Blogs Comunidad Valenciana Ir a Comunidad Valenciana

Tú ibas de azul

Sobre el blog

Un espacio a pie de calle, desde los bordes de la sociedad valenciana. Este pretende ser un lugar colectivo, un altavoz de lo cotidiano, que también es político, pues la política no solo son las siglas y lo institucionalizado. Una encrucijada flexible donde todo pasa y todo queda, donde se intenta dar luz a las sombras de los muros que se han construido.

Sobre los autores

Mayka de Castro Rodríguez, Marc Delcan Albors y Jorge Ramos Tolosa

Los autores son jóvenes de una "generación perdida", estudiantes, trabajadores, activistas. Mayka de Castro Rodríguez (1988) es licenciada en Periodismo. Marc Delcan Albors (1986) aprende Periodismo e Historia. Jorge Ramos Tolosa (1986) es investigador de Historia Contemporánea en la Universitat de València. Los tres son de esta ciudad.

Archivo

octubre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Machismo institucional(izado)

Por: | 30 de agosto de 2012

Lg Pro Life (BK)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Los comentarios machistas han ido, como era de esperar, reafirmándose en los discursos políticos más retrógrados desde que ya hace unos años el actual Ministro de Agricultura, Arias Cañete, afirmara que “el regadío hay que utilizarlo como a las mujeres, con mucho cuidado, que le pueden perder a uno”. Una escucha y piensa: ¿habrán visto estos señores Mad Men y se han creído que, en lugar de ser un reflejo del machismo de finales de los 50, se ha vuelto a poner de moda (¿o siempre lo ha sido?) eso de juntarse con los amigotes a beber whisky y hablar de trabajo mientras comentan cómo es el culo de las mujeres que les rodean? O eso, o creen que la igualdad es que Ana Botella frivolice sobre el aborto diciendo que es “triturar niños de siete meses” y luego publique un libro de cuentos donde vierte sus ideas sobre ello. Y todo ello sin vomitar.

    A medida que la protesta social se ha ido intensificando, los comentarios se han hecho más sofisticados. Ahora pretenden apropiarse de los conceptos que intentan contradecir. Así, según el Ministro de Justicia, el aborto es producto de la violencia estructural, esa que los estudios feministas definen como la perpetrada por el entramado social e institucional. Dan ganas de recitarle, en el mejor de los casos: Violencia estructural/ ERES TÚ.

       Y va a más. El juego de pervertir los conceptos les ha gustado. La retórica política se ha llenado de grandes novedades consistentes en que las palabras no defiendan aquello que prometen. La libertad es la privación del derecho a elegir sobre tu propio cuerpo; la autenticidad como mujer se basa en que cumplas tu determinación a ser madre y, ahora, la igualdad es segregar por razón de sexo. Entonces nos viene Wert(güenza), el ex respetable tertuliano de Intereconomía, con que el Tribunal Supremo se equivoca, y que la educación basada en el sexismo en realidad no discrimina. Menos mal que ellos eran los que siempre aceptaban las decisiones judiciales, "máxime" cuando provenían del Tribunal Supremo. O eso decían, por ejemplo, cuando el Supremo inhabilitó a Baltasar Garzón.

     El argumento principal con el que Wert y los colegios sexistas defienden esta postura es el siguiente: hay que adaptarse a los diferentes rumbos de aprendizaje de cada sexo, ya que entre hombres y mujeres existen diferencias cognitivas probadas por estudios científicos que diferencian ambos cerebros. Esto, según ellos, es la prueba de que a) las mujeres somos buenas con el macramé y b) los hombres tienen más capacidad para las matemáticas.

    Aparte de la politización que se hace de los textos científicos, cabe también cuestionar la presunta inocencia de dichos estudios. ¿Por qué la prioridad es probar científicamente que los cerebros de H y M son distintos y no lo es investigar sus semejanzas? ¿Por qué se parte de la hipótesis de que existen tales diferencias entre hombres y mujeres, si hay numerosos estudios que arguyen que los sexos son una creación cultural? Más claro aún: puedes intentar probar una teoría basada en valores positivos, o puedes partir de una hipótesis machista y discriminatoria forjada en una sociedad patriarcal. Los estudios que prueban la inferioridad del cerebro de las mujeres (sí, porque ya sabemos a dónde lleva eso de “se os da bien por naturaleza cuidar del hogar”) no son novedosos. Solo se limitan a defender con un nuevo discurso los estereotipos de género. Esto lo dicen feministas como la bióloga Anne Fausto Sterling y también revistas científicas de gran prestigio como Science, que en su artículo “La seudociencia de la escolarización por sexos”, concluye que los estudios sobre diferencias cerebrales entre sexos no justifican una educación por sexos, y su instrumentalización política lleva a solidificar los prejuicios existentes.

    Qué casualidad que antes de que se utilizaran estos estudios para justificar la educación sexista, la ley franquista ya obligara a los colegios –todos diferenciados– a que incluyeran, en el caso de las niñas, la materia de Hogar (porque si son buenas con el macramé, hay que potenciar su habilidad). Qué casualidad también que casi la totalidad de los 150 colegios sexistas de España estén vinculados a la Iglesia Católica, esa a la que le importa un pepino si es científico o no decir que “la escuela mixta promueve la promiscuidad y la igualdad”.

   ¿No será que la educación diferenciada intenta disfrazar con un discurso pseudocientífico prejuicios sociales y morales, al igual que en el gobierno existen jerarcas católicos disfrazados de Ministros que quieren seguir subvencionando la educación sexista? A lo mejor lo que a Wert (y a Gallardón, y a Cañete), y a los defensores de las escuelas sexistas les gustaría, es institucionalizar que “la mujer sea mujer” mientras que el hombre decide todo lo demás, tal y como dijo Aznar y defiende hoy (tanto como ayer) la Iglesia Católica. Que no lo llamen ciencia, ni igualdad ni libertad: llámenlo prejuicio, esencialismo, conservadurismo y utilización de las estructuras del Estado para conservar un sistema retrógrado y patriarcal. Llámenlo machismo institucionalizado.

 

Collage: Barbara Kruger

#llamenlomachismo #machismo

tuibasdeazul@gmail.com

Página Facebook: Tú ibas de azul 

Sacco y Vanzetti en la España del 2012

Por: | 23 de agosto de 2012

                                                                                                                                                        Sacco_vanzetti04

 

 

 

 

 

 

Dicen de Niccola Sacco y Bartolomeo Vanzetti que fueron los prisioneros políticos más famosos de los Estados Unidos. Y lo dijo Joan Baez en 1971 durante el estreno de la película que narró la historia de estos dos anarquistas italianos ajusticiados en Estados Unidos un 23 de agosto de 1927. Hoy hace 85 años de ello.

    ¿Qué nos queda? Conciencia, la verdad bien poca. La memoria pública, si no se escenifica y se recuerda, cae rápidamente en el saco de los silencios históricos. En cambio, durante los setenta se recordaba constantemente quiénes fueron estos dos hombres, incluso en esa España franquista en Transición. Se recordaba, por ejemplo, el miedo de los EE.UU. a un estallido similar al de la Revolución Soviética y la campaña de deportación para los inmigrantes estadounidenses asociados con actividades políticas radicales aprobada con la excusa de la emergencia nacional que suponía la Primera Guerra Mundial. Jugó un papel vital, como ejemplo y como excusa, la ciencia que antes había desarrollado Cesare Lombroso basándose en la medición y catalogación del cuerpo humano. Su criminología positiva relacionaba la delincuencia y la locura con las características físicas. Entre sus estudios destacan los que intentaban identificar al anarquista por su aspecto físico y endosarle enfermedades mentales y delitos. Una lotería, no mucho más peligrosa que la moderna Predpol, un algoritmo encargado de predecir los delitos.

    ¿Y en España? quizá la historia de italianos en Estados Unidos nos suene a la mafia, o al éxito del verano pasado “We no Speak Americano”, adaptando el “Tu vuo fa l'Americano” de Renato Carosone. Pero la verdad es que aquí no hemos dejado de lado la criminalización según el aspecto físico y las condenas políticas a activistas sociales, injusticias absolutas dentro del marco democrático. Por ejemplo, el caso de Laura Gómez (Secretaria de Organización de CGT-Barcelona) a la que tuvieron en prisión preventiva 23 días tras ser acusada de quemar una caja con billetes falsos frente a la bolsa de Barcelona, y ahora enfrenta una condena de hasta 36 años. O el procedimiento de las implicadas en la acción de Toma el metro en Madrid. Sobre estas últimas sentenció la Marquesa de Murillo (Esperanza Aguirre) que “no se irían de Rositas”. Parece que J. M. Sánchez Gordillo (alcalde de Marinaleda) y los del Sindicato Andaluz de Trabajadores tampoco se irán de rositas si atendemos a la orden dictada por el supernumerario del Opus Dei y Ministro del Interior (Jorge Fernández Díaz).

    La conexión ultraconservadora del Ministerio de Interior funciona también entre el ministro Fernández Díaz y el consejero de Interior catalán (Felip Puig). El 19 de Julio aprobaron en el Congreso una moción de CiU que modifica el derecho de reunión, posibilita la prisión provisional, redefine el significado de “alteración del orden público”, promueve las penas que comporten trabajos forzados, plantea la modificación del Código penal para poder escudriñar internet. A su vez, conductas como la resistencia pasiva, la desobediencia y la ocultación del rostro pasan a ser catalogables como infracciones. El argumento es proteger los derechos de todos, “aportar un estado de libertad” que se basa en aumentar el catálogo de prohibiciones -por ejemplo prohibir la Muixeranga o el himno de la República en el cementerio de Valencia, o prohibir el bañador para andar por Valladolid-, al mismo tiempo que se incentivan las denuncias de ciudadana a ciudadana y la actuación policial. 

    El caso Sacco y Vanzetti nos lo enseñó hace más de ochenta años; el Estado condena continuamente por razones políticas. En nuestra sociedad del 2012, con los gobiernos quitándose la máscara frente a la crisis, las razones que marcan La Ley y su aplicación siguen siendo, como antaño, abiertamente políticas y marcadamente reaccionarias. 

 

tuibasdeazul@gmail.com

Página Facebook: Tú ibas de azul

 

Y una mierda

Por: | 16 de agosto de 2012


Y una mierda
 

España debe estar hoy más unida que nunca (Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, al ser preguntado sobre la orden ministerial por la que se pretende cobrar a los migrantes “sin papeles” por la asistencia sanitaria, 08/08/2012).

 

Aquí estamos para hablar lo más claro y rotundamente posible. Y eso vamos a intentar hacer una vez más. Habéis pasado una nueva línea roja. Y estas líneas desbordan rabia, rabia de quien las escribe y de quien padece vuestro desdén por la vida humana.

    Habéis puesto invenciones y artificios de mierda por encima de la vida de las personas. Esas invenciones y esos artificios no son otros que los que imponen que nacer en uno u otro lugar determine si eres legal o ilegal. Esto no es nada nuevo, lleváis haciéndolo siglos mediante vuestras fronteras inventadas, naciones inventadas y Estados inventados a lo largo de la historia para legitimar la desigualdad social y el monopolio de la violencia. En efecto, esto es algo viejo, pero ahora habéis dado una nueva vuelta de tuerca de mezquindad e ignominia.

    Cuando pretendéis que una persona, por el mero hecho de no haber nacido dentro de unos lindes específicos de mierda, no pueda recibir asistencia sanitaria si no paga entre 60 y casi 150 euros al mes, sobrepasáis límites que demuestran que no atesoráis ni un gramo de humanidad; que ni siquiera sois humanos, sino que solo lo parecéis en la forma. Límites que, hay que recordarlo, ya rebasáis día tras día con vuestras redadas policiales racistas y xenófobas o manteniendo los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE); auténticos campos de concentración, verdaderos Guantánamos en medio de las ciudades de vuestra España, vuestra España que así solo puede ser de mierda.

    Y es que recurrir a la unidad de España, como hizo Alfonso Alonso mientras se hablaba de la asistencia sanitaria a migrantes irregulares, es increíblemente vil y patético. Las fronteras, las patrias, las banderas, los himnos y todos los inventos que se les han ocurrido a unos pocos para aumentar su poder, separar o guerrear mediante los Estados-nación valen menos que la vida y la salud de un solo ser humano.

    Diréis que medidas como estas son “dolorosas”, pero que la culpa de la situación actual la tiene el anterior gobierno. Diréis que todo el mundo tiene que hacer un esfuerzo en este contexto de crisis. Diréis que no tenéis alternativa. Y una mierda. Si los mayores terroristas del planeta, los terroristas económicos, os mandan recortar presupuestos, sabéis que tenéis múltiples opciones para elegir. Aquí ya propusimos una con cierto detalle: el escandaloso gasto en armamento. Pero no vamos a extendernos en las numerosas alternativas posibles para ajustar (ejército, iglesia, monarquía, lujos de las autoridades, despilfarro en grandes eventos e infraestructuras, SICAV, fraude y evasión fiscal de grandes empresas y millonarios, etc., etc., etc.), pero sí queremos recordar que si no lo hacéis es por pura ideología. La misma depravada ideología, la misma ideología de mierda, que permite el turismo sanitario pero quiere poner en riesgo la salud de seres humanos por no haber nacido en países "ricos", dentro de unas fronteras artificiosas y deshumanizadoras, tantas veces levantadas a sangre y fuego y mantenidas por impávidas infamias. ¿Por qué no solventáis la incapacidad de las CCAA para agilizar el cobro de los turistas comunitarios? ¿Por qué no reclamáis los 81,1 millones de euros que la UE (más Islandia, Liechestein, Noruega y Suiza) deben a España por la atención de cataratas y demás enfermedades de una Comunidad rica pero vieja? 

    Diréis que la ley es ley, que hay que cumplirla. Pero cuando el Estado promueve una injusticia tan ilegítima como la que estamos tratando, el derecho de rebelión es lo mínimo que se debe poner en marcha. Las leyes no son entes naturales e inmaculados; las conciben gentes poderosas en unas circunstancias y con una ideología determinada. Vuestra orden ministerial, que se situará entre los anales del desdeño a la vida humana, considera más importante dónde has nacido o una mierda de carné con foto a la salud y la vida de seres humanos. Y una mierda.

    Las personas primero. Seguimos siendo humanos.

 

#yunamierda

tuibasdeazul@gmail.com

Página facebook: Tú ibas de azul


El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal