22 abr 2011

¿Qué llevas peor de los hoteles? Cuéntalo en #hotelfacts

Por: Patricia Gosálvez

¿Por qué demonios no suele haber pasta de dientes en las habitaciones de hotel y sin embargo nunca falta la esponjilla lustra-zapatos?

¿Por qué los canales de la tele los programa un psicópata que coloca la teletienda alemana antes que La Primera de TVE?

¿Y qué hay de esos secadores como de juguete que solo te sirven si eres calvo?

¿Cómo me seco la melena con esto?

En un hotel, estos son mis demonios particulares, pero cada cual tiene los suyos.
 
Fabián González estaba en un hotel maravilloso cuando se volvió loco intentando apagar las luces de la habitación. "Cuando tocaba un interruptor, se encendían unas y apagaban otras, pero siempre quedaban esas lámparas de pié luciendo impasibles ante mi desesperación", cuenta. Cuando por fin  consiguió quedarse a oscuras publicó un mensaje en Twitter:  

“Y lo que se tarda en apagar todas las luces de la habitación de un hotel? #hotelfacts”. 

Unas semanas después la idea se ha convertido en trending topic internacional, despertando miles de reivindicaciones.

Al tweet original no contestó nadie. "Lo mandé a la una de la mañana y no le di más importancia", dice Fabián que trabaja en el Instituto Tecnológico Hotelero, el brazo tecnológico de la patronal hotelera. Sin embargo, al lunes siguiente, en la oficina, decidieron darle una vuelta a la idea preguntando a los clientes: ¿Qué es lo que peor llevas de los hoteles?

Relanzaron el hashtag #hotelfacts con unas instrucciones muy claras: las críticas tienen que ser constructivas y no se puede personalizar en un hotel (nada de dar nombres). También se agradece el sentido del humor. Es decir, es más un buzón de sugerencias que de quejas.

"Queremos que el experimento sirva a los hoteleros para mejorar su servicio", dice Fabián. "En #hotelfacts puedes decir cosas que normalmente no vas a decir en recepción, como que no hay un enchufe cerca de la cama o que no te aclaras con el mando de la tele".

Cuando los mando se entendían


Entre los miles de tweets recibidos abundan los que tienen "un sesgo tecnológico": gente harta de que no haya wifi o se cobre por ella, de que no haya suficientes  enchufes... Entre los más recurrentes:

- Que los horarios no sean tan estrictos (de vacaciones, desayunar antes de las diez como que no)

- Que las duchas no sean bipolares, o te abrasas o te congelas, y encima necesitas un ingeniero de la NASA para averiguar cómo.

- Que se prohiban los sobres de gel y champú porque no hay quien los abra y acabas haciéndolo con los dientes y comiendo jabón en pelotas.

Tras un filtrado (lo de ser trending topic ha llenado el tema de spam) el Instituto Tecnológico Hotelero publicará un ebook con los mejores tweets. Ahí va una muestra:

  Los mejores #hotelfacts

 

¿Y tú, qué es lo que llevas peor de los hoteles?

Hay 97 Comentarios

En vez de la insalubre "escobilla" que lo ideal sería que estuviera sumergida siempre ne lejía.... ¿No sería mejor poner las pastillitas azules en el estanque de agua? Además de higiénico, cubriría los posibles rastros...

Si hay algo que no soporto de los hoteles es que las cortinas de plástico que se utilizan para que no pase la luz sean más cortas que la ventana, ¿tanto cuesta poner unos centímetros más de tela?

¿Nadie viaja con eso que se llama neceser? Yo me llevo todo de casa... que si no hay algo evito un problema. El hotel me da la habitación, y el desayuno, el café... lo que quiera que lleve contratado. El resto es una CORTESÍA. Otra cosa es que luego la ducha vaya mal o la cama me resulte incómoda.
Oigo a la gente quejarse de los horarios para extranjeros y que los canales españoles están después de los alemanes... España es receptor turístico desde hace mucho más tiempo que emisor.... y el turismo nacional es todavía muy de viajar por el país y no tanto hacia otros destinos. Pues si vivimos de ellos en gran parte, habrá que pensar en ellos que son quienes viajan todo el año y no sólo en semana santa, agosto y navidad.

yo soy muy comodona y lo peor para mi son los colchones extra duro piedra, las almuhadas apelmazadas y las mantas y colchas que pesan como si fueran de plomo, suelo llevarme la almohada de mi casa es lo peor que llevo me levanto con dolor de cabeza.

y ahora por el tema del blog. nada que no se haya dicho:
- luces: a veces deberían dar un premio a quien consiga acertar a la primera cómo encender y apagar cada luz.
- enchufes: tan difícil es poner siempre un enchufe a cada lado de la cama y un par de ellos en el escritorio?
- me he sentido identificado con la persona a la que se le salen los pies de la funda (en mi caso también en alemania)
- luz de mesita, a veces hacen realmente difícil el leer en la cama (yo donde más leo es en los hoteles)
- también me he sentido identificado con el de que por qué no ponen pasta dentífrica en lugar de la esponja de los zapatos

estoy de acuerdo que en España tenemos una calidad muy buena a precios razonables y, aunque la gama baja a veces deje un poco (mucho) que desear, un 4 estrellas suele ser garantía de calidad.

y ahora por el tema del blog. nada que no se haya dicho:
- luces: a veces deberían dar un premio a quien consiga acertar a la primera cómo encender y apagar cada luz.
- enchufes: tan difícil es poner siempre un enchufe a cada lado de la cama y un par de ellos en el escritorio?
- me he sentido identificado con la persona a la que se le salen los pies de la funda (en mi caso también en alemania)
- luz de mesita, a veces hacen realmente difícil el leer en la cama (yo donde más leo es en los hoteles)
- también me he sentido identificado con el de que por qué no ponen pasta dentífrica en lugar de la esponja de los zapatos

estoy de acuerdo que en España tenemos una calidad muy buena a precios razonables y, aunque la gama baja a veces deje un poco (mucho) que desear, un 4 estrellas suele ser garantía de calidad.

para Aimana.
eso sí es precisamente la ley de la oferta y la demanda. Al menos si el hotel estaba lleno. No sirve de nada quejarnos de que está caro y seguir comprando. Hay que ser conscientes que nosotros somos una parte muy importante en la ley de la oferta y la demanda. Las cosas sólo valen lo que estamos dispuestos a pagar por ellas (al menos aquéllas que no son de primera necesidad, entre las cuales no incluiría yo un hotel)

la escobilla de váter es una guarrada, que se entere todo el mundo de una vez!!!!!

Y una cosa que más que molestarme me pone nerviosa, es que hay demasiadas luces y demasiados interruptores, que para apagar o encender una cosa en concreto puedes tardar una hora. Y lo peor es que luego, aunque las tengas todas encendidas, no se ve ni a cantar. Y conste que me encanta dormir en hoteles, pero hay que ser crítico con uno mismo y reconocer las fallas, que veo aquí mucho empleado de hotel ofendido.

A Carlos: Hombre, pues si compartes habitación y la persona que va contigo tiene que hacer de lo suyo, a ver cómo limpia los restos que se quedan pegados. Lo suyo es poner una escobilla nueva cada día.

"A los que no les gusta la escobilla les pregunto, ¿qué preferí, ver la escobilla o ver los zurullos pegados en el váter?"

Prefiero el water limpio y no una escobilla llena de zurullos...

Lo que más me molesta de los hoteles: Muchas veces, cuando voy con mi chico, y aunque lo hayamos especificado en la reserva, nos ponen en una habitación con dos camas en lugar de una cama grande. ¿Es que tenemos cara de ser hermanos? ¿Es que no saben por qué van las parejas a los hoteles? Yo, cuando me voy de fin de semana romantico, quiero hacer el amor y luego dormir abrazados. Lo peor es cuando consigo que me cambien y me ponen en una "cama" hecha con dos colchones pegados, de manera que no puedes dormir en el centro porque te cuelas por la raja...

Y los que dicen que es peor limpiar una escobilla que limpiar el váter o que no vas a andar compartiendo escobilla os pongo un ejemplo: 5* GL, 500 euros la noche, ¿por ese precio no pueden estrenar escobillas? Que en los chinos cuestan un euro...

A los que no les gusta la escobilla les pregunto, ¿qué preferí, ver la escobilla o ver los zurullos pegados en el váter?

Trabajo en hoteles y solo quiero decir que cuando tu haces una casa, la haces a tu propio gusto, elijas todas las piezas claves para vivir tu vida. Todo este mobiliario a otra persona le puede parecer totalmente prescindible. Sí, es verdad, los hoteles los hacemos para una generalidad variada y como comprenderán es muy difícil acertar.
Disfruten más de las ciudades a las que viajan y olvídense que cuando reservan un hotel, lo van a encontrar como si fuese hecho a su medida.
Un saludo

Por motivos de trabajo, frecuento hoteles alemanes. Dado que suelen ser de 4 estrellas, no debería tener de qué quejarme, pero me suelo encontrar con problemas con las camas.
ODIO las puñeteras fundas nórdicas, que no sé como son compatibles con la altura media germánica. A mí, que mido 1,84, me resultan SIEMPRE cortas, y como me gusta dormir tapado hasta el cuello se me destapan los pies invariablemente (cosa que me repatea). Y ese relleno hipercaloríco que le ponen tanto en invierno, como en verano, ¿qué sentido tiene, en una habitación bien climatizada en cualquier estación? ¡Mi reino por una simple sábana, con una manta si hace fresquito!
Otro capítulo aparte son las almohadas, en general e inexplicablemente de forma CUADRADA y blandurrias. Siempre me toca doblarlas por la mitad para no partirme el cuello.
No sé, a lo mejor lo que me falta es un manual de instrucciones para dormir correctamente en esas camas...

A mí me ha pasado lo siguiente, la semana pasada para ser más exactos. Vivo en Alemania, mis padres decidieron venir a verme por sorpresa, reservaron ellos el hotel, no hablan inglés ni alemán, así que escribieron en los comentarios que querían no fumador en español. Reservaron una habitacion lujo (pone en internet que tiene 25 m2 cuando las normales son de 17m2). Llegan al hotel, les dan la llave y cuando suben, la habitación es de las pequeñas. Cuando llego me cuentan lo que pasa, han ido a la recepción, pero nadie habla español. Bajo y le pregunto a la recepcionista de qué tipo es la habitación, me dice que normal, le digo que la reseva es de las grandes y que además está pagada. Me enseña otras habitaciones grandes, todas de fumador (mi madre es asmática y le sienta fatal). Como no hay otra me dice que espere al día siguiente a hablar con el encargado. Al día siguiente el encargado me dice que es de lujo la habitación y me enseña en la pantalla un word en el que lo pone (lo podría haber hecho yo misma en 1 minuto). Me puse de tan mala hostia que me fui a la habitación, cogi el plano de evacuación y un captura de pantalla de la web con las medidas de la habitación de lujo, cuando le dije, que o me estaba vacilando o hacían publicidad engañosa, y que quería hablar con su superior, me encontró una habitación adecuada en dos minutos e invitó a mis padres a desayunar al día siguiente.

Creo que pensaron que como escribieron el comentario en español, no iban a poder quejarse. Hotel de 3 estrellas.
Hay que tener cuidado y defender siempre nuestros derechos. No es la primera vez que nos pasa esto (en Londres y en Praga (5 estrellas) también, siempre cuando la reserva la hicieron mis padres y escribieron en español, cuando la hago yo, nunca. A partir de ahora las haré yo siempre y voy a coger la costumbre de llamar la semana de antes para cerciorarme que todo está bien, aunque me parece deprimente tener que hacer de policía con estas cosas, te echa a perder las vacaciones.

yo trabajo en la recepcion de un hotel,y aunque puede q haya cosas q pudieran mejorarse,nunca llueve a gusto de todos,y es muy dificil,por no decir imposible,q todos los clientes esten contentos.la gente se estresa en seguida,olvida como cambiar los canales de la tele(en su casa no tienen?),no se fijan ni te escuchan cuando les explicas como y donde estan las cosas,se pelean con el aire acondicionado(si esta en off,dificilmente saldra aire...),se dejan olvidadas sus cosas en habitaciones,hall,y demas espacios del hotel..y asi hasta el infinito...deberian ver las paginas de facebook "historias de trabajadores de hotel", o· recepcionistas anonimos",asi entenderian q la gente,cuando sale de casa,tiene q entender q keremos q se sientan comodos,pero no va a estar todo como en su casa...

yo trabajo en la recepcion de un hotel,y aunque puede q haya cosas q pudieran mejorarse,nunca llueve a gusto de todos,y es muy dificil,por no decir imposible,q todos los clientes esten contentos.la gente se estresa en seguida,olvida como cambiar los canales de la tele(en su casa no tienen?),no se fijan ni te escuchan cuando les explicas como y donde estan las cosas,se pelean con el aire acondicionado(si esta en off,dificilmente saldra aire...),se dejan olvidadas sus cosas en habitaciones,hall,y demas espacios del hotel..y asi hasta el infinito...deberian ver las paginas de facebook "historias de trabajadores de hotel", o· recepcionistas anonimos",asi entenderian q la gente,cuando sale de casa,tiene q entender q keremos q se sientan comodos,pero no va a estar todo como en su casa...

La primera noche nunca consigo, o apagar la tele que siempre esta encendido cuando llego, o la ultima luz. Me gustaria que a lado de la cama tenga todos los interruptores. Lo peor fue en EEUU: he quitado la bombilla y la he tirado a la basura

Que después de pagar 300 libras por la habitación te quieran cobrar por el sitio.

El checkout mañanero. Te estropea siempre tus últimas horas de vacaciones.

Eso creo que es bastante relativo. Veamos, tú ofertas unos servicios, esos servicios y comodidades tienen un precio; es más tu hotel tiene una categoría precisamente por eso. Bien, si por esos mismos servicios y comodidades (o incomodidades) en determinada época del año cobras más del doble, no creo que sea ley de la oferta y la demanda a eso se le llama aprovecharse. Desde luego nadie obliga a nadie; a mí nadie me ha obligado a ir a ese hotel, yo sabía más o menos lo que me podía encontrar, por eso y porque el personal no tiene la culpa, no me quejé ni pagué los platos rotos con ellos, pero eso no quita que se me quede la sensación de ¡madre mía!

Aimama.... a eso se le llama la ley de la oferta y la demanda...

Lo peor para mí es cuando se aprovechan de la época del año para cobrarte más. Desde luego la culpa es nuestra por consentirlo, ya se sabe, es lo que hay. Vengo de un hotel de Sevilla que me ha costado 140 euros sólo por habeme alojado en Semana Santa. El resto del año la misma habitación vale 65 euros. El agua del lavabo salía fría y sin presión, la cisterna hacía un ruido infernal, la tele no funcionaba (normalmente no la pongo cuando viajo, pero como hacía mal tiempo quería ver algún canal local para informarme). El tema de los ruidos pues entra dentro de lo normal, tampoco hay que ser tan quisquilloso. En fin, no me quejé en ningún momento y los recepcionistas fueron superamables, el tema es que por 65 euros no me parecería mal la habitación, pero por 140... lo malo es que al propietario no le da vergüenza cobrar esos precios ya que siempre va a haber alguien dispuesto a pagarlo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Turistario es una colección de curiosidades viajeras donde cabe la recomendación de una azafata, un chiringuito de película o el hotel con el mejor papel higiénico del mundo. Destinos, tendencias, souvenirs, muchas pistas y una sola recomendación en firme: Vayas donde vayas, usa protector solar.

Sobre el autor

Patricia Gosálvez

Patricia Gosálvez es periodista y colaboradora habitual de El Viajero y El País. Le gusta viajar, claro, pero se orienta regular y no ha visto los cinco continentes (¿o son siete?). Como turista tiene debilidad por la comida, la gente, la arquitectura y los tours más excéntricos que encuentra. Su lugar favorito del mundo es el sofá.

Nuevo Tentaciones

Eskup

Los blogs de el viajero

Archivo

mayo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

TWITTER

Patricia Gosálvez

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal