TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Instintos básicos

Por: | 28 de junio de 2011

Thumbnail 

Son dos mundos alternativos: de un lado, la España eterna, la que debate apasionadamente los instintos primarios, elementales. De otro, la España de los profesionales y allegados de la política, aquella que debate temas y problemas que afectan a todos pero que lo hacen con un estilo que aleja a las mayorías.

La quintaesencia de la primera, la de los instintos básicos (el hambre, la supervivencia, el sexo o la muerte), es Telecinco y sus programas-estrella Sálvame, Sálvame de Luxe y Supervivientes. Incluso sus informativos muestran descaradamente su fascinación por los homicidios, atropellos, violencia doméstica, etcétera. Han tomado la antorcha de un diario que hace décadas dejó de publicarse pero que durante años fue legendario: El Caso.

La segunda, la de los profesionales y allegados de la política tiene en el debate sobre el estado de la Nación su punto cenital. Los largos discursos de Zapatero y Rajoy serán escudriñados hasta la saciedad. El PP, de una y mil maneras distintas, concluirá con seguridad en un eslogan que repiten con constancia desde hace tiempo: "Convoque elecciones ya", que no es sino otra formulación del "Váyase señor González". La derecha tradicional considera que el país es un local público, de su propiedad, naturalmente, en el que la única norma es la de "Reservado el derecho de admisión" y, por lo tanto, si entra en el mismo alguien que no es de su familia, de su tribu, se tiene todo el derecho del mundo a expulsarle de la sala. El Gobierno, contratacará también de varias maneras: la herencia de la cultura del ladrillo y el pelotazo fácil, la insolidaria política social o  la pacata moral sobre las costumbres y hábitos morales. En su contra, con datos objetivos: el número de parados y la lenta, muy lenta, recuperación económica.

La ciudadanía, por su parte, se engancha mayoritariamente a las broncas tabernarias de la quinta cadena que, a su vez, hace tiempo que descubrió lo innecesario de buscar noticias o historias de interés fuera de sus propios platós. ¿Para qué esforzarse con corresponsales o enviados especiales en busca del análisis y la información de los hechos si son capaces de mantener la elevada audiencia con los problemas de los propios tertulianos?

¿Qué prodigiosa mente se ha dado cuenta de que la boda de uno de sus protagonistas habituales -Luis Rollán- puede rellenar horas y horas de programas consecutivos, repitiendo los mismos argumentos pero con una intensidad y pasión inigualables? ¿Cómo no se le había ocurrido a nadie antes el que un acontecimiento social íntimo y minoritario podía generar tanto interés? Probablemente porque la mencionada boda no lo tenía pero con la habilidad de la cadena y de sus profesionales de la bronca, lo convierten en un fenómeno endogámico, excesivo y, al parecer, con un enorme tirón entre los espectadores. En fin, lo que no consiguen los políticos y sus analistas, lo consiguen unos cuantos tertulianos despotricando sobre las pequeñas miserias del ser humano.

Hay 4 Comentarios

Perdón, pero mi anterior comentario no estaba destinado a este artículo. Lo siento.

Pues yo entiendo perfectamente el comportamiento de IU en Extremadura. Y es que los alcaldes socialistas se han convertido, muchos de ellos en costra, de ésa que queda en las sartenes de hierro y que no hay quien la saque. Su política es idéntica a la del PP y por lo tanto no hay diferencia. Véase el sr. Monràs, alcalde de Mollet, pirata gubernamental y sátrapa recalcitrante. ¿Por qué votarles a ellos y no a los del PP?

Todos conocemos la solución: EDUCACIÓN. Una buena educación ética, ciudadana y académica. Pero los educadores están metidos en el sistema y también un alto porcentaje de ellos ve telecinco, esa espantosa cadena. Difícil será que ellos sepan educar en el rechazo a una cadena (y todo lo que ella encierra) si ellos mismos la contemplan.

Muy buena critica, tienes mucha razón, pero no podemos hacer nada por acabar con ese tipo de tertulias siempre hay alguien despotricando de algo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal