TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sombrero blanco, sombrero negro

Por: | 20 de noviembre de 2012

índice

Una sugerencia: si, como parece ser, nuestro registrador de la propiedad favorito y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, planea dar la residencia a los extranjeros que compren un piso de más de 160.000 euros, ¿por qué no añade a la oferta un vale de 100 euros para jugar en Eurovegas? Todos los estímulos deberían ser bienvenidos si lo que se persigue es favorecer un poco mas a las entidades financieras. Esa idea de favorecer a los extranjeros ricos recuerda mucho a la boutade de Dalí: "Me encantan los accidentes de tren siempre que no les pase nada a los de primera clase".
Ya en terrenos más placenteros, lo explicó muy bien Mick Jagger: "Ellos tenían el sombrero blanco. A nosotros sólo nos quedaba el negro". Ellos eran los Beatles, nosotros los Rolling. Ellos eran los modosos, los aceptados por los padres de unas hipoéticas hijas casaderas. Nosotros los rebeldes, los rechazados por los biempensantes. Una definición incluída en un estupendo documental, Crossfire Hurricane, dirigido por Brett Morgen en honor de un grupo que conmocionó el mundo hace 50 años y que emitió ayer Canal +. Lo cierto es que los Beatles no eran tan blancos ni los Rolling tan negros. Unos y otros fueron objeto de burlas, desprecios e insultos en sus inicios y, naturalmente, acoso policial y judicial. Los dos grupos tuvieron sus mártires (Brian Jones por la droga, John Lennon por un descerebrado) y los dos grupos cumplieron a rajatabla una ley no escrita: algunos de los que se alzan desde la vanguardia contra la Academia, contra lo establecido, se convierten con el tiempo en la nueva Academia. El documental recoge la larga marcha desde aquel primer concierto en el Marquee Club de Londres hasta una actualidad en la que llenan estadios, sin olvidarse de páginas tristes como Altamont o emotivas como el concierto de Hyde Park en memoria de Brian Jones. Madrid, por su parte, no olvidará nunca el primero de los conciertos que ofrecieron en el Calderón en una noche extraordinaria de rayos y truenos.
Lo explicó muy mal Ana Botella: "No voy a responder a esa pregunta porque el informe del Ayuntamiento está a disposición de todos los madrileños", balbuceaba torpemente la alcaldesa al serle preguntada por la tragedia del Madrid Arena, un informe criticado incluso por su colega de partido Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno. Sombrero blanco, sombrero negro, alguien debe de llevar puesto el casco de Makoki (información para aquellos que no sepan quien era el genial personaje del comic de Gallardo y Mediavilla: llevaba puesto el casco con los cables de los electroshocks que le endilgaban en el frenopático del que huyó precipitadamente).
La alcaldesa,ciertamente, no tiene facilidad de palabra pero hay que reconocerle un cierto respeto por las tradiciones. Hoy, por ejemplo, se publica que los madrileños pueden comprobar como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) se ha incrementado en un 222% en los útimos diez años. Es decir, hay un escrupuloso respeto con las decisiones del anterior alcalde Ruiz Gallardón, una continuidad, aunque en el caso del actual ministro de Justicia más que de continuismo habría que hablar de obsesiva fijación: todo parece indicar que los que más le pone es subir los impuestos. Su proyecto de las nuevas tasas judiciales no sólo es un disparate, es un insulto al sentido común (recurrir, por ejemplo, una multa de 90 euros puedes acabar costando 200). Nos queda el alivio de saber que ese incremento impositivo del 222% en diez años no afecta para nada a nuestra muy querida jerarquía eclesiástica española que, también como es costumbre, continuará sin pagar un euro por su patrimonio inmobiliario.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal