TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

De ciegos y tuertos

Por: | 15 de mayo de 2014

Th

La torpeza de una buena parte de los dirigentes del PP, del ministro del Interior y de un selecto grupo de comentaristas de la caverna es inagotable. ¿Cómo se puede hablar del terrorismo yihadista en el Congreso cuando se está comentando los crueles tuits de algunos descerebrados sobre el asesinato de Isabel Carrasco? ¿Pero éste señor Fernández Díaz de dónde sale?, ¿en qué ambiente fue educado? Sólo se le ocurre recortar libertades a toro pasado y condecorar a Vírgenes. Llegó a afirmar que el aborto y ETa tenían algo que ver. Tras las manifestaciones de indignados propuso una nueva ley de Seguridad Ciudadana impresentable. Ahora confunde el tocino con la velocidad y, si no le reprimen un poco, propondrá otra ley contra las redes sociales tan infumable como la de la Seguridad Ciudadana.
Hemos asistido a manifestaciones de policías protestando contra sus superiores, ha cesado a varios responsables de la policía, el de los antidisturbios, los de Ceuta y Melilla, ha relevado en tres ocasiones en un par de años al jefe de la unidad contra la corrupción..., pero ¿qué ha hecho bien el señor Fernández Díaz?
Si uno cuenta hasta diez antes de dejarse llevar por la legítima irritación puede surgir una explicación plausible: la de que rodearse de un equipo con individuos como los Fernández Díaz, Soria, Gallardón, Mato, Báñez o Wert resalta la figura del líder. Es la única explicación: que el tuerto se rodee de ciegos para ser el rey. Un tuerto que ha demostrado una cierta eficacia a la hora de recortar todo lo que mínimamente se movía en el llamado Estado de Bienestar, despreciando el daño que se causaba entre quienes no habían participado en la orgía de codicia y ladrillo que originó la crisis, y que se ha demostrado absolutamente incompetente para resolver problemas políticos como el auge del soberanismo catalán hasta el punto de que, siendo el PP un partido con mayoría absoluta en el Parlamento, ha sido su candidato a las europeas, Arias Cañete, el primero en dejar caer la posible conveniencia de un gran pacto con los socialistas, suponemos que con el fin de afrontar conjuntamente el reto independentista. Y para aplicar su neoliberal política económica, social y cultural, se rodeó de un selecto grupo de mediocres dispuestos a ejercer de matarifes sin rechistar. El tuerto es el rey y su ministro del Interior, una lumbrera.
A todo ello habría que señalar que cuántas más Barberá, San Sebastián, Tomás, Terscht, Uriarte o Marhuendas, por citar tan sólo a unos pocos, dejen caer análisis sobre el asesinato de León relacionándolo con los escraches o el clima de crispación, siempre habrá un Fernández Díaz que lo relacione con los yihadistas por mas que la autora confesa del crimen sea una militante del PP, dato absolutamente irrelevante en un terrible suceso exclusivamente personal. Todos los tertulianos de extrema derecha y la alcaldesa tienen la misma información que el resto de la ciudadanía: saben, sabemos, que el asesinato de Isabel Carrasco fue el desenlace de una enfermiza obsesión dos dos damas que se sentían injustamente damnificadas por una decisión de la víctima. También saben, sabemos, que el odio hacia la presidenta del PP de León se había despertado, cuando menos, dos años atrás y que desde entonces ya habían decidido planificar su muerte. Pues bien, sabiendo lo que sabemos, no dudan en manipular los hechos para llevarlos a su terreno: el de que todo es culpa de quienes fomentan la crispación social y el desprecio por la clase política, es decir, la izquierda contestataria y los medios de comunicación que no comulgan con sus ruedas de molino ni con las del Gobierno sin, por supuesto, preguntarse si dicha crispación no tiene su origen en datos tan terribles como el de que, en España, hay una vacante de empleo por cada 110 parados (en Alemania la proporción es de 1 a 2, y en el Reino Unido, de 1 a 4) o de que nuestro país es en el que más aumentado la desigualdad entre pobres y ricos de toda la Unión Europea, y sin citar los informes de Cáritas sobre la pobreza o los de las asociaciones internacionales médicas sobre el deterioro de la Sanidad y las ayudas a la dependencia.
ThY mientras el ministro del Interior sugiere ya la conveniencia de incluir en el Código Penal algún tipo de control sobre los excesos de las redes sociales, es decir, sobre los excesos que se vuelcan contra ellos porque los que se producen contra el resto de las fuerzas políticas e individualidades (no nos olvidamos de los ataques desde las Nuevas Generaciones del PP a Pilar Manjón, la presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, a Ada Colau, la líder de las plataformas anti deshaucios, a artistas o periodistas), al parecer, no son ataques injuriosos sino juegos de juventud, pues bien, mientras Fernández Díaz vuelve a blandir el hacha, José Manuel Soria, ministro de Industria, prepara ya la chequera de la cuenta corriente de todos los españoles para pagar los 1.700 millones de euros con los que indemnizar a la empresa Escal UGS (propiedad en un 66% del grupo español ACS, es decir, Florentino Pérez) por el previsible desmantelamiento del almacén de gas Castor (ver foto) frente a las costas de Castellón pues ya son dos los informes oficiales que vinculan la actividad de la plataforma con los seismos en la costa. 1.700 millones de euros son muchos millones, son más recortes, públicos o encubiertos, a sumar a los más de 4.000 millones que costará el "rescate" de las autopistas de peaje, por citar un par de despilfarros ejemplares de la mala gestión e incompetencia que los diferentes Gobiernos, tanto del PSOE como del PP, han demostrado meridianamente. Y nada de todo esto tiene que ver con el asesinato en León de Isabel Carrasco.

Hay 4 Comentarios

Hola, amigos. ¿Qué soluciones puede ofrecer a una Europa democrática y decente un partido tiznado de corrupción y mentira? Ninguna que sirva. Lo correcto, lo honesto, lo digno sería que el señor ARIAS CAÑETE renunciara a su aspiración y diera el buen ejemplo del respeto a los ciudadanos españoles y europeos. Bastaría que hiciera mutis por el foro y se largara, mostrando así su respeto hacia la justicia española. ¿Qué más quieren saber, qué más se puede conocer que lo que desde hace más de un año todo el mundo sabe, tras las revelaciones del periódico EL PAÍS? ¿Quieren llegar hasta el vergüenza y el oprobio de la imputación y la condena por haberse financiado ilegalmente? Está bien, esperemos. Pero no harán sino acrecentar más aún el deshonor de un partido que, engañando a todo el mundo, quiso conseguir el poder y permanecer en él a base de engaños y mentiras. ¡Abajo el PARTIDO POPULAR, el partido de los chorizos y las butifarras! ¡Respeten a la EUROPA decente a la que pertenecemos!

Hola, amigos. Como nada tiene que ver lo que confirma el juez RUZ sobre el dinero en b del PARTIDO POPULAR y su continuada estafa al fisco para financiar sus campañas, sus líderes, y las corbastas y trajes de MARIANO.

Depende del color del cristal que llevemos puesto para ver la realidad de una forma o de otra.
Pero las personas que llevamos puesta la realidad encima de los hombros, todo lo que vemos es lo que hemos de pagar antes o después.
En democracia solo nos toca pagar el gasto, y punto.
Sin contemplaciones, y sin poder pedir responsabilidades a toro pasado.
Es lo que hay.
Es el esquema en el que nos movemos, supeditado todo el mundo a un dictamen establecido que no podemos consensuar, ni modificar, ni auditar.
Por eso se nos trata a bandazos de opinión, pensando algunas gentes que seguimos estando en el siglo pasado donde se nos decía lo que teníamos que opinar.
lo que era bueno y lo que era malo para nosotros, el personal de la calle.
Se nos daban las ideas hechas.
Repartidas en dosis para poderlas digerir, y aprendimos a señalar con el dedo a los culpables de todos los males, desde la conspiración y el contubernio.
Y a condenarles con el dedo pulgar para abajo.
Sin pensar por nosotros mismos, condenando lo que se nos decía que era malo.
Y se nos siguen dando las ideas masticadas, para que después digamos lo que nos han dicho.
Y señalemos a los culpables de todos los males, condenándoles con el dedo pulgar para abajo.
Como Julio César, en el circo romano.

Partido Popular , un partido de TORPES con SOBRES , CORRUPTO , INSOLIDARIO , ELITISTA , RUIN , ...., etc.
.
Elegido por los que NO VOTARON EL 20-N...!
.
El 25 de Mayo , en las Elecciones al Parlamento Europeo , tenemos una oportunidad de cambiar ...!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal