TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

La estafa como bella arte

Por: | 22 de julio de 2013

_lasasociacionesdea12235559_686597a8

Hay que ser un hortera desmedido para regalarle a tu mujer cuatro coches Mercedes de lujo, un Volkswagen Tuareg y un BMW Mini. Es el caso de un presunto delincuente llamado Francisco Guijarro, uno de los cerebros de la estafa piramidal y filatélica Afinsa. Eso y tener en su casa madrileña 9,5 millones de euros en efectivo. Siete años después de conocida la estafa, la Audiencia Nacional acaba de procesar a 14 directivos y les condena a devolver 1.928 millones de euros (que no devolverán) que sustrajeron a casi 200.000 clientes. Bien. Cuestión distinta es el dato de que ninguno de los presuntos estafadores está en la cárcel. Hasta ahí podíamos llegar: una cosa es estafar y otra muy distinta ser encarcelado. Es lo que tiene la justicia.
Un matiz: si el presidente del Tribunal Constitucional oculta su militancia y desprecia los dictámenes del propio Tribunal que preside, apaga y vámonos. En 2007, tan altísimo Tribunal dejó claro que sus miembros pueden ser recusados si no tienen "apariencia de imparcialidad", lo que aprovechó el PP para recusar al magistrado Pablo Pérez Tremps de la deliberación del Estatuto catalán. El excelentísimo Francisco Pérez de los Cobos debió de pensar que militar en un partido de derechas no le impedía ser objetivo en sus decisiones. Un lince. También cabe preguntar que si está permitido a los magistrados del Tribunal ser militantes de base de cualquier partido, ¿por qué lo ocultó? En fin, pelillos a la mar.
Y ya que se habla de catalanes, dos notas: no deja de ser una grosería silbar un himno, cualquier himno. Se que se alegará que el himno nacional representa a un Estado que sojuzga a Catalunya (por cierto ya se sabe que el dinero público, de todos, inyectado en Catalunya Banc y Novagalicia, ha superado los 23.000 millones de euros inyectados a Bankia. Tampoco en estos momentos hay un sólo gestor de las tres entidades en la cárcel), pero si tan oprimida se siente Catalunya, lo sensato es no pretender realizar campeonatos mundiales o festejos varios en los que el Estado central es esencial. Ni que decir tiene que tardaremos aún un tiempo en saber cuánto ha costado el evento, a quienes y si ha habido algún Millet de por medio que se lo llevó crudo.
Claro que frente a la grosería de silbar siempre surge la grosería de algún descerebrado con la carrera diplomática a sus espaldas: "Catalanes de mierda. No se merecen nada", fue el sutil mensaje que que difundió Juan Carlos Gafo, segundo de a bordo de esa cada vez más disparatada promoción Marca España. A su favor, que presentó su dimisión inmediatamente. A poco que se lo proponga García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores, puede pasar al libro de los Récords como el peor ministro de la democracia. Tiene contentos a los bolivianos, Rajoy no puede pisar Venezuela porque le cachean y su staff de promoción nacional rebosa eficacia y elegancia.
Pero no todo es negativo, también hay noticias reconfortantes. Por ejemplo: parece que Telecinco ha dado ya por cerrada la larga historia de desamor entre Rosa Benito y Amador Mohedano. La dama ha iniciado los trámites de divorcio y la cadena -aunque nunca se puede decir nunca jamás- se da por satisfecha tras varias semanas de pormenorizados destripamientos de una relación tan anodina como cualquier otra pero a la que los protagonistas, los tertulianos y los de Sálvame han sabido rentabilizar hasta la extenuación. Ahora se trata de captar audiencia con un tinglado que se llama Campamento de verano (su resumen del domingo tuvo poco más de un milón de espectadores) aunque se podía llamar cualquier otra cosa. La gran polémica de sus primeros días es saber si uno de los concursantes se masturbó, o no, para escándalo e indignación de Lucía Etxebarría, antaño destroyer y hogaño, al parecer, ejemplo victoriano del puritanismo.

Hay 2 Comentarios

Muchas gracias como siempre por sus acertados comentarios.
Lo de Tele5, pues bien merecido se lo tienen los espectadores por visionar ese engendró de entretenimiento llamado Tv,pero eso es capricho individual, que no afecta al bolsillo colectivo como el caso de la llamada Marca española,
Todavía estoy esperando que el Noble Cuerpo de Embajadores se pronuncien para echarlo del cuerpo,
Porque este Sr. nos seguirá costando dinero al contribuyente vaya donde vaya y con ese "equipaje"
Que cierren la marquita dichosa, el que dirige el cotarro 'fue el peor Presidente que tuvo la moribunda línea aerea Iberia,donde van con este señor, su expediente profesional no es precisamente muy digno de encomio.
Así nos va y las uiversidades y el CSIC en estado comatoso,
Mientras inútiles consagrados nos hunden cada día mas en la miseria moral y cultural
Gracias de nuevo

Chapeau Harguindey por todos los temas que tocas a los que yo añadiría, que menos mal que ya se habla de GUIJARRO, sin el "magnate" ese que se dedicaba UNICAMENTE a vender sellos SOLO A AFINSA.

Por otro lado, es de verdadera compasión que algunos tengan que vender su vida miserable, en muchos casos, hasta inventada, para vivir, y además buscarse unos valedores como Rosa, para que le den la vuelta a la tortilla, o sea parezca ella la buena, que fue la que dejó a la altura de la mierda a su marido previamente, ante toda España, pero ese señor bajito que emana tanda "dignidad" pues lo mismo te plancha un huevo que te frie una camisa, siempre que idolatres a su insoportable "ego". Por cierto hay una empresa en Mallorca creo, que vende unas alzas más altas que las que el usa, y verdaderamente le hacen mucha falta.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal