Blogs de Gente Ir a gente

El desnudo perfecto de Alison Pill

Por: | 13 de septiembre de 2012

1alisonUn cuerpo desnudo es un cuerpo desnudo. Por lo general, la cosa no tiene mucho más misterio. No tanto, al menos, como las circunstancias que lo rodean, que suelen ser lo que le otorga o resta importancia al asunto. Se sabe más o menos científicamente que no es lo mismo ver un desnudo en los vestuarios de un gimnasio que hacerlo tras una noche de esmerado cortejo. No es lo mismo ver a Kim Kardashian o Rihanna mondas y lirondas en uno de los muchos tuits donde se exhiben rutinariamente que ver a la recatada Alison Pill vestida con nada más que unas gafas de pasta y una sonrisa por obra y gracia de un error.

Eso es lo que ha hecho del desnudo que anoche publicó Pill en Twitter algo tan sonado. La actriz es una canadiense, poco ducha en tecnología, de 26 años a la que se ha visto recientemente en The Newsroom (en el papel de Maggie, una ayudante de producción de atribulada vida sentimental) y antes en Midnight in Paris (como Zelda Fitzgerald). Por algún motivo tan inescrutable como poco interesante, esta mujer tenía en su móvil una foto suya en la que salía tumbada boca arriba, sin ropa, mirando a cámara. Hace dos noches la tuiteó alegremente, el tiempo justo para que la vieran algunos de sus entonces 13.597 seguidores.

Pero son las circunstancias lo que importa en un desnudo, y en este caso lo que lo hace perfecto no es la calidad erótica de la foto. Es todo lo que vino después. Huelga decir que Pill borró el tuit al rato pero, lejos de hacerse la sueca, demostró que vivimos en una época en la que se acepta un error en algo tan vertiginoso como Twitter. De hecho, se refirió a ella descaradamente en el siguiente tuit: "Sí. Esa foto ha pasado. Ugh. Mis problemas con la tecnología han llegado a otro nivel. ¿Cómo he tuiteado algo que pretendía borrar? Disculpas".

Acaso para acallar los rumores de la prensa del corazón -que, a juzgar por lo rápido que saltó la noticia, ya estaba afilando cuchillos-, el supuesto receptor de la foto, el también actor y prometido de Pill, Jay Baruchel, también se refirió al incidente con el mismo tono jocoso: "Mi prometida es una pardilla hilarante. #mealegrodequenomepasaraamiprimero". Luego añadió: "Los smartphones te la juegan".

Hasta aquí la historia parece el caso de un libro de texto sobre cómo resolver una crisis en Twitter con elegancia. Se borra -que no niega- el tuit, se explica, con la gracia que permita la situación, la desaparición del asunto a los pocos que hayan tenido suerte de verlo y se sigue a otra cosa. No se le echa la culpa a un hacker anónimo, como hizo el senador de Nueva York Anthony Weiner el año pasado. No se hace como que aquí no ha pasado nada, como hizo el magnate del hip hop Russell Simmons tras publicar una foto de su novia desnuda meses después.

Hay una interpretación más perversa del asunto, que lo convierte en todavía más perfecto. El desnudo se ha convertido en una de las armas promocionales más poderosas de la era 2.0. Lo de la foto comprometida que se publica por error y luego se borra con apurado decoro es una historia escuchada mil veces, casi inequívocamente en boca de actrices, no actores, conocidas solamente por un papel secundario en una serie o un reality. También está esa desagracia que suele caerle a actrices con currículum pero sin renombre (como Heather Morris, de Glee), que algún malévolo experto en ordenadores les roba un desnudo de alguna sesión de fotos o de su móvil, y lo publica sin pretender ellas nada de eso.

Los resultados son siempre los mismos: la presencia de la víctima en los medios se multiplica y, a las malas, un par de miles de internautas tienen que leer quién es. Luego salen los analistas que aseguran que todo es una farsa, una estrategia para hacerse notar a los ojos si no del público, de algún agente de Los Ángeles. Siguiendo esta lectura, el planteamiento de Pill -borrar la foto para no perder credibilidad pero manteniendo un tuit que confirma su existencia- sería tan brillante como cínico: en las 24 horas que siguieron a su deliz, ha conseguido 5.000 seguidores nuevos.

Un desnudo es un desnudo. Pero si surgen -o se provocan- las circunstancias adecuadas, un desnudo puede ser una historia perfecta.

(En la foto anterior, Alison Pill en el estreno en Los Ángeles de la película A Roma con amor a principios de junio / GTRES)

Hay 16 Comentarios

Hasta la princesa de inglaterra hace topless para aumentar la popularidad.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Vaya un despiste raro. Cualquiera diría que lo colgó adrede.

Con ese cuerpo yo tambien me desnudaba, bien se puede.
http://comprosegundamano.es/

Tom, espero sinceramente que me disculpes por intentar aprovechar el, sin duda, atractivo título de tu post para promocionar un modesto blog de vocación humorística, en el que se narran determinadas anécdotas propiciadas por nuestros tiempos de "austeridad". Por favor, acepta mi saludo afectuoso.
http://lluviaderatones.blogspot.com.es/

Bla bla bla, ¡cobardes! ¡Si aquí no se desnuda nadie...!

http://cuidadoconloshuevos.blogspot.com/

Bueno , no es para tanto...
http://serendipity-fotografia.com/

Disfruta de la espectacular chica de los viernes que publican hoy en http://www.alprimertoke.com/

¡Todo el mundo a enseñar pechuga! ¿Quieres recetas fáciles, ricas, para toda la familia y con muchas fotos del paso a paso? Te invito entonces a http://www.elrincondeafi.es

Ejemplo a seguir, twitteros del mundo, publicad vuestras fotos en pelotas ¡¡ YA !!

http://elmejorhumorinteligente.blogspot.com.es/

Si Hector, dumping es vender productos a precios mas bajos de lo que cuesta producirlos de manera que se hunde a la industria de la competencia por su incapacidad de competir y quien puede competir cuando el producto se regala? Adiós al porno pagado hay demasiado aficionado suelto. ¿Quien sabe? Puede que un día las prostitutas deban dedicarse a fregar suelos por exceso de aficionadas gratuitas.

Mas desnudos y menos violencias y cotilleos harian falta en los medios .

Mas desnudos y menos violencias y cotilleos harian falta en los medios .

¿Tú sabes lo que es el dumping?

Vale, una chica en tetas, que novedad. Esto empieza a ser tedioso, antes estas actrices, cantantes o famosillas montaban su espectáculo con el desnudo en Playboy o Interviu pero estamos en la la época de Web 2.0 y el "hágalo usted mismo" así que se sacan una foto pésima con el móvil y ya tienen la operación de marketing viral hecha. La gente sofisticada filtra un vídeo de un polvorón para darle mas contundencia al asunto. Me gustaría saber que piensan los de las revistas o productoras de cine porno al respecto, con tanto aficionado se deben de estar cargando el negocio. Seguro que terminan por demandarlas por competencia desleal y dumping.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Tuitología

Sobre el blog

Un blog sobre las ansiedades, ínfulas, confesiones y caprichos diarios que comparten las personalidades públicas en redes sociales. Lo más llamativo del mundo visto por los famosos, lo más delirante de los famosos vistos por el mundo y todo sobre ese insólito punto en el que ambos fenómenos se entrecruzan.

Sobre el autor

Tom C. Avendaño

es periodista. Se hace un lío con el país al que pertenece, si España o Estados Unidos, y suele resolverlo declarándose ciudadano de las redes sociales. Lo de los intereses lo tiene más claro: investigar cuánto dice la cultura popular sobre el mundo en que vivimos.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal