TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Aborto y obcecación

Por: | 12 de febrero de 2014

1392156794_386328_1392163424_portada_normal

"Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros". Groucho Marx. Que buen lema para el frontispicio del Congreso de los Diputados tras conocerse el resultado de la votación secreta sobre el anteproyecto de la reforma de la ley del Aborto. Ver a la bancada popular aplaudiendo tras comprobar el resultado nos recordaba a aquellas otras imágenes de la bancada del mismo partido aplaudiendo la decisión de intervenir en la guerra de Irak cuando el pequeño gran estadista ya lo había decidido con anterioridad. Una mayoría ciudadana en contra y un grupo parlamentario en el poder que anteponía su sentido de la disciplina de voto antes que aceptar la voluntad popular. Celia Villalobos, la santa esposa del de "esto me lo pones en negro", resumió ejemplarmente el sentido del acto: "A nosotros no nos gustan que nos pidan que seamos traidores". Entre traicionar sus principios o al partido, opta por quien le garantiza el sueldo.
"El anteproyecto de ley del aborto no deja de cosechar críticas. Al rechazo de la sociedad civil y de los partidos de la oposición se suman cada vez más sociedades científicas y médicas que no están conformes con el contenido de la reforma. Entidades tan relevantes como la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (Sego), la Sociedad Española de Medicina Perinatal (Semepe), la Asociación Española de Diagnóstico Prenatal (Aedo), la Sociedad Española de Psiquiatría (Sep) o la Asociación Española de Neuropsiquiatría (Aen) han mostrado ya su disgusto por la reforma".
La actitud el Gobierno y del grupo parlamentario popular es la de la obcecación considerada como una de las bellas artes. Todas las encuestas ofrecen resultados contrarios a la voluntad reformadora del Gobierno en la materia. A ello hay que sumar la gran mayoría de las entidades que agrupan a los expertos. Es mas, la única institución relativamente favorable a la reforma (la consideran menos mala pero no buena) es esa congregación de pitecantropus que se autodenomina Conferencia Episcopal. Con todo, lo que mas sorprende en esta historia es entender las ventajas políticas de la embestida de Gallardón.
En un primer momento el ministro alegó que dicha reforma estaba en el programa electoral, lo que da a entender que los programas se hacen para cumplirlos, algo totalmente absurdo e inverosímil en el caso del PP. Pueden argumentar que el Gobierno no lesgisla en función de la rentabilidad electoral, lo que no deja de ser una falacia. Todas las decisiones de índole económica y fiscal que está planificando el registrador de la propiedad tienen como objetivo dulcificar moderadamente la situación justo en el año de elecciones generales. Es mas, las medidas más injustas y radicales en esas materias se decretaron después de varias elecciones autonómicas para no entorpecer los resultados. La única explicación admisible es la de que han calculado mal: ni al sacar el tema se acallaron las críticas a los escándalos de corrupción que les inundan, ni encontraron un eco social favorable y ni siquiera consiguieron una aceptación general entre sus filas. En resumen: una gran torpeza. ¡Ah!, un dato positivo: "El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha afirmado en la mañana de ayer que él votaría "en conciencia" sobre la reforma del aborto". Bueno es saber que tiene conciencia.
No un problema de conciencia sino de taquicardia fue escuchar distraídamente algo de beneficios y comisiones. Un vuelco al corazón. Y aunque ya estamos de vuelta después de los escándalos de UGT  todavía pensábamos que Comisiones guardaba las esencias. Fue un error fatal. La noticia aludía a que "los grandes bancos españoles ganaron 18.417 millones de euros en 2013 con las comisiones cobradas a los usuarios. Esta cantidad supuso un 23,24% de sus ganancias brutas y descendió ligeramente (-1,66%) respecto al año anterior". El ritmo cardíaco recupera su pulso. Falsa alarma.
Y cuando todo parecía volver a la normalidad, la excelsa ministra de Trabajo, Fátima Báñez, suelta eso de que "nadie puede defender que el modelo de España es el de salarios bajos. Es una estrategia abocada al fracaso" y entonces sí, uno empieza a creer en los milagros y sobre todo en la intercesión de la Virgen del Rocío para arreglar los problemas de nuestro deprimido país. Si ha sido capaz de que la ministra se convierta en socialdemócrata en un abrir y cerrar de ojos, ¿cómo no va a mostrarnos la luz al final del túnel? Poco importan informaciones como la de "las grandes empresas congelaron el sueldo que pagaron a los 4,35 millones de trabajadores que tuvieron de media el año pasado, según la Agencia Tributaria" y que esas mismas grandes empresas recortaron unos 163.000 empleos en 2013. Lo importante es crear confusión, vender motos y burras por doquier con la inestimable ayuda de Somoano y sus chicos.

Los grandes bancos españoles ganaron 18.417 millones de euros en 2013 con las comisiones cobradas a los usuarios. Esta cantidad supuso un 23,24% de sus ganancias brutas y descendió ligeramente respecto al año anterior (-1,66%).

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2056121/0/bancos/comisiones/adicae/#xtor=AD-15&xts=467263


P.D.- El mayor peligro de que un grupo de estudiantes universitarios revienten una conferencia de Baltasar Garzón en Santiago con gritos de "terrorista", "torturador" y "fascista" es el de desvirtuar las palabras. Ya en su día la Cospedal afirmó que "Los escraches son nazismo puro". La mezquindad de unos y otra han logrado enfangar lo único que nos distingue de la irracionalidad: el lenguaje.

Hay 2 Comentarios

Que en el año 2014 estos del PP nos quieran hacer retroceder en el tema del aborto es para que todos sus votantes empiecen a pensar que estamos ante la más rancia derecha fascista http://xurl.es/vebod

Casi todo está ya dicho al respecto del aborto, y los porqués de muchas mujeres, que sintiéndose en estado, y embarazadas llegado el momento deciden parar la gestación de su embarazo.
Algo que no es como sacarse una muela.
Sino mucho peor, a sabiendas de que lo que llevan en su barriga es un proyecto de persona y parte de si mismas.
O sea que de gracia ninguna.
El abortar es un trauma, y un drama personal.
Hasta ahí, sería del nascituro de quien hablamos, un proyecto o una idea, una teoría legal.
Que está moviendo montañas de noticias y de dimes y diretes de unos y otros, y de unas y otras.
Llegado el caso.
Por la ley en ciernes, la posible tendrá que llegar a término y parir a la fuerza en todos los casos.
Quiera o no quiera al bebé, esté bien o disminuido físico o psíquico, malformado o de padre desconocido.
Violada o por descuido, ha de cargar al 100%.
Ella.
Porque el resto del personal tan atareados en deletrear normas y teorías terminaron su trabajo.
Porque el nascituro ahora llora, y come, y consume y necesita cuidados, cuando menos los normales.
No digamos los casos complicados de enfermedades de por vida para la madre y para el recién nacido.
Por ley y sus mentores, por los siglos de los siglos guste o no guste, se quiera o no se quiera.
La madre, y la criatura.
De la mano.
Salvo en el caso de tener medios suficientes.
Que entonces, pagando quienes puedan haciendo mutis, se van de viaje dos días y regresan nuevas.
Dejando las leyes para que las cumplan las personas sin remedio, la gente de la base social.
Los que pagan los impuestos desde que se levanta.
Y también esto.
Por mayoría absoluta.
Y en el nombre del Padre.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal