TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Calatrava como ejemplo

Por: | 30 de diciembre de 2013

1320938028_676893_1320938333_noticia_normal

"El jueves por la noche, el Palau de les Arts fue cerrado al público y parte de su perímetro acotado después del desprendimiento de parte de su fachada, compuesto por trencadís, un revestimiento cerámico. La ópera de Valencia, parte de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, costó 500 millones -quintuplicó su presupuesto inicial- y es obra del arquitecto Santiago Calatrava". El caso de este arquitecto valenciano, afincado en Suiza, es ejemplar de los tiempos que vivimos. Ensalzado hasta lo incomprensible, sus obras responden a un concepto que parafraseamos de Juan Marsé: la arquitectura como sonajero, algo que hace ruido pero que dentro apenas no hay nada.
Un magalómano absoluto que deslumbró a la clase política más inculta y con menos escrúpulos a la hora de disponer del dinero ajeno de la que ahora nos informan que "el gobierno valenciano denunciará al arquitecto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Santiago Calatrava, a la empresa que hizo el Palau de les Arts, parte del complejo, o a ambos, en caso de que no se hagan cargo de los daños y perjuicios que está ocasionando el cierre del Palau de les Arts, la ópera de Valencia". Una denuncia que no sólo no se ha presentado sino que tiene visos de convertirse en una exculpación: "El gobierno valenciano oculta desde marzo de 2013 un informe elaborado por los técnicos sobre los defectos constructivos del Palau de les Arts", informa eldiarioComunitatValenciana. Añádase el dato de que el arquitecto ha cobrado un total de 94 millonesde euros por sus trabajos en la Ciudad de las Artes y las Ciencias y tendrán como resultado la explicación de buena parte de la quiebra de la Comunidad valenciana.
La lista de denuncias y juicios pendientes que pesan sobre el arquitecto de Benimámet por defectos en sus obras es ya notable (Venecia, Bilbao, Oviedo...). Naturalmente, él se sigue considerando un genio. Su soberbia, por ejemplo, llegó al extremos de negarse a que se le rodara un capítulo monográfico dentro de la serie televisiva Elogio de la luz, sobre arquitectos españoles con textos de Manuel Vicent, al enterarse que otro de los capítulos se le dedicaría a Oriol Bohigas, un arquitecto que criticó con rigor su obra e impidió, afortunadamente, su afán de construir algo para los Juegos Olímpicos de Barcelona..
El papanatismo de los populares valencianos llegó a su máxima cota con un proyecto que se firmó en septiembre de 2005. El Consell compró por 15 millones un  proyecto de las Torres Calatrava (tres torres de 58, 70 y 80 plantas y un bloque poligonal de ocho alturas con 112.000 metros cuadrados de uso residencial) que nunca se realizaron (en la foto de Jordi Vicent, en El País, se ve al arquitecto entre Rita Barberá y Francisco Camps en el acto de presentación del proyecto). La Fiscalía, por supuesto, archivó la denuncia que había presentado Esquerra Unida, una práctica que es ya casi una tradición en aquellas tierras. Para más información de los vínculos entre el arquitecto y la Genaralitat valenciana es muy recomendable ver la web http://www.calatravatelaclava.com/calatravatelaclava/#. No tiene desperdicio.
Las críticas le llueven de todas partes. Sobre su proyecto de intercambiador en la Zona Cero se publicaba en elmundo.es: "A Santiago Calatrava The New York Times lo define como alguien borracho de ego, un artista/ingeniero que busca más la huella personal que el beneficio ciudadano. En un artículo incendiario, comenta que es "incapaz de superar el fatal error del proyecto: la incongruencia entre la extravagancia de la arquitectura y el limitado propósito al que sirve", con un añadido: el presupuesto pasó de 1.500 millones de euros a los 2.350 millones. En fin, un ejemplo de egolatría cultivada por dirigentes ignorantes.
Pero lo aires de grandeza no son exclusivos de personajes como el descrito. También llegan a otros ámbitos. Ruiz Gallardón sería otro ejemplo de prepotencia peculiar pues en su caso se entremezcla con su servilismo hacia el poderoso. Ahora quiere pasar a la posteridad por ser el autor de una ley del aborto profundamente injusta, reaccionaria e innecesaria que, además, abre la puerta a negocios e intereses inexplicados. El nuevo procedimiento de "asesoramiento asistencial completo" que impondrá la futura ley del aborto a todas las mujeres que quieran interrumpir su embarazo en España plantea diversas preguntas: "¿Quién prestará ese asesoramiento? ¿Con qué medios, teniendo en cuenta que habrá que concertar una entrevista personal con cada mujer que tenga intención de abortar (unas 300 diarias en toda España)? ¿Acabará ese servicio delegado en centros privados, gestionados en muchas ocasiones por asociaciones antiabortistas?", se pregunta El País de ayer, quien también añadía que "fuentes del Gobierno admiten que no se descarta firmar más adelante protocolos en favor de entidades privadas para prestar ese asesoramiento a las embarazadas".
Que el único dirigente que le haya felicitado por esa nueva ley sea Le Pen ya es un dato. Que individuos tan impresentables como Juan Cotino, presidente de las Cortes valencianas y protagonista de un bochornoso comportamiento en el terrible accidente del metro de Valencia (ofrecía dinero o trabajo a los familiares de las víctimas a cambio de no interponer querellas) y miembro de una familia imputada en la trama Gürtel se permita decir que "todavía en pleno siglo XXI hay legisladores, jueces, médicos, que pretenden hacer lo mismo que hace dos milenios llevó a cabo Herodes. La matanza de inocentes fue una aberración entonces y lo es ahora, aunque en cada momento se intente vestir con diferentes excusas", nos remite directamente a un concepto obtuso y elemental de la demagogia. Son estos tipos de personajes los que jaleaban a Calatrava cada vez que presentaba un proyecto disparatadamente caro y escasamente funcional para mayor gloria del propio autor.

P.D.- Cuando Ana Pastor, ministra de Fomento, dice que "la solución para las autopistas no costará un euro a los ciudadanos", ¿querrá decir lo mismo que Rajoy y De Guindos cuando afirmaban que el rescate bancario no iba a costar un euro a los ciudadanos? porque de momento, y sólo en Novagalicia, ya nos ha costado 8.000 millones. Al César lo que es del César: en éste blog se vaticinaba días atrás una subida de la luz entre el 7 y el 9%. Estaba equivocado. La luz subirá el próximo trimestre un 2,3% hasta la nueva regulación de las tarifas. Los expertos predicen complicaciones con Bruselas y aumentos sucesivos en los próximos meses. Habrá que esperar a final del años próximo para saber el incremento total.





Hay 4 Comentarios

Hola, amigos. ¿Y lo del papa: cómo les parece? Hasta con esto especularon y redondearon la cuenta bancaria los impresentables dueños de la Generalitat Valenciana. ¿Lo de Fabra es como un virus que se contagia y no se cura? ¿Por dónde andan los hijos del señor Baldoví, para que luchen en defensa de los valencianos?

La indiferencia y el donaire con el que se gasta el dinero público sin que nadie pueda pedir cuentas a las personas gestoras y responsabilidades.
Por eso se nos van los dineros públicos en chorro, y la gente estamos en cuadro.
Debiendo más de la cuenta y a costa de nuestra bondad democrática.
Que a los responsables de los desvaríos dinerarios se les coloca en un puesto de la administración para toda la vida, y a la gente se les asigna la cuota.
De la deuda pendiente.
Así cualquiera vale y cualquiera sirve para hacer lo que sea en nombre de la gente.
Luego se marea un poco la perdiz y a otra cosa.
Y mañana más.

Hola, amigos. Todos ganaron, Valencia perdió. Por eso se les ve tan sonrientes y triunfantes en la foto: Camps, Barberá, Calatrava... Parece que el arquitecto Calatrava era y parece sigue siendo el arquitecto emblema del desastre constructor de Valencia, de los sobrecostos, de los buenos negocios para los que salen en la foto. Sí, como buen escritor, Juan Marsé lo describe muy bien: arquitectura de sonajero. O de panguarazos deslizantes, como los que se resbalan por el nuevo puente de Venecia construido por Calatrava.

Pues eso. Que Calatravatelaclava. Ya hace un tiempo, cuando dijo que fijaba su residencia en Suiza aduciendo que en España no se le respetaba, se le perseguía o alguna chorrada por el estilo, a algunos nos escamó. en realidad lo que pasaba es que las mierdas estas que perpetra y que cobra tan bien están caducando. Y se descascarillan.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

junio 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal