TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

El humor frente a la manipulación histórica

Por: | 26 de julio de 2011

1306165615300 

Cuando una cadena apuesta decididamente por un nuevo producto, cuando se vuelca en su lanzamiento previo, puede ocurir que decepcione o, en algunas ocasiones, confirme la mencionada apuesta. TVE hizo una intensa campaña de promoción de su nueva serie Plaza de España, una comedia seriada sobre la guerra civil. El resultado fue aceptable aunque con algunos reparos.

 En primer lugar hay que destacar la aceptación popular de los dos primeros capítulos: un 20,9% y un 19,9% respectivamente, es decir, los dos capítulos tuvieron casi tres millones de espectadores cada uno de ellos. En segundo lugar, destacaría los guiones de Abraham Sastre y David Troncoso, y muy espcialmente los diálogos. Con frecuencia el cine y las series de televisión españolas adolecen de unos diálogos naturales. Tienden a la impostación, a un sobrepeso de lo literario sobre el habla común. En Plaza de España eso no ocurre. En tercer lugar destacaría la interpretación de una serie coral en la que, entre otros muchos, destacan Gorka Otxoa, Javivi Gil y Enrique Villén. Se mantiene, pues, esa ya larga tradición de excelentes actores secundarios que reivindicó y demostró su excelencia Luis García Berlanga, un realizador al que siempre asociaron los responsables de esta serie y la propia TVE en su campaña de lanzamiento.

En realidad cualquier narración coral en la que predomine lo cómico sobre lo trágico, con algún toque esperpéntico, se asocia al director de La vaquilla. Las diferencias, sin embargo, son notables. La realización del plano-secuencia tan característica de Berlanga no existe en la serie dirigida por María Cereceda y Rafa Parbus. Y lo que es peor, Berlanga no hubiera aceptado esos decorados de estudio de cartón piedra tan distanciadores de lo verosímil. Esa recreación de la Plaza de España del pueblo de Peñascales es infumable si lo que se busca es credibilidad. Como lo es también los decorados de los interiores. Es probable que rodar en estudio sea más cómodo y económico que hacerlo en exteriores e interiores reales -sobre todo si se utilizan los muy subvencionados estudios de la Ciudad de Luz de la generalitat valenciana, que no se si es el caso-, pero desde el neorrealismo italiano a series españolas como Dr. Mateo, es evidente que las ventajas son muy superiores a los inconvenientes.

Por último cabe hacer alguna referencia al tono de la serie. Si se bucea algo por la red se encuentra uno con bastantes comentarios negativos sobre la serie, escritos básicamente desde la perspectiva de quienes la consideran una falta de respeto hacia una guerra civil que costó tantos cientos de miles de muertos y tanta crueldad. Creo que no es así. La serie se enmarca en una guerra que sucedió hace más de 70 años, es decir, que la inmensa mayoría de la población no la vivió, aunque sí sus consecuencias. El humor siempre es liberador. Tratar con desenfado lo ocurrido hace décadas es mucho más saludable que tratar de mixtificar y manipular la verdad histórica como hacen tantos gurús del catastrofismo. Plaza de España, como La vaquilla y Amanece que no es poco, filme de José Luis Cuerda que creo tiene más relación con la serie que la película de Berlanga, no pretenden ser cronistas de un tiempo y un país. Pretenden entretener al espectador desde el humor y la heterodoxia, sin reiventar la historia.

Hay 13 Comentarios

Por mucho que sea una sitcom, los decorados no tienen por qué ser cutres. Los podrían haber trabajado un poco más.

Me pregunto como se puede ser critico de algo sin saber ni tan siquiera lo que se critica. Para empezar compara a una SITCOM y sus decorados con la filmografía de BERLANGA. ¡Por dios se trata de una SITCOM y por tanto, como en casi todas, no hay exteriores. Y no es tan dificil documentarse para opinar con fundamento: No es que no se ruede en la ciudad de la luz esta serie sino que Doctor Mateo, la que pone de ejemplo, se rueda en un plató de Madrid y los exteriores en Lastres pero, vuelvo a repetir, no es una SITCOM y por los trucvos del cine pensó que se tratara de decorado natural. Por cierto que no se a qué viene ese empeño en el recurso del plano secuencia (que Berlanga utilizaba según le venía en gana pero jamás como recurso único) lo que supone un despliegue de producción incompatible con una SITCOM. Me alucina que en un medio tan prestigioso pueda alguien escribir sin saber que se está viendo.

Me pregunto como se puede ser critico de algo sin saber ni tan siquiera lo que se critica. Para empezar compara a una SITCOM y sus decorados con la filmografía de BERLANGA. ¡Por dios se trata de una SITCOM y por tanto, como en casi todas, no hay exteriores. Y no es tan dificil documentarse para opinar con fundamento: No es que no se ruede en la ciudad de la luz esta serie sino que Doctor Mateo, la que pone de ejemplo, se rueda en un plató de Madrid y los exteriores en Lastres pero, vuelvo a repetir, no es una SITCOM y por los trucvos del cine pensó que se tratara de decorado natural. Por cierto que no se a qué viene ese empeño en el recurso del plano secuencia (que Berlanga utilizaba según le venía en gana pero jamás como recurso único) lo que supone un despliegue de producción incompatible con una SITCOM. Me alucina que en un medio tan prestigioso pueda alguien escribir sin saber que se está viendo.

Estimado Harguindey. Totalmente de acuerdo en que los actores son muy buenos. Janfri Topera, Gorka Otxoa, etc...
Hasta ahí todo conforme. El resto es insultante. Todavía no se ha sacado a todos los muertos de las cunetas ¿y se hacen gracietas, por ejemplo, con un coronel sublevado que saca la pistola y amaga con matar a los rojos oficiales del pueblo?. Todos sabemos que durante 40 años no amagaron, mataron. Sin piedad. Era la esencia de aquel régimen Y esto encima lo firma el nieto de un alto oficial franquista, Troncoso, diciendo que de un comentario de aquel sublevado contra el gobierno legítimo de la República parte toda la idea en torno a la que gira la serie. ¿Nos hemos vuelto locos?. ¿Se ha lanzado otra vez el grito de "Muera la inteligencia"?.
Y de postre, ¿qué?. ¿"El valle de las sombras" de Jerónimo Tristante la novela del año, la explicación definitiva de la guerra civil?. Le recomiendo que se dé una vuelta por el número de julio de 2011 de "La novela antihistórica" y se ponga en antecedentes de la herida histórica por la que respira este país todavía y de la clase de problema que están generando series como esa -pagadas con el dinero de todos, por cierto- o la política editorial de las grandes empresas españolas.
Y, a propósito, ¿han suprimido a la defensora del lector en "El País"?. Me extrañó no ver esa sección este domingo en su periódico. Parece que últimamente retrocedemos en lugar de avanzar.

¿Tan bajo tenemos el listón de las series españolas que consideramos bueno este engendro? Esta serie ha funcionado porque está en una cadena cuyo público no cambia de canal porque tiene artrosis, y porque se ha estrenado en verano donde no hay nada que ver en otras cadenas (exceptuando el capítulo 323456 de CSI).

Abraham Sastre y David Troncoso son los creadores de la serie, quizás a eso se refiere el crítico. Efectivamente Montero y Maidagán son los guionistas de estos dos capítulos.

Estimado Harguindey, si bien estoy de acuerdo en muchos de tus comentarios -especialmente en la última reflexión sobre hacer humor de la Guerra-, debes por favor leer los créditos de una serie antes de escribir sobre ella. Según los créditos, los diálogos son de Montero y Maidagán. No dice en ningún sitio que esté rodado en la Ciudad de la luz. Y sobre todo... esa serie es una sit-com, no es Downton Abbey. Los decorados se corresponden con el tipo de producto. Me recordó a Aló-Aló, sigue esa línea. Si nos la hubieran vendido como un "gran clásico" hubiera sido otra historia, pero TVE ha sido muy clara en sus promos. Ah, y el pueblo es verdad que se llama Peñaseca, no Peñascales. Gracias.

¿quién ha escrito los guiones? Nadie ha contestado

A mí me a gustado mucho. No sé por qué le dais vueltas a cuál es el pueblo. Los diálogos, uenísimos

El pueblo se llama Peñaseca.

Pues si no sabes donde está rodado, informate. Estamos en una sitcom y los decorados son decorados de sitcom. A estas alturas deberíamos saber diferenciar una peli de Berlanga de una sitcom, con una película se pueden hacer igual 20 capítulos de Plaza de España.

Sólo decir que los guiones, según los créditos de la serie, son de Montero y Maidagán. Y supongo que la grabación en plató es porque cuesta la décima parte que grabar en exteriores. Saludos.

Completamente de acuerdo. Creo que lo que mejor tiene el cine y las series españolas son el humor, pero también creo que se explota poco. Los guionistas, productores, etc... están tan preocupados de hacer un trabajo dramático que llegue al espectador, que se olvidan de que nuestra mejor baza es el humor y no juegan con ella. Es verdad que esta nueva serie tiene fallos, que además se estrena en una mala época y que no tendrá la aceptación que se merece, pero juega con el humor (algo que se necesita y mucho) y con buenos actores que pueden llevarlo a cabo.
Espero que tengan suerte...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

junio 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal