06 may 2011

Excursionistas del vacío

Por: Patricia Gosálvez

  Zona de relax / CARLES PRATS


Hay algo inquietante en un edificio vacío. Una poesía especial de ecos y abandonos.

Y hay quien hace safaris a estos inmuebles melancólicos para retratar la soledad y el hueco de lo que hubo. En internet triunfan los blogs y fotologs de los autoproclamados "exploradores urbanos". Gente que queda para colarse en lugares abandonados y tirar fotos  con un estricto código ético de "no tocar, no alterar".

Los fotógrafos profesionales también eligen retratar no-lugares en imágenes que hablan de una cultura de usar y tirar. Una exposición de Carles Prats sirve de excusa para hablar del tema y colgar algunas imágenes de estos excursionistas del vacío.

Colmena. / CARLES PRATS


Desde hace tres años el fotógrafo Carles Prats se ha dedicado casi exclusivamente a la caza y captura de espacios abandonados. "Despojos de la sociedad industrial, olvidados de la mano del hombre y cuya única compañía al visitarlos es el eco de mis propios pasos", dice el autor que expone online en la galería FotoAleph 48 de sus imágenes bajo el título Las ruinas de nuestro siglo.

Habitación secreta. / CARLES PRATS


Entre sus imágenes hay discotecas donde ya no luce nada, estaciones de servicio sin servicio y oficinas con archivos polvorientos que ya nadie consultará.

"Estos lugares tienen para mí una atmósfera especial... un olor característico, a viejo y cansado, a paso del tiempo", dice el fotógrafo.

En Internet hay toda una comunidad de exploradores urbanos (la exploración urbana, Expurb, también se llama infiltración o reality hacking en inglés) que se citan online para ir de excursión a lugares abandonados como si se tratase de monumentos.

Muchos de ellos son españoles como el Club C.E.L.A o Abandonalia.

En general estos turistas marginales tienen un código ético muy estricto, como se puede ver en la normativa del Club C.E.L.A:  

- No hacer ruido
- No ser vistos
- No romper ni destrozar nada
- Preservar el lugar de gente con intenciones dudosas

El viaje y la infiltración es una parte tan importante del asunto como la fotografía.  Prats, que trabaja como diseñador e ilustrador mural, explica que "normalmente la búsqueda implica adentrarse por carreteras y caminos al azar, así que suele ser siempre una experiencia novedosa que sirve para conocer nuevas ciudades o pueblos, y muchas veces te encuentras cosas que no te encuentras en tu día a día (que al fin y al cabo es la esencia de viajar)".

Los exploradores urbanos suelen ser cautos a la hora de dar detalles sobre la ubicación concreta de sus localizaciones: si se trillan, pierden su halo de misterio.

Entre los lugares de peregrinación abundan sanatorios, altos hornos, campos militares, fábricas derelictas y estaciones de tren. De Chernobyl a pueblos abandonados de castilla, el mundo está lleno de sitios que ya nadie quiere ver.

Entre mis imágenes favoritas de lugares que fueron está la obra de Rubén Morales.

   Triciclo. / RUBÉN MORALES

Morales (como Prats) no es un explorador urbano al uso, suele ir solo y es un fotógrafo profesional. Tira sus fotos con cámaras vintage y las revela  artesanalmente en papel de gelatinobromuro de plata, por lo que son doblemente meláncólicas. Tiene una preciosa serie sobre el tema titulada El cazador del silencio. Su ultimo destino: una casa señorial abandonada en un pueblo de Badajoz. "Intento transmitir lo que ya no está", dice.

Uno de sus lugares favoritos es la cabecera de la Estación del Norte, abandonada en medio de Madrid, pared con pared con el centro comercial y la estación remodelada de Principe Pío. "Bajo la soledad de sus techos altísimos es muy fácil imaginar el trasiego de aquellos viajeros antiguos con sus maletas de cuero sin rueditas", explica el fotógrafo.

     Estación del Norte. / RUBÉN MORALES


Os dejo con el increíble poema en prosa de César Vallejo No vive ya nadie en la casa, que un día me recitó un arquitecto. Creo que resume, hermoso, la magia que encierra un edificio vacío y viejo: sus muros no son solo de piedra, son, además, de hombres.

 

No vive ya nadie en la casa, de César Vallejo

—No vive ya nadie en la casa —me dices—; todos se han ido. La sala, el dormitorio, el patio, yacen despoblados. Nadie ya queda, pues que todos han partido.

Y yo te digo: Cuando alguien se va, alguien queda. El punto por donde pasó un hombre, ya no está solo. Únicamente está solo, de soledad humana, el lugar por donde ningún hombre ha pasado. Las casas nuevas están más muertas que las viejas, por que sus muros son de piedra o de acero, pero no de hombres. Una casa viene al mundo, no cuando la acaban de edificar, sino cuando empiezan a habitarla. Una casa vive únicamente de hombres, como una tumba. De aquí esa irresistible semejanza que hay entre una casa y una tumba. Sólo que la casa se nutre de la vida del hombre, mientras que la tumba se nutre de la muerte del hombre. Por eso la primera está de pie, mientras que la segunda está tendida.

Todos han partido de la casa, en realidad, pero todos se han quedado en verdad. Y no es el recuerdo de ellos lo que queda, sino ellos mismos. Y no es tampoco que ellos queden en la casa, sino que continúan por la casa. Las funciones y los actos se van de la casa en tren o en avión o a caballo, a pie o arrastrándose. Lo que continúa en la casa es el órgano, el agente en gerundio y en circulo. Los pasos se han ido, los besos, los perdones, los crímenes. Lo que continúa en la casa es el pie, los labios, los ojos, el corazón. Las negaciones y las afirmaciones, el bien y el mal, se han dispersado. Lo que continua en la casa, es el sujeto del acto.

 

 

Hay 5 Comentarios

Que me disculpe la autora de el articulo, pero ese no es un poema de Cesar Vallejo, no es su estilo, demasiado descriptivo y sin metaforas y lo que mas me hace dudar es lo de que las funciones se van en avion.

Que me disculpe la autora de el articulo, pero ese no es un poema de Cesar Vallejo, no es su estilo, demasiado descriptivo y sin metaforas y lo que mas me hace dudar es lo de que las funciones se van en avion.

menos mal que te tengo en FRENTE

A mí también me llaman la atención esos espacios

QUE BELLEZA!!!
NO QUIERAS VER LAS CLOACAS QUE YO ADMINISTRO

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Turistario es una colección de curiosidades viajeras donde cabe la recomendación de una azafata, un chiringuito de película o el hotel con el mejor papel higiénico del mundo. Destinos, tendencias, souvenirs, muchas pistas y una sola recomendación en firme: Vayas donde vayas, usa protector solar.

Sobre el autor

Patricia Gosálvez

Patricia Gosálvez es periodista y colaboradora habitual de El Viajero y El País. Le gusta viajar, claro, pero se orienta regular y no ha visto los cinco continentes (¿o son siete?). Como turista tiene debilidad por la comida, la gente, la arquitectura y los tours más excéntricos que encuentra. Su lugar favorito del mundo es el sofá.

Nuevo Tentaciones

Eskup

Los blogs de el viajero

Archivo

mayo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

TWITTER

Patricia Gosálvez

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal