TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Tres cosas de la vida

Por: | 07 de enero de 2013

índice

Ya se sabe que la salud, el dinero y el amor son de las tres cosas más importantes de la vida, según el cancionero popular. Pongámosles nombres: salud, el Rey; dinero, Rodrigo Rato y amor, José Mourinho. Esos fueron, también, tres de los grandes temas del largo fin de semana.
En periodismo hay un subgénero que poco o nada tiene que ver con la información y si con la publicidad de pago: el publirreportaje. Eso fue la entrevista de TVE con el Rey. Con un añadido: en los publirreportajes no es necesario el grado de pleitesía y servilismo que ofreció Jesús Hermida. El anunciante paga un plus por la publicidad semiencubierta y punto. Fue una entrevista absurda. Tener voluntariamente al Rey a tiro de pregunta y no preguntarle por los temas más actuales es un sinsentido. Como lo es que Julio Somoano (el lince del periodismo que en unos meses ha conseguido bajar la audiencia y credibilidad del ente del primero al tercer lugar en los informativos del horario estelar) anunciara a bombo y platillo que la entrevista era ya historia de España. Es un dato interesante del concepto que tiene de la Historia. Así le va a éste correveidile del Gobierno.
La entrevista (14.7% de audiencia y 2.726.000 espectadores) demostró una vez más una de las obsesiones del monarca: convencer a la ciudadanía que está estupendamente, es decir, que no abdicará. Lo mismo volvió a manifestar en la Pascua Militar, una celebración en la que el ministro del ramo, Pedro Morenés, alabó al Ejército, a su sentido del deber, y no mencionó un dato muy favoravble a su gestión: un crédito extraordinario de cerca de 1.800 millones de euros para pagar deudas atrasadas a la industria armamentística, deudas que generó él mismo en su primera etapa en Defensa con Eduardo Serra al frente, a una industria de la que procede. Es el ciclo perfecto: Ministerio de Defensa-Empresas privadas de fabricación de armas-Ministerio de Defensa. Rizar el rizo.
El dinero, al parecer, está íntimamente vinculado a Rodrigo Rato, ese visionario de la política económica, quinto peor ejecutivo del mundo según el reciente ranking dela revista Bloomberg Business Week, una distinción al alcance de muy pocos. Todas las tertulias televisivas comentaron su reciente incorporación a Telefónica como miembro de los consejos asesores de la empresa para Latinoamérica y Europa. No es un cargo ejecutivo y ni siquiera exige dedicación absoluta ya que sólo cobrará unos 200.000 euros al año, una cantidad irrelevante para tan distinguido cerebro financiero. "En Telefónica han recalado varios expolíticos y ex altos cargos de distintos partidos. Entre ellos, Eduardo Zaplana, expresidente de la Generalitat Valenciana; Javier de Paz, ex secretario general de las Juventudes Socialistas; Narcís Serra, exvicepresidente del Gobierno (PSOE); los exjefes de la Casa del Rey Alberto Aza y José Fernando Almansa, y Alfredo Timmerman, exjefe de Gabinete de Aznar, entre otros. También figuraba en la nómina de Telefónica hasta agosto pasado el duque de Palma", informó El País. Que Rodrigo Rato fuera vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía cuando el actual presidente de Telefónica, César Alierta, fue nombrado presidente de Tabacalera y desde allí accediera a la privatizada Telefónica es, también al parecer, irrelevante. Rato es asesor por su excelente curriculum en el Gobierno (allí comenzó, con Aznar, la irresistible ascensión de la cultura del ladrillo), en el FMI, del que salió antes de tiempo sin enterarse de la crisis que se avecinaba, y de Bankia (¿qué se puede añadir a lo ya sabido?). La única pregunta sensata que cabe hacerle a César Alierta es la de ¿cuántos favores debe aún a los prebostes del sistema?
¿Y el amor?, el amor es Mourinho, amor a sí mismo, por supuesto. Uno de los egos más incomensurables del deporte mundial ha tenido a bien el pasado domingo dar una nueva vuelta de tuerca al madridismo en general, y a Iker Casillas, en particular. En Futboleros (Marca TV), en Punto pelota (Intereconomía) y en todos los espacios deportivos de todas las televisiones analizaron hasta la saciedad la compleja relación del entrenador con el capitán y con la afición. Hay opiniones para todos los gustos y, también, subyace una razón más prosaica: si Mourinho rescinde unilateralmente su contrato tendría que pagar alrededor de 10 millones de euros. Si acuerda con el club la finalización del mismo, probablemente no tendría que pagar nada. Es una sospecha mezquina, ciertamente, pero el personaje tampoco merece mucho mas.

Hay 3 Comentarios

Que poco cunde el amor sin pasión y buen sexo.

Carla
www.lasbolaschinas.com

¿Quieres echar unas risas?

Entre en: http://www.troopyland.com/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal