TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

De lo incomprensible

Por: | 25 de febrero de 2016

1456346160_236195_1456346683_noticia_normal_recorte1

El tema-estrella de ayer, miércoles, fue la ostentosa firma del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para una hipotética investidura y un no menos hipotético plan de Gobierno. No estaría de mas que políticos y periodistas fueran calibrando con más rigor la utilización del adjetivo histórico pues de tanto e indiscriminado uso pierde significación, se convierte en cotidiano, es decir, en lo contrario de histórico.
Y con la firma llegó la confusión: salieron en tromba la derecha y la izquierda para, o bien calificar el acuerdo de "fantoche" (la derecha), o bien levantarse de la silla negociadora y dejar a los socialistas con un palmo de narices (las izquierdas). Hipotética moraleja: PSOE y Ciudadanos han copado el centro. José Carlos Díez, un fino estilista de la economía lo tiene claro: "la falta de concreción de la mayoría de las propuestas hacen que el documento se asemeje más a un programa electoral que a un plan de gobierno". Si así fuera, es evidente que todos dan por perdida la investidura y, en consecuencia, aceptan la convocatoria de nuevas elecciones, salvo Isabel San Sebastián, fina señora y vulgar analista política, que en el programa Toma partido, también de ayer, aventuraba un pacto in extremis entre PSOE y Podemos, eso sí, sin explicarlo. Ventajas de las creyentes.
"El acuerdo de gobierno del PSOE con Ciudadanos mejora la política económica del PP", explicaba Díez. "Parte de un mejor diagnóstico de la realidad económica, pone el foco en el largo plazo para modernizar nuestro aparato productivo y habla de desigualdad y de pobreza, problemas que han empeorado significativamente desde 2011 y que Rajoy y el PP han negado y pecado de inacción. Y hace novedosas e interesantes aportaciones en políticas activas de empleo. La dura realidad es que Rajoy volverá a incumplir el déficit en 2015, deja un agujero en el sistema de pensiones de 15.000 millones y en 2017 la hucha estará vacía. Resolver un problema tan grave diciendo que pedirás flexibilidad a Bruselas es la misma estrategia de Rajoy en 2012, que acabó en rescate. Bruselas ya nos ha dicho que, creciendo al 3% y habiendo ampliado el déficit estructural primario en 2015 más del 1% del PIB, no habrá flexibilidad para España". Fin de la cita.
Rasgarse las vestiduras porque el PSOE acuerde con Ciudadanos un pacto moderadamente reformista sólo se entendería si se diera por supuesto que el Partido Socialista fuera una organización nítidamente de izquierdas, algo que hace décadas se optó por abandonar. Conviene recordar que en septiembre de 1979 -va a hacer 37 años- se celebró un Congreso Extraordinario en el que se abandonó definitivamente los postulados marxistas y se aceptó el socialismo democrático como ideología oficial, es decir, la socialdemocracia, reeligiéndose entonces a Felipe González como secretario general. El nuevo enfoque ideológico se consolidó a lo largo de los años con nombres como los de Miguel Boyer, Carlos Solchaga o Pedro Solbes al frente de la política económica, por lo que conviene comprobar si se tienen vestiduras, y de que tipo, antes de rasgárselas. De ahí que resulte incomprensible a estas alturas poner el grito en el cielo porque un partido de centro-izquierda pacte con un partido de centro-derecha. Dicho lo cual, también es de justicia señalar que con los socialistas en el poder, la sociedad española alcanzó unas cotas de libertades civiles, de tolerancia institucional y de respetabilidad formal democrática que nada tienen que ver con la ley Mordaza, la vietnamización de la clase trabajadora o la servil desfachatez gubernamental ante los delincuentes de güante blanco.

Hay 36 Comentarios

No critiquemos la pregunta a los militantes que es una obra de arte, como si dijéramos la cuadratura del círculo. El problema partía de que los militantes mantienen la esperanza de que la "S" del PSOE aún tuviera algo de vigencia en contra de la creencia de los Barones que creen que la "S" corresponde a "S"upuestamente, esta divergencia parecía difícil de resolver hasta que se ha dado con la solución que viene a ser como "¿Estas conforme que Pedro pueda pactar con la derecha de acuerdo a los deseos de los Barones dado a que 'los malos' no están de acuerdo con Felipe?", como se ve con esta pregunta queda perfectamente cuadrado el círculo además de dejar claro a los aun creyentes quien es el enemigo: la Izquierda, enemigo mortal del 'centro' izquierda.
Esa es una verdad tan evidente que hasta Falangito está de acuerdo con ella.
 
Y atentos al gran descubrimiento y a la miseria que lleva incorporada que va a conseguir que los "de izquierdas" se enfrenten a la izquierda, me refiero a la frase que va a ser más oida hasta junio: "PODEMOS ES LA TABLA DE SALVACIÓN DEL PP", merecedora de la medalla de oro del neoliberalismo.

Pablo Antón | Varios días
Como defensor a ultranza de su PSOE, ahora ya declarado por ellos mismos en el centro político (¡madre mía si aquel buen linotipista creador de la cosa escuchara tal cosa!), agradecería su comentario a la pregunta? que les han hecho a los militantes. Sobre el acuerdo en sí, no hacen falta sus comentarios, ya se comentan ellos solitos. Agradecido.

Alba, por una vez me vas a permitir que te reconvenga (con todo respeto y hasta cariño, eso sí) por tu "Estoy negra y se nota", por sus connotaciones negativas. Yo creo que hubiera sido más claro y hasta más poético un "Estoy encabronada y se nota", que todo el mundo entiende a la primera y en cuyo estado nos mantenemos también unos cuantos.

Quizás nos hemos resistido (algunos) a aceptar que las siglas PSOE no se identifiquen verdaderamente con su proyecto político y solo se mantengan como recurso en campañas electorales.

Ayer mismo oí a un portavoz de Cs ( Girauta,(gafas rojas) no estoy segura de su nombre y no tengo tiempo de buscarlo) decir que su programa iba al 80% y que a Podemos ni ¡agua!. Y a el otro portavoz(Hernando, gafas azules) llamando mentiros@s ,requetementiros@s a los de Podemos por decir prácticamente lo mismo que el portavoz de Cs y que no eran tiempos de usar la palabra "vetos", ni "restar". Eso sí al darse cuenta de que los podemistas saben leer, empezaron a cambiar, ayer tarde mismo" algún que otro error de redacción que cantaba por soleares".
Por cierto y esto ya es una maldad , es manifiesto que del look podemista han hablado mucho , pero ¿y del look gafitas de colores conjuntadas con zapatos y chaqueta ?
Estoy negra y se nota, no me gusta que me digan lo contrario de lo que evidentemente es.Han sido años de hacerlo y encima ¡me los creí!.

Y supongo, solo supongo, que pasarán unos días antes de que nos hablen de la supuesta soberbia y prepotencia de los de Podemos, después de la puesta en escena tan ampulosa (con autodeclaraciones de hombres de estado con un pacto de la segunda transición que ambos dos (uno mas que otro) ya tienen puesto en órbita) ¿No era este el lenguaje atribuido a los podemistas? ¿Dejarán pasar un tiempecito o ni eso?

Alba | 25/02/2016 8:48:53
.
Algo de eso parece, que han pactado con la derecha para luego poner a prueba las tragaderas del resto.
De momento sin éxito.

El bloque de izquierdas no es superior al bloque de derechas en el parlamento español y había que trabajar de otra manera, contesta Sánchez a la pregunta de Pepa Bueno de porqué ha pactado antes con Ciudadanos que con Podemos. Y porque llevan más tiempo negociando con los primeros.
Parecía que Sánchez se había movido con finura para buscar la investidura, pero este tropezón empieza a producir dudas.
Podemos quizás necesitaba tranquilizarse, pero que el
PSOE haya tratado así al resto de fuerzas de izquierda, según decía ayer para buscar un pacto entre un partido de centro-izquierda y otro de centro-derecha, no va a ayudar a la consecución de pactos.
Tampoco el intercambio de culpabilidades con que nos vienen mareando todos los partidos desde que se inició el difícil proceso de investidura.
El tiempo perdido o malgastado puede acabar pasándoles factura a todos, aunque parece que es el procedimiento habitual.
De momento solo queda seguir de espectadores y observar con qué nos siguen sorprendiendo.
Al fin y al cabo es lo que hemos elegido.

Yo no compro esta moto. ¿Podemos está seguro que ganará las próximas elecciones? Ya,ya......................con la propaganda que les espera, que ya de antemano sabemos que la corrupción española, toda. todita es culpa de ell@s.
Y menos cuando estoy oyendo al sr, Sánchez que se han quitado horas de sueño trabajando para llegar a un acuerdo y los de Podemos se han incorporado los últimos. ¡Toma ya! ¿Por qué les ha llamado los últim@s? ¿Simplemente las dan la opción de tragar? Y encima con los mantras de siempre, avance sustancial en las reformas laborales y ley mordaza e incluso el romper España. ¡Vaya unas explicaciones mas incoherentes está dando!
¡A los españoles que están sufriendo de manera sobrevenida! Si,si eso tiene que a los español@s les han puesto ¡en primer lugar!
¡Ah! Y sin memoria económica por ningún lado. ¿No era una exigencia previa? A los de Podemos, claro.
Ya tengo claro mi voto.

Sí, es verdad que las elecciones dan como resultado una mayor dispersión del voto, que obliga a que se tenga que llegar a acuerdos -que no significa que el ciudadano haya votado con esa intención especifica que se inventan los políticos para justificarse-; pero no es menos cierto que dicho voto contiene un tendencia que expresa apoyo a lo que se ofreció en las elecciones y, lo mismo que se habla de ceder frente al grupo adversario, habrá que ceder –dice un mínimo de lógica- en la dirección que los propios señalan y no darle preferencia a lo antagonico.


Creo que el PESOE, a pesar de la renovación -escasa por lo que se ve-, con estas sumas que no suman para lo que se quiere, han aprendido poco. A Zapatero lo castigaron los suyos por hacer los mismo que sus adversarios en lo económico y abandonar la socialdemocracia, con un destrozo electoral como nunca habían sufrido que hizo espacio a Podemos. Ahora resulta que, incapaces de recuperar lo perdido, en última instancia, insisten en la negociación en más de lo mismo. En lo laborar abaratan el despido y formalizan el contrato único (temporal con otro nombre), mantienen el criterio de sueldo de miseria (crecimiento de 1% del salario base, como tapadera de esa intención) y conservación, en general, de la precariedad conseguida mediante una reforma que no se derogan. Como no se deroga la ley mordaza sino que se remienda, ni se cumple la eliminación de los copagos. Ni se plantea una reforma fiscal que nos iguale en contribución progresiva a la media europea, que aumente los ingresos, haciendo que nuestros ricos paguen lo que pagan sus ricos.


Hace tiempo que no voto al PESOE, pero aun quedaba un poso de añoranza por una socialdemocracia rebasada que creía que no habían quemado sus naves. A golpes de demostración práctica de como lo prometido no es para este grupo una deuda, me están convenciendo de la imposibilidad de retorno. Cada día ese voto esta mas lejos, tanto que no creo que vuelva.

EL OJO IZQUIERDO
La larga y dura guerra entre el PSOE y Podemos
José María Izquierdo fija su ojo sobre la relación entre PSOE y Podemos tras el pacto entre Ciudadanos y los socialistas
José María Izquierdo Madrid 25/02/2016 - 07:50 CET
.
Pues ya tenemos un pacto, firmado y fotografiado, pero que no acaba de despejarnos las dudas que nos corroen. La mayor y principal es cómo se consigue que los 130 votos que suman PSOE y Ciudadanos valgan más que los 192 que suman PP y Podemos. Dada la imposibilidad matemática, e incluso metafísica, de cambiar la fuerza de los números, la cosa se queda como es: que no hay manera de vislumbrar una salida que no sea la de nuevas elecciones.
.
Entre otras cosas porque en Podemos, convencidos de que ese supuesto de ir a las urnas en junio les beneficia, tienen la mala costumbre de romper el jarrón antes de decir buenas tardes. Era evidente que había muchas ambigüedades en el papel en torno a la política fiscal, por ejemplo, con el fin de que Podemos, Izquierda Unida o Compromís tuvieran terreno amplio para jugar, y ellos lo sabían. Pero en lugar de exigir esos cambios y forzar una negociación, dura, pero negociación, han optado por la reacción fulminante, que siempre es más lucida: un portazo monumental.

Por el otro lado, por parte del PP, que nadie se llame a engaño porque es imposible esperar ninguna ayuda, directa o indirecta, al acuerdo. Lógico, claro.
.
¿Qué queda a partir de ahora? La guerra a dentelladas entre PSOE y Podemos por el voto de izquierdas. Y así, hasta junio.
.
http://cadenaser.com/programa/2016/02/25/hoy_por_hoy/1456366881_387473.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

abril 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal