TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Tiempo de excesos

Por: | 19 de enero de 2012

Mujeres-desesperadas-vuelve-fox-partir-del-22-L-1

Hoy comienza el Gran Hermano número 13. Un exceso. La condición humana tiene ya su particular espejo. Un grupo de 10 personas se encierra voluntariamente en una casa en la que todo es retransmitido televisivamente durante las 24 horas del día. En esta ocasión, la gran novedad es una ducha transparente. Siempre hay que alimentar el morbo. Naturalmente cuantas más broncas, bajezas y mezquindades, más audiencia. Lo sorprendente es que tanto los concursantes como los espectadores ya han presenciado antes el mismo programa en doce ocasiones. Todos llegan con el colmillo retorcido.
No hay sorpresas y sí la constatación de las torpezas del ser humano para relacionarse socialmente, lo que, al parecer, resulta gratificante para los espectadores que en esta ocasión, además, alcanzan la condición de voyeurs. El programa se ha emitido ya en 87 países aunque el éxito más rotundo lo alcanzó en España. Para la edición de 2012 se han elegido a la decena de particpantes entre 70.600 aspirantes. Parece una oposición al Cuerpo Nacional de Policía. Mercedes Milá será una vez más la señorita Rottermeier del programa. El reto es superar la audiencia de Gran Hermano 12: 2.600.000 espectadores de media. Telecinco tratará de ser la reina de los jueves. Usted decide.
Pero los excesos no se ciñen al reality orwelliano. Los hay por todas partes, desde los disparates que se le ocurren al madridista Pepe cuando desahoga su impotencia en la mano de Messi a la alcaldesa de Valencia, para la que el que anualmente le regalen un bolso de Louis Vuitton entra dentro de lo normal. ¿A quién no regalan todos los años un Vuitton, por favor...?
La ficción televisiva también se deleita en los excesos. La noche del miércoles en Fox es un puro delirio sentimental. Comienza con un nuevo capítulo de Revenge, un melodrama que en su lanzamiento comercial se la describe como "libre adaptación de El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas", por mas que esta vengativa condesa (Emily VanCamp es la joven protagonista) poco o nada tenga que ver con el extraordinario personaje del novelista francés. El marketing ya no respeta ni a los clásicos. En todo caso, Revenge es un folletón actual situado en los elitistas Los Hamptons, esa especie de Costa Azul de los neoyorquinos ricos y famosos, que está mucho más cerca de series como Dallas que de Alejandro Dumas.
Pero la noche de los miércoles en Fox alcanza su cumbre sentimental con la octava, y última, temporada de Mujeres desesperadas, el gran culebrón creado por Marc Cherry y que ha conseguido una audiencia media en Estados Unidos de 15 millones de espectadores. Esa temporada comienza con un homicidio encubierto por la peña femenina de Wisteria Lane y, ciertamente, no sabemos como acabará pero con toda seguridad asistiremos a una enorme desfile de todo tipo de sentimientos: enamoramientos, separaciones, rencores, una habilidosa montaña rusa de lo que se suele llamar el espíritu humano.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal