TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Una lista de listos

Por: | 23 de diciembre de 2013

Th

Es una lectura algo árida pero sumamente ejemplar. Endesa: José María Aznar, Elena Salgado, Miquel Roca, Luis de Guindos, Pío Cabanillas y Rodolfo Martín Villa. Iberdrola: Ángel Acebes y Ramón de Miguel. Gas Natural-Fenosa: Felipe González y Narcís Serra. Enel: Pedro Solbes. Red Eléctrica de España: José Folgado, Luis Atienza, Miguel Boyer y Ángeles Amador. Abengoa: Ricardo Martínez, Alberto Aza y José Borrell. Acciona: Pío Cabanillas, Javier Solana y Carmen Becerril, son algunos de los preclaros líderes políticos que después de ostentar el poder en distintos cargos han pasado, o pasan todavía, por los confortables sillones de los consejos de administración de diversas empresas eléctricas. No hace falta que se pregunten por qué desde el Gobierno de Aznar hasta la actualidad, las empresas eléctricas han conseguido que con las tarifas más altas de Europa la ciudadanía les deba unos 30.000 millones de euros, lo que por otra parte no quita el que dichas compañías sigan teniendo estupendos beneficios (los beneficios hasta el mes de septiembre de Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa (GNF) y EDP sumaron 5.737,80 millones de euros). Son las cosas del querer, del querer asegurarse una buena remuneración tras abandonar el poder político.
Naturalmente, todos los conservadores con pedigrí cuando están en alguna televisión culpan del desastre a Rodríguez Zapatero (el último ha sido Núñez Feijóo en La Sexta Noche del pasado sábado). Saben que una mentira repetida hasta la saciedad se convierte en verdad audiovisual, y si no fuera así, ahí están los periodistas y programas de las TDT para llevar la buena nueva. Si se profundiza un poco se puede leer, por ejemplo que "ese déficit se fue generando desde 2000 cuando, para contener la inflación, el Gobierno de Aznar (PP) creó el concepto por el cual las eléctricas renunciaban a repercutir en el recibo de sus clientes la totalidad de los costes que el Gobierno les transfería por decisiones regulatorias, y que van de las subvenciones al suministro extrapeninsular a la protección al carbón nacional, entre otros fines. Esa diferencia se financió, pero ha acabado pesando como una losa porque se titulizó con aval público, por lo que es una deuda reconocida por el Estado". Siempre que hay una gran torpeza política que favorece a los mismos surge el nombre de Aznar, ese gran mecenas del arte con el dinero ajeno.
Y ya que salió el nombre de Núñez Feijóo dejemos constancia de que la Xunta que preside adjudicó a la empresa de seguridad Eulen contratos por valor de 800.000 euros entre enero y marzo, complementados con otros 930.000 euros que le adjudicó la televisión autonómica gallega en mayo, mas otros 357.000 en el mismo mes. En septiembre sólo fueron unos 60.000 euros. Hasta aquí todo dentro de la mas estricta legalidad como corresponde a un sólido político. Chirría algo cuando se sabe que la apoderada de la honorable empresa se llama
Micaela Núñez Feijóo, hermana de Alberto, pero ¿si no ayudamos a la familia, a quién vamos a ayudar? La familia es lo primero, ya lo decía don Vito. Y, al parecer, la familia de ese otro prócer conservador gallego que es José Manuel Romay Beccaria, actual presidente del Consejo de Estado, también es lo primero porque la Xunta que preside su pupilo le ha concedida a la empresa Atos Origin 455.000 euros para que desarrolle la web de las entidades locales de Galicia, portal informático que, parece ser, ya existía. Todo perfectamente legal, incluso los 4,6 millones de euros de contratas del Gobierno gallego. La apoderada de la empresa es Carmen Martín de Pozuelo Romay, sobrina del prócer. Es el azar, por supuesto.
Confesando al Estado, el programa de Salvados de ayer domingo, analizó la peculiar relación de la Iglesia Católica con un Estado  como el español que se declara constitucionalmente aconfesional. No aportó grandes novedades aunque sí ratificó varias cuestiones y actitudes: que Muñoz Molina, por ejemplo, considera un escándalo el que la Iglesia Católica siga gozando de los privilegios que le otorgó Franco tras vencer en la guerra civil. De hecho, señaló que la Iglesia fue la que le aportó la ideología al régimen y éste le entregó la educación, es decir, la transmisión de la ideología a las generaciones venideras. Las pequeñas modificaciones en ese control ideológico a lo largo de las décadas las acaba de corregir el compañero Wert con su LOMCE al blindar las subvenciones públicas a los colegios que segregan la enseñanza por sexos.
En tiempos de crisis y recortes, un dato: los profesores de Religión, seleccionados, contratados o despedidos directamente por la Iglesia, cuestan a la ciudadanía 700 millones de euros al año (con el copago decretado por estos desalmados a los dependientes, por ejemplo, se recaudan unos 600 millones al año, es decir que casi lo unos pagan a los otros. Dicho de otra manera: autistas, parapléjicos y otros muchos pagan a quienes propagan la idea de que los milagros existen). La Conferencia Episcopal es la encargada de contratar, sin las habituales oposiciones, por supuesto, a los profesores. Son, también, quienes eligen y diseñan el temario y tienen la capacidad de despedirles cuando lo consideren conveniente aunque, eso sí, todo lo relacionado con el vil metal corre a cargo de los presupuestos generales del Estado. Y una última apreciación tras entrevistarle Jordi Évole: con personajes como Francisco Váquez, exalcalde socialista de A Coruña y exembajador de España ante el Vaticano, profundo defensor de los acuerdos con la Santa Sede, está cada vez mas claro el por qué el PSOE no levanta cabeza: no se pueden decir mas vulgaridades sobre la religión y España en menos tiempo.

P.D.- Felicitamos efusivamente a todos aquellos que han sido agraciados por la lotería de El Gordo de Navidad, y muy especialmente al compañero Montoro que con su nueva triquiñuela ha conseguido en un plis plas que las arcas públicas se queden con un 20% de los premios, razón por la cual suponemos que éste malaventurado año de 2013 el compañero Carlos Fabra ha decidido que no le toque la lotería: ¡que se jodan los de Hacienda!


 

Hay 1 Comentarios

Lo de la puerta giratoria no sería mayor problema si una norma fiable regulara los empleos de nuestros políticos al final del recorrido.
Como nos ocurre a los de a pie.
Un control con lupa, al igual que una norma social nos regula el empleo a los ciudadanos normales.
Sujetos a la disciplina de cumplirla, so pena de sanción o de pérdida de la pensión, si se tiene.
Pero nuestro último baremo a la vista de la cantidad de desvaríos de toda índole que tenemos encima de la mesa, es que, lo que se tiene mayormente es la permisividad y la laxitud total.
En algunos casos con varios empleos a la vez, y varios sueldos, nada de dedicación única, un cuanto más mejor, y recortes dictados.
Muchos recortes al personal, y una deuda de narices también de todos, al por mayor.
Tenemos una deuda sin haber dicho ni pio.
Lo llaman puerta giratoria, pero algunos otros ya lo llaman potencial sospecha de favores.
Desde el seguro asegurado, un buen trato en la gestión es lo menos que se puede hacer, y a otra cosa.
Porque la realidad es, que el país tiene una deuda descomunal, gestionada y amparada desde la legalidad de nuestras instituciones.
Y el que venga detrás que lo arregle si puede, que los de a pie siempre estamos sujetos.
De momento hay cantidad de gente que no puede pagar ni el recibo de la luz.
Y se la cortan claro y después será el agua, y después será pues el aire respirable.
Cuando las calles están llenas de farolas por todas partes a cargo del ayuntamiento, que como hacienda somos todos los vecinos y todas.
Pagando a escote.
Nosotros no tenemos puertas giratorias.
Un ensayo literario de primer orden ante nuestros ojos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

junio 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal