TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Ni los Rolling ni Arias Cañete

Por: | 13 de agosto de 2012

Images

Ya se han acabado los Juegos Olímpicos. La ceremonia de clausura fue absolutamente musical, confusa y, sin duda, con una realización torpe. La música pop lo llenó todo con una notable, muy notable, excepción: los Rolling Stones,para los que no hubo la menor mención. No se sabe si porque siguen siendo los chicos malos de la película o por un problema de derechos de autor. Nadie lo aclaró. Fue vista por 3.419.000 espectadores. Los Juegos se acaban, los fuegos siguen: La Gomera, Orense, Alicante, Doñana... un desastre completo y también con una notable, muy notable, ausencia: el ministro de Medio Ambiente, el inolvidable terminator de los camareros, Arias Cañete, debe considerar que en su sueldo no entra el asistir a los lugares devastados por los incendios, con víctimas mortales y centenares de desalojados. Si ya Rajoy mostró su absoluta falta de tacto y solidaridad con los afectados de las casi 50.000 hectáreas arrasadas en Valencia, o las 14.000 del Alto Ampurdan, ahora su subalterno -con ese punto de señorito andaluz que le confiere su matrimonio con Micaela Domeq- decide no interrumpir sus vacaciones por la tontería de que medio país esté en llamas.
La ceremonia de clausura de los Juegos arrancó con un homenaje a la prensa escrita. El excesivamente locuaz Ernest Rivera (no es capaz de estar callado más de 30 segundos por mas que las imágenes hablen por sí solas), comenzó su amplia lista de tópicos con lo de que "la información es poder". Bien. Ahí está el poderoso Rupert Murdoch para demostrarlo. El realizador de la ceremonia daba la sensación de que no entendía nada de lo que estaba pasando: era un caos. Planos generales, planos medios, confusión total de espacios. Churchill en el Big Ben (sin traducir sus palabras, por supuesto) mientras los Madness cantaban desde un trailer y cientos de figurantes correteaban de un lugar a otro. Hubo, es verdad, momentos emocionantes (el homenaje a Lennon, por ejemplo). Se intuyó un homenaje a David Bowie porque así lo reflejaban unas imágenes aunque el popurrí de algunos de sus temas no pudo escucharse: al parecer era más importante que Paloma del Río y Ernest Rivera nos explicaran la importancia de Bowie. ¿Qué sería de la historia de la música pop sin los refritos de documentación y los press-books que con tanta generosidad nos los transmiten nuestros comentaristas?
Las lambrettas de los mods fueron un excelente preámbulo de la actuación de los Who, con Towsend y Daltrey a la cabeza (Quadrophenia en el corazón). En fin, una ceremonia basada en la música popular cuya síntesis la reflejó espléndidamente Eric Idle (Monty Python) y su número con bailarinas, monjas patinando, gaiteros escoceses y todo lo necesario para convencernos de que el caos es atractivo, y con un realizador competente, hasta puede ser hermoso.

Hay 3 Comentarios

Las veces que le dije anoche al televisor que se callara, que estorbaba lo que decía.....Estorban los loritos comentaristas de TV.....y cuando se ponian a traducir...daban ganas de ponerles un bozal.....

Así funciona este descontrol de algo que decian era un Estado. Ahora es una casa en llamas.

http://casaquerida.com/2012/08/12/la-semana-grande-del-sat/

Ni le quiero contar el desastre de RNE. No se escuchó salvo a los comenaristas diciendo memeces. Los "protagonistas" del cotarro, las risitas, las alusiones machistas, la bromita etc. Eso sí, contar lo que pasaba nunca; fuera a ser que a alguien le interesara más que si uno de ellos se iba a ir de copas luego.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

mayo 2020

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal