TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

De traca

Por: | 28 de marzo de 2014

Th

Hay datos incomprensibles: "El PP volvería a ganar las elecciones a la presidencia de la Generalitat valenciana en caso de celebrarse ahora los comicios autonómicos, pero la suma de votos entre PSPV, Compromís y Esquerra Unida del País Valencià haría posible un gobierno tripartito, según un sondeo hecho público ayer por la Cadena SER. La suma de votos de PSPV, Compromís y EUPV alcanzaría el 48,4%, una cifra que el PP no alcanzaría ni con un hipotético acuerdo con UPyD, que se quedaría en el 43% de los votos". Que en una comunidad como la valenciana (foto de una mascletá), después de todo lo sabido, publicado, televisado y analizado, el PP obtendría un 29,7%, siendo la fuerza política mas votada aunque, eso sí, con casi 20 puntos menos que hace tres años, sólo se explica si las informaciones difundidas por todos los medios día a día, mes a mes y año a año, no son los suficientemente creíbles o a la paella le están añadiendo hongos alucinógenos.
También es verdad que en esa misma encuesta se afirma que el PSOE lograría el 21,2% del voto, casi siete puntos menos que en los comicios previos, lo que también da para pensar. ¿Cuántas elecciones tienen que perder los socialistas para darse cuenta de que están equivocados y que sus líderes no conectan con la ciudadanía? ¿Cómo es posible que con una gestión tan desastrosa como la del gobierno de la Generalitat, tan trufada de corruptelas y de políticas antisociales, los hipotéticos representantes de las clases trabajadoras no consigan levantar cabeza? ¿A qué esperan para dar un giro radical a su táctica? Hay datos incomprensibles pero también hay actitudes ininteligibles.
Por su parte, hay otras cifras que si bien parecían inimaginables no hace mucho, ahora son absolutamente verosímiles: España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil, superado solo por Rumanía, según revela el informe de Cáritas Europa, presentado ayer en Atenas, sobre el impacto social de las medidas de austeridad aplicadas en los países más golpeados por la crisis, informe que añade: en España, el riesgo de pobreza entre los niños menores de 18 años se situó en 2012 en el 29,9%, casi nueve puntos por encima de la media de la UE, que estuvo en el 21,4%, según datos de 2013 de Eurostat.
El estudio revela, además, que el 12% de la población española que trabaja no gana suficiente para escapar de la pobreza en un país que, junto con Grecia, ha experimentado el mayor incremento del desempleo desde el inicio de la crisis. La organización denuncia que España es una de las sociedades más desiguales de Europa, a lo que contribuye el aumento de los impuestos indirectos, que no discriminan en función de la renta, y que ha provocado, al igual que en otros países como Grecia, un mayor empobrecimiento de los hogares con menos ingresos. Esta situación ha comportado un aumento de los trastornos depresivos, de los problemas con el alcohol y los suicidios en España y Grecia, que se han disparado desde el comienzo de la crisis. Lo mas indignante de todo esto es que, según fuentes de Cáritas, con 2.600 millones de euros se solucionaría el problema de la pobreza extrema, es decir, con menos de lo que el Estado va a dedicar a salvar a las empresas y bancos que decidieron en su día construir y avalar las autopistas radiales sin que nadie se lo pidiera. Añádanle el dato de que el número de españoles que pueden estar en riesgo de pobreza energética ha aumentado en dos millones en solo dos año (de cinco a siete millones) y tendrán un panorama en el que sólo falta el que salga algún preboste del Gobierno para que nos cuente lo de la luz, el túnel, el deslumbramiento y todo ello con una sonrisa de satisfacción porque, como dijo hace tiempo la de la Vírgen del Rocío: "Estamos viendo ya señales esperanzadoras en un entorno de una crisis económica muy dura".
Bueno pues mientras se conocían estos demoledores datos, en el Congreso de los Diputados, con esa hipersensibilidad social que les caracteriza, se debatía intensamente la redacción de una declaración institucional sobre el presidente Suárez en la que surgieron unas discrepancias sobre el texto por lo que, finalmente, no fue posible que tuviera esa cualidad de "institucional" ya que para ello se requería la unanimidad de todos los grupos. La leyó a título personal el presidente de la Cámara. Por su parte, los diputados de Amaiur y de ERC se negaron a sumarse al minuto de silencio por considerarlo un acto de "ensalzamiento de la españolidad". En fin, así son los iluminados y así pasan el tiempo los representantes de la soberanía popular.
También es curiosa esa imagen del ministro del Interior, con el director general de la Guardia Civil detrás de él, aceptando la posibilidad de que se hubiera producido una descoordinación entre los mandos y los policías el pasado 22-M. Que el CGPJ considere inconstitucional la Ley de Seguridad de Ciudadana elaborada en su ministerio, que nadie sin el servilismo partidista tradicional aceptara las explicaciones de lo ocurrido en la playa de El Tarajal o que se produjera una manifestación de GEOS pidiendo la dimisón de sus superiores le induzca al ministro Fernández Díaz a presentar su dimisión irrevocable es de una ofuscación tan indiscutible que ni la propia Santa Teresa va a poder solucionarlo.

P.D.- Un saludo revolucionario al presidente del Círculo Empresarial Leonés, José Ángel Crego, quien afirmó este miércoles que no es lógico que las empresas estén obligadas a indemnizar a los trabajadores despedidos: "¿Por qué el trabajador no le paga 45 días por cada año que la empresa le ha estado pagando un sueldo y le ha dado trabajo?". Y añadió: "Hay que ser imaginativos". Para que luego digan que España no es el país de las oportunidades. La leyenda de que en Estados Unidos un repartidor de diarios puede llegar a ser Presidente encuentra aquí una realidad: que un antisistema descerebrado puede presidir el Círculo Empresarial Leonés.


Hay 3 Comentarios

Es lo que tiene la democracia. Que hay que apechugar con lo que se vota. Claro que siglos de ignorancia hacen pensar a la gente que la participación democrática se limita a ir cada cuatro años a echar una papeleta a una urna, y que las libertades son algo que graciosamente nos concedió una antiguo ministro secretario general del Movimiento Nacional, por mandato de su Majestad Borbónica en un momento de lucidez poco propio de su familia. De pensamiento crítico y exigencia a nuestros representantes, ni hablamos.
Pues ajo y agua. Y que cada palo, aunque el palo esté rebozado de mierda como el de los gallineros, aguante su vela.

Por favor que no se echen las culpas de este desaguisado al PSOE, diga por favor que no saben o no sabemos denunciar los muchísimos problemas que padece la sociedad española, que no se sabe conectar con los necesitados, pero esto no es por falta de conciencia. Hay que tener mucha, pero mucha moral para continuar luchando contra las diarias injusticias. Salud amigos.

La tecla de la identidad diferente puesta en alza, que desaparecida y encontrada para mayor gloria se exhibe con galanura.
Y a partir de ahí lo que se quiera.
Como D. Jesús, que ganaba solo apareciendo de vez en cuando bañándose como si tal cosa.
Es un don que hay que tener.
Lo de poner a la gente en el mapa, aun sabiendo que en el mapa estamos todo el mundo puestos.
Ya desde hace tiempo.
En un continuo redescubrimiento del pan tostado.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal