TV Blog de Harguindey

TV Blog de Harguindey

La televisión es la reina de la casa. Lo que se pretende en este espacio es comentar la actualidad televisiva más inmediata, los programas del día, desde cualquiera de los que se definen como “telebasura” a las retransmisiones deportivas, los espacios informativos, documentales, las películas o las series. Son los comentarios y recomendaciones de un telespectador común.

Corruptores

Por: | 16 de marzo de 2017

1992-stefanoaccorsi-sky

El 27 de mayo de 2015 Canal+ estrenaba una serie italiana: 1992 (Mille novecento noventadue), diez capítulos en torno a la perversa relación entre el poder político y el poder económico. Ahora se puede revisitar en Movistar Series Xtra. Es el mejor manual audiovisual sobre la corrupción en el que la ficción permite y coadyuva a una comprensión más eficaz de la realidad.
Fue un año esencial en Italia. Comenzaron las investigaciones judiciales de Manos Limpias (nada que ver con su homónimo español, un burdo sarcasmo), resurgió la demagógica Liga del Norte y nació el proyecto de Forza Italia del omnipotente Silvio Berlusconi. Y un añadido italiano: la Mafia siciliana y la Camorra napolitana asesinaron a los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, respectivamente. Fue un año en el que, como declaró en su día el protagonista y autor de la serie Stefano Accorsi (ver foto) a EL PAÍS, "nos dimos cuenta que en Italia sucedió de todo".
En uno de sus primeros capítulos hay una frase clave: "En Italia no se pueden hacer negocios sin los políticos". Ni que decir tiene que 25 años después de aquel 1992 esa frase ha traspasado las fronteras y la "tangentópolis" es ya comissiópolis, mordidapolis o como quiera etiquetarse a la constante presencia de la corrupción, ese vínculo entre la codicia y la prepotencia.
En la serie italiana todo resulta familiar, próximo. Nos hablan de los grandes constructores y de su capacidad corruptora, de comisiones del 5% por obras públicas, de recalificaciones, de jueces que anteponen su dignidad profesional a los intereses de partido y, curiosamente, no nos hablan de ministros de Justicia que se han convertido en comentarista-estrella de las sentencias judiciales en lugar de mantener la debida neutralidad del silencio. La otra característica de las investigaciones italianas es que centraron el foco en primer lugar en los corruptores, en quienes sobornaban a particulares y partidos. Fueron ellos los que acabaron involucrando a los corruptos. Nada que ver con el sacrosanto respeto al poder económico español.
Las últimas secuencias de la serie dejan constancia de dos hechos fundamentales para la década siguiente: el equipo anticorrupción del fiscal Antonio Di Prieto celebra con champán el procesamiento de Bettino Craxi, secretario general de los socialistas italianos y exprimer ministro, que huyó a Túnez para no ser encarcelado, y un Milán inundado de carteles que anunciaban la aparición de un nuevo partido, Forza Italia. El protagonista de la serie, Stefano Accorsi, pone el punto final: "Muchos creyeron entonces que la esperanza se llamaba Silvio Berlusconi. Ahora ya no hay duda de que apostamos por el caballo equivocado".

Hay 7 Comentarios

Si a estas alturas ya no entienden que la socialdemocracia está haciendo aguas por todas partes, no sé que necesitan mas.
O cambian su discurso y aún mas su comportamiento de los últimos tiempos o ¡ell@s sabrán, si solo aspiran a ir al rebufo!
(Hay mas a los que votar).
¿Para cuando una reunión de la Social-Democracia Europea?

Así son las cosas siglo tras siglo.
Hombres nobles de moral intachable muy por encima de los bajos instintos de la plebe y que esconden bajo la ancha capa o el traje impecaminoso una perversión corregida y aumentada de la inmoralidad que se supone que pretenden corregir.

Allá cada cual con su moral, pero si nuestro Bárbaro Rey pretendía darnos lecciones poniéndose la Corinna por Coronna o a quién le apeteciera en cada momento, ha dejado en muy mal lugar a tan alta institución.
.
Marta Gayá, la mujer con la que el rey Juan Carlos reconoció estar feliz en las grabaciones del CESID
.
Octubre de 1990. El rey Juan Carlos habla, desde el móvil de su coche, con un amigo. No sabe que el CESID le está grabando y se sincera en relación a unas fotos que se habían publicado de él con la empresaria Marta Gayá.
.
http://www.lasexta.com/noticias/nacional/marta-gaya-la-mujer-con-la-que-el-rey-juan-carlos-reconocio-estar-feliz-en-las-grabaciones-del-cesid_2017031558c94a880cf2030593f66b78.html

Frente a esta ola reaccionaria destructiva global, podemos vislumbrar cierto freno.
La propia derecha, al definirse falazmente como centro, ha propiciado la aparición de una derecha aun más extrema.
A veces la Justicia, poniendo tasa a sus desmanes, como los jueces en los USA o España, a veces los propios ciudadanos como en Holanda, han logrado frenar la deriva conservadora que asoma y asola por doquier.
.
Frente a esto, ¿qué pueden hacer las izquierdas?.
Sencillamente, no estarse quietas.
Que una cosa es que hayan cambiado las formas y otra que lo haya hecho el fondo.
Y que el aumento de riqueza normal en sociedades en crecimiento no nos lleve a engaño, que ya hemos podido comprobar en las propias carnes cómo siempre hay gentes dispuestas en lograr que todo vuelva hacia atrás.

Fascinante nuestra púnica derecha de Granaderos en proceso.
El coro de ranas cantando alabanzas ha pasado ahora por el confesionario e incluso nos sorprende con una carta escrita en papel ♫ verde que te quiero verde ♫ Esperanza.
¡Cuán bella y verdadera es la frase flamenca!
¡Cómo alivia el "cante" las "penas" de los charranetes!
♫ ¡Ay, ay, ay! ♫
***
.
Granados señala a Esperanza Aguirre ante el juez de Púnica y pide que la llame a declarar
.
Desliza que sólo Aguirre pudo influir en otros miembros del Gobierno regional bajo sospecha y añade que la presidenta le impuso a sus colaboradores
.
“Que indique qué influencia pudo ejercer Granados sobre la gestión de otros consejeros; si él tenía o no la supuesta superioridad jerárquica que le atribuye la UCO", dicen los abogados del encarcelado
.
También solicita en un escrito que el juez cite a González Taboada, miembro del Gobierno de Cifuentes al que Marjaliza acusó de cobrar comisiones
.
http://www.eldiario.es/politica/Granados-Esperanza-Aguirre-Punica-declarar_0_622588859.html

Pues sí, parece que ya solo observamos la competencia entre diferentes grados de derecha.
La muy derecha y mucho derecha y la extrema derecha.
En nuestro país no sucede eso, que ya están convenientemente integradas.
Y parece que lo único que puede moderar el desenfreno ultraconservador global es la resistencia que pueda hacer la Justicia, con la que tan mal se lleva el pensa-miento reaccionario. Siempre que no la manipule, claro está.
.
Así cayó Berlusconi, derribado por jueces "comunistas".
según su interpretación, claro está.
.
Trump está viendo frenadas sus salvajadas por los jueces de los USA, mientras contribuye patiótricamente a la grandeza de su país sin pagar un centavo al fisco, no sea que lo utilicen para corromperse.
.
Trump no pagó al fisco en 20 años... y no es el único
http://www.elmundo.es/economia/2016/10/12/57fd4dc546163f48528b4694.html
.
Vamos, el procedimiento habitual en nuestras derechas salvapatrias.


El Ojo Izquierdo
Qué contentos estamos de que gane la derecha
Parece que debemos tocar las castañuelas porque el liberal Mark Rutte se quedará con el primer puesto. Claro, es que podía haber ganado ese ejemplar de fascista que es Geert Wilders, frente al que hasta Donald Trump resulta un político moderado
.
José María Izquierdo
16/03/2017 - 07:50 h. CET
.
¡Qué tiempos estos en los que se nos alegra la pajarilla porque en Holanda ha ganado un señor de derechas! Parece que debemos tocar las castañuelas porque de atenernos a los resultados de los sondeos, el liberal Mark Rutte se quedará con el primer puesto. Claro, se dirá, es que podía haber ganado ese ejemplar de fascista que es Geert Wilders, frente al que hasta Donald Trump resulta un político moderado.
.
Y nos ocurrirá igual con Francia, que daremos saltos de gozo cuando gane algún representante de la derecha, da igual cuál de ellos, porque se habrá evitado que Marine Le Pen, más fascismo, llegue al poder. Así que aquí estamos, dando palmas con las orejas porque en Europa no gobierna la ultraderecha. Solo la derecha. ¡Qué suerte!
.
El socialismo europeo –o la socialdemocracia, que tanto monta- se ha diluido como azucarillo en el líquido corrosivo del conservadurismo. También en Holanda se ha pegado un batacazo. Allí gobernaba con la derecha, y ya hemos visto el resultado: ellos ganan, la izquierda pierde.
.
¿Qué necesitan los socialistas, aquí, allí y acullá, para darse cuenta de una vez por todas que deben volver a enarbolar sus grandes banderas, la lucha contra la desigualdad, en primer lugar, para poner freno a este sedicente neoliberalismo que va a acabar con todos nosotros?
.
Contra ellos, es contra ellos, y no con ellos.
.
http://cadenaser.com/programa/2017/03/16/hoy_por_hoy/1489646130_557097.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Ángel Sánchez Harguindey

Ángel Sánchez Harguindey perteneció a la plantilla de El País desde su fundación en 1976. Fue jefe de la sección de Cultura, responsable del suplemento cultural Babelia, redactor jefe de El País Semanal, redactor jefe de la sección de Opinión y Adjunto a la Dirección.
Ha publicado el libro "Memorias de sobremesa. Conversaciones con Rafael Azcona y Manuel Vicent" (Editorial Aguilar)

Archivo

septiembre 2021

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Archivos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal