Blogs de Gente Ir a gente

¿Está de moda abandonar Twitter?

Por: | 23 de julio de 2012

1316414929_910215_0000000004_album_normalCharlie Sheen, durante la ceremonia de los Emmy en 2011. / MARIO ANZUONI (AFP)

Twitter no ha terminado de crecer en España. El 32% de los usuarios de redes sociales en España tiene actualmente una cuenta, frente al 14% que eran en 2010. Los motivos son varios, pero el más popular es innegable: el 56% de estos nuevos adeptos se mete en esa corrala virtual para seguir a personalidades públicas. Lo cual es de todo menos sorprendente: las celebrities son el eje troncal de Twitter, el secreto de su popularidad, prácticamente desde su creación. La norma, como siempre, es: si hay famosos, habrá gente. Y si hay gente, una red social se vuelve relevante a la fuerza.

Por eso las últimas semanas resultan tan preocupantes: los mismos famosos que hace años empezaron a usar Twitter de forma tan sonada ahora lo están abandonando sin motivo aparente. Solo este mes, tres de sus grandes bastiones han decidido dejar de tuitear. Primero, el afabilísimo Alec Baldwin, que debe a Twitter gran parte del resurgimiento de su popularidad, desapareció hace unas semanas tras soltar un lacónico "Ha sido divertido". La cantante británica Lily Allen ni se despidió de los suyos cuando hizo lo mismo. Y justo la semana pasada, Charlie Sheen, que ha sido una de las superestrellas de la red social desde aquella racha indescriptiblemente extravagante que tuvo el año pasado, dejó de usar su cuenta con uno de sus esotéricos mensajes: "Id a por las estrellas, gente".

El New York Times recogía esta tendencia la semana pasada, pero solo podía especular el motivo. ¿Será que Twitter ya se ha convertido en un basurero en el que el famoso medio tira sus reflexiones personales? ¿Que ese nuevo paradigma de la fama de hablar-con-la-gente-como-si-fueras-uno-más ha perdido el encanto? "Compartir tanto, tanto invita a las respuestas negativas, lo cual duele a muchos famosos", explica en el artículo Seth Meyers, un psicólogo de Los Ángeles que suele tratar a celebrities. "Dejan Twitter, o sus agentes les dicen que lo hagan, para proteger sus carreras".

Es cierto que Twitter ha dado lugar a patinazos antológicos (nunca del nivel del Turismo Bisbal, en eso los españoles estamos a la cabeza), como cuando Ashton Kutcher tuiteó su indignación porque su equipo de fútbol americano favorito, los Penn State Nittany Lions, había despedido al mítico entrenador Joe Paterno... sin saber que éste estaba siendo procesado por ocultar los abusos sexuales a los que su ayudante, Jerry Sandursky, sometía a varios menores de edad. En cuanto el aluvión de críticas comenzó a arreciar, Kutcher delegó sobre una de sus empresas la gestión de su cuenta (de 11 millones y medio de seguidores). Courtney Love ha dejado Twitter tantas veces, muchas de ellas por cometer errores como publicar fotos de ella misma desnuda, que casi vale como ejemplo de todas las situaciones posibles.

Precisamente esa es la otra clave del artículo del Times: la inmensa mayoría de los famosos que ha ido dejando Twitter en los últimos años ha terminado por volver. El rotativo neoyorkino cita los sonados casos de Nicki Minaj, Chris Brown, John Mayer (que volvió por "aclamación popular"), Miley Cyrus, o el propio Alec Baldwin. Es más, Lily Allen, que ya había dejado la red social en otra ocasión, volvió a las pocas horas. No hay que dejar de contemplar la posibilidad de que esto no sea más que un golpe de efecto calculado por los famosos para que se hable de ellos.

O, sencillamente, de que Twitter sea demasiado adictivo. Asevera el doctor Meyers que la fama tiende a crear narcisistas, "atraídos a Twitter" porque "necesitan feedback constante de los demás para mantener esa grandiosa imagen de sí mismos. Muchos famosos vuelven a Twitter porque necesitan la atención de los demás".

Como ni siquiera se sabe si este éxodo es un éxodo, es difícil determinar sus consecuencias. Si se van los famosos, ¿se irá también ese 56% de usuarios que los busca en Twitter? Es bien posible que la red social tenga ya sus propias patas y no necesite a los famosos para mantener su relevancia, que sus abonados sean tantos, y tan activos, que el ecosistema pueda mantenerse por sí solo. Pero no porque exista esta duda deja de ser un tanto estremecedor ver hastá qué punto una de las webs que más vertebra Internet, que más suya sienten sus usuarios, depende del ego de una minoría de usuarios.

Hay 16 Comentarios

Tom, ¿qué sientes al saber que la única razón por la que escribes en un diario nacional es porque te enchufó tu papi?

Tom, ¿es verdad que tu auténtico nombre es Karmele Marchante?

Tom Avendaño es el Nikki Finke español... Nah, como mucho es Jorge Javier Vázquez.

Yo estoy tranquilo. En la tele acaba de salir Juan Luis Cebrián diciendo que el grupo PRISA es la institución financie..., digo la empresa periodística más sólida de toda Europa.

Los Polancos ya no son dueños de un carajo. Cuando la descomunal deuda del grupo PRISA hizo estuviese al borde de la quiebra, la firma de inversiones americana Liberty Acquisition Holdings Corp. acudió al rescate del buque a la deriva y lo reflotó con una inyección de unos cuantos cientos de millones de dólares. Calderilla, vamos. Coincide además que Liberty tiene una importante participación en el New York Times. ¿Todo claro? Y para celebrar la impecable gestión del consejo de administración de PRISA hasta ahora, Cebrián y su directiva han decidido subirse el sueldo y aprobar un ERE a la plantilla. Por cierto, ¿ya has felicitado al jefe por su cumpleaños, Tom?

Por otra parte, Sara, si se lanzó más o menos en el 2007, y a España llegaría, pongamos, el 2008, ¿cuántos años tuyos son esos?... Porque ese argumento de autoridad en base a que llevas mucho tiempo usándolo, no sé muy bien cómo interpretarlo.

Sara, ¿los Polanco son los dueños del New York Times?

Oye, Tom, y si Twitter y Facebook dejan de existir o se vuelven irrelevantes como pasó con Second Life, Zynga o Myspace, ¿de qué vas a escribir? ¿Te irás de tertuliano a 'Sálvame'?

A mi me parece que quizás para el famoseo twitter sea una prolongación del narcisimo de facebook, pero para los anónimos tiene el encanto de poder opinar y soltar la chorrada más gorda (y con faltas deortografía) sin que nadie se ría en tu cara, pues son tan efímeros los twitts que la tienes que soltar muy gorda para ser trending topic y aún así al tercer día eres agua pasada... Así que le auguro larga vida al Twitter!

Articulo maniqeo. El newyork times y el pais son de los mismos dueños que pretenden hacer creer que la informacion solo debe provenir de ellos. Tuitter no es ni florecio gracias al espectaculo . Tengo muchos años usandolo y se de que hablo.

Tengo unos perfiles de twitter los cuales uso para informarme de diferentes temas además de dar mi opinion y promocionar mis blogs, no sigo a nadie famoso no me meto con nadie y lo que he aprendido de twitter no lo encontraré en ningún otro lado, este post lo encontré por twitter por cierto :)

Twitter no es una corrala siguefamosos, es una fuente de información inmediata de lo más práctica. Claro, como cualquier medio con contenidos aprovechables, si sólo hacemos el crucigrama, su aprovechamiento como que queda en nada.

http://casaquerida.com/2012/07/23/cuando-la-miseria-trasciende-los-bolsillos/

Twitter es una moda, la verdad no le veo ninguna utilidad, para comunicarse hay formas mucho más eficaces.

Twitter podrá tener su utilidad, algo que ni niego ni conozco. Pero desde luego el término corrala virtual le viene de perlas. Un corral de porteras, de verduleras, un "lavaero putas" que dirían en mi tierra. El lugar perfecto para participar en linchamientos desde la tranquilidad de tu casa, del autobús, de la clase o del trabajo, y así dártelas de más listo, mas entendido, mejor persona... superior. Ninguna persona suficientemente inteligente usa Twitter tras una primera toma de contacto y ver lo que hay en él. Lo ve, lo rehuye y sigue con su vida.

Un gran articulo¡¡ acabo de leer la noticia de que Rajoy podria dimitir el lunes por la presion de los mercados, como Berlusconni http://goo.gl/Ia5qU

Yo pienso que con twitter se cumple la frase aquella de mas vale quedarse callado y parecer tonto que abrir la boca (la tecla en este caso) y despejar todas las dudas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Tuitología

Sobre el blog

Un blog sobre las ansiedades, ínfulas, confesiones y caprichos diarios que comparten las personalidades públicas en redes sociales. Lo más llamativo del mundo visto por los famosos, lo más delirante de los famosos vistos por el mundo y todo sobre ese insólito punto en el que ambos fenómenos se entrecruzan.

Sobre el autor

Tom C. Avendaño

es periodista. Se hace un lío con el país al que pertenece, si España o Estados Unidos, y suele resolverlo declarándose ciudadano de las redes sociales. Lo de los intereses lo tiene más claro: investigar cuánto dice la cultura popular sobre el mundo en que vivimos.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal