

Rita esperpéntica

Por: | 04 de junio de 2012

Cartel-Feria-Alternativa-de-Valencia-2012-Turismo-en-la-Comunidad-ValencianaRita Barberá no deja de sorprendernos. Su política de tintes surrealistas es cada vez más extravagante. Lo sabemos por triquiñuelas como dejar farolas encendidas a las tres de la tarde el día de la huelga general del 29M para poder boicotear las bajas cifras de consumo eléctrico; despliegues de creatividad como el que supuso la localización de una mascletà falsa en la Plaza del Ayuntamiento el 12M; o medidas oficiosas como alimentar la degradación del barrio del Cabanyal con desinversión, solares vacíos y casas destruidas propiedad del Ayuntamiento para así poder ofrecer una demoledora solución. 

    Después de tanta originalidad para tergiversar y censurar, en el 25 aniversario de la Feria Alternativa el nivel no podía decaer. Así es como a la alcaldesa se le ocurrió, en la línea de subir el volumen de Ai se eu te pego desde el balcón del Ayto. para tapar las críticas de la Intifalla 2012, crear un esperpento: ¿por qué no dar permiso para que planten un circuito F1 temporal alrededor del lugar donde se celebra? ¡Mucho mejor que marearles cambiando la ubicación de la Feria e incluso trasladando el mes de su realización de mayo a junio para que las universitarias de exámenes no puedan acudir!

    Y así fue como durante los dos días que tuvo lugar la cita, el río Turia se rodeó de 600 extras, calles cortadas y tufillo a anuncio de coche de lujo. Así fue como Rita se reapropió del concepto de happening: con efecto sorpresa, con evidencia sonora, con cambio anímico de todas quienes tenían que aguantar el sonido infernal de los F1.

    Cualquier reinvención de nuevos métodos para que no se cuele ningún evento crítico en Valencia sin su correspondiente boicot, es poca. Es que claro: la Feria Alternativa no es la America’s Cup. No es la visita del Papa. No es la Valencia Fashion Week. No se celebra en algún edificio de ese pozo para el dispendio de millones y millones que injustamente se ha llamado Ciudad de las Artes y las Ciencias. La Feria Alternativa es, como bien dice su nombre, alternativa. Y por eso atrae. Y por eso molesta. Porque propone alternativas a este modelo económico, político y social que nos falla en la teoría y en la práctica; porque la Feria pone en duda no sólo tu política, Rita, sino también tu cultura del "lujo", del intercambio de favores, de lo chabacano, de la ignorancia presuntuosa, de la fachada y el parecer fuera cuando la casa, nuestra casa, está patas arriba.

    ¿Y a qué se debe tal reinvención? ¿Es que ya no vale la simple desacreditación de movimientos críticos? ¿Ahora también te apropias de sus métodos? ¿Y cuál será la próxima medida sorpresa, Rita, un casino en la Devesa del Saler para fastidiar a esas ecologistas que van en bici los domingos? Pues vas a tener que ser más original, porque parece que se te van a adelantar en algo parecido. ¡Si es que los "ácratas de derechas" sois todo reinvención, tú!

 

 tuibasdeazul@gmail.com

Primero las armas

Por: | 02 de junio de 2012

 

En días de terribles recortes en servicios públicos y de histeria colectiva por la subida de la prima de riesgo, se celebra el Día de las Fuerzas Armadas españolas. Un inmejorable momento para recordar las cifras del gasto militar y la utilidad que se le otorga al ejército.

En 2011, el gasto militar total en España fue de 18.180,78 millones de euros. Mientras se despide a la mitad de la plantilla de centros de investigación científica como el Principe Felipe, el presupuesto dedicado a I+D con fines militares se sitúa entre 750 y 1.000 millones de euros anuales (y unos 15.559 millones en los últimos 15 años). La campaña publicitaria en curso que pretende conseguir nuevos reclutas ha costado casi 5 millones de euros. Del mismo modo, el gobierno español tiene numerosos contratos de armamento vigentes con un gasto de decenas de miles de millones de euros. Por ejemplo, 87 cazas Eurofighter (entre 1997 y 2024), con un coste inicial de 6.363,10 millones de euros y un coste actual de 11.718; ó 24 helicópteros de combate Tigre (1997-2014), con un gasto de 1.081,82 millones de euros (1.579,60 de coste actual). Con lo que cuesta uno de estos helicópteros (aproximadamente 50 millones de euros) podrían construirse 5 institutos. Con ello dejarían de estudiar en barracones algunos de los 19.000 alumnos de secundaria que lo han hecho este curso en nuestra comunidad autónoma. No solo no se redistribuye de forma social sino que además el gasto militar (que únicamente ha bajado entre un 6,33% y un 11,04% este año frente al recorte de 21,20% en educación y de 25,61% en I+D civil) solo supone aumentar la deuda pública estatal en un momento en el que el rescate financiero es una posibilidad.

¿Por qué no se habla del gasto militar en los medios de comunicación convencionales? ¿Por qué se puede acabar con el presupuesto destinado a servicios sociales básicos para la ciudadanía pero ni siquiera se debate el que tiene como destino la industria armamentística? ¿Qué pasaría en una España sin ejército? Ya no se discute por qué es necesario estar en Libia, Líbano, Somalia o Afganistán. El proyecto geopolítico en el que España está inmersa con su adhesión a la OTAN parece ahora un dogma indiscutible. 

Si hay que reestructurar el modelo económico, repensemos primero las armas.

 

tuibasdeazul@gmail.com 

Cartels-1-6

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal