TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Gritos y silencios

Por: | 18 de junio de 2013

Images

De lo general: Brasil, la corrupción, las preferentes la luz al final del camino..., a lo particular: la infanta Cristina, la CEOE y los muertos, el ático del presidente o un príncipe para Corina. Esto es la gran botica. Si algo está dejando claro esta crisis mundial es la incacapidad de los dirigentes para resolver los problemas y, consiguientemente, el hastío cada vez mayor de quienes son permanentemente perjudicados por esa incapacidad. Los fastos brasileños para organizar la Copa Confederaciones tiene en los aledaños de los lujosos estadios la contestación ciudadana. Recortan en educación, sanidad, etcétera pero se gastan miles de millones en la escenografía de la foto. Después vendrá el campeonato del Mundo y los Juegos Olímpicos. La calle está servida.

Sirvan de aviso esas imágenes de los informativos para lo que podría ser el tan cacareado Madrid 2020. Es probable que para entonces la luz del camino rajoyano inunde la calzada, pero es seguro que ese camino ya no será lo que era: salarios más bajos, prestaciones más exiguas, copagos... y, como signo diferencial, algún nuevo Correa, o Bárcenas o Urdangarín, se lo llevará crudo. ¿Quién sabe si para entonces el expresidente Ignacio González ya se habrá comprado un barco más grande que el de su buen amigo y protegido/protector Enrique Cerezo, que con el abogado Rudy Valner forman un trío menos atractivo que el de Jules et Jim pero, al parecer, mucho más rentable. Es lo que tiene ser más listo que nadie.

No se si más listo pero sí mejor pescador en río revuelto es José de la Cavada: "El responsable de relaciones laborales de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, ha criticado los cuatro días de permiso que el Estatuto de los Trabajadores otorga por defunción de un familiar de primer grado cuando es necesario pernoctar, "porque los viajes no se hacen en diligencia", argumentó. Pues mire usted, señor de la Cavada, hay viajes como los de su expresidente Díaz Ferrán que si los hubiera hecho en diligencia, menos diligentemente, algo habríamos ganado el resto de la ciudadanía. Una sugerencia: puestos a sacar tajada en tiempos difíciles, ¿por qué no crear un impuesto extra a los familiares de los que se mueran? Si ya nos les va a poder recortar más en asistencia social, ni aumentar el copago farmacéutico, ni reducir sus pensiones, si con la muerte manifiestan su insolidario comportamiento para los que siguen en este valle de lágrimas, por lo menos que no se vayan de rositas.

Otra sugerencia, ésta para Justicia e Interior: que se prohíban fulminantemente las hemerotecas para evitar que cunda el pánico o la desolación. Un ejemplo: alguien ha tenido a bien rescatar el comunicado del PP del 28 de julio de 2009, en el que en 2 de los cuatro puntos se dice: "2. El Partido Popular quiere manifestar su reconocimiento a los más de 28 años de servicios de Luis Bárcenas a nuestro partido que han sido ejemplo de profesionalidad y buen hacer. 3. El Partido Popular expresa su respeto hacia la decisión de Luis Bárcenas, tesorero del Partido Popular, de presentar su renuncia a su actual responsabilidad. La decisión de nuestro tesorero está inspirada, una vez más, en su lealtad hacia nuestra organización". Claro que tampoco está mal la circular interna que el departamento de marketing de CajaMadrid enviaba a sus miles de empleados en 2009 a propósito de la venta de preferentes a sus clientes: "¿Es un producto seguro? Por supuesto, tiene la garantía 100% de Caja Madrid".

Y después tenemos a Montoro, ese martillo de herejes tributarios que amenazaba a artistas, empresas periodísticas y demas ralea con hacer públicos sus presuntos pufos y que no se sabe bien por qué extrañas circunstancias, de ese turbio asunto de las 13 fincas de la infanta Cristina, no sabe nada, por mas que la redactora del informe haya sido la Agencia Tributaria. La infanta y Miguel Roca dicen que es un error. En realidad, son 13 errores en tres comunidades distintas. También dicen que la confusión pudo residir en los números del carné de identidad. mas tarde supimos que el carné de la infanta, como el de la familia real, es de dos dígitos, cono lo que el error resulta más inverosímil y, por último, siempre nos quedará la sospecha de algún tejemaneje idiota del exjugador de balonmano, al menos hasta que se demuestre quién y cómo cometió el error.

La guinda de la jornada la puso, una vez mas, ese divertido y disparatado concurso Un príncipe para Corina (Cuatro, 1.586.000 espectadores) con la reincoproración del, probablemente, el concursante más descabellado de todos. Vertele.com lo cuenta así: "Pedro el vampiro volvió al programa dispuesto a demostrar que no solo sabe coser. Cargado de una garrafa de sangre para ofrecer a sus compañeros y con micro en mano, deleitó a los príncipes y a la hermana de Corina, Nahir, de un concierto en el que no podía faltar OBK". Previamente nos había explicado a todos que una de las mejores sangres peninsulares era la vizcaína al no estar su población tan mezclada con otras razas o etnias mientras la cámara recuperaba planos de Juan Luis, el chino-vasco.

Hay 2 Comentarios

A la gente normal nos coge todo este show nacional y carpetovetónico con un tremendo empacho de estómago y dolor de cabeza.
Mirándonos nosotros en el espejo, vemos la distancia y los años luz a los que estamos unos de otros.
Los millones ajenos en revuelo incontrolado nos hacen daño en los ojos, y en el alma.
Dejándonos a todo el mundo con una sensación de pobrecitos, simples y provincianos.
Siendo que ente la ley y el orden todos somos iguales, hay cosas que nos dejan con la boca abierta.
Y sin palabras.
Planteando a las claras la necesidad de un lavado y un aclarado, con doble centrifugado incluido, de todo el andamiaje social que nos sostiene.
Un andamiaje que no está precisamente como los chorros del oro.
Máxime cuando la letra principal de la canción del verano, oída, escrita y acuñada por sendos próceres de nuestra banca y nuestra patronal, nos decía con una claridad meridiana, que para arreglar el bache económico en España, había flexibilizar el empleo, trabajar más y cobrar menos, tocando los salarios y las pensiones a la baja.
Los de la gente corriente se entiende.
Y claro se nos queda cara de póker, y los ojos en blanco.
A casi todo el mundo.

"¿por qué no crear un impuesto extra a los familiares de los que se mueran?" <- ¿Se refiere a otro además del impuesto de sucesiones?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal