TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Togas como champiñones

Por: | 24 de enero de 2012

Images

La estupenda serie norteamericana The Good Wife demuestra la habildad de los hermanos Scott para producir entretenimiento a la vez que entronca con una larga tradición de la televisión. Desde Perry Mason a nuestros días se podría hilvanar una historia de la pequeña pantalla a través de los bufetes de los abogados. Si trasladáramos esa posibilidad a los juzgados, salas, pasillos y despachos españoles relacionados con la justicia, el resultado sería una historia de la humanidad vista desde el esperpento al sainete, desde la infamia a la estupidez. Bastaría con situar cámaras ocultas en unos cuantos tribunales y bufetes estratégicos para compendiar toda la mezquindad del ser humano.
Hoy surgían las togas como champiñones. Los telediarios y tertulias no daban a basto para ir de un tribunal a otro. Incluso la calle se llenó de protestas vinculadas al quehacer de los jueces y sus sentencias. Garzón era la estrella internacional. Nadie entiende nada salvo el magistrado Varela, algún grupo de extrema derecha y unos cuantos tertulianos de la exultante caverna. No se juzga a Garzón, se está juzgando al sentido común de la ciudadanía.
Al duque de Palma, por su parte, le pasa lo que a Mourinho: se han convertido en manantiales informativos. No hay un sólo día en el que no produzcan algún sobresalto al personal. Que si dan de alta a tres empleados fantasmas en su empresa para desgravar impuestos aunque eso suponga estafar a la seguridad social. Que si ya está preparando su marcha del Real Madrid porque no se le puede hacer el menor reproche. De momento, el más fantasmal es el propio duque del que se sabe de sus idas y venidas pero no le ha visto nadie salvo ese paciente y educado comemarrones que es el abogado Vives. Del permanentemente tenso portugués, en cambio, se sabe y se le ve demasiado. Se sabe que tiene un punto barriobajero, como Pepe, el central. Se sabe que su incapacidad para conectar con los medios de comunicación es total. De su vanidad lo mejor que se puede intuir es que es la tapadera de su timidez. En cualquier caso, y al igual que al magistrado Varela, sólo le entienden los de la extrema derecha del fondo sur.
Después están los de Milano y Forever Young. Procesados y jurados encerrados las 24 horas del día para dilucidar si la aceptación de la culpabilidad que presentó en su día por escrito Francisco Camps, y retiró en el tiempo de descuento de la fase previa al juicio, era auténtica o un ejercicio de masoquismo. Y si faltaba la guinda para el enorme pastel judicial, pudimos ver y oir a ese gran delincuente empresarial que es Ruiz Mateos llamar "mierdas" y "maricones" a los jueces. En honor a la verdad hay que señalar que su amplia prole -procesada también por estafa, en un claro homenaje a su progenitor al seguir la tradición familiar- mantuvo la boca cerrada.

Hay 1 Comentarios

No se ha mencionado ninguna mujer,osea que el mundo leguleyo le pertenece al hombre,quizá con algún toque femenino otras sentencias nos caerían o ciertos juicios no se producirían, lo de Garzón da pena, seles ve 'la toga'.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal