Blogs de Gente Ir a gente

Justin Bieber llega a España tras provocar histeria en el resto de Europa

Por: | 04 de junio de 2012

Justin Bieber, el domingo frente a sus fans italianas

Muy poca gente en el mundo posee la capacidad que tiene Justin Bieber de convertir su presencia en noticia. La prensa local parisina, por ejemplo, tendría o no la intención de avisar a a sus fans de que el chico de la voz de la oro iba a pasar unos días en la ciudad la semana pasada, pero en cuanto Bieber se asomó a un balcón e improvisó un pequeño concierto sorpresa, megáfono en mano, los medios no tuvieron más remedio que informar del motivo de los cortes de tráfico por todo el Barrio Latino provocados por una turba kilométrica de miles de fans extasiadas el jueves. Algo parecido había pasado un día antes en Oslo (Noruega), cuando otro concierto que Bieber intentó dar a las orillas de un lago devino en un disturbio de primer orden, en el que miles de fans se desmadraron al perseguir al cantante, a pie y en barco, para tocarle. Cuenta la web TMZ que unas 49 chicas resultaron heridas y 14 tuvieron que ser trasladadas a urgencias en ambulancia. El alcalde de la ciudad, Fabian Stang, ha ordenado que se investigue lo sucedido. De sucesos como estos está llena la vida del icono masculino más popular del pop actual.

Ahora ese huracán ha venido a España. Llegó ayer a Madrid, tras pasar por Milán y Verona (Italia), con el mismo objetivo que le ha llevado a las otras capitales europeas: enseñarle al mundo que ha crecido un poco, que tiene algo más que aportar aparte de esos chiclosos himnos de desamor que le han convertido en uno de los fenómenos más grandes de lo que llevamos de siglo. Que ya ha cumplido 18 años y que por qué no va a poder él crecer, en todos los sentidos, sobre un escenario como lo hizo Justin Timberlake en los 90.

Que tiene nuevo disco, vamos. Se llama Believe, sale a la venta el 19 de junio, y con él pretende separar su nombre de esos tópicos sobre su edad y su voz con los que hasta ahora ha tenido que pagar su éxito.

El Justin Bieber que esta noche pasará por el plató de El hormiguero, de Antena 3, comparte muchos rasgos con esa encarnación anterior: sigue siendo un efebo bromista, sigue justificando su fama como una historia de amor con sus fans y sigue vendiendo el mismo discurso de soy-demasiado-afortunado-de-tener-la-oportunidad-de-dedicarme-a-esto-como-para-hacer-otra-cosa. Pero no busquen al chiquillo que todavía no se cree su propio éxito, porque él está ya en otra fase. Le han crecido las ínfulas de malote de barrio, ya no vende su juventud como un activo (aunque bien podría) y sus gestos desprenden seriedad. No es que vaya de relevante por la vida, es más bien un si he llegado hasta aquí, algo de mérito tendré así que vamos a tomarnos esto en serio. Ha pasado de ser un fenómeno para presentarse como cantante.

Llamar a este nuevo muchacho un nuevo Justin Bieber sería precipitado. Su mayoría de edad y sus crecientes ambiciones musicales no quiere decir que intente romper con la imagen que le ha dado la fama. Será cosa de su numeroso ejército de publicistas, que aún no quiere quemar esa baza, o será que el chico sigue siendo, en el fondo, un adolescente. En todo caso, es de agradecer. Si el Justin Bieber que está hoy en España es solo una versión razonablemente menos infantil que la anterior, los aciertos del nuevo disco tienen más mérito. Véase el single más sonado de su nuevo disco, Boyfriend, en el que copia  lo mejor de Justin Timberlake en su transición de ídolo adolescente a estrella del pop, adaptándolo a la sensibilidad actual.

 

Habrá que disculparle si desvaría un poco. Cuando estaba dando ese concierto en el balcón parisino el jueves, se estampó la cabeza contra el cristal de una ventana. Más que una defenestración, lo que hubo fue un pánico generalizado entre sus empleados: logró acabar la canción, pero en cuanto volvió a entrar en la habitación, perdió en el conocimiento durante 15 segundos. Se le ha diagnosticado una ligera conmoción cerebral y, de momento, ha perdido algo de movilidad en una ceja.

Es muy interesante ver cómo reaccionó al incidente en su Twitter: "Volveremos a vernos, cristal. Me vengaré", escribió, junto a un hashtag muy sabio: "Mejor reírse de ti mismo".

Tendrá que hacerlo, efectivamente, si piensa tener una carrera lo suficientemente larga como para que cada disco represente un paso tan pequeño en su crecimiento personal.

Cuando deje Madrid, Bieber irá a Londres, Colonia, Berlín y México. Después actuará en Nueva York, en dos conciertos cuyas entradas se agotaron en 30 segundos y que servirán de trasfondo para un documental que emitirá la cadena NBC. Por último, actuará en Toronto (Canadá, su país natal), donde las localidades se agotaron en un minuto. Después de eso, se embarcará en una gira por Estados Unidos cuyas entradas se vendieron en una hora.

Hay 20 Comentarios

HABER JUSTIN NO ES GAY TENGO PRUEBA SQUIEN LAS QUIERA QUE ME LAS PIDA TTTTTTTTTTTTTTEEEEEEEEE AMOOOOOOOOOOOOOOOOOOO JUUUUUUSTINNNNNNN BIEEBDEEEEEEEEEEEEERRRRR

32T4YEUTJGNFBVSDIJNM

te amo ummmmmmmm

te amo ummmmmmmm

Afortunadamente, la adolescencia es un estado de gilipollez pasajera, inducido por la loca danza de las hormonas.

Normal, que luego no maduren hasta los treinta, (los que lo logran, vamos...).

No entiendo nada. Vale que siempre han existido artistas y grupos para adolescentes pero es que cada vez parecen mas niños. Justin dirá que ha madurado pero lleva diciendo lo mismo desde el día después de su bautizo. No se ha parado a pensar que con todo lo que gana ¿Quien quiere madurar teniendo la posibilidad de ser un crio eternamente?

Justin es guapísimo. Si pudiese, me lo comería a besos. Pues no me he tocado veces pensando en él...

Justín justín.

bien ya ha llegado el nuevo disco que todas tus fans queriamos viva justin te kiero

En serio que a la gente no hay quien la entienda, un niño como este, que insulta y menosprecia a sus fans, que maltrata a chicas, que insulta a periodistas y medios que lo lanzarón a la fama, como puede tener fans?, deberiamos mandarlo todos a la mier... y que no viva del cuento como hace ahora encima mirando por encima del hombro a los demás

No me gusta Justin Bieber, pero tampoco lo detesto, más detesto a todas las fans que se "vuelven loquitas" por él, pero literalmente. Toda esa histeria no es normal, seguro que Justin Bieber se ríe de ellas cuando está solo jajajaj

Que mala es la envidia, ya os gustaría a vosotros estar en la piel del "repelente niño gay", palurdos...

Hombre, la histeria no es colectiva, es muy-muy parcial. Es decir, este niño (del que sinceramente solo se que lo peta en twitter cada x tiempo) le gusta a adolescentes de "primer tramo", es decir 13-14 aprox. Ya no es colectiva. De éstas, no todas son Superpoperas, es más, ni la mayoría, ni la mitad. Por lo tanto, este chaval logra que unas fans histéricas (de donde supongo emana el titular), a las que en muchas ocasiones tienen que acompañar sus papis, reciben al pipiolo de oro con gran algarabía y contubernio y no hay más. Solo la importancia que los responsables de exprimir al púber le quieran dar. A ver como termina el chico cuando su flequillo ya no se lleve. Saludos.

Repelente niño gay.

Los JBs: Justin Biber, Jonas Brother, Jannah Bontana...)
jajaja

No es que Justin Bieber me caiga bien, ni los Jonas ni nada. Pero si he oído algunas canciones (sobre de los Jonas, porque son más variados que el niño repelente) y no cantan en playback. Justin canta fatal en directo, pero no es playback. Mientras que los Jonas igual.

La "cultura" de pagar por ver un playback ya desde la tierna infancia. Entre el futbol y los JB (Justin Biber, Jonas Brother, Jannah Bontana...) Europa ha acabado de "whitetrashearse". hace no mucho oíamos a un chaval en televisión decir "odio los lives (sic) porque se oye a la gente").

Al menos una noticia que no es demoledora para la mayoría y si fantástica para miles de adolescentes que le siguen por donde vaya. Veremos que pasa en Madrid...

Justin Bieber llega a España. Como si no tuviéramos bastante con lo nuestro...

http://masclaroagua.blogspot.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Tuitología

Sobre el blog

Un blog sobre las ansiedades, ínfulas, confesiones y caprichos diarios que comparten las personalidades públicas en redes sociales. Lo más llamativo del mundo visto por los famosos, lo más delirante de los famosos vistos por el mundo y todo sobre ese insólito punto en el que ambos fenómenos se entrecruzan.

Sobre el autor

Tom C. Avendaño

es periodista. Se hace un lío con el país al que pertenece, si España o Estados Unidos, y suele resolverlo declarándose ciudadano de las redes sociales. Lo de los intereses lo tiene más claro: investigar cuánto dice la cultura popular sobre el mundo en que vivimos.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal