TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

De Copenhague a Seattle

Por: | 02 de septiembre de 2011

Mireille-enos-the-killing-slice

En la noche de ayer la cadena de pago Fox Crimen estrenó los dos primeros capítulos de The killing, una de las series más esperadas de la temporada. Lo cierto es que no defraudó. AMC vuelve a demostrar su gran capacidad de producción, su gusto y, sobre todo, el considerar que el hipotético espectador de sus productos es alguien capaz de entender y degustar las historias complejas, maduras, algo que se agradece en tiempos en los que la mayoría de las propuestas televisivas y cinematográficas parecen destinadas a descerebrados o eternos inmaduros.
AMC, la gran rival de la otra gran productora norteamericana de televisión HBO, decidió adaptar la serie danesa Forbrydelsen con algunas diferencias: si la serie original tenía 20 capítulos y transcurría en Copenhague, la norteamericana -en su primera temporada- consta de 13 capítulo y se desarrolla en Seattle. Las tramas, al parecer, son similares en el punto de partida para ir diferenciándose en algunos de los personajes e historias secundarias y con un final más abierto en la serie de AMC. En cualquier caso, la dos muestran las complejas investigaciones que llevan a cabo la inspectora Sarah Linden y el inspector Stephen Holder para resolver el asesinato de la joven Rosie Larsen, con un estilo narrativo sobrio, alejado de efectismos y una extraordinaria interpretación, al menos en la serie norteamericana.
La actriz Mireille Enos (la inspectora Linden) es un alarde contención, de buen hacer. Es, sin duda, uno de los grandes atractivos de la producción. Todo parece indicar que AMC ha vuelto a dar en el clavo una vez más, tras las excelentes Mad Men, The Walking Dead, Breaking Bad y Rubicon. Por cierto, a partir de octubre la cadena de pago AXN emitirá la serie original, la danesa Forbrydelsen, con lo que el espectador español podrá comprobar las similitudes y diferencias entre las dos versiones.
Ya en terrenos más próximos, habrá que dejar constancia de la consumación parlamentaria de la reforma constitucional con los votos del PSOE, el PP y UPN. Son dos los argumentos esgrimidos por los partidos mayoritarios para defender la reforma: garantizar el Estado de bienestar y ofrecer a los mercados una señal clara de estabilidad económica. Las garantías de las conquistas sociales no parecen ser muy sólidas. De hecho, la mayoría de las decisiones de los gobiernos central y autonómicos encaminadas a disminuir el déficit público (sobre todo los de Castilla-La Mancha, Madrid y Cataluña, es decir, donde gobiernan la derecha tradicional -PP- y la derecha nacionalista, CiU) se han dirigido, fundamentalmente, a recortar gastos en Educación y Sanidad, dos de los pilares del mencionado Estado de bienestar. Lo de la estabilidad económica, el guiño a los mercados, habrá que dejar correr el tiempo. ¿Qué razones ofrecerán nuestros padres de la patria si dentro de un mes, un semestre o un año, los mercados deciden volver a machacar la frágil economía española?

De la cima al pozo

Por: | 01 de septiembre de 2011

335532_1

En septiembre de 2005 se presentó en el Festival de Venecia, el filme Viva Zapatero!, un documental de la italiana Sabina Guzzanti, y en el que al ensalzar la labor del presidente español lo que en realidad quería resaltar era la desgraciada gestión de Silvio Berlusconi. En 2011, el mismo Festival veneciano presentaba en su primer día de proyecciones The Ides of March, un demoledor análisis de la clase política norteamericana firmado por George Clooney, quien explicó que el proyecto inicial se había paralizado al triunfar en EE.UU Obama pero que dos años después, y visto lo visto, se puso nuevamente en marcha. Seis años de diferencia entre los dos largometrajes y una evolución común: de la esperanza a la desesperación.
Pocos líderes políticos fueron más admirados internacionalmente en su arranque presidencial que José Luis Rodríguez Zapatero. Decisiones políticas que hacían progresar los derechos civiles le colocaron en la cima de la popularidad hasta el punto de que destacados socialistas dijeran algunas tonterías tan altisonantes como la declarada por Leire Pajín: "La coincidencia de Obama y Zapatero será un acontecimiento histórico para el planeta", equiparable a la que en su día dijo Emilio Butragueño sobre su presidente: "Florentino Pérez es un ser superior".
Pues bien, entre acontecimientos históricos planetarios y seres superiores nos luce el pelo. Uno, con un fin de legislatura chapucero, capaz incluso de modificar la Constitución por la puerta de atrás, y el otro, al frente de un club que siempre alardeó de señorío y que se está convirtiendo en un equipo comandado por un macarra de barrio. Como diría un castizo masoquista: "Menos mal que siempre nos quedará Cospedal".
La audiencia televisiva del miércoles tiene dos datos destacables: de un lado la serie española Punta Escarlata lideró los programas de su hora de emisión (Telecinco, 22.45 horas), con algo más de 1.600.000 espectadores, refrendando el buen hacer de los responsables de esa especie de Twin Peaks a la española, y El Intermedio, en su nueva etapa también liderada por Wyoming, mantiene un nivel más que aceptable con su millón de espectadores. No todo son malas noticias.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal