TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Todo pasa y todo queda

Por: | 16 de noviembre de 2011

Images

En la noche del martes, la 2 emitió en su programa Versión española El pìsito, el espléndido filme de Marco Ferreri con guión de Rafael Azcona. 523.000 espectadores contemplaron las tribulaciones de un agobiado José Luis López Vázquez y su sempiterna novia (Mary Carrillo) para conseguir un piso y poder casarse. Estábamos en 1959, año en el que Franco inaugura el Valle de los Caidos, se rompe una presa en Ribadelago (Zamora) y mueren 144 habitantes y se funda ETA, entre otras muchas cosas. 52 años después, se estrena Cinco metros cuadrados, película dirigida por Max Lemcke y en la que se muestran las tribulaciones de Fernando Tejero y su novia, Malena Alterio, para comprar un modesto piso en las afueras de la ciudad. Estamos en 2011, Franco ha muerto hace 36 años, últimamente no se ha roto ninguna presa y ETA anunció hace unas semanas que abandonaba definitivamente las armas. Hay cosas que, al parecer, no cambian nunca, o casi nunca.
Algo ha cambiado, al menos de momento, en la respuesta a aquellos programas que traspasan los límites de lo razonable. La Noria, por ejemplo, está sufriendo en sus carnes su particular concepto de la libertad de expresión al invitar, pagar y ocultar el rostro de la madre de un condenado por encubrimiento de asesinato. Ya no le quedan anunciantes. Telecinco y los productores del programa ya han encontrado explicación: maniobras en la oscuridad. Sugieren que detrás de la denuncia del programa y la propuesta del boicoteo publicitario se encuentran intereses comerciales de la competencia.
Les pasa lo mismo al Gobierno catalán de CiU: la huelga de los médicos -poco después de la muerte de María del Carmen Mesa, tras 65 horas de deambular de hospital en hospital por un diagnosticado aneurisma- ya tiene un culpable: los recortes que ha ordenado el Gobierno central. Los culpables son siempre los otros. Ni Telecinco ha reconocido su error al invitar a un personaje como la madre de El Cuco en pleno proceso judicial, ni el Gobierno catalán reconoce que sus recortes drásticos en materia de sanidad han irritado profundamente al gremio médico y ha rebajado notablemente la asistencia sanitaria a la ciudadanía. Esa absoluta falta de autocrítica parece ser, también, otra constante española.
Resulta sorprendente que el mundo del fútbol sea uno de los escasos ejemplos de la anhelada autocrítica. España jugó un partido amistosa en Costa Rica ( 5,3 millones de espectadores), tras un largo viaje en plena competición liguera auspiciado por la codicia de la Federación, empató a 2 y tanto el técnico como los jugadores reconocieron que habían jugado mal. No se acabó el mundo.

Hay 3 Comentarios

muy buena cronica, me ha gustado.

que actores mas logrados!

que actores mas logrados!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal