TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

La obsesión contable

Por: | 19 de septiembre de 2013

1379497274_901176_95173000_fotograma_2

Uno de los enigmas mayores del reino, de momento lo del reino, es averiguar si lo que dicen algunos ministros se lo creen o si simplemente van de provocadores. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado en el pleno del Congreso de ayer, que "España está en movimiento y será capaz otra vez muy pronto de asombrar al mundo". Bien. ¿Se refiere el señor ministro al Movimiento Nacional?, ¿está hablando de una refundación del tinglado fascista que se apoyaba en la familia, el municipio y el sindicato? porque de ser así, alguien debería decirle que a las familias les están segando la hierba bajo los pies con los recortes en salarios y pensiones; que los municipios están de deudas hasta las cejas, no así una buena parte de los ediles de Urbanismo, y que los sindicatos andan de capa caída con tanto ataque de la caverna y tanta mediocridad y burocratismo de algunos de sus dirigentes.
Si a lo que se refiere el señor ministro es a los brotes verdes que insinúan la Bolsa y la prima de riesgo, el señor ministro en particular, y el Gobierno en general, demuestran una vez mas que sólo les importa la cuenta de resultados, y si para conseguir lo que les exige el FMI, el BCE, Bruselas y la Merkel es necesario situar a la ciudadanía en el nivel de vida de la vietnamita, pues se hace y !que se jodan!. Bien también, pero por favor no alardeen de ello. Utilicen su mayoría absoluta para hundir el país, destruyan las pruebas que quieran, demuestren su absoluta incapacidad para resolver la tensión con Cataluña, mientan todo lo que quieran pero no nos tomen por idiotas. La autoestima es lo único que nos queda y a ustedes les quedan un par de años como mucho, salvo que tengan razón en todo, en especial en lo de que somos idiotas.
El que no es nada tonto es el señor Alberto Fabra (PP). El diario elplural.com apunta un dato interesante: un total de 149 personas trabajan en el gabinete del presidente (las Consejerías van aparte), un 23% mas que en el de Francisco Forever Young Camps. Y añade: entre ellos, un cocinero, 16 asesores personales y 21 periodistas, todos contratados a dedo, a disposición del presidente. Un puntazo, sí señor. Eso es poderío y lo demas, zarandajas. Y para cuadrar la cuenta de resultados pues se recorta drásticamente la plantilla de profesores, médicos, personal de enfermería y se suprimen las ayudas a la dependencia. Por cierto, hoy conocemos la sentencia del juzgado de Primeria Instancia 1 de Castellón por la que se obliga a la Generalitat a pagar de golpe 120 miillones de euros por la obra del aeropuerto de dicha ciudad. Los sueños del otro Fabra, padre de la otra Fabra, son caros pero, eso sí, inútiles. El soñador sigue en la calle.
Por su parte, al excelentísimo José Antonio Monago (PP), presidente de Extremadura con el apoyo de Izquierda Unida, ya se le va notando lo benéfico que es para la cultura el contar con el sostén parlamentario de la izquierda cabal. Ahora sabemos, por ejemplo, que la gala de la entrega de los premios Ceres de teatro costó 521.676,58 euros, exactamente la misma cantidad (esa obsesión por la contabilidad en la clase política empieza ya a ser preocupante) que se restó de las inversiones en centros escolares de niños de entre 3 y 11 años. Lo uno por lo otro, con una salvedad: en lo uno (la gala) hay un fotón de las autoridades con los galardonados. En lo otro, ¿qué puede haber?, ¿unos pupitres nuevos, un gimnasio remozado?, eso ni es foto ni es nada. Fuentes de la Consejería de Educación y Cultura lo explicaron brillantemente: "Para nuestro Gobierno tan importante es invertir en educación como en cultura". Lo dicho: un poquito mas de cultura por aquí y un poquito menos de educación por allá. Ni se nota.
Como tampoco pensaban los duques de Palma que se notaría el que endosaban a la empresa Aizoon, propiedad al 50% de la feliz pareja, facturas infrecuentes en una promotora. Es lo que tiene ser la séptima en la línea de sucesión, que no te fijas en las menudencias. De momento la policía le ha entregado al juez Castro las respuestas de 14 de los 42 proveedores de Aizoon a los que se les ha solicitado los contratos y facturas que acrediten sus servicios. Pues bien, entre ellas hay un cóctel para 81 personas con el que, aparecer, celebraron el nacimiento de la hija de Cristina e Iñaki (los Borbones siempre fueron muy campechanos, se les puede citar directamente por su nombre). También hay un  servicio de catering para un cóctel de 50 adultos y 30 niños con motivo de una primera comunión. Alguna mas por el alquiler de unas carpas para festejos varios, otra para algo de cerámica y otra, por la compra de un cuadro. Esa es la diferencia entre la familia real y los parvenu: los Pozuelo-Mato se dejaban querer por los de Gürtel para pagar sus festolines, y los duques lo endosan a una empresa a la que desviaban parte de los jugosos beneficios que les concedían los gobiernos autonómicos del PP. La clase es la clase.

P.D.- Se preguntarán ustedes que si esto es un blog de TV ¿por qué no se habla de TV? A veces los informativos sí hablan de algo de esto. Mi pregunta es: ¿por qué las televisiones no hablan de esto? Resultado final: empate.

Hay 4 Comentarios

Hola, amigos. De acuerdo, Ángel: "la autoestima es lo único que nos queda". Es mucho para sostener la vida personal; muy poco para que cambie un poco la vida social. El PP está conduciendo la vida social a un desierto ilimitado, infinito, mágico (nada por aquí, nada por allá). Solo faltan dos años, para que la vida social pueda mejorar un poco. Mientras tanto, hay que afinar la inteligencia, aumentar la resiliencia, endurecerse en el aguante y hacer lo que tú haces: señalar con el dedo. Este es un ladrón. Aquel es un mentiroso. Y seguir. Como diría RAJOY: al final, gana el que resiste. Aplicaremos su fórmula.

Estimada arantxa,
Gobernar podría y puede ser fácil
Solo hay que pensar en los q te pagan lo q comes...
Tu pueblo, o tu patria, el sentido de un todo al q pertenecemos los gobiernos y los gobernado.
nuestro querido suelo patrio, dista mucho de ser eso,
Sino 2 bandos, los Ganadores, según ellos de la guerra, a los q les pertenece el suelo, y los perdedores los del q se jod....
Mientras no seamos un todo ni tendremos democracia, q no la tenemos aunque lo parezca, ni seremos gobernados con el cariño que merecemos como españoles y pagado res de impuestos

A ver quien es el guapo que abre la boca despues de leer a Arantxa. ¡Que analisis tan completo, equilibrado, indepediente y tan bien explicado. A descubrirse tocan y agradecer tan estupenda lectura. Felicidades.

Gobernar es una tarea bastante difícil.
No solo hay que tener claro el rumbo bueno a seguir, sino que hay que saber ceñir muy bien contra el viento, porque no solo se han de superar los conflictos de intereses, sino que los daños a menudo afectan a los que menos culpa tienen.
Y eso por más que se quiera razonar, deteriora y mucho el alma por dentro.
Por eso para gobernar no vale todo el mundo, por muy preparados que estén, hace falta mucho tacto, y márquetin para saber decir sin deteriorar.
Y luego están los profesionales del acoso y derribo, que no dan tregua.
Es el juego democrático, que también responde al conflicto de intereses de quienes han de dar respiro a compromisos adquiridos y pactados.
Las lagunas de las democracias.
Y al final, pero muy al final, está la ciudadanía.
Cuyos conflictos de intereses están en llegar a fin de mes, poder pagar los recibos, el colegio, y que quede algo para por un por si acaso.
Que siempre se presenta.
En carne propia o al lado mismo, que da igual.
La gran base social sobre la descansa el estado al completo, y a quienes unos y otros tratan de arrear sin descanso, para que en su caminar lento se generen los recursos de los que viven todas las bases sociales superiores.
Por eso se espera al menos un buen piloto que mantenga el rumbo.
Porque algarabía ya tenemos y tendremos siempre, tiremos por donde tiremos.
Lo hemos visto antes y ahora. Y lo veremos después.
Y carroñeros también, y salva patrias vocingleros.
Y vagos mil vividores del cuento.
De todo, menos currantes.
El puro trabajo sano, y bien argumentado, sostenible, dinámico, disciplinado, honesto, respetable, digno.
Y humano, profesional y responsable.
Una sociedad bien articulada.
Que favorezca el crecimiento social, y el de las personas en particular.
Sin fanatismos, ni engaños, ni hipocresías, ni quimeras.
En línea recta.
Lo normal que se espera de gentes cultas y de formación avanzada, lo normal que se espera de estamentos y organismos bien montados y consolidados.
Sin fanatismos ni extravíos.
Estables y decentes, que no es tan difícil.
Solo hace falta un mínimo de responsabilidad, decencia y sentido común.
Porque el patriotismo ya se ha de dar por sentado.
Y comer es cosa que se debe hacer al menos tres veces al día.


Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal