TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

El deber cumplido

Por: | 27 de julio de 2012

Images

Cerca de 2.700.000 espectadores contemplaron el mal partido de la selección española de fútbol sub 23 frente a Japón. No supieron ni defender ni atacar. Nada que ver con los comparecientes en la descafeinada comisión de Economía del Congreso que, al contrario que los jóvenes deportistas, supieron defenderse y atacar con un dominio absoluto de la situación. Para ello sólo les hizo falta aplicar hasta el límite la definición académica de "Indignidad": "Falta de respeto y consideración hacia el honor y la dignidad de una persona". Si en los Juegos Olímpicos hubieran jugado, entre otros, Rodrigo Rato, Julio Fernández Gayoso, Narcís Serra y Elena Salgado, con Carlos Dívar y su indemnización como entrenador, otro gallo nos hubiera cantado. Todos hicieron lo que tenían que hacer, todos cumplieron con la legalidad vigente y todos se consideran encantados de conocerse. Unos patriotas. La catastrófica situación económica, los agujeros contables, la desmedida veneración de la llamada "cultura del ladrillo", las indemnizaciones escandalosas, todo ello forma parte del sistema. No hay nada de lo que avergonzarse. Lástima que los datos de la Encuesta de Población Activa relativos al segundo semestre del año indiquen que la cifra de parados se situó en 5.693.100 personas y la tasa de paro en el 24,63%.
Magistral Rodrigo Rato al presentarse ante los diputados como un hombre de bien incomprendido por las autoridades pertinentes (Luis de Guindos y Mariano Rajoy, por ejemplo). Según la lumbrera económica del PP, su plan para sanear las cuentas de Bankia sólo necesitaba 7.000 millones de euros (un billón largo de las antiguas pesetas) que, por supuesto, saldrían de las arcas públicas. Es extraordinario que alguien se jacte de recurrir al dinero de todos para solucionar los desaguisados propios o heredados, como extraordinario es que no contestara a alguna de las preguntas más sencillas que se le formularon, por ejemplo, ¿por qué se subió en un millón de euros su sueldo si la entidad que presidía estaba al borde de la quiebra? Misterios de los grandes financieros.
Tampoco estuvo mal Fernández Gayoso, expresidente de Caixanova, al no reconocer ningún error en su gestión pese a que el Estado tuvo que aportar 3.700 millones de euros para evitar la quiebra. Inconmensurable fue su afirmación de que él no se había llevado "ni un euro" en indemnizaciones. Lamentablemente no comentó los 50.000 euros mensuales que percibe en concepto de jubilación. Impecable Elena Salgado: todo lo hizo en función de los datos disponibles. Analizar con detalle los datos disponibles, intentar averiguar si son ciertos o si auguran una catástrofe, eso debe ser labor de otros, no de la responsable de Economía de un país que bordeaba el abismo. El único que mostró una especie de ligera autocrítica fue el expresidente de Caixa Cataluña, Narcís Serra: "No queríamos ver la realidad y por eso se tardó tanto en reaccionar". Pues mire usted, el que no quisieran ver la realidad les ha costado al conjunto de la ciudadanía numerosos sacrificios y un enorme retroceso en derechos sociales. La guinda la puso cuando explicó a los presentes, y a los televidentes que aguantaran tanta indignidad, que intentó que el ex director general de Caixa Cataluña, José María Loza, no cobrara 10 millones de euros de indemnización, pero "legalmente no se le pudo rebajar más". Lástima que a todos los funcionarios sí se les pueda rebajar más sus nóminas.

Hay 2 Comentarios

Se queda uno sin palabras. Bueno, indignidad, como dice el artículo, esa es-si hay que seleccionar-la palabra con la que adjetivar a estos personajes.

Lo malo de esto es que nunca pasa nada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal