Blogs de Gente Ir a gente

El día que 'The Onion' pidió perdón

Por: | 27 de febrero de 2013

Wallis
Quvenzhane Wallis en la alfombra roja de los Oscar./ Kevin Mazur (Wireimage)

La revista satírica The Onion llamó "zorra" a una niña de nueve años el domingo cuando fingió ser un medio que llamaba "zorra" a una niña de nueve años. No fue fácil que se diera este fenómeno circular. De hecho, en los 25 años de existencia de The Onion -una decana publicación humorística comparable a El Mundo Today español cuya gracia reside precisamente en cuánto se parecen formalmente sus absurdos artículos a la prensa seria-, la revista nunca se había visto en semejante polémica, que duró todo el lunes y martes siguientes. Y nunca antes había tenido que publicar, con dolorosa gravedad, un comunicado pidiendo disculpas a sus lectores por haberse pasado de la raya.

Pero ni la niña a la que insultaron era una niña cualquiera ni la versión de zorra que utilizaron era una que se pueda utilizar en Estados Unidos sin repercusiones. La pequeña era Quvenzhané Wallis, la unánimemente adorada protagonista de Bestias del sur salvaje, el filme revelación de 2012 que la convirtió en la persona más joven en haber sido nominada al Oscar a la mejor actriz. La niña asistía a la ceremonia de los premios cuando The Onion, que tiene un seguimiento y una presencia impresionantes en Internet, tuiteó el comentario de la discordia: "Parece que a todo el mundo le da miedo decirlo, pero Quvenzhané Wallis es un poco una zorra, ¿no?".

Screen Shot 2013-02-27 at 2.12.16 AM

Al comentario no le falta la misma lógica que el resto de contenidos de The Onion (es como si el autor del tuit se hubiera dicho, "¿A que sería muy de tabloide llamar zorra a una niña de nueve años para provocar?") pero en esta ocasión fue recibido con un torrente de críticas tan fuerte que, al día siguiente, el suceso que había empezado y acabado en Internet, era mencionado casi tantas veces como cualquier anécdota relacionada con la misma noche de los Oscar.

The Onion eligió, además, la palabra cunt para hacer palabra; se trata de un término polisémico que sirve también para referirse de forma digamos vulgar al genital femenino. Llamárselo a una mujer en Estados Unidos es mucho peor que llamarla zorra (y eso que estamos hablando de la versión de zorra más machista, la que se emplea para acusar a alguien de poseer la astuta malicia que se asocia al peor estereotipo, no la versión que relacionada con sus hábitos sexualesj, es llamarla una vagina en el sentido más reductivo y misógino del término: algo débil que penetrar, como tan exhaustivamente se explicó en un capítulo de Larry David. A juzgar por la uniforme indignación, se conoce que describir a una niña perfectamente inocente con esa palabra, aunque sea con fines paródicos, es grave más allá de la opinión.

La polémica se ha justificado explicando que la sensibilidad estadounidense ya estaba a flor de piel esa noche por culpa del expresivo humor de Seth MacFarlane, creador de Padre de familia y presentador de la gala. Su estilo anárquico, de la-ofensa-por-la-ofensa, había molestado a más de un espectador por su característica misoginia (véase el número musical We saw your boobs -Os hemos visto las tetas- dedicado a todas las actrices que han ganado un Oscar por un papel que les exigía desnudos, tildado por la publicación liberal Salon de "una celebración de las violaciones en el cine"). Lo cual abre un interrogante: si MacFarlane estaba resultando reprensiblemente ofensivo por reducir las mujeres a sus órganos sexuales, ¿no debería sacarse a The Onion del mismo saco por parodiar precisamente esa actitud?

El presidente de la revista, Steve Hannah, debió opinar que no. El lunes firmó el ya histórico comunicado en el que explicaba que "nadie debería ser sometido a un comentario tan carente de humor y sentido disfrazado de sátira", que "hemos creado normas nuevas y más estrictas en nuestro Twitter para asegurarnos de que este tipo de error no vuelva a ocurrir" y, dirigiéndose directamente a Wallis, aclaraba: "Eres joven, tienes talento y mereces mejor trato. Todos en The Onion sienten profundamente lo ocurrido".

No ha sido el incidente más grave de The Onion. La publicación, conocida por titulares que van de lo deliciosamente cotidiano -Adolescente rico casi descubre lo que son las consecuencias- a la provocación -Hombre negro le pide cambio al país, cuando Obama fue elegido en 2008, tal vez su obra más memorable junto con Donald Trump contempla, mustio, el pene diminuto y envejecido que tiene antes de vestirse- es también conocida porque algunos de sus artículos se toman tan en serio que provocan airados comentarios en redes sociales (hay un blog entero dedicado a recoger estos sucesos) o terminan en las páginas de algún periódico despistado. Esto le paso a noticias como Un estudio demuestra que cualquier tipo de educación crea adultos misérrimos y trastornados o El Congreso amenaza con irse de Washington DC a menos que se construya un nuevo Capitolio. El Diario del Pueblo chino celebró en noviembre el que la prensa estadounidense eligiera a Kim Jong Un el hombre vivo más sexy del mundo, quizá la incursión más sonada de la revista en el mundo real.

Ninguno de estos incidentes motivó a la revista a desvelar sus cartas, ponerse seria y explicar dónde entendían que estaba la raya. El tuit sobre Quvenzhané Wallis, sí. No es una decisión exenta de problemas: en cuanto una publicación de esta naturaleza sienta el precedente de la disculpa, ¿por qué no iba a repetirlo la próxima vez que alguien la considere incivil? Antes estaban amparados por la ambivalencia del aquí-todo-vale y la soberbia del lo-tomas-o-lo-dejas, puestos a inventarse sustantivos. Ahora, la autoproclamada "Principal fuente de humor de América" no solo ha definido por primera vez qué es lo que está mal. Ha definido, por extensión, qué es lo que está bien.

Hay 41 Comentarios

Ahora sólo falta que lo pidáis vosotros. ¿O acaso incluirla en la lista de "horrores de la alfombra roja" es muy ético?

http://bit.ly/15KyU2B

tal vez la mejor traducción sería "putón", digo...

Tanto que hablar, y tan poco que decir. Lo de zorra estupida es una, otra mas, nefasta traduccion cortesia principalmente del cine y la television. Algun amigo todavia -despues de su reciente estancia- utliliza la coletilla "jodidamente" lo que sea, evidentemente un falso amigo facilon del ingles, tan habitual en series y peliculas. A "cunt" le pasa exactamente como a "nigger", "black", "queer" y una buena cantidad de palabras inglesas. No esta mal visto, no especialmente entre gays y lesbianas, usar la palabra "chocho" o "chochito" entre ellos/ellas. Otra cosa es quien lo use -patrimonialismo del lenguaje- y referido a quien. Estupida, imbecil o chochito, segun quien y como lo use. Menos mala conciencia politicamente correcta es lo que necesitamos. No veo a nadie echarse las manos a la cabeza cada vez que usamos la palabra "choni": la clase social, la marginacion y la pobreza parecen ser el unico tema no tabu del que se puede uno reir (y humillar) abiertamente. Clarividente al respecto el libro "Chavs: The Demonization of the Working Class", que ha abierto un debate sobre el lenguaje en el Reino Unido. Personas progres que nunca osarian emplear terminos racistas y sexistas sin embargo abundan en terminos clasistas, a los que parece el tabu no afecta.

Un desastre de redacción este articulo... En cuanto al twit que insulta a la niña sencillamente asqueante.

Vaya vaya vaya lío de texto....soy yo, ¿o no se entiende nada? Y la descripción del insulto es cuando menos surrealista. Este artículo, y otros de esta sección, no están a la altura de lo que -teóricamente- es El País...

Traductora, los tacos no tienen significado literal, se entiende lo que quieren decir por el contexto y la intención. Así, cabrón no es "big male goat" sino fucker/bastard/dick etc. dependiendo del uso. Cunt significa coño cuando se refiere al sexo femenino, como insulto no significa coño.
Así, la traducción de Avendaño no es mala. Es cierto que en España no hay jerarquía de insultos, ya que en general se utilizan más que en otros idiomas, por lo tanto el carácter ofensivo de la palabra cunt no la tiene ninguna en español. Esa era la provocación que buscaba the Onion, el shock inicial para luego ver la sátira. SI, sátira, Angel y Javi.
La palabra cunt para referirse a una tía se utiliza para llamarla asquerosa, arpía, borde, desagradable, etc. El taco en español que más funciones tiene y que se aplica a las mujeres es, por lo tanto, zorra.

Como han dicho traductora y Javi "cunt" de ninguna manera puede traducirse como "zorra". A pesar de significar literalmente "coño", su carga peyorativa no alude, como "zorra" en español, al comportamiento sexual y de ninguna manera se aplica sólamente a mujeres. En mi opinión, "gilipollas" sería un equivalente más próximo, aunque seguramente la carga ofensiva es aún mayor.

No es una mera cuestión de matiz.

La palabra "cunt" es literalmente coño y aunque en español lo utilizamos continuamente, en Ingles es el peor de los "palabros". Nada que ver con zorra (bitch or whore)

Esta es la doble moral americana... En Estados unidos censuran el que se vean pechos en television, pero los medios de comunicacion si pueden llamar zorra a una niña de 9 años... !!!Indignate!!!

Como el tal Tom se tira medio artículo intentando explicar "cunt" y no queda claro (especialmente habiéndolo traducido con el relativamente ligero término de "zorra"), intentaré aclararlo. Cunt es, hoy en día, quizá el insulto más grave en lengua inglesa. El más ofensivo. Tanto que realmente ahora no se me ocurre una traducción española que tenga la misma carga ofensiva.

Así que sí, usarlo y con una niña supera la línea de la sátira y la provocación para convertirse en meada fuera de tiesto.

Por no hablar de la traducción del tweet en cuestión: "... es un poco una zorra". Tela. Ana tiene razón: en este medio cada vez se escribe peor.

Creo que Ana se refiere a la primera frase. Sólo se necesita un poco más de comprensión lectora que la que te requiere Stephenie Meyer.

Para Alberto (27/02/2013 13:48:00)

"Tu corrector 'también' ya no es el de antaño"... ¿Y qué tal "tu corrector TAMPOCO es el de antaño? Hay que tener mucho cuidado si se pretende ser un talibán de la gramática y la ortografía...

Totalmente de acuerdo con el comentario de Ana.

"fatal expresado"...tu corrector también ya no es el de antaño, Ana.

El primer párrafo de la noticia está fatal expresado, que pena que El País ya no tenga el corrector de estilo de antaño.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Tuitología

Sobre el blog

Un blog sobre las ansiedades, ínfulas, confesiones y caprichos diarios que comparten las personalidades públicas en redes sociales. Lo más llamativo del mundo visto por los famosos, lo más delirante de los famosos vistos por el mundo y todo sobre ese insólito punto en el que ambos fenómenos se entrecruzan.

Sobre el autor

Tom C. Avendaño

es periodista. Se hace un lío con el país al que pertenece, si España o Estados Unidos, y suele resolverlo declarándose ciudadano de las redes sociales. Lo de los intereses lo tiene más claro: investigar cuánto dice la cultura popular sobre el mundo en que vivimos.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal