TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Una terapia estupenda

Por: | 07 de marzo de 2012

Images

El programa El Intermedio (La Sexta) es, probablemente, una de las mejores terapias para estos tiempos de sangre, sudor y lágrimas. El de ayer, martes, fue redondo con una notable audiencia de 1.377.000 espectadores. Probablemente una de sus principales virtudes sea la estupenda capacidad que tienen los guionistas para reírse de sí mismos, del programa y de sus presentadores, liderados por el Gran Wyoming. Si lo que se pretende es provocar la risa o la sonrisa, no está mal que empiecen por ellos mismos, máxime cuando asistimos a tanto egocentrismo y autosatisfacción. A ver si un día de estos podemos ver a un político, a un banquero o algún obispo reírse un poco de las tonterías que, como todos, dicen con frecuencia.
Para empezar, Wyoming acudió a la ayuda de otro estupendo humorista, Carlos Latre. Los dos hicieron una parodia de la serie Mi gitana (una biografía no autorizada de Isabel Pantoja que emitió la víspera Telecinco) rebosante de talento e ironía. La morbosa relación entre la cantante y Encarna Sánchez, explotada hasta la saciedad por la serie y la cadena, tuvo en Latre y sus imitaciones un contrapunto espléndido al que, además, sumaron nuevos personajes que no tenían nada que ver con la serie pero que venían al pelo: Juan Antonio Roca (operación Malaya) en la disparatada versión del Roca de Puerto Rico, Boris Izaguirre o Carmen Mairena. Un lujo aderezado con los videos manipulados.
Siguió el programa, con la colaboración de Dani Mateos, con una selección de las llamadas que recibe el gurú nocturno de la misma cadena, un personaje, Sandro Rey, que ya está en la antología de los disparates televisivos. "Dígame usted, señora", pregunta el gurú. "Mi pregunta es muy concreta. Quisiera saber si me puede decir el futuro de mi hija Almudena". Sandro, seguro de sí mismo, responde: "¿Cómo se llama su hija Almudena?". Wyoming remacha: "El nombre de Almudena y de que color es el caballo blanco de Santiago, son dos cosas que Sandro Rey acierta a la segunda, pero en todo lo demás, lo clava a la primera". En fin, genial. Pueden verlo en www.lasexta.com/elintermedio/inicio.
La cadena emitió a continuación Resacón en Las Vegas, comedia norteamericana de éxito popular que ya tiene su secuela, Resacón 2. Ahora en Tailandia y que puede llegar, por lo menos, hasta los cuatro Torrentes que están en el mercado. Lo dicho, en tiempos en los que los recortes no dejan ver el menor rayo de esperanza, programas y comedias como las que ayer programó La Sexta no solucionan nada pero por lo menos nos reímos.

Hay 1 Comentarios

"El Intermedio" y "Salvados" (y también , a veces," Equipo de investigación", de Antena3) más algún documental de la 2 (¡sí, yo los veo!) son lo mejor, por no decir lo único que puede salvarse del panorama televisivo. Después, alguna serie de la TDT, pero eso ya va por gustos.
Así estamos....

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal