TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Coherencia e indignidad

Por: | 27 de mayo de 2013

Images

Los 3.105.000 espectadores del excelente Salvados de ayer pudieron descubrir a un juez, Gómez Bermúdez, que tiró por tierra la interesada conspiración de Aznar y Pedro J. Ramírez a propósito de la autoría intelectual del 11-M. Seguirán dando la tabarra, seguro, pero su manipulación es cada vez más patética. Gómez Bermúdez se reveló como un personaje digno, coherente y lúcido, exactamente lo contrario que los anteriormente citados, y, entre otras cosas, señaló su sorpresa de que el Gobierno no hubiera amnistiado inmediatamente al juez Baltasar Garzón, sorpresa que los profanos compartimos e, incluso, entendemos: al Gobierno no le interesa la independencia judicial, como lo demuestra día a día el ministro Gallardón.
Y de la justicia a la economía. Hay frases que explican mucho mas de lo que, posiblemente, querían significar. Cuando José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, dice en una entrevista en El País de ayer, domingo, que "No se ha rescatado a los banqueros sino a los depositantes" en realidad está descubriendo uno de los problemas mayores del sistema financiero, una de sus grandes lacras: creer que el dinero ajeno, el de los depositarios, es propiedad de la entidad. Ese concepto es lo que ha llevado, por ejemplo, a invertir en negocios ruinosos, a inflar la buburbuja inmobiliaria, a despilfarrar lo ajeno, a besar por donde pisan los gobernantes o a, directamente, robarlo, y llegado el caso de comprobar el saqueo, pues a pedir el correspondiente rescate. Depositario: "Persona o entidad en quien se deposita algo de valor", no se le regala ni se permite especular con ello. De ahí, sin duda, el que los bancos o Cajas cobren unas notables comisiones por ser depositarios, no dueños.
Pues algo tan sencillo parece que no acaban de entenderlo los Blesa, Rato y tantos otros de antaño, ni los Goirigolzarri de hogaño. Dicho de otra manera: sí se ha rescatado a los banqueros con dinero público (sólo en Bankia se han invertido 22.424 millones de euros), y se hizo por la desastrosa, cuando no directamente criminal, gestión de sus responsables. No involucre en la ecuación a los depositantes que lo único que han hecho es pagar unas abusivas comisiones para que les guarden, al parecer teóricamente, su dinero.
Pero si a buen entendedor, pocas palabras bastan, al ministro Wert y a la Conferencia Episcopal española le deben de hacer falta el equivalente al Espasa para entender que el 70% de los españoles rechazan el que la Religión sea una asignatura. Uno de los argumentos para no enterarse es el de que "no se puede gobernar en función de las encuestas", argumento que el propio Gobierno defenestró cuando ladinamente esperaba a que se celebraran las elecciones autonómicas correspondientes en Andalucía y Galicia antes de anunciar los brutales recortes que ya tenía decidido aplicar. Quiere ello decir, o al menos así lo entiendo, que las prisas por los nuevos recortes en pensiones, por ejemplo, o el ansia de evangelizar a los ciudadanos de un Estado aconfesional, vienen dadas por evitar que se acerquen demasiado a la próxima cita electoral. Supongo que los Arriola y demás expertos en vender programas, consideran que algo mas de un par de años, lo que falta hasta las próximas legislativas, es un tiempo suficiente para jugar con la desmemoria. Y si no fuera así, ya encontrarán acomodo en algunos apetecibles consejos de administración, menos Wert, que a este paso va a ser el primer obispo laico y matrimoniado del mundo.
El programa La Sexta Columna del pasado viernes, por su parte, hizo un buen perfil de Aznar utilizando esa terrible arma que es la videoteca. No pretendía ser exhaustivo aunque se obvió uno de los episodios más infames y crueles de su gobernanza: el accidente del Yak 42 en el que perdieron la vida 62 militares españoles y del que ayer se cumplió su décimo aniversario. Diez años de impunidad, con el máximo responsable disfrutando de un confortable destino como embajador en Londres, y con unas revelaciones tardías sobre los entresijos de aquel terrible asunto que aún profundizan mas en la indignidad de sus responsables, revelaciones y entresijos que, naturalmente, silenciaron los informativos de Somoano, tan preocupado él por no molestar a quienes mandan. Que ninguna autoridad competente asistiera a ninguno de los homenajes que celebraron los familiares y amigos de las víctimas, explica, también, el inconfundible estilo de nuestros gobernantes.

Hay 2 Comentarios

Crítica televisiva y política de calidad. Enhorabuena

Gracias, por sacar brillo casi todos los dias a la actualidad. Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal