TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Tiempos fragiles de sandias

Por: | 03 de agosto de 2012

Images

Frágiles
(Telecinco) tuvo un estreno más que aceptable: 1.928.000 espectadores en la franja horaria estelar. Competía, además, con el partido de baloncesto España-Gran Bretaña (2.600.000 espectadores) y con finales y semifinales de natación en Teledeporte (4,5% de la audiencia total). Rajoy, por su parte, sigue haciendo bueno el topicazo del gallego que no se sabe si sube o baja las escaleras. Su ambigüedad en las escasas ruedas de prensa que convoca o acepta permite dudar si es calculada y consciente o pura incompetencia. Manuel Vicent escribió en su día que Rajoy era al que en la pandilla juvenil que se iba de merienda al campo le tocaba llevar siempre la sandía. Pues todo parece indicar que la sandía cada vez se le hace más pesada, casi insoportable.
Es curioso como en tiempos en los que los recortes más salvajes se hacen en sanidad y servicios asitenciales, las televisiones catapultan las series médicas, hospitalarias o de fisioterapeutas. Coyunturas económicas al margen , lo cierto es que la audiencia parece tener una especial proclividad a contemplar las enfermedades ajenas, como si ello justificara en alguna medida sus propias penurias. Frágiles, la serie protagonizada por Santi Millán en un papel en el que los masajes se entremezclan con la psicología, se une en alguna medida a las reposiciones de Hospital Central, a la emisión de Pulseras rojas y a la recientemente finiquitada House, salvando las distancias y las peculiaridades de cada una de ellas. En realidad las historias médicas son ya un importante subgénero de la ficción televisiva. Una de las habilidades de los guionistas de Frágiles es la de porder desarrollar diversas historias distintas en cada capítulo lo que permite una alternacia más entretenida. Hay situaciones algo rebuscadas (que el protagonista tenga en su casa a su mujer en estado de coma producido por un atropello cuando se marchaba del hogar familiar al comprobar que su marido le había engañado con su hermana, por ejemplo), pero también es cierto que las situaciones límites, al menos en el mundo audiovisual, se pueden justificar si la habilidad narrativa consigue trascender lo literariamente excesivo. Las películas de Pedro Almodóvar, por ejemplo, son un paradigma de lo afirmado: contar con palabras sus historias cinematográficas suena, con frecuencia, a despropósito. Contempladas en la pantalla sorprenden por su imaginación. La serie ha tenido un buen arranque. El reparto es correcto y funcional, los diálogos no espantan al buen gusto y alguno de sus protagonistas, sobre todo Ruth Núñez en el papel de Lola, una joven bibliotecaria con el síndrome de Asperger (rechazo al contacto físico, entre otros síntomas) sobresalen a la más que aceptable media interpretativa.
Por lo que respecta a los Juegos Olímpicos, sólo cabe recordar la canción del grupo Coz: Las chicas son guerreras. de momento son ellas las que están salvando del ridículo absoluto a la representación española.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal