TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Artistas y política

Por: | 28 de agosto de 2012

Images

Ayer emitió Canal + el excelente documental Paul Simon. Under African Skies, realizado con motivo del 25 aniversario de la publicación de uno de los discos más emblemáticos de la fusión musical del siglo XX, Graceland. Pero el documental no sólo es un esupendo y funcional making of, plantea otras muchas reflexiones a propósito de las relaciones entre el artista y la política. Además del reencuentro del compositor y cantante con buena parte de los músicos sudafricanos que intervinieron en el álbum, se incluyen en el documental retazos de conciertos, de las sesiones de grabación y de la gira mundial que realizaron al publicarse el disco y diferentes intervenciones de personajes como Philip Glass, David Byrne, Paul McCartney, Harry Belafonte y de varios activista activistas contra el apharteid, entre otros.
Graceland es una maravilla, eso está claro. Tuvo el favor mayoritario de la crítica y los 14 millones de copias vendidas no dejan lugar a dudas sobre la aceptación popular. Pero, además, Graceland planteó en su momento una cuestión extramusical: ¿debe un artista de fama mundial colaborar con los músicos sudafricanos cuando aún existía el régimen del apartheid?, ¿supone eso colaborar con una sistema antidemocrático? Los activistas del Congreso Nacional Africano (CNA) y algunos representantes de lo, entonces, políticamente correcto, consideraron que el que Paul Simon grabara en Sudafrica y con músicos de allí un álbum era, en alguna medida, un signo de colaboracionismo. El tiempo, y el sentido común, les quitaron la razón. El que mejor lo explicó fue el compositor Philip Glass: el enorme talento de Simon le impedía someterse a los dictados de los políticos.
Lo cierto es que gracias al disco el mundo occidental descubrió a intérpretes tan espléndidos como Ladysmith Black Mambazo, General M. D. Shirinda, Lulu Masilela, en particular, y la música sudafricana en general. Y es significativo que un álbum, pionero del hip-hop entre otras cosas, decidiera titularlo Graceland su autor: los talentos de dos continentes bajo el nombre del territorio de Elvis, ¿cabe una fusión mayor?
Ya en terrenos menos creativos, habrá que dejar constancia de una cifra facilitada por el Banco Central Europeo: Los depósitos del sector privado en los bancos españoles sumaron el pasado mes de julio un total de 1,508 billones de euros, lo que representa una caída mensual del 4,6%, equivalente a la retirada de 74.228 millones de euros, la mayor salida de depósitos privados de las entidades españolas desde septiembre de 1997. Cabe sospechar que, pese a las declaraciones precipitadas del Gobierno, la mala imagen de España debe de tener otras razones que la de que unos cuantos jornaleros del campo se lleven sin pagar varias carros de comestibles en un supermercado. Lo mismo ocurre con ese gran profeta que es Alberto Núñez Feijóo (hay que recordar siempre su frase: "No tengo dudas de que si gana Rajoy se acabará la crisis") cuando pretende explicar las razones que le han llevado a adelantar las elecciones gallegas: habla de todo menos de lo que parece ser la única explicación verosímil: que, una vez más (ya lo hizo en las elecciones andaluzas), el Gobierno antepone sus intereses electorales a explicar claramente los próximos recortes económicos y sociales impuestos por la Unión Europea. Paul Simon no sólo lo explica desde sus propias convicciones lo que pretendía con Graceland sino que, además, nos dejó a todos la posibilidad de gozar de un disco genial.


Hay 3 Comentarios

Esto es genial Gracias por tu publicación.

El arte tiene sentido si expresa ideas, emociones y una particular visión del mundo.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal