TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

Isabel, Josep y Guillermo

Por: | 06 de marzo de 2012

Images

Vaya por delante que el programa que arrasó en la noche de ayer fue el primer capítulo de la miniserie Mi gitana (Telecinco), una biografía cinematográfica de Isabel Pantoja: 3.799.000 espectadores y que tuvo en su cadena una autopromoción tan avasalladora como plasta. No había programa del corazón de la cadena en el que desde una semana antes se comentara diariamente la serie, destacando sobre todo el morbo de una posible relación sentimental entre la cantante y Encarna Sánchez, la locutora de radio más popular y autoritaria que se recuerda. Y fue precisamente esa exaltación morbosa la que encandiló y/o enfadó a los twitteros, ese cada vez mayor segmento social que necesita ir comentando lo que ve con la única condición de que no sobrepasen los 140 caracteres. En el ranking mundial de los tweets (se calcula que se escriben 65 millones diarios), Mi gitana alcanzó el número uno (trending topic mundial). Son datos que marean pero de los que resulta difícil concluir que son positivos. En todo caso la serie arrasó.
Otro de los temas que lleva ya varios días en el candelero de los programas deportivos es la renovación, o no, de Josep Guardiola como entrenador del Barça. Es, probablemente, uno de los deportistas más sensatos de los que están en activo. Suele ser mesurado en sus opiniones y procura que la racionalidad de sus argumentos pese más que los arrebatos pero se ha metido él sólo en un buen lío al no querer precipitarse a la hora de firmar un nuevo contrato. Los informativos deportivos ya no saben que hacer para tratar el tema desde perspectivas nuevas. Alguna cadena llegó incluso a enviar a sus reporteros al pueblo natal de Guardiola y hablar con el párroco de Sampedor, mientras otra filmaba a los niños de un pueblo de Girona que cantaban una canción en la que se pedía la tan anhelada renovación. Un disparate que bordea la histeria colectiva. Aunque no es previsible, si Guardiola decide no renovar habrá que estar al tanto de las posibles inmolaciones individuales o colectivas.
Por último, dejar constancia de la presentación del primer volumen de las Obras Completas de Guillermo Cabrera Infante, uno de los mejores escritores en lengua castellana del siglo XX y, también, un hombre radicalmente vinculado a la cultura audiovisual. Gran espectador, espléndido crítico y guionista cinematográfico, El cronista de cine es el título del primero de los ocho volúmenes que recopilarán su extraordinaria narrativa. Un triunfo del estilo y la calidad literaria de quien tuvo que exiliarse de la Cuba castrista para poder ejercer libremente su oficio.

Paranoia

Por: | 05 de marzo de 2012

índice

El programa Salvados, emitido el domingo por La Sexta (1.486.000 espectadores), fue monográfico y sorprendente. Una larga entrevista de Jordi Évole con el expresident de la Generalitat Jordi Pujol. Sorprendente por varias razones. En primer lugar, la habitual insistencia del entrevistador para aclarar situaciones confusas protagonizadas por el entrevistado brilló por su ausencia. Cuando Jordi Pujol explicaba que el actual desastre económico de España procedía de los años 70 y 80, décadas en las que, al parecer, nos habíamos comportado como nuevos ricos, lamentamos que no hubiera alguna pregunta de Évole sobre el caso Banca Catalana, de la que el señor Pujol era vicepresidente ejecutivo. Fueron procesados a instancia de los fiscales Mena y Villarejo los 18 exconsejeros del banco, entre ellos Pujol, por presuntos delitos de apropiación indebida, falsedad en documento público y mercantil y maquinación para alterar el precio de las cosas. Ciertamente, el caso fue sobreseido en 1990 por la Audiencia de Barcelona al no encontrar indicios suficientes de delito aunque se consideró que se pudo llevar a cabo una gestión imprudente, incluso desastrosa. Lo curioso del caso es que Évole había incluido al fiscal Mena en un par de programas anteriores, cuando se analizaba si la justicia era igual para todos, o no.
Sorprendente, también, porque desde una visión paranoica del programa, saltaban todas las alarmas cuando un pastor con su correspondiente rebaño pasaba por allí y saludó a los protagonistas del programa. El pastor era oriundo de Jaén aunque llevaba muchos años viviendo en Cataluña. Primera alarma: siempre había votado a Jordi Pujol. Segunda alarma, es decir, el delirio se incrementa cuando el buen pastor comenta que si hubiera un referendum sobre la independencia de Cataluña, votaría que sí. La entrevista siguió a partir de ese momento sobre la actitud a tomar si se votara la posible independencia de Cataluña. Pujol, después de varios  y alambicados prolegómenos, afirmó que ahora votaría en favor de la independencia. El delirio alcanza su punto cenital: ¿se habría pactado la entrevista con un señor tan apartado de la política con la condición que se hablara, sobre todo, del creciente sentimiento independentista catalán? No se hablaba de recortes, de indignación, de manifestaciones de estudiantes o médicos y enfermeras. Se hablaba de la bicha: la posible independencia de Cataluña. ¿Era un buen momento de enseñar la patita independentista por debajo de la puerta de la desastrosa situación financiera y social? En fin, los delirios son libres.
Otro tema delirante del que se habó en las tertulias fue la decisión del muy cinéfilo fiscal general del Estado Eduardo Torres-Dulce de ordenar abrir nuevas diligencias de investigación sobre los vagones de los trenes del 11-M, pese a que la Audiencia Provincial y el fiscal de Madrid rechazara investigar hace dos meses dichos trenes. Al parecer la sorprendente decisión del fiscal general se basa en que la web Libertad Digital ha encontrado uno de los vagones donde hubo explosiones. Lo que al fiscal Torres-Dulce no parece importarle es que los hechos de aquel 11 de marzo de 2004 ya fueron juzgados y sentenciados, que en el sumario se incluía un muy completo informe conjunto de expertos de Tedax y Guardia Civil sobre los restos de los vagones y que la teoría conspiratoria, bordeando la paranoia, ha sido permanentemente divulgada por Pedro J. Ramirez, Federico Jiménez Losantos y el sindicato Manos Limpias. Un lujo de referencias. A todo esto conviene recordar que una de las primeras, sino la primera, decisiones del nuevo fiscal general fue la de no recurrir la sentencia absolutoria de Francisco Camps y Ricardo Costa, pese a la multitud de testimonios en su contra, del llamado caso de los trajes.

Microcosmos

Por: | 02 de marzo de 2012

Images

Cuando llega el calor surgen los cursos y cursillos universitarios de verano por doquier. Casi siempre aparece uno sobre la cultura popular, se analizan los pros y los contras y se debate sobre lo que puede tener de alienación de las masas. Pues bien, éste verano deberían dedicar uno de dichos cursillos a Gran Hermano, el concurso de Telecinco que arrasa en las audiencias pese a que es la décimotercera edición. Datos de la gala de ayer, jueves: 2.749.000 espectadores en el horario estelar y un 26,2% en el horario nocturno. Puede ser un programa basura o exquisito. En todo caso es un programa popular.
Y en primer lugar hay que felicitar a los guionistas del concurso. Cada semana ofrecen alguna sorpresa realmente ingeniosa. En una ocasión las nominaciones suponían una lluvia de un pringoso puré, delatando al mismo tiempo la elección de quienes nominaban y convertían el plató en una pista de circo a lo Tim Burton con tigre incluido. La entrada de un nuevo concursante, Christian, y esto ya se ha dicho en varias ocasiones, fue como invitar al hermano pequeño de Torrente: una personalidad tan repleta de tópicos reaccionarios que no puede ser sino una caricatura de un troglodita en el siglo XXI. Lo cierto es que los concursantes le han acogido con cariño porque se ríen mucho con él. La guinda la pusieron ayer al incluir a dos nuevos concursantes: Berta, una maciza mujer que se autodefine como "nómada de todo, incluso del amor", y Dani, un estudiante gay de Arquitectura al que toda la audiencia está deseando que se encuentre con el Torrentito.
Fue una gala estupenda y con gancho, y en ello tuvo mucho que ver esa Mercedes Milá mandona y divertida, repleta de recursos y de reflejos que tuvo el buen gusto de rendir un sencillo homenaje a su padre, fallecido dos días atrás, sin caer el tan frecuente exceso de melodrama y de búsqueda de conmiseración al que tan aficionados son los de Sálvame, por ejemplo. Ese microcosmos que es la casa de Guadalix tiene en su presentadora el contrapunto idóneo. Los unos hablando todo el rato de ellos mismos, de las nominaciones, sin ver más allá de sus narices, y la otra, ordenando y mandando en tantos sentimientos cotidianos y ramplones desbocados.
Claro que no sólo existen los microcosmos en Telecinco. En el Gobierno del PP, sin ir más lejos. Sólo hace falta repasar los ceses y nombramientos en el ministerio de Hacienda. Que su ministro, Cristóbal Montoro, cese a los responsables técnicos de los casos Gürtel y Urdangarin y al mismo tiempo ascienda en la oficina Antifraude a Pilar Valiente, quien tuvo que dimitir de la CNMV por su turbia relación con los estafadores de Gescartera, no deja de sugerir que el ministro Montoro se está construyendo un microcrosmos particular del que son arrojados los técnicos que han demostrado independencia y rigor para acoger a los amigos, y "amiguetes" de dudosas trayectorias. También es verdad que si el ministro de Economía procede de Lehman Brothers ¿por qué no va a poder ser ascendida en la lucha contra el fraude fiscal alguien que aún debe explicar su actuación con los estafadores de Gescartera?

 

Recortes

Por: | 01 de marzo de 2012

índice

Ha sido uno de los temas del día: el sombrío panorama que describió el presidente de turno de RTVE, Josep Manuel Silva, en su comparecencia ante la comisión de control del Congreso. Los inevitables recortes presupuestarios han llevado al consejo de administración del ente público a pensar en el cierre de dos de sus canales autonómicos, Clan y Teledeporte. Dicho de otra manera, adios a Bob Esponja y a un canal temático deportivo, por mas que el presidente de turno no cuantificó los ahorros que supondría cerrar un canal infantil que emite programas enlatados, es decir, que exige poco personal, y que sin embargo tiene una de las mejores audiencias de los canales de TDT. Naturalmente, el recorte de 200 millones de euros de su presupuesto anual obligaría, al parecer, a renunciar también a series de éxito como Águila Roja y Cuéntame, a no exhibir películas de Hollywood o del reciente cine español, ni a los grandes documentales que en la actualidad proyecta La 2. Un desastre.
Lo curioso del caso es que mientras la televisión estatal se plantea reducir drásticamente su presupuesto, de las televisiones autonómicas se tienen pocas noticias de sus propuestas de ahorro. Todo parece indicar que los gobiernos autonómicos (la mayoría del PP) se resisten a abandonar el control de sus televisiones regionales. Se habla de privatizaciones, de ventas de inmuebles, de despidos de parte de las plantillas..., de momento todo sigue igual, bueno, todo no. Del fugaz paso de Álvarez Cascos por la presidencia del Principado asturiano se sabe que su intención respecto a la televisión, al centro cultural Niemeyer y al Festival de Cine de Gijón es dejarlo directamente como un sembrado. A finales de marzo, y tras las elecciones muy anticipadas por el exministro, se sabrá si podrá llevar a cabo hasta sus últimas consecuencias, o no, su desolador proyecto.
El otro gran tema de todas las tertulias generalistas fueron las manifestaciones de protesta contra los recortes en Educación, destacando las escenas de violencia callejera que se dieron en Barcelona. No aludieron a un par de datos que sí ofreció El País: el dinero saqueado en Emarsa, empresa metropolitana de Valencia y regida por miembros del PP, puede llegar a alcanzar los 30 millones de euros, lo que equivale a la deuda de la Generalitat con todos los institutos de la Comunidad. El dinero gastado por esos dos linces de la política que son Francisco Camps y Rita Barberá en la Fórmula 1 equivale a la construcción de 26 centros educativos, aunque, naturalmente, la construcción de dichos centros no conlleva que el expresidente Camps se de un paseo en Ferrari por el circuito urbano. Parafraseando a la portavoz del Consejo General del Poder Judicial: no todos los recortes son iguales.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal