TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Desequilibrios

Por: | 21 de febrero de 2012

Images

No es de extrañar que la nueva prueba que tienen que superar los protagonistas de Gran Hermano consista en recoger unas monedas de oro mientras dos de las concursantas, sin que lo sepan el resto, tendrán que robar 50 de las monedas acumuladas. Mientras unos trabajan, otros roban. Los defensores del concurso suelen alegar que la casa de Guadalix es un microcosmos que reproduce y representa al conjunto de una sociedad. Puede ser. En todo caso la nueva prueba sí resulta bastante significativa de los desequilibrios morales que se viven en España.
El informático y profesor universitario mallorquín Damián Vidal, por su parte, está predestinado a entrar en el pabellón de la fama de los presuntos delincuentes de guante blanco. Según informa El País, ayer solicitó ser examinado por un psiquiatra forense antes de que comenzara el juicio por cuatro delitos que ya se han convertido en clásicos: malversación de fondos públicos, prevaricación, cohecho y fraude a la Administración, por los que el fiscal solicita 14 años de cárcel y una indemnización a la empresa pública balear Bitel de 700.000 euros, que es la cantidad presuntamente defraudada con una visa excesivamente caliente y fácil. Lo extraordinario del asunto es que el principal argumento de su hipotético desequilibrio es que "no sabía decir que no" ni contener su pasión por el gasto. Efectivamente, y como ya nos habían enseñado magistralmente Azcona y Berlanga en sus películas, todas las calamidades que sufre el ser humano tienen su origen en "no saber decir que no", desde el verdugo al industrial catalán de La escopeta nacional.
Faltan poco menos de cuatro días para que Iñaki Urdangarin conmueva en directo todos los telediarios y tertulias televisivas, lo que incluso puede a llegar a resultar un alivio para el espectador. Hasta ese cenital sábado mallorquín, las cadenas generalistas no paran de producir programas enlatados sobre el corredor de fondo y su presunta soledad. Ayer fue el especial de Antena 3, un amplio programa bien documentado, con bastantes entrevistas e imágenes poco vistas y sin ninguna aportación novedosa a lo que diariamente se informa en la prensa escrita y recogen los informativos. Hoy, Telecinco, ofrecerá, también en su horario estelar, otro programa de Materia reservada sobre tan insigne imputado. Urdangarin es, junto con José Bretón, los dos mayores filones informativos de la actualidad. Es más, si el yerno del Rey, mediante alguna argucia legal, hubiera podido registrar mercantilmente su nombre, con sólo los derechos de autor que recibiría de las televisiones habría ingresado en cualquiera de sus numerosas cuentas corrientes, nacionales o extranjeras, mucho más que lo que recibió sin ánimo de lucro el Instituto Nóos.
Y puestos a hablar de Institutos, no conviene olvidarse del Instituto Luis Vives de Valencia. La reacción policial ante las concentraciones estudiantiles para protestar por los recortes a la educación pública fue de todo menos equilibrada. Como diría el jefe superior de Policía de Valencia, citando a Carlos Salvador Bilardo, entrenador argentino de fútbol: "Al enemigo, ni agua". Lástima que los recortes aplicados por los herederos de ese excelso gestor que fue Francisco Camps no hubieran llegado también al tamaño de las porras de los aguerridos poicías nacionales. De haber sido así, ahora la represión sería aún menos que anecdótica.

Hay 2 Comentarios

Me quedo con lo de Valencia y el tufo al pasado,antes ivan de grises y ahora van mas maqueados que los yanquis con sus viseras,porras y subfusiles,ante personas de 12 años masacrándoles porque piden no pasar frío en las aulas porque sus gobernantes se han comido todo lo que han podido incluso el Banco de Valencia y no queda mas,llegaron los que estaban recluidos ante el PSOE para desmandarse y acojonar al personal a gusto,es como soltar una manada de perros hambrientos que hacen simplemente lo que les han enseñado, cría cuervos que te sacaran los ojos. ¡Viva Valencia!!l,espejo, equivocación y admiración de una gente denominada PP.

No se crea Sr. Sánchez; a falta de porras buenos son puños; por cierto, ¿no se fijaron en los golpes que daba dicho jefe en su mesa cuando decía lo "del enemigo"? Al más puro estilo tabernario, muy propio y definotorio de la calaña del individuo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal