TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

Casi unanimidad

Por: | 04 de febrero de 2014

1391449062_963227_1391449800_noticia_normal

La entrevista que realizó el 20 de enero Carmen Lomana en Antena 3 al presidente Rajoy tuvo 2.873.000 espectadores. El diálogo entre Artur Mas y Felipe González, en el programa del pasado domingo en La Sexta de Jordi Évole, tuvo 4.095.000. No se que opinará Pedro Arriola, el gurú del registrador de la propiedad, pero son cifras que invitan a pensar. Que lo que opine el presidente del Gobierno se vea desbordado por lo que opinan dos pesos pesados de la oposición es un dato a considerar, y mas si el diálogo y su éxito de audiencia se produjo el mismo día en que en el palacio de Congresos de Valladolid 2.000 fieles peperos alcanzaban el éxtasis con su líder y próximo candidato a la reelección. Es probable que influya el hecho de que el presidente suele dejarlo todo para el día siguiente y, por lo tanto, las entrevistas siempre le cogen en la sala de espera de las decisiones por mas que en algunos asuntos, el reconocimiento de determinadas características de su gestión está consiguiendo casi la unanimidad. Un ejemplo:
"Los europeos tienen la sensación de vivir en un ambiente de corrupción generalizada. Tres de cada cuatro suscriben esa apreciación, según un amplio estudio que ha publicado este lunes la Comisión Europea, basado en una encuesta ciudadana y en análisis propios. Esa opinión es prácticamente universal en Grecia (99%), Italia (97%) y España (95%), pero también alcanza niveles preocupantes en países con reputación de seriedad como Alemania, donde el 59% de la población cree que las corruptelas están muy extendidas". Estos datos se conocen cuando se ha cumplido el primer aniversario de los papeles de Bárcenas. Juan Roig, uno de los involucrados en dichos papeles y capo de Mercadona, negó ante el juez Ruz que donara dinero alguno al PP aunque sí reconoció que donó 200.000 euros a FAES, esa fundación que en compensación por soportar al presidente que tiene -el pequeño gran estadista-, recibe el 50% de todo lo que se destina a las fundaciones. Que los donativos de Mercadona coincidan con campañas electorales y con un turbio asunto de permutas de terrenos con una empresa asociada son, probablemente, caprichos del azar. Y que facturas de actos electorales endosadas al PP luego se modificaran para endosarlas a FAES ni era un capricho ni se debía al azar: las facturas iban donde estaba el dinero.
Y ya que hablamos de FAES que menos que rendirle el debido homenaje a ese think thank del análisis universal y su empeño en difundir las ideas que niegan el calentamiento global y el cambio climático, sobre todo cuando vemos en todos los informativos los temporales que algunos, pedantemente, llaman ciclogénesis explosiva. Primero editaron Planeta azul (no verde), del checo Václav Klaus con una inolvidable presentación de su presidente, José María Aznar: "Poco tienen que ver con la ciencia buena parte de los apocalípticos climáticos. Lo suyo es otra cosa, se parece más bien a una nueva religión que condena a la hoguera en la plaza pública aquellos que osen poner en cuestión sus tesis".
Abrumados por el éxito del checo, después, publicaron Una mirada fría al calentamiento global, en la que el político británico Nigel Lawson sostiene que el cambio climático es "una simple especulación" y podría, incluso, ser "una falsedad". Por cierto que en el acto de presentación del libro, la que esta vez estuvo sembrada fue Elvira Rodríguez, presidenta de la Asamblea de Madrid y exministra de Medio Ambiente con el de las Azores: "El cambio climático es una bandera tomada por la izquierda verde ante el desmoronamiento del marxismo con el fin de acabar con el capitalismo". No se si el marxismo se desmoronó, o no, lo que sí sabemos que se desmoronaron fueron docenas de kilómetros de muros, espolones, paseos marítimos, ademas de bares y tiendas de las costas del Reino Unido, Francia y España, como mostraban ayer todos los telediarios. No es de extrañar, pues, que al presidente de esa Fundación tan lúcidamente ejemplar se lo rifen las grandes compañías mundiales y que su capacidad de ahorro le permita comprarse una casa de veraneo en Marbella valorada en dos millones de euros. El Gobierno ve la luz al final del tunel, y Aznar la ve al final del salón.
Decisiones que no llegan, corrupción por doquier, multimillonarios que dicen no pero sí, temporales que pretenden acabar con el capitalismo y segundas o terceras residencias en el área Gil y Gil, la actualidad informativa de ayer se vio coronada por ese prohombre que consiguió que su expartido político, el PP, consiguiera en dos ocasiones autodesalojarse electoralmente del poder, algo que no es tan fácil. "La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía ha entregado un informe al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, en el que relaciona al exministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos (foto de Uly Martin, El País), con las siglas P.A.C. que aparecen en documentos incautados a la trama Gürtel como perceptor de comisiones procedentes de la red corrupta".
Además de ser el máximo responsable de las Obras Públicas y de Aena (obras y entidad que surgen en los papeles de Gürtel), Cascos era también la mano derecha de Aznar quien, por cierto, presentó una querella contra el diario El País por indicar que los sobresueldos que constan en los papeles de Bárcenas se fragüaron durante su mandato, querella que fue muy celebrada por, entre otros, Hermann Tertsch que pidió mano dura: "Aznar anuncia una querella contra El País por decir que fue él quien ideó el sistema de sobresueldos. Bienvenida. Que haya más", concluye el lince que editorializó en Telemadrid sobre el fracaso de una huelga en la cadena la víspera de su celebración.

P.D.- Francisco Camps respondió con el monosílabo "no" a 20 de las 64 preguntas que le formuló el juez Castro y con "no lo recuerdo" a 19 mas. Ante la pregunta de "¿Le propuso Urdangarín y/o Diego Torres la realización en Valencia del proyecto 'Valencia Summit' 2004?", el político valenciano responde con un simple "no". Las cartas incorporadas a la instrucción del caso demuestran no sólo que se le hizo semejante propuesta sino que el propio Urdangarín le remitió por escrito esa oferta en una carta que firmaba el propio yerno del Rey. Desde aquí sugerimos que le integren ya en el elenco de pensadores de FAES.







La nada y la úlcera

Por: | 03 de febrero de 2014

1391248581_002084_1391258900_noticia_normal

Rajoy es extraordinario: es el único presidente del mundo que tras estar dos años en el poder clausura una reunión a la búlgara de su partido como si fuera el líder de la oposición: un discurso sin datos concretos, sin propuestas específicas que era, en realidad, el discurso de un aspirante a la presidencia del Gobierno llenándose de la boca de promesas y vaguedades. El concilio, aquelarre o como quiera que se le llame al tinglado que montó el PP en Valladolidad ha sido, probablemente, uno de los rituales de desfachatez y cinismo mas espectaculares de los últimos tiempos. Tener que escuchar a la Cospedal decir eso de que "el PP es el partido del Estado del Bienestar", con el corifeo Floriano remachando la memez de su señorita afirmando que gracias al PP se han consolidado las pensiones, la educación y la sanidad públicas conlleva un riesgo añadido: la úlcera gástrica. Hay que estar muy curtido para superar sin daños esta ristra de falacias que alcanzaron su apogeo cuando la presidenta de Castilla-La Mancha, con ese gesto entre torero y legionario de sentar a su investigado marido por falsedad documental en primera fila, planteó la gran opción: "O el PP o la nada". Naturalmente, la nada.
Antes tuvimos que soportar a la devota de la Virgen del Rocío señalar con la satisfacción de quien sabe que miente pero que no le van a llevar la contraria, que "gracias a la reforma laboral hemos creado 50.000 empleos", precarios y mal pagados, habría que añadir. Lo cierto es que en los dos años de gobernanza del registrador de la propiedad han generado un millón de parados y "la movilidad exterior" ha roto los esquemas. Sin olvidarnos de ese apuesto Gallardón y su pertinaz confianza en el hara-kiri político que es su defensa de esa reaccionaria ley del Aborto mientras decenas de miles de mujeres se manifestaban desde el sentido común por las calles de numerosas ciudades españolas (foto: Luis Sevillano. El País). El de los 7.000 millones de euros de pufo tras su paso por la alcaldía madrileña señaló sin dudarlo al presidente Rajoy como artífice de la medida aunque se olvidó del otro gran responsable, monseñor Rouco.
De la utilización electoralista sin escrúpulos del dolor de las víctimas del terrorismo poco mas se puede añadir a lo visto y oído en Valladolid. Casi nueve años después del terrible atentado del 11-M, el PP sigue uniendo la crueldad de los fanáticos a los réditos en las urnas en dura pugna, todo hay que decirlo, con las asociaciones de las víctimas. No faltaron tampoco las alusiones y culpabilización de todos los males patrios a Zapatero, por supuesto, pero eso no impidió el que tanto Montoro como De Guindos y el propio Rajoy alardearan de la buena marcha de la economía con ese punto impresentable de prometer bajadas de impuestos el mismo año de las elecciones generales y asegurar, al mismo tiempo, que nada tenía que ver lo uno con lo otro..
No obstante, la realidad seguía manifestando sus desgradables noticias: "Conclusiones del Barómetro de Empresas de EL PAÍS, correspondiente al segundo semestre de 2013: a pesar de que las empresas confían en incrementar este curso sus beneficios, sus políticas de recursos humanos seguirán siendo conservadoras. La mayoría apuesta por mantener la plantilla y en aquellos casos donde se aumente el número de trabajadores se hará fundamentalmente a través de contratos temporales". Alegría, alegría, que son dos días. Más madera: "El 66% de los directivos de las 329 empresas encuestadas prevén aumentar ganancias, pero sólo el 31% piensa en aumentar la plantilla". Y como las desgracias nunca vienen solas, en esa misma encuesta surge el dato de que el 75% de las empresas denuncia que el acceso al crédito no ha mejorado, por lo que la mayoría suspende al Gobierno. Por supuesto que eso no quita que prohombres tan preclaros como Botín o Francisco, Torre Wilson, González, repitan ese mantra de que la culpa de todo la tienen las Cajas. Nosotros los bancos, que hemos cuadriplicado los beneficios el año pasado, somos unos benditos que no hemos recibido ninguna ayuda. La úlcera o la nada.
Pero no se piensen que Valencia no iba a aportar su granito de arena a esta ceremonia de la desfachatez cotidiana: ahí tuvimos, por fin, al de los pantalones con pinzas italianas afirmar que "todo se ha hecho bien" y que en la Generalitat se ha trabajado "con honestidad y honorabilidad" tras contestar, por escrito, a las preguntas del juez Castro. No nos cabe en la cabeza lo que hubiera podido ocurrir en esa tierra prometida en la que el actual President, a través de una amiga y servidora de confianza, compra arreglos de cocido en una delicatessen, si se hubiera hecho todo mal, de forma miserable y deshonesta. El muy honorable Camps nos ha quitado un peso de encima aunque siempre hay malas lenguas que critican operaciones como la del aeropuerto de Castellón. El del arreglo de los garbanzos con tocino y chorizo estaba encantado al afirmar que una empresa canadiense se va a hacer cargo del mismo a cambio 24,5 millones de nada en el primer decenio, cifra que habrá que sumar a los 170 millones que ha costado a las arcas públicas hasta la fecha. Casi se nos saltaban las lágrimas cuando Camps y Carlos Fabra, con sus nietos correteando por las pistas, inauguraron hace casi tres años aquellas instalaciones que iban a convertir a su provincia en un emporio de riqueza.
La Operación Pokémon, por su parte, es la demostración definitiva de que la democracia española tiende a la igualdad con similar o mayor énfasis que la que tuvo en su día la Revolución Francesa: "La apertura de buena parte del mayor sumario por corrupción instruido nunca en Galicia, por el que la juez de Lugo Pilar de Lara ha imputado a un centenar de personas -directivos del grupo empresarial Vendex, políticos y funcionarios- confirma las graves acusaciones contra los gobiernos municipales del PSOE en Lugo y Ourense y del PP en Santiago y A Coruña". Sobres de 2.000 euros mensuales, relojes Rolex de 6.000 euros, amaños en concursos públicos, un magnífico retablo de lo que Camps definiría como "hacer las cosas bien".

P.D.- Jordi Évole hizo ayer un espléndido programa. Los que en el tinglado búlgaro-vallisoletano echaron de menos al expresidente Aznar (la soberbia y el rencor son la soberbia y el rencor), en Salvados, muchos echamos de menos al presidente Rajoy (la inseguridad y la torpeza son la inseguridad y la torpeza). Felipe González estuvo en su sitio pero sin mando en plaza, el del mando en plaza catalana explicó su postura y el del mando en plaza en el Estado ni estuvo, ni estará en ningún debate televisado de interés salvo que pueda hacerlo desde un televisor de plasma con pronter.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal